Domingo, 11 de enero de 2015

The French people marching on Sunday are demonstrating the power of unity to confront hatred and violence. The cartoonists of Charlie Hebdo did not hunt down a terrorist or storm the barricades or take another's life. But they weren't simply innocent bystanders either. They were brave, knowingly placing their own lives at risk for our freedom of speech and for the right to treat everyone equally.

This is what martyrdom is about -- not seeking death, but recognizing instead that life is precious. True martyrs seek to preserve and enhance life.

And there has been an outpouring of support, not just for their own bravery, but for the cause they stood for.…  Seguir leyendo »

¿Qué clase de civilización somos?

Philippe Val, entonces redactor jefe de Charlie Hebdo, no podía ocultar su irritación cuando, en 2007, con motivo del juicio celebrado contra la revista satírica de izquierdas por publicar unas viñetas de Mahoma, se le preguntaba si realmente había sido necesario, si no se trataba de una provocación innecesaria y un ataque a una minoría débil y oprimida. Charlie Hebdo había reproducido unos dibujos del diario Jyllands-Posten, junto con otras viñetas del profeta hechas por sus caricaturistas, como reacción a los ataques contra las Embajadas danesas y las amenazas al diario. “¿Qué civilización seríamos si no nos pudiésemos burlar, mofar y reír de los que vuelan trenes y aviones y asesinan en masa a inocentes?”,…  Seguir leyendo »

La integración musulmana

Rosa Meneses: Sin prejuicios al juzgar

Desde tiempos inmemoriales, el hombre ha emigrado para encontrar una vida mejor. Emigrar forma parte del ADN humano, pero mucha gente tiene una visión negativa de la inmigración, debido a los prejuicios. Estos son causados, casi siempre, por la ignorancia, el desconocimiento y una visión de el otro basada en estereotipos. Hay un discurso estereotipado recurrente que es que «las personas inmigrantes no se quieren integrar». La integración se basa en la igualdad, el respeto mutuo y el intercambio y es un proceso en dos direcciones que implica tanto a la sociedad receptora como a los inmigrantes.…  Seguir leyendo »

Lecciones de un ataque a la esencia de nuestros valores

El pasado verano, Ahmed Rashid, escritor y periodista pakistaní experto en los asuntos relacionados con el terrorismo yihadista, estuvo en Madrid y tuve la ocasión de conversar con él en mi despacho «¿Por qué el IS (Estado Islámico) le está comiendo el terreno a Al Qaeda?», le pregunté. «Porque sus acciones son mucho más sangrientas, más bestiales y eso les hace más populares entre los radicales musulmanes», me contestó. El asesinato en París de 12 personas a manos de un comando ligado a Al Qaeda, en concreto al movimiento Khorasán, pone de manifiesto que la competencia entre esos dos grupos no sólo se va dirimir en Siria o en Irak, sino en EEUU y, fundamentalmente, en Europa.…  Seguir leyendo »

Como Jerusalén, Roma, El Cairo o México, en el Cusco el pasado forma parte esencial del presente y a menudo lo reemplaza con la irresistible presencia de la historia. No hay espectáculo más impresionante que ver amanecer desde la plaza de Armas de la antigua ciudad, cuando despuntan en la imprecisa luminosidad del alba los macizos templos color ocre oscuro y los balcones coloniales, los techos de tejas, la erupción de campanarios y torres y, en todo el rededor, el horizonte quebrado de los Andes que circunda como una muralla medieval al que fue el orgulloso “ombligo del mundo” en tiempo de los incas.…  Seguir leyendo »

Lo primero que llama la atención del atentado parisino es la profesionalidad con la que se ha llevado a cabo, haciendo gala de una frialdad y organización propias de organizaciones mafiosas; en definitiva, nos hallamos a miles de kilómetros de distancia de los fallidos ataques de los terroristas diletantes de la primera década del siglo o del ejército de desharrapados talibanes. También estamos muy lejos de las bombas suicidas de la estación de Atocha en Madrid, así que es posible que la alta profesionalidad adquirida por los yihadistas de hoy les permita sobrevivir y, por tanto, repetir sus acciones. Al igual que ha cambiado mucho el modelo financiero del terrorismo islámico —hemos podido darnos cuenta de ello con el auge del Estado Islámico, la primera organización armada transmutada en Estado—, lo mismo ha ocurrido con la mecánica de los atentados en Occidente.…  Seguir leyendo »

El falso mito de la corrección política

EL mundo occidental, y España en particular, sufre el mal de lo «políticamente correcto». Se trata de una esquizofrenia instalada entre los ciudadanos de ese conjunto de países, que consiste en decir una cosa y pensar la contraria. Un rasgo de una sociedad inmadura que vive en el dogma social y tiene miedo a la libertad y a la verdad. Acabamos de comprobarlo estos días con los dramáticos sucesos de Francia. Unos yihadistas atentaron primero contra el supremo valor de la vida de un grupo de personas que se dedicaban al periodismo. Pero también, y sobre todo, atacaron otro valor superior: el de la libertad.…  Seguir leyendo »

Muslims pray in the street during Friday prayers in Paris. Photograph: Charles Platiau/Reuters/Corbis

After the attacks that have left Paris soaked in blood, a series of fears and questions now grips France. The attackers – the Kouachi brothers and their ally, Amedy Coulibaly – were killed by the forces of law and order. Their deaths might have brought an end to the climate of anxiety, but just the opposite is happening, with a very unpleasant stench, a gas, hanging over France.

The context, the backdrop, is known. There’s been the very strong advance in recent years of the ideas of the Front National; the economic crisis continues; and in this environment, how does one limit and fight against what we call the amalgames, those infernal shortcuts in public opinion: jihad = Islam = immigration?…  Seguir leyendo »

The Backlash Against African Women

A few weeks ago, as I was leaving my office, I stopped at a traffic light and watched a young woman cross the street in front of me. She wore a pair of jean shorts cut fashionably high, and I could see the crease of her left buttock extend each time she took a step. She wouldn’t have been out of place in London or New York or Tokyo. Except that this was Johannesburg, the biggest city in a country known for its high levels of violence against women. As I pulled away, I worried that she might be assaulted.

I’m not suggesting that she was inviting trouble.…  Seguir leyendo »

The only time art ever seems to make news here in the West anymore is when a Pollock or Warhol sells for a sum commensurate with the budget of a “Transformers” film. It seems bizarre, then, to find ourselves grappling with international crises in which art is the issue: the imbroglio involving the Sony movie “The Interview,” the massacre at Charlie Hebdo in Paris. The incomprehension, whether bemused or horrified, that we feel toward people who take up arms against the creators of cartoons or comedies is a chastening reminder that there are still cultures in which art is not a harmless diversion or commodity, but something real and volatile, a potential threat to be violently suppressed.…  Seguir leyendo »