Sábado, 14 de febrero de 2015

A supporter of the Aam Aadmi Party, or Common Man Party, holds up a broom, the party symbol, at an election rally on Feb. 3. Credit Altaf Qadri/Associated Press

The Modi government’s nine-month honeymoon with Indian voters ended on Tuesday. The Bharatiya Janata Party (B.J.P.), which had been on a roll since dominating the general election last May, secured only 3 of 70 seats in the election for the state assembly in Delhi. Its sole consolation was to see its traditional rival, the Congress Party, completely wiped out. The two-year-old-plus Aam Aadmi Party (A.A.P.), or Common Man Party, trounced them both, winning 67 seats.

No one expected the scale of the A.A.P.’s victory, least of all its members, among whose number I am proud to count myself. It was a stunning reversal for an upstart party whose leader exactly one year ago dismayed the public by walking out of the previous Delhi government after just 49 days in office.…  Seguir leyendo »

I did not know Kayla Mueller, the American aid worker and ISIS hostage whose death was confirmed by her family this week. But like many people who read her letter to her family, I wish I had. And in some ways I feel I have.

In my two decades working in the humanitarian field responding to conflict, I have met some incredibly brave individuals who poured themselves into the work they did to build up the societies in which they were working. But at the same time, I have watched our ability to enter into places of need begin to disappear.…  Seguir leyendo »

News that the United States has suspended operations at its embassy in Yemen — and reports that Houthi rebels have seized U.S. Marines’ weapons — have laid bare the failure of U.S. policy in the country.

The Houthis — a Shiite insurgent group backed by Iran — are now the key power brokers in Sanaa, Yemen’s capital. They have also extended their presence far south of their historical northern stronghold, advances that prompted Yemen’s entire executive branch to resign on January 22, following a successful siege of the presidential compound.

In the process, the Houthis have destroyed Yemen’s legal government, thrown out its draft constitution, infiltrated its intelligence services and security forces, and demanded that all sides in Yemen’s complex and acrimonious socio-political-economic system play by their rules.…  Seguir leyendo »

La justicia automática

Querido J:

Sabes desde hace mucho de mi interés sobre el caso Camps. No solo por la flagrante injusticia que la policía, los fiscales, el juez instructor, los medios y su partido político cometieron con el expresidente de la Generalidad valenciana. Es que el caso Camps anuncia, de un modo dramático para su protagonista, el advenimiento de la era del populismo, ese instante donde la destrucción de un hombre no es ya competencia de la ley sino de la propaganda encaminada. Camps salvó su honor cuando un jurado popular lo declaró inocente, porque al final la civilización siempre depende de un puñado de justos; pero la maquinaria del populacho sigue asociando imperturbable su nombre a la corrupción.…  Seguir leyendo »

Maravillas del pensamiento mágico: si en lugar de pronunciar su apellido le llaman “esa persona” es como si desapareciese; si en lugar de “España” dicen “Estado español” irán logrando que se extinga ese país; si en lugar de “cadena perpetua” escriben “máxima pena posible”, pueden ya firmar el texto antes rechazado. Es que son como niños. ¿O quizá es que, en el fondo, todos somos así?

Amos Oz escribió un breve ensayo que en castellano lleva el insípido título de Contra el fanatismo. La versión en inglés se llama How To Cure a Fanatic, que el editor francés acertó a traducir por Comment guérir un fanatique.…  Seguir leyendo »

«Si todo tiempo está presente eternamente / todo tiempo es irredimible”, escribió T. S. Eliot al comienzo de sus célebres Four Quartets. Sobre el significado de esos versos disponemos de numerosas y brillantes exégesis, escolios de mitología, teología, filosofía, retórica, al margen de una de las grandes obras poéticas de nuestra época. O más bien, de otra época: aquella en que la percepción del tiempo no había sido aún derrotada por el imperio de lo inmediato. Bien visto, las dos líneas de Eliot parecen el anuncio de una terrible profecía: es posible un momento en que las abstracciones humanas, los pensamientos sobre “lo que podría haber sido”, las posibilidades imaginarias de la existencia no sean otra cosa que especulaciones sin sentido, vanos ejercicios derrotados por la evidencia del instante absoluto.…  Seguir leyendo »

La importancia de una obra se mide a veces por el cauto silencio mediático que suscita. En nuestros predios, como en tiempos de Larra, una cosa es lo que se piensa, otra lo que se dice, otra lo que se escribe y otra aún la que por a o por b sale o no sale publicada. El cura y los mandarines, de Gregorio Morán, es una buena muestra de lo que digo. Del éxito de ventas del libro —el ejemplar que ha llegado a mis manos es de su tercera edición— deduzco que la flor y nata de nuestra marca España ha calado en sus páginas ya sea con inquietud, por el temor de aparecer en ellas; ya con regocijo, en razón de las cuatro verdades impresas sobre aborrecidos colegas.…  Seguir leyendo »

