Domingo, 22 de junio de 2014

Pequeños Anales de Diecisiete Días

«A 31 de marzo de este año de 1621 a las nueve de la mañana, la majestad del Rey don Felipe III pasó a mejor vida que en los justos y santos tiene más corteses nombres la muerte». Así comienzan los Grandes Anales de Quince Días, obra maestra inconclusa, en la que Quevedo glosa los prometedores inicios del reinado de Felipe IV.

Cuatro siglos después sobra la aclaración eufemística. No sabemos los detalles de esa «mejor vida» que Juan Carlos I tiene la intención de emprender, pero todo indica que no va a estar orientada a apresurar su abrazo con la fría y desdentada parca.…  Seguir leyendo »

«Vengan senadores y congresistas, contesten las llamadas / No se queden parados en las puertas / No bloqueen los pasillos / Porque el daño lo sufrirá el que se quede parado / Hay una batalla afuera y está empeorando / Esa batalla pronto moverá las ventanas y hará vibrar las paredes… / Porque los tiempos están cambiando».

Hace ahora 50 años, Bob Dylan armado con su armónica y su guitarra acústica, daba la voz de alarma a los poderes establecidos que no se habían dado cuenta de que en la sociedad había un movimiento en marcha protagonizado por una nueva generación.…  Seguir leyendo »

El 2014 no es solo el año del Mundial en Brasil. También se cumplen 50 años del golpe militar que nos arrebató la democracia a los brasileños. Yo nací durante la dictadura y llegué a la adolescencia justamente cuando el país despertaba de una pesadilla que duró 21 años. La democracia me tomó por sorpresa, no sabía qué significaba ni por qué era tan importante. Mi padre me explicó que la democracia se aprende poniéndola en práctica y si no estamos acostumbrados a ejercerla de manera activa, es posible que nos la terminen quitando. Lo cierto es que en Brasil, incluso cuando aún estábamos en dictadura, se puso en práctica la democracia.…  Seguir leyendo »

El Derby del destino manifiesto

Las cifras redondas nos producen una pueril satisfacción pero en ocasiones dan motivo para una no menos pueril melancolía. El Derby del 2014 hace el cuarenta de mi lista personal de asistencia ininterrumpida al gran evento hípico. Si como aseguraba Engels hay un salto de la cantidad a la cualidad, esta cita anual ya no debe ser para mí simple muestra de mi afición sino otra cosa. ¿Cuál? Ni idea. Prefiero no pensarlo. Creo que en el pasado me dije o dije a otros que seguiría yendo a Epsom hasta el Derby número cuarenta y ahí lo dejaría. Pero la longevidad me ha hecho cambiar de opinión (aquel veterano músico de jazz, borracho y mujeriego, que cuando cumplió inopinadamente ochenta años reunió a los amigotes en otra fiesta salvaje y les confesó: “Chicos, si llego a saber que voy a vivir tanto me hubiera cuidado un poco más”).…  Seguir leyendo »

Resulta extraño que los detractores de la Monarquía no hayan criticado el estilo literario de la abdicación de Juan Carlos I. No sería bueno que los republicanos de hoy, algunos muy leídos, descuidasen, al contrario que los de antaño, la gramática. Lo cierto es que el boletín difundido el lunes 2 de junio no era, en general, una pieza de redacción de gran relieve (“ilusionante tarea”), llamando la atención sobre todo la frase concerniente a la decisión expresa del Monarca de “poner fin a mi reinado y abdicar la Corona de España”. La expresión sonó mal al ser oída, y no por culpa del Rey, que tuvo una de sus intervenciones televisivas más airosas.…  Seguir leyendo »

Washington, 20 de enero del año posterior a unas elecciones. Enfrente del Capitolio un nuevo presidente norteamericano jura su cargo. Están presentes el presidente saliente y los miembros de las Cámaras, tanto demócratas como republicanos. Una multitud llena la explanada. La orquesta interpreta el himno de los Estados Unidos; se hace el silencio y todos, el presidente, los congresistas y la multitud, cantan el himno y se llevan la mano al corazón en señal de respeto. Todos, unidos, dan testimonio con sus voces de que son americanos, que aceptan el pasado que los une, y que desean lo mejor para su nación en el futuro.…  Seguir leyendo »

Irak y Siria, dos estados árabes, se descomponen ante nuestros ojos. Níger, Malí y Nigeria están desestabilizados por unas milicias islamistas. El régimen argelino solo se mantiene gracias a la represión militar. De la Primavera Árabe solo sobrevive Túnez, cuya cultura es tanto mediterránea como árabe-musulmana. ¿Lleva el islam en su interior un gen destructor que impide avanzar hacia la libertad política y el progreso económico? ¿Acaso los musulmanes solo pueden elegir entre la restauración de un califato mítico y la dictadura militar?

¿Es el islam la única causa explicativa? No es tanto el islam en sí el que imposibilita cualquier evolución, sino una de sus interpretaciones, específica del mundo árabe.…  Seguir leyendo »

El proceso soberanista sigue acreditando su capacidad destructiva en Catalunya. Al sustituir el catalanismo transversal por el secesionismo encubierto en el llamado derecho a decidir, se ha fisurado a la sociedad catalana y resquebrajado su sistema de partidos. La CiU de ahora no es la de antes del órdago soberanista, ni lo es la izquierda en general ni el PSC en particular. La “voluntad de ser” de Catalunya -según feliz expresión de Vicens Vives- se ha llevado al extremo de aspirar a la secesión de España obviando la implosión del Estado si tal propósito se llevase adelante por las malas. Pero parece no haber contado que también podría descoyuntar Catalunya.…  Seguir leyendo »

For England fans, last week was all about the traditional World Cup Groundhog Day. Same old story, then? For England maybe. But for the World Cup and Fifa, the competition in Brazil is beginning to look like a turning point where popular discontent at the profligacy with state funds and avarice could have far-reaching consequences.

For me, the most striking image of the tournament so far has been the shot of Brazil’s president, Dilma Rousseff, celebrating one of the Seleção’s goals against Croatia during the opening game in São Paulo’s Itaquerão stadium. She was not in pride of place halfway up the middle of the stadium, but almost hidden at the back of an executive box.…  Seguir leyendo »

Alejandro Hernández Pacheco, a cameraman, was abducted and tortured by drug traffickers. He was granted asylum in the United States in 2011. Credit Ivan Pierre Aguirre for The New York Times

On June 20, 2011, in Veracruz, Mexico, Miguel Ángel López Solana arrived home to find that his brother, mother and father had been murdered. Both sons were photojournalists at the newspaper where their father was a columnist, writing about crime and political corruption. Within a month, another journalist at the paper was decapitated. A year later, four more journalists were murdered there in a single week. It’s not clear why they were killed, but Mr. López wasn’t going to wait around to find out.

“I just ran away, I ran away, I ran as far as I could, to where I could get lost in the black of night,” Mr.…  Seguir leyendo »

There is a time for weighing evidence and a time for acting. And if there’s one thing I’ve learned throughout my work in finance, government and conservation, it is to act before problems become too big to manage.

For too many years, we failed to rein in the excesses building up in the nation’s financial markets. When the credit bubble burst in 2008, the damage was devastating. Millions suffered. Many still do.

We’re making the same mistake today with climate change. We’re staring down a climate bubble that poses enormous risks to both our environment and economy. The warning signs are clear and growing more urgent as the risks go unchecked.…  Seguir leyendo »