Viernes, 27 de febrero de 2015 (Continuación)

En 1923, John Maynard Keynes se refirió a una cuestión económica fundamental, que todavía es válida, con las siguientes palabras: “(…) la inflación es injusta y la deflación es inconveniente. De ambas, tal vez la deflación sea (…) lo peor; porque es peor (…) generar desempleo que frustrar las esperanzas del rentista. Pero ambos males no son necesariamente equiparables”.

La lógica del argumento parece irrefutable. Como muchos contratos son “inflexibles” (es decir, no son fáciles de revisar) en términos monetarios, tanto la inflación como la deflación producen daño en la economía. El aumento de precios reduce el valor de ahorros y pensiones, mientras que la caída de precios reduce las expectativas de ganancias, alienta el ahorro desmedido y aumenta el peso real de las deudas.…  Seguir leyendo »

Aunque se haya logrado poner en pausa la crisis griega, la situación económica en Europa sigue siendo sombría. El crecimiento de la eurozona es ligeramente superior a los niveles cuasi recesivos de hace unos meses, pero las proyecciones del Fondo Monetario Internacional para 2015 y 2016 apenas superan el 1%. El desempleo sigue por encima del 11% y es dos veces esa cifra entre los jóvenes (que a su vez es el doble en países como Grecia y España).

Es probable que la salida de Grecia de la eurozona sea menos perjudicial ahora de lo que hubiera sido hace unos años.…  Seguir leyendo »

Alemania ha capeado la crisis financiera mucho mejor que la mayoría de sus vecinos. Hoy este país, que en época tan reciente como 1999 estaba considerado el enfermo de Europa, cuenta con la economía más fuerte del continente, cuyas exportaciones representan la cuarta parte, aproximadamente, de sus exportaciones. Su tasa de desempleo, inferior al cinco por ciento sólo, es la mitad de la media europea. El presupuesto federal está equilibrado por primera vez en un decenio.

Pero sería un error suponer que los resultados económicos de Alemania vindican sus políticas. En realidad, el predominio económico actual de Alemania se ha basado en un marco normativo que representa una oposición directa al propugnado por el ex Canciller Ludwig Erhard, padre de su “milagro económico” posterior a la segunda guerra mundial.…  Seguir leyendo »

Se suele decir que la población que envejece es un desafío económico importante para el mundo desarrollado. Pero un nuevo informe del McKinsey Global Institute (MGI) revela que la demografía cambiante plantea una amenaza aún mayor para las perspectivas de crecimiento de muchas economías emergentes.

En los últimos 50 años, el crecimiento del 1,6% anual de la población fomentó una creciente fuerza laboral y un rápido incremento del PIB en muchas economías emergentes. El empleo cuando menos de duplicó en China y Sudáfrica, y como mínimo se triplicó en Brasil, India, Indonesia, México y Nigeria. En Arabia Saudita, por su parte, el empleo aumentó casi nueve meses.…  Seguir leyendo »