Fábricas del conocimiento

Casi como una tormenta invernal, a finales de enero la Universidad de Pensilvania perpetra su ranking universal de think tanks (que yo sepa el DRAE no admite el término; en adelante TT), recibido con alborozo, ansiedad o disgusto (que de todo hay) por la comunidad afectada. Según ese ranking, en el Instituto Elcano hemos producido dos de los tres documentos más importantes de los años 2013 y 2014 de todo el mundo, nada menos, lo que me anima a dejar para otra ocasión la más que conveniente crítica a la metodología utilizada. Pero la relevancia que tiene ese ranking anual pone de manifiesto la importancia que los TT han ido adquiriendo, que es lo que me interesa ahora tras este minuto de publicidad.…  Seguir leyendo »

Kemplerer lo expresó claro en «La lengua del Tercer Reich»: «Las palabras pueden actuar como dosis ínfimas de arsénico, uno las traga sin darse cuenta, parecen no surtir efecto alguno y al cabo de un tiempo producen el efecto tóxico». Y ya tenemos intoxicado, y gravemente, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Para llegar a la compra de un bebé protegida por el derecho humano a la vida privada y familiar, previamente ha existido una cuidada y nazi utilización del lenguaje.

Empezó la inteligente (nazi) transformación del lenguaje ofreciendo una imagen dramática: matrimonio que no podía tener hijos por problemas de gestación por la madre.…  Seguir leyendo »

Esta semana se han cumplido 70 años de un acontecimiento que condicionó nuestras vidas. Hasta tal punto que aún hoy podemos decir que las consecuencias de aquellos días de reunión aún perduran en nosotros de una manera tan evidente que cabe afirmar, sin exagerar, que seguimos siendo hijos y herederos de Yalta.

Yalta, en la península de Crimea, lugar de veraneo aristocrático ruso durante siglos, se convirtió en febrero de 1945 en el centro del mundo. Las tres potencias que ya se veían vencedoras tras la mayor catástrofe histórica del siglo XX se reunían para decidir la suerte del mundo. Un Stalin ejerciendo de anfitrión en el momento en que su ejército se acercaba a Berlín tras haber soportado el mayor peso de la guerra, lo que generaba una autosatisfacción que no sólo pretendía borrar un pasado criminal e incompetente, sino que transformaba todos sus errores en añagazas de su astucia.…  Seguir leyendo »

«Por lo menos, que me dejen mi miniatura de Vespa”, cuentan que exclamó Tomás Gómez, hasta hace poco jefe de los socialistas madrileños, al enterarse de que la ejecutiva del PSOE había cambiado la cerradura de la sede de la Federación Socialista Madrileña como en las más suculentas peripecias de divorcio.

¿Con quién se habrá acostado para merecer tan tajante expulsión? ¿O no lo merece? ¿Adónde le llevó un tranvía llamado deseo desde su feudo de Parla? ¿Habrá seguido el camino de perversión de su correligionario Dominique Strauss-Kahn, en versión política y no sexual? Tal vez sepamos un día la verdad si el exdiputado Gómez cumple su amenaza de llevar el tema a los tribunales.…  Seguir leyendo »

El nuevo Gobierno de Grecia, encabezado por el partido Syriza, que se opone a la austeridad, representa para la zona del euro una amenaza que hasta ahora no había tenido que afrontar: la de tratar con funcionarios nacionales que están fuera de la principal corriente tradicional europea. Syriza es en muchos sentidos un partido radical y con frecuencia se califican sus ideas sobre la política económica de propias de la extrema izquierda, pero su posición sobre la deuda y la austeridad cuenta con el apoyo de muchos economistas totalmente ortodoxos de Europa y los Estados Unidos. Entonces, ¿qué es lo que diferencia a Syriza?…  Seguir leyendo »

Pope Francis, who has worked hard to carve out a reputation as a reformer, is facing one of his most daunting challenges when it comes to the Catholic Church’s finances, particularly the Vatican Bank. Since World War II — when the bank was created as the equivalent of the Federal Reserve combined with a commercial bank — it has operated with few checks and balances. Over the decades, it has become embroiled in seemingly endless scandals that include questions about wartime profiteering with Nazis, gigantic business schemes and political slush funds.

The Vatican did not even have a law against money laundering until 2011.…  Seguir leyendo »

An estimated 3,400 foreign fighters for Islamic State have come from Western countries. Above, Islamic State fighters stand next to a burning vehicle in Iraq. (Associated Press)

The director of the U.S. National Counterterrorism Center, Nicholas J. Rasmussen, told the House Homeland Security Committee on Wednesday that the number of men and women joining Islamic State is on the rise. Of the 20,000 foreign fighters, he said, at least 3,400 have come from Western countries, including approximately 150 Americans who have either gone or tried to go to Syria.

Most of those will die fighting someone else’s battle. Some will survive, and possibly become more dangerous. But there also will be those who — broken, disillusioned and traumatized by what they have done or seen — will want to come home.…  Seguir leyendo »