Lunes, 4 de agosto de 2014

Here we go again, and this time the panic is on steroids. The Ebola sickness is a horrific disease, and the virus that causes it is lethal and fast-moving. But the way much of the media, which is also lethal and fast-moving, covers the outbreak is even more horrific, spreading misinformation, fear and panic faster than a speeding bullet.

You might think we’ll all be dead by Thursday next. Ebola joins AIDS, SARS, MERS and avian flu that were supposed to have accomplished wipeout by now. Ebola is a dark word, redolent of sorcery and reeking of mystery, a word that rolls easily off the tongue, and it’s short enough to fit neatly into a headline.…  Seguir leyendo »

After an absence of 90 years, the ancient institution of the caliphate roared back into existence on the first day of Ramadan in the year 1435 of the Hegira, equivalent to June 29, 2014. This astonishing revival symbolically culminates the Islamist surge that began 40 years ago. A Western analogy might be declaring the restoration of the Hapsburg Empire, which traced its legitimacy to ancient Rome.

Whence comes this audacious move? Can the caliphate last? What will its impact be?

For starters, a quick review of the caliphate (from the Arabic “khilafa,” meaning “succession”): According to canonical Muslim history, it originated in the year 632, on the death of the Islamic Prophet Muhammad, then spontaneously developed, filling the nascent Muslim community’s need for a temporal leader.…  Seguir leyendo »

In the 1980s, when there was only one state-run television channel in Bangladesh, a Philips advertisement became very popular. In the advertisement, a family is eating dinner, but the light in the room is so dim they can’t pick out the bones in their fish. The mother asks her son to go and fetch another bulb. Suddenly, the modest clay-walled kitchen is illuminated in a bright yellow glow. The man smiles widely and says, “Macher raja ilish, ar batir raja Philips!” Which means, the king of fish is the ilish, and the king of light is Philips.

It may seem strange to use fish to sell light bulbs, but one can never underestimate a Bengali’s love of the thin-boned ilish — a strong-smelling member of the herring family, notoriously difficult to eat but considered a treasured delicacy.…  Seguir leyendo »

Russian and Western perspectives on the crisis in Ukraine are bound to diverge, but the tragedy of Malaysia Airlines Flight 17 should bring us together. This is not only because we can appreciate and feel saddened by the scale of the human loss, but also because the incident is a harbinger of the wider danger we are in. Of profound concern is the possibility of an unintended escalation of the conflict in eastern Ukraine to a direct NATO-Russia military confrontation. To avoid such a development, policy makers need to relearn some important crisis management lessons from history.

Just consider that even before the Flight 17 disaster, we had seen a huge deterioration in mutual trust between Russia and the West.…  Seguir leyendo »

«El timbre inconfundible de la verdad humana» creyó reconocer un Antonio Machado de 13 años en Pablo Iglesias Posse al escucharlo por primera vez. Era el año 1889. «Parece que es verdad lo que ese hombre dice», rememoraba el poeta. No hay mejor cualidad para un político que despertar en los demás la certeza de que la verdad acompaña a sus palabras. Los socialistas hemos reconocido esa calidad en Pedro Sánchez y, también por esa razón, acabamos de otorgarle mayoritariamente, y con el voto directo de los militantes, el liderazgo del PSOE.

La verdad y la política no pueden sino estar íntimamente unidas.…  Seguir leyendo »

Sin concluir las hostilidades en Gaza; sin que haya terminado aún la contabilidad de víctimas y destrozos; aumentando cada día las cifras de muertes palestinas, de manera muy especial, pero también las de víctimas israelíes; ineficaces todos los esfuerzos de pacificación, con treguas intermitentes, rechazadas o efímeras, con el horror por el elevadísimo número de niños caídos, parece todavía difícil dilucidar si esta vez Israel disponía de una estrategia para la actuación y para la salida del conflicto, en lo que ya se percibe como su mayor revés militar registrado desde su intervención en Líbano, en el verano de 2006, o la quiebra más importante para su democracia y su pluralismo.…  Seguir leyendo »

España va bien

«España va bien” fue el eslogan que imperó durante los ocho años de las legislaturas populares —1996- 2004— cuando España crecía más que sus socios en términos reales, aumentaba la ocupación y reducía su déficit público. Si midiéramos el éxito económico por esas mismas variables, España no solo siguió bien, sino que fue aún mejor durante la siguiente legislatura socialista cuando consiguió la tasa de paro más baja de la democracia, unos niveles de inversión espectaculares, tres años de superávit presupuestario, y la proporción de deuda pública sobre el PIB más baja de los grandes países desarrollados. El Reino de España consiguió entonces la mejor calificación posible —tres triples A— por parte de las tres agencias de rating, lo que no se había conseguido antes, ni se ha conseguido después.…  Seguir leyendo »

El escándalo no podía llegar en un momento más desafortunado para el nacionalismo catalán. A escasos días de la reunión Mas-Rajoy y en la antesala de un eventual referéndum sobre la independencia, Jordi Pujol se vio obligado a admitir que fue titular durante décadas de cuentas secretas en paraísos fiscales. El terremoto político que vive Cataluña estos días deja en el aire la incógnita sobre si el escándalo Pujol puede acabar perjudicando el proceso soberanista catalán. A tenor de la enorme conmoción que sufre la opinión pública, podría pensarse que efectivamente ocasionará unos efectos de gran calado. No obstante, existen indicios de que el escándalo Pujol no acabará representando un revés mortal al proceso.…  Seguir leyendo »

«Ya la distancia entre los dos abierta…». El verso con el que Luis Cernuda recordaba la España añorada en el exilio podría ser pronunciado por todos aquellos que durante más de treinta años han creído en Jordi Pujol. Y digo bien: quienes creyeron. Porque el caudillo del nacionalismo catalán nunca permitió que con su persona o su liderazgo se estableciera una relación normal, basada en el respeto a su cargo, en la valoración de sus aptitudes o en la adhesión a sus principios. Todo eso se daba por añadidura, todo eso se sumaba a lo que ha resultado esencial para comprender los mecanismos con los que se construye una comunidad según el manual de instrucciones del orden nacionalista.…  Seguir leyendo »