Sábado, 29 de junio de 2013

Artists tend to occupy the front lines against repression. So it comes as no surprise that the occupation of Egypt’s Ministry of Culture protesting the “Brotherhoodization” of the ministry under the leadership of Alaa Abdel-Aziz has helped drive the planned massive demonstrations against Mohamed Morsy on Sunday.

Once again, the U.S. government appears to be on the fence in Egypt, with Ambassador Anne Patterson expressing skepticism about “street action” that could result in violent protests.

“People realize that this is about the identity of Egypt,” said Hazem Azmy, a scholar active in the Culture of Ministry occupation.

With Ultras (militant soccer fans) standing by to protect the growing crowds, nightly performances are held outside the ministry, ranging from ballet to an impromptu concert by pop star Ahmed Saad that even had the police dancing.…  Seguir leyendo »

On Thursday, my students and I visited a high school here in Ghana. When the headmistress told us that her students were “losing their culture” and “becoming too Western,” we asked for an example. “Homosexuality,” she said. “To us, it is an abomination. It comes from elsewhere.”

That morning, coincidentally, President Obama was addressing the same issue at a news conference in Senegal. Asked about the U.S. Supreme Court’s recent decisions in support of gay marriage, Obama acknowledged that Africans have “different customs” and “different traditions” about homosexuality. But he went on to insist that gays should have equal rights under the law, no matter where they live.…  Seguir leyendo »

¿Se hubiera podido evitar el 11-S con el Big Data? Quizá. Dick Cheney, por poner un ejemplo, parece pensar eso. Pero planteémonos otra pregunta, mucho más provocativa: ¿Qué pasaría si el 11-S hubiera tenido lugar hoy, en la era del Big Data, haciendo prácticamente inevitable que los diecinueve secuestradores de aviones tuvieran extensos historiales digitales?

Los hermanos Tsarnaev, que pusieron las bombas en el maratón de Boston del pasado 15 de abril, pertenecen a esta nueva variedad de terroristas: ambos se sentían a sus anchas en el mundo de Twitter y de YouTube. Y algunos de los vídeos que Tamerlán, el hermano mayor, supuestamente tenía como favoritos son de naturaleza claramente extremista.…  Seguir leyendo »

Hace veinte años, cuando el monstruo de las cuatro letras se llevó lo que quedaba de su vida, era difícil imaginar un después de Severo Sarduy. Me refiero a un después de Sarduy en la literatura cubana, institución que parecía pulverizada desde la novela De donde son los cantantes (1967) y los ensayos de Escrito sobre un cuerpo (1968). La obra de Sarduy posterior a esos dos libros —las novelas Cobra, Maitreya, Colibrí, Cocuyo, Pájaros de la playa, los poemarios Flamenco, Mood Indigo, Overdose, Big Bang, Daiqurí, los ensayos Barroco, La simulación, El Cristo de la Rue Jacob, Nueva inestabiidad— fue un cuestionamiento radical de lo que hasta mediados del siglo XX se entendió por literatura cubana.…  Seguir leyendo »

La inmensa mayoría de los españoles sabe que México es un país que está en Sudamérica. Así se los han contado desde que tienen memoria y además cada día los medios de comunicación españoles, radio, televisión, periódicos y blogs, se refieren a México invariablemente como “el país sudamericano”.

Muy de vez en cuando un redactor responsable trata de enmendar el disparate y coloca a México en Centroamérica.

Basta mirar un mapamundi, o hurgar mínimamente en internet (en páginas que no sean españolas, claro) para enterarse de que México está en Norteamérica. Que este flagrante error, esta descortesía que lleva vigente unas cuantas décadas, no se corrija sino, al contrario, se perpetué cada día en los medios de comunicación, es un síntoma del escaso interés que hay en España por todos esos países que, curiosamente, provienen de aquí.…  Seguir leyendo »

