Domingo, 21 de septiembre de 2014

Carta de Néstor, rey de Pilos, a Rosa Díez

Querida Rosa:

Permíteme que me presente. No me conoces pero tal vez mi nombre te suene. Aunque han pasado nada menos que 28 siglos, Homero me hizo famoso en la Ilíada. Si tienes una edición por casa me encontrarás ya desde el Canto I cuando intervengo para intentar zanjar la disputa entre Agamenón y Aquiles: «He aquí que se levanta el armonioso Néstor, excelente agoreta de los pilios. Y de su lengua fluía la palabra, dulce como la miel».

No puedo quejarme de cómo me trató el sublime ciego de Quíos. Algunos eruditos me presentan como un vanidoso megalómano, contando siempre batallitas.…  Seguir leyendo »

¿Han desaparecido nuestros problemas con la clara victoria del ‘no’ en el referéndum de Escocia? ¿Será suficiente ese jarro de agua fría al independentismo para congelar las pretensiones secesionistas de Artur Mas y Oriol Junqueras?

Quien piense que la derrota de Salmond -¡qué ejemplo le ha dado a Mas con su dimisión!- es la vacuna definitiva contra los movimientos nacionalistas que ponen en peligro el proceso de construcción europea se equivoca.

Londres ha ganado tiempo. La UE ha ganado tiempo. Nada más.

Lo que ocurre en Escocia, como lo que está pasando en Cataluña, es la confluencia de un proceso de rechazo a la globalización, a la uniformidad en busca de la identidad propia, con el hartazgo hacia las políticas de recortes obligadas por una durísima recesión económica.…  Seguir leyendo »

Para quienes dudan del poder de la literatura para influir dramáticamente en acontecimientos políticos de gran magnitud, basta con invocar hoy la sombra de Robert Burns, el imperecedero poeta escocés del siglo XVIII. Se podría aventurar que si no fuera por su voz perdurable y sonora y recurrente, el voto por la independencia que sus compatriotas acaban de rechazar por un margen de algo más de diez puntos hubiera sido mucho mayor. Incluso es posible que, sin sus poemas, no se hubiese llevado a cabo referéndum alguno.

Burns goza de ubicuidad en su tierra nativa, todavía labrando las modulaciones y sueños y lengua de cada hombre y mujer de Escocia.…  Seguir leyendo »

La democracia directa, aquella por la que los ciudadanos no delegan su representación sino que ejercen directamente la decisión política, era la originaria en Atenas, pero resulta de imposible aplicación como sistema de gobierno en la complejidad de los Estados modernos. En la actualidad, la democracia es la representativa.

La democracia directa ha quedado limitada, salvo excepciones como la de Suiza, a los pequeños núcleos de población (el sistema de «concejo abierto» de nuestro derecho municipal) y a los referendos sobre decisiones de máxima importancia.

Ahora bien, lo que resulta indiscutible es que, salvo el caso de los convocados, con normas creadas adhoc, por un «Comité Revolucionario» o una «Junta Militar», buscando la legitimación democrática de la ruptura de la legalidad precedente, un referéndum o cualquier consulta política de otro nombre, tiene que someterse, en el fondo y en la forma, a las normas jurídicas vigentes, si no quiere parecerse a un golpe de estado.…  Seguir leyendo »

At 4 a.m., still dark, Ekapop Luara, aka Tang Acheewa, hurriedly packed his suitcase and left Sihanoukville, a town in Cambodia. The next destination was unknown. But he knew he had to run to avoid being captured by agents of the Thai military. Since Thailand’s coup of May 22, Ekapob has been hunted by the junta. The charges against him: being anti-coup and committing lèse-majesté.

