Martes, 28 de octubre de 2014

Last week Jennifer Mumaugh and A. J. McDaniel became the first same-sex couple to marry in Wyoming. They celebrated their union in Cheyenne, just miles away from where Matthew Shepard was left to die only 16 years ago. Wyoming thus became the 32nd state to allow gay marriage — explicitly or, by refusing to appeal court decisions, implicitly. Alaska. Arizona. Idaho. All have fallen this month.

These are great advances, and there is no question that those who believe in marriage equality must be vigilant in protecting them. But as engaged as the gay community and civil rights activists have been in the fight for marriage equality, we have lost ground on the fight that so intensely galvanized the gay community to begin with: H.I.V.…  Seguir leyendo »

Ebola virus has landed several times in the United States and at least twice has spread to health care workers.

Given the terrible and extensive spread of Ebola in West Africa, more cases in travelers or health workers would not be surprising. Disease has spread in this manner since the times of plague, and sadly there will be more cases.

Despite the identification of Ebola and related viruses nearly 50 years ago, we doctors still don’t know the best therapies for people who have been infected. But with disease raging, we urgently need to learn the most effective ways to quickly treat critically ill people, not only to stem the tide of disease in the United States, but on behalf of the whole world.…  Seguir leyendo »

In North Korea’s utopian society, the very words «human rights» do not need to exist — because it’s so perfect, the regime maintains.

The North Korean regime controls and monitors the usage of the very words. The concept is not even taught. I had never even heard of the term «human rights» when I was in North Korea.

It also strongly denies the existence of the political prison camp system throughout the country.

It maintains this position even though I was born in the most infamous, political prison camp in North Korea: Camp 14. Even now, there are people who are born into a life of an inmate in a political prison camp.…  Seguir leyendo »

El dilema de nuestra regeneración

Aunque la cuestión catalana ha desviado la conversación pública del problema que la venía ocupando durante los últimos años, o sea, el debate sobre cómo arreglar la sociedad española, escándalos como el de las tarjetas negras de Caja Madrid lo reviven sin dificultad, devolviéndonos a la casilla de salida: ¿por qué estamos donde estamos y cómo podemos convertirnos en otra cosa?

Sin duda, es esa aspiración a ser todo aquello que no somos -honestos, meritocráticos, productivos- lo que alimenta propuestas políticas radicales como la de Podemos, beneficiada por la tabla rasa que exhibe la formación: como no estaban allí, pueden ocupar un espacio emocional demandado por un número creciente de ciudadanos.…  Seguir leyendo »

El envejecimiento de la población en España es firme y rápido. Vivimos más pero con más enfermedades crónicas. Dentro de 15 años habrá un millón de españoles con demencia senil y alzhéimer. Esta cifra únicamente describe un grupo de enfermedades crónicas. Hay muchas más.

En consecuencia, se estima que la demanda asistencial sobre la sanidad crecerá entre el 10% y el 15% en los próximos 15 años.

Por otro lado, a menudo en la sanidad se repetirá un stress test como el del ébola por algún virus o bacteria emergente y mutada. En los últimos años hemos tenido entre otros el SARS, la gripe aviar, el H1N1 y ahora el ébola.…  Seguir leyendo »

Brasil, el mundo de mañana

Brasil y América Latina se encuentran de nuevo en una encrucijada. La región entera se está despidiendo de una belle époque, la de altas tasas de crecimiento impulsadas por el tirón de las materias primas. Con la irrupción de China en el ajedrez mundial, a principios de los 2000, América Latina encarrilló una bonanza sin precedentes. Este motor se está apagando. Todavía el efecto del cuento chino se mantiene. Pero estamos viviendo el fin de una época. Como en El mundo de ayer,ese canto del cisne escrito por Zweig desde Brasil, le toca a toda la región despedirse de unos viejos tiempos que pasaron.…  Seguir leyendo »