Se habla mucho de la perversión del lenguaje. Ese disfrazar, encubrir o connotar el mundo que permite el lenguaje. Ese manipular la consciencia en beneficio propio. Para ello, de la disolución de la sintaxis a la corrupción de la semántica, pasando por los recursos estilísticos, todo vale. Una técnica que intenta cambiar la percepción de la realidad e, incluso, la propia realidad. Así las cosas, conviene desvelar la impostura, el fingimiento o engaño que, con frecuencia, se esconde detrás del lenguaje de los políticos. Al respecto, la reivindicación independentista desencadenada en Cataluña ha dado lugar a una neolengua digna de ser analizada.…  Seguir leyendo »

EL 1 de julio de 2013 Croacia ingresa como socio número 28 de la Unión Europea. Es el segundo de la antigua federación yugoslava que accede a la UE tras Eslovenia, que lo hizo en 2004, y el séptimo que lo hace de los nuevos países nacidos tras los cambios que se producen al finalizar la Guerra Fría con la división de la URSS, de Checoslovaquia y de Yugoslavia. De la URSS reaparecieron quince países que se habían unido al bloque soviético tras la segunda guerra mundial. Estonia, Letonia y Lituania, apoyados especialmente por los restantes estados bálticos, entraron en la Unión junto con la República Checa, Eslovaquia y Eslovenia en 2004.…  Seguir leyendo »

Quién demonios es, para nosotros, una dama por buen nombre Hannah Arendt, esposa de un tal Blücher, del que nosotros apenas sabemos nada fuera de la dedicatoria de El origen del totalitarismo? ¿Cómo enfocamos la figura de Hannah Arendt en una sociedad que no sólo vive en otra galaxia (ahora se denomina “burbuja”) sino que pertenece al terreno de la “alta cultura”? ¿Una película? ¿Dice usted una película?

Margarethe von Trotta ha rodado un filme sobre Hannah Arendt, recién estrenado entre nosotros. Un filme torpe, y es pena, porque yo recuerdo otra inmersión histórica de Von Trotta, en este caso Rosa Luxemburgo (1986), donde la protagonista era la misma actriz –inmensa Barbara Sukowa– que ahora repite en Hannah Arendt y de cuyo recuerdo guardo imágenes imborrables, como la flor en maceta que Rosa intenta hacer prosperar en la cárcel, antes de que la liquiden.…  Seguir leyendo »

Andaba yo por São Paulo y Porto Alegre hablando de mi libro sobre indignados en el mundo cuando surgió el movimiento que sacude Brasil. Espontáneo como todos los demás, sin líderes como todos los demás, sorprendiendo a políticos y analistas como todos los demás. Originado en internet y tomando calles en más de 90 ciudades para hacerse valer. La pancarta que abría la manifestación de Río de Janeiro decía “Somos las redes sociales”. A lo que añadía otro manifestante: “Salí de Facebook y ahora estoy en la calle”. “Ven, vamos para la calle. Puedes ver que la fiesta es tuya”, cantaban las gentes apropiándose una canción publicitaria relativa a la Copa Confederaciones.…  Seguir leyendo »

Before my family was expelled from Bhutan, in 1992, I lived with my parents and seven siblings in the south of the country. This region is the most fertile part of that tiny kingdom perched between Tibet and India, a tapestry of mountains, plains and alpine meadows. Our house sat in a small village, on terraced land flourishing with maize, millet and buckwheat, a cardamom garden, beehives and enough pasture for cows, oxen, sheep and buffaloes. That was the only home we had known.

After tightening its citizenship laws in the mid-1980s, Bhutan conducted a special census in the south and then proceeded to cast out nearly 100,000 people — about one-sixth of its population, nearly all of them of Nepalese origin, including my family.…  Seguir leyendo »

On Monday, Croatia becomes the 28th country to join the European Union, its accession seen in Brussels as a triumph of the European project. An authoritarian country riven by conflict, where war criminals once operated with impunity, has been transformed. Despite the euro crisis, the Union’s “magnet effect” is still widely regarded as having the capacity to change wayward nations into states that follow liberal European norms.

Yet, while accepting that Croatia has made great strides in overcoming war and authoritarianism, there are compelling reasons why the country’s admission could be premature. Widespread political and economic corruption persist, and its courts often show an overly lax attitude toward due process.…  Seguir leyendo »