Ekapop is among a number of Thai fugitives seeking refuge in Thailand’s neighboring countries. By now, it is clear that Ekapop is hiding somewhere in Cambodia. He is under the protection of the Cambodian office of the United Nations High Commissioner for Refugees (UNHCR).…  Seguir leyendo »

Sad Dads in the Empty Nest

My mother-in-law called the other day to see how I was doing. My husband and I had just taken our daughter — our firstborn — to college, renting a giant Lincoln Navigator to transport the requisite duffel bags and notebooks and drawer units and bedding and mini-fridge and Keurig. Now we were home, contemplating her room and the beloved detritus of her childhood — old snow pants, dog-eared Pendragon books, corkboard photo collages — and my mother-in-law wanted to make sure I was holding up.

“I know how hard it is,” she said, sympathetically, “on a mother.” I appreciated the gesture, but was surprised that she thought I was the only parent feeling emotional about Anna’s departure.…  Seguir leyendo »

Climate Realities

On Tuesday, world leaders will converge at United Nations headquarters in New York for a summit meeting on the climate that will set the stage for global negotiations next year to reduce greenhouse gas emissions and the threat of global climate change. The summit is titled “Catalyzing Action,” a decidedly hopeful characterization.

I wish I were so hopeful.

It is true that, in theory, we can avoid the worst consequences of climate change with an intensive global effort over the next several decades. But given real-world economic and, in particular, political realities, that seems unlikely.

There are emerging hints of a positive path ahead, but first let’s look at the sobering reality.…  Seguir leyendo »

La negativa muy holgada de los escoceses a separarse del Reino Unido ha coincidido aquí con la consunción del proceso soberanista catalán. Son episodios políticos que pueden leerse e interpretarse conjuntamente pero sin la simplificación que, habitualmente, tiende al sectarismo. Todos tienen argumentos confortables para llevar el agua a su molino, pero un análisis con proyección política y de futuro huye de la complacencia con los argumentos propios e indaga en el contenido aleccionador de los hitos históricos. Como ciudadano, me inquieta -y lo subrayo porque a muchos otros también les sucede- que del no escocés y de la imposibilidad jurídica y política de la consulta que pretenden los independentistas en Catalunya se derive un sentimiento de fracaso en los que han perdido en este trance, o, peor aún, que alguien con capacidad representativa bosqueje un discurso humillante para ellos.…  Seguir leyendo »

The narrow victory of the left-leaning Social Democratic Party in Sweden’s elections last Sunday marked a broad shift in its politics. But a new coalition government is unlikely to reconsider one of the country’s most challenging policies: its response to the Syrian civil war. Sweden has taken an open-door approach to people fleeing the conflict, accepting more Syrians than any other European country.

Never mind that Sweden has double-digit youth unemployment. That there have been riots in immigrant neighborhoods in Stockholm. That there is a severe housing shortage for new arrivals. Or that the Swedish Migration Board, which handles asylum seekers, needs a drastic budget increase — almost $7 billion — to cover soaring costs over the next few years.…  Seguir leyendo »

Tres hurras por Escocia

Me pasé casi toda la noche entre el 18 y el 19 de septiembre prendido del televisor y, raspando las seis de la mañana, cuando la BBC pronosticó que el no a la independencia ganaría el referéndum por más del 10% de los votos, me puse de pie y, en la soledad de mi escritorio, lancé tres estentóreos hurras por Escocia.

Viví muchos años en Gran Bretaña, que me sigue pareciendo el país más civilizado y democrático del mundo, y estaba convencido de que la desaparición de esa nación de cuatro naciones que es el Reino Unido hubiera sido una catástrofe no sólo para Inglaterra y para Escocia, sino para Europa, donde aquella secesión hubiera alentado los movimientos separatistas e independentistas que pululan por toda la geografía europea —en España, Italia, Bélgica, Francia, Polonia, Letonia y varios más— y que, de prevalecer, darían un golpe de muerte a la Unión Europea y retrocederían al continente que inventó los derechos humanos, la democracia y la libertad a la prehistoria de las tribus, las fronteras y el ensimismamiento cultural.…  Seguir leyendo »