Estados Unidos, finales del XIX. La corrupción rampante enerva a la ciudadanía, que decide cambiar la infraestructura de sus instituciones: despolitización masiva y establecimiento de las bases de la gestión pública moderna. El profesional de la Administración pasa de trabajar “para” a trabajar “con” su superior político. El objetivo del movimiento reformista no es tanto la corrupción en sí como el problema de fondo del que la corrupción es un síntoma: la acumulación de poder decisorio en unas manos que responden a un único interés, el electoral. El medio elegido por el movimiento reformista no es regular minuciosamente la actividad pública, sino, más bien al contrario, liberar las fuerzas creativas de los trabajadores públicos, que, además de convertirse en contrapesos vivos del poder político, obtienen licencia para innovar en la prestación de las políticas públicas.…  Seguir leyendo »

Foxá y la «memoria histórica»

En el último avatar de su vida, como duque consorte de Alba, Jesús Aguirre hacía todo lo posible y lo imposible por llevar dignamente la corona ducal. El peso de una corona no debe de ser muy llevadero, y un día en que le oprimía las sienes más de lo debido se consoló con su interlocutor del momento diciéndole: «Los Alba siempre hemos padecido de migraña». Del mismo modo, cuando alguien se excede en la valoración de mi prosa, yo digo que es cosa de familia, pues no en vano soy recontrapariente de dos de los mejores prosistas españoles del siglo XX, a saber, Ortega y Foxá.…  Seguir leyendo »

Sin florituras, ni alardes ni altanerías, estamos consiguiendo poco a poco sortear una de las más profundas depresiones económicas que hemos padecido en nuestra historia reciente. La madurez y la reciedumbre colectivas están siendo las fórmulas de este éxito, que sorprende una vez más al mundo, como en su día lo fueron los grandes descubrimientos protagonizados por nuestros ilustres antepasados o lo son ahora los triunfos de nuestros deportistas de élite.

En la intimidad del hogar, con discreción, nos hemos ajustado los cinturones, o hemos ayudado al familiar o conocido que las está pasando canutas. La inmensa mayoría estamos atravesando la tormenta aguardando a que escampe, con la esperanza puesta en los nuevos tiempos y sacando enseñanzas de lo vivido.…  Seguir leyendo »

Au Brésil et comme à chaque fois, le président sortant a été réélu. À l’instar de Fernando Henrique Cardoso en 1998 et de Lula en 2006, Dilma Rouseff, sa dauphine, est assurée de gouverner quatre ans de plus cette République fédérale. Et à travers Mme Rousseff, le Parti des travailleurs (PT, formation cofondée par Lula et aujourd’hui de centre-gauche) remporte sa quatrième présidentielle d’affilée face au PSDB (parti de centre-droit).

Certes, il vient de perdre une quinzaine de sièges au Congrès et les gouvernatoriales ne lui ont pas été favorables. Mais grâce au pouvoir discrétionnaire du chef de l’Etat quant à la nomination et révocation des titulaires de 22 500 postes importants de l’administration fédérale, les cadres du PT vont conserver les multiples positions qu’ils occupent dans l’appareil d’Etat depuis douze ans.…  Seguir leyendo »

Minority Life in Israel

My mother, Zakia, was so proud that my sister and I spoke better Hebrew than Arabic. Osman, my father, believed that by achieving the highest levels of education, we would one day be treated as equal in our country, Israel. He sincerely believed that Palestinians capable of articulating their narrative would win the hearts and minds of Israeli Jews.

My parents believed in the promise of a democracy that transcends ethnicity. I still retain that dream, but it is tested every time I go home. I am a citizen of Israel, married to an American Jew, yet I am not welcome in Israel.…  Seguir leyendo »

Here, bricks are stacks of cash. “If you have capital in this country,” Alex Hilton, director of the advocacy organization Generation Rent, told me, “you can get other people’s money.”

Without capital, those of us who do not own property resign ourselves to running in an exploitative rat race. The race is rigged, of course, because some rats can never win.

With property at a premium, it’s renters who are paying full market value just to stay where they are. The average home in London costs nearly 20 times the average salary in Britain. The imperative to get a return on that capital investment is passed on to the renter.…  Seguir leyendo »