Domingo, 9 de marzo de 2014

Alrededor del mundo, existe un gran entusiasmo por el tipo de innovación tecnológica que se simboliza en el Valle del Silicón. Según esta forma de ver las cosas, el ingenio de los Estados Unidos es su verdadera ventaja comparativa, ventaja que otros se esfuerzan por imitar. Sin embargo, existe también un enigma: es difícil detectar los beneficios de esta innovación en las estadísticas del PIB.

Lo que ocurre hoy en día es análogo a los avances de tuvieron lugar hace algunas décadas atrás, a principios de la era de las computadoras personales. En el año 1987, el economista Robert Solow – galardonado con el Premio Nobel por su trabajo pionero sobre el crecimiento – se lamentaba indicando que: “Se puede ver la era de las computadoras en todas partes, menos en las estadísticas de productividad”.…  Seguir leyendo »

Una de las primeras mañas que se aprenden en el vientre de la bestia es la de subir a por aire cuando lo hace la ballena. Es un deporte de alto riesgo pero yo no podía faltar a la cita del 11-M.

Te introduces por los pulmones cavernosos del cetáceo, pasas a la cavidad frontal, cruzas su enorme saco de esperma y sales al exterior por el canal nasal izquierdo, contiguo al espiráculo. Es como irrumpir sobre la resbaladiza superficie de un submarino. Como esbozar el más efímero streaking en un derbi. Apenas tienes medio minuto de margen para volver al redil antes de que se produzca la siguiente expulsión de cuatrocientos litros de aire en un segundo.…  Seguir leyendo »

Ningún suceso ha dividido tanto a la sociedad española como el atentado del 11-M.

Cuando los terroristas asesinaron brutalmente a casi 200 personas que iban a trabajar o a sus centros de estudio, a las 07.40 horas de la mañana de aquel inolvidable 11 de marzo, en España los dos principales partidos, el PP, que entonces gobernaba, y el PSOE, liderado ya por Zapatero, tenían vigente el pacto por las libertades y contra el terrorismo.

Ese acuerdo, impulsado por el secretario general del PSOE, permitió un avance sustancial en la lucha contra ETA, con el hito de la ilegalización de Batasuna.…  Seguir leyendo »

La idea de ir de un lugar a otro anima a la literatura desde milenios atrás. Tras los diez años que dura la guerra de Troya, Ulises se embarca de regreso a la isla de Ítaca, donde lo esperan su esposa y su hijo. Quiere llegar lo más pronto posible, sin interrupciones, pero son las interrupciones las que hacen que aquel viaje dure otros diez años. Sin los obstáculos que se presentan a cada paso, no habría historia que contar, y no existiría la Odisea.

Para que haya historia, el viaje tiene que empezar. Cuenta Plutarco que Pompeyo Magno se enfrentaba a la situación de que los marineros de su armada no querían hacerse a la mar por la manera tempestuosa en que aquella se encrespaba, y entonces los arengó, y una de las frases de esa arenga ha quedado para siempre: “Navegar es necesario, vivir no es necesario”.…  Seguir leyendo »

Hace ya cuatro semanas que los estudiantes venezolanos comenzaron a protestar en las calles de las principales ciudades del país contra el Gobierno de Nicolás Maduro y, pese a la dura represión —20 muertos y más de 300 heridos reconocidos hasta ahora por el régimen, y cerca de un millar de detenidos, entre ellos Leopoldo López, uno de los principales líderes de la oposición—, la movilización popular sigue en pie. Ha sembrado Venezuela de “Trincheras de la Libertad” en las que, además de universitarios y escolares, hay ahora obreros, amas de casa, empleados, profesionales, una ola popular que parece incluso haber desbordado a la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), la organización sombrilla de todos los partidos y grupos políticos gracias a los cuales Venezuela no se ha convertido todavía en una segunda Cuba.…  Seguir leyendo »

«Cuatrocientos años después de su muerte, podemos seguir disfrutando de sus modernísimos lienzos. A Picasso le atrajo su radical modernidad. Si bien, antes hubimos de leer los juicios más disparatados: que si sufría, dada la distorsión de sus figuras, de astigmatismo. ¿Nos habríamos atrevido a descalificar hoy las adelgazadas figuras andantes de Giacometti, las manzanas de Cézanne o los bodegones de Morandi por no ser reales?

Minos, primer soberano de Cnosos, transcurridos según parece algunos miles de años, pues los mitos se resisten al cómputo temporal de los humanos, se había cansado de su labor como juez de los muertos. El que fuera rey de Creta –hijo de Zeus y Europa– aburrido de impartir justicia sentado en su trono con un cetro de oro en la mano, estaba decidido a hacerse perdonar por el iracundo Poseidón.…  Seguir leyendo »

Uno de los instintos más elementales es el que nos impele a dar la mano a un náufrago. Pero si a ese buen samaritano se le proporciona un sueldo, un uniforme y las órdenes pertinentes, no lo duden: disparará contra el náufrago.

Lo que realmente nos deja perplejos de los hechos de Ceuta no es tanto el número de víctimas, o el tenebrismo escénico de las imágenes, sino algo más íntimo, denigrante: la falta intrínseca de humanidad. Ante un ser humano que se debate entre las olas nadie se pregunta quién es o qué hace ahí. De hecho, estoy seguro de que la inmensa mayoría de nosotros daría la mano a un náufrago aunque en él reconociera, por decir algo, a un Millet o un Urdangarin.…  Seguir leyendo »

California is now in the midst of the third year of one of its worst droughts on record. As our planet gradually warms from our rampant burning of fossil fuels, it’s only natural to wonder what role climate change has played in California’s troubles.

The answer is this: At present, the scientific evidence does not support an argument that the drought there is appreciably linked to human-induced climate change.

The drought has many attributes of historical droughts over that region — in particular, a lack of storms and rainfall that would normally arrive from the Pacific Ocean with considerable frequency. It resembles the droughts that afflicted the state in 1976 and 1977.…  Seguir leyendo »

Over the past two weeks, residents of Kiev have lived through its bloodiest conflict since the Second World War, watched their reviled president flee and a new, provisional team take charge, seen Russian troops take control of part of the country, and heard Russia’s president, Vladimir V. Putin, assert his right to take further military action. Yet the Ukrainian capital is calm.

Revolutions often falter on Day 2, as Ukraine has already bitterly learned twice — once after the 1991 collapse of the Soviet Union and then again in 2005 after the Orange Revolution. That could happen again, but the new revolution is enjoying a prolonged honeymoon, thanks to Mr.…  Seguir leyendo »