Lunes, 16 de junio de 2014

There is an old Jewish joke about a man who went to see his rabbi. “I have a wife and five children and we all live in one small room and I can’t afford to support them. Please pray to God to help me.”

The rabbi asked him to come back the next day. When the man arrived, he found the rabbi holding a goat.

“The Lord commands you to take this goat home with you,” he was surprised to hear the rabbi say.

The man complied, but a week later, he went back to complain about the goat. The rabbi counseled him to be patient until the Lord sent a new command.…  Seguir leyendo »

Joseph “Sepp” Blatter, the ambitious president of FIFA, must be pulling his few remaining hairs out of his head because his dreams of taking the so-called Beautiful Game to world sports domination are turning to nightmares. New squalid facts, claims and rumors are emerging every week suggesting that the game may be beautiful but some of its leading figures are too close to dark and shadowy criminal forces.

In Brazil, you might think there would be general rejoicing. Brazil is described as the spiritual home of soccer because of the exhilarating talent of its players. Brazil is the host of the World Cup that kicked off Thursday, and most pundits predict that Brazil will pick up its sixth World Cup championship when the final is played on July 13.…  Seguir leyendo »

Caben pocas dudas de que la crisis de la economía española se ha producido y reflejado en todos sus sectores, pero especialmente en el sistema productivo, en el sistema financiero y en el sector público. Nuestra crisis aparentemente se inició por la explosión de la burbuja inmobiliaria, pero se encontraba ya larvada en el sistema productivo. A partir de ahí se extendió con rapidez a los otros dos ámbitos, impulsada además por el cierre de los mercados financieros internacionales y por desastrosas políticas interiores de gasto público y de rebajas impositivas en momentos inadecuados. La historia es bien conocida pero hay que recordarla para entender mejor donde nos encontramos hoy, cuando los datos económicos comienzan a ser mejores.…  Seguir leyendo »

En 2008 Dennis Gansel llevó a la pantalla con La ola un hecho real. Un profesor ególatra y autoritario plantea un experimento con sus alumnos para mostrar en el ámbito de una clase como surge “la autocracia”. Desbordado por la dinámica de agresividad y violencia asumida por los estudiantes, percibe tarde la inminencia del final trágico, al convertirse el movimiento en la plataforma para una dictadura.

Los ingredientes que dan forma a una mentalidad totalitaria son cuidadosamente individualizados en La ola: a) una ideología simple y maniquea que permite la designación del otro como enemigo; b) la formación de un grupo altamente cohesionado, en torno a unos signos identitarios; c) la existencia de un líder carismático, que fija los objetivos de la acción y detenta los mecanismos de control y vigilancia; d) la pretensión de ser reconocidos como únicos representantes legítimos de su colectivo, y e) el recurso a la violencia —física, verbal— para eliminar a opositores y disidentes.…  Seguir leyendo »

Azar y necesidad en el liderazgo progresista

Lo peor no es el daño provocado por el espectáculo de una horse race, jaleada con fruición por los medios. Ni lo más preocupante, aún siéndolo mucho, la juventud, sin experiencia relevante de gestión, de la mayoría de los candidatos, tan bienvenida por los consultores políticos, quienes prefieren modelar a un pretendiente tabula rasa, que no ha ofendido a ningún grupo social, que no haya cambiado nada. Lo más inquietante es que el único partido progresista que puede gobernar, el único que se puede interponer entre el PP y su asentamiento definitivo en el poder, se juega su futuro en la improvisación de los candidatos al liderazgo, la aleatoriedad del proceso de renovación del mismo y la entropía de su ideología.…  Seguir leyendo »

«La pregunta que debemos hacernos no es si Estados Unidos va a ejercer el liderazgo, sino cómo va a hacerlo, no solo para proteger nuestra paz y prosperidad, sino para extenderlas por todo el mundo”. Así habló el presidente Obama recientemente, en medio de gran expectación, sobre el futuro de la política exterior estadounidense. Aunque hay, tanto dentro como fuera del país, quienes están satisfechos de que Estados Unidos intervenga menos, otros quizá se alegren de oír la promesa de Obama de que va a seguir existiendo ese liderazgo que solo una superpotencia mundial puede proporcionar. Es necesario un líder para hacer respetar las normas, imponer acuerdos y garantizar la seguridad que permite tener estabilidad geopolítica y económica.…  Seguir leyendo »

La sucesión a la Corona es un tiempo de doble renovación: cambia el país y cambia también el Príncipe que se convierte en Rey. Los ritmos de la transformación son desiguales: el país empieza a mudar lenta y sutilmente, el nuevo Rey se transforma desde el momento mismo en que ciñe la corona, y el cambio es siempre a mejor. Cuando los vectores de la historia, la responsabilidad y la soledad convergen sobre la persona del monarca recién proclamado, los efectos son siempre positivos. Shakespeare, que tiene historias para todas las situaciones, cuenta en dos de sus mejores dramas patrióticos la del joven y disoluto príncipe Harry, quien, tras la muerte de su padre, abandona las malas compañías y pasa a ser el gran Rey de Inglaterra Enrique V.…  Seguir leyendo »

La abdicación de Don Juan Carlos y los días que han exigido los trámites para la proclamación del Príncipe de Asturias como nuevo Rey de todos los españoles han tenido el efecto, probablemente no deseado, de reabrir el viejo debate monarquía-república. Un debate muy antiguo, sobre el que está dicho todo desde hace decenios, y que los españoles habíamos zanjado en 1978 con la Constitución del consenso y de la concordia.

Pues bien, reabrir ese debate –de todos los debates siempre sale algo bueno– ha tenido el beneficioso efecto de volver a sopesar los pros y los contras de la decisión de los constituyentes del 78 y ha servido para hacer un balance del reinado del Rey Juan Carlos y también para que los desmemoriados y los ignorantes repasen la historia de la II República, que, se pongan como se pongan los que no la han estudiado y los sectarios irredentos, fue un rotundo fracaso y uno de los periodos más tristes de la historia de España.…  Seguir leyendo »

De repente, tenemos la sensación de que todas las instituciones han envejecido. Las paredes maestras de nuestra vida pública se derrumban. Los grandes partidos se hunden. El presidente del Barça huye, el rey abdica, Rubalcaba abandona, Duran tiembla, Navarro dimite, pero la instrucción de Millet y Bárcenas nunca termina. Estos pícaros simbolizan el fracaso moral de una época que empezó cargada de grandes esperanzas, pero que ya sólo deja malestar, hastío y agresividad.

En la acera opuesta, avanzan los que se sienten perjudicados por el envejecido sistema. Son los jóvenes que ayer se indignaban y ahora abanderan unas ideas revolucionarias que se dieron por superadas.…  Seguir leyendo »

Los espectaculares resultados de las elecciones europeas merecen análisis y evaluaciones muy esmeradas. En Catalunya el espacio por el derecho a decidir se ha consolidado. Pero estos resultados no sólo no trastocan las siguientes consideraciones, sino que, en mi opinión, las hacen más pertinentes.

Si recordamos el debate del Congreso sobre el referéndum (8/IV/14), no podremos por menos que coincidir con las palabras del president Mas: “No ha sido un punto final, pero sí un gran punto y aparte“. Las posiciones de las diferentes fuerzas políticas fueron bien claras. Lo vimos, y cada uno se ha formado su criterio.…  Seguir leyendo »