Martes, 26 de mayo de 2015

As a former prime minister of Australia, I understand something of the political costs leaders must bear in aiming to reconcile the long-term interests of the planet with short-term national interests.

After attending the 2009 Copenhagen summit on climate change, I was attacked back home for either doing too much or too little in trying to bring about a binding global agreement.

We all failed at Copenhagen, though not for want of effort from many of us. The United Nations conference in Paris this December is the next opportunity for leaders of the world’s biggest economies to show real leadership in the slow-motion drama that is anthropogenic climate change.…  Seguir leyendo »

Pakistan’s diplomacy has become a high-wire act.

Though Islamabad hasn’t yet ended the domestic terror that rips through its schools, mosques and markets, or sorted out its hostilities with neighboring India, it has embarked on a complicated foreign policy. Seeking to solve its many economic, political and security problems, Pakistan is trying, concurrently, to court four rich and powerful patrons: China, Saudi Arabia, Iran and the United States.

This is a tough task because these governments’ relations with one another have global politics tied in knots. Islamabad’s efforts to juggle their competing demands are quixotic enough. Trying to make them all work in Pakistan’s favor is ambitious — and could easily backfire.…  Seguir leyendo »

«Where is the aid?» I get asked this question from the media during almost every major disaster we respond to. The Nepal earthquake, which took place a month ago, has been no different.

Helping people understand why large volumes of aid are not arriving within 24 hours of a disaster is something that requires constant explanation.

It is always the «first responders» who make the most difference in the first days after a disaster — and this includes the individuals, local organizations and companies that gather whatever supplies they can from local markets. They can load up a car or truck with food, blankets and other materials and deliver small amounts of aid rapidly.…  Seguir leyendo »

Considerable surprise has been expressed around the world about the fact that traditionally conservative and Catholic Ireland approved same-sex marriage in a referendum May 22 by a majority of nearly two to one.

The fact is, Ireland is no longer a Catholic country in the old sense. Much of the state’s urban population is what we call here «cultural Catholics» — that is, they like to have baptisms and funerals in the local Catholic church, but are no longer regular mass-goers.

And the true believers who still make up a sizable portion of the population no longer feel obliged to obey the edicts of the bishops, who last Sunday opposed the «yes» vote from the pulpits.…  Seguir leyendo »

Política, sobre todo, mucha política

A los partidos políticos se les vota por rutina o por utilidad. Cuando digo rutina me refiero al voto del forofo, del indolente; del que vota como lo hicieron sus padres y antes sus abuelos. En los países de larga tradición democrática termina siendo un voto conservador, aunque el ejemplo lo situemos en la izquierda. Y cuando hablo de la utilidad, quiero abarcar a los que votan por seguridad o miedo y a los que votan por expectativas futuras que en no pocas ocasiones terminan sin cumplirse.

En las elecciones municipales y autonómicas de este 24 de mayo hemos tenido un claro ejemplo de esta división.…  Seguir leyendo »

Las Bolsas europeas están subiendo y la Comisión ha mejorado sus previsiones de crecimiento del PIB para este año y el que viene. En 2016, la eurozona puede crecer más deprisa que Estados Unidos. Y esto sucede mientras el drama griego se aproxima a su catarsis, lo cual hace que algunos opinen que la crisis del euro está llegando a su fin, con o sin Grecia. ¿Es verdad?

Para responder a esta pregunta, dejemos por un instante la política y centrémonos en la economía. Un repaso de los síntomas de la crisis (el insostenible ascenso de la deuda soberana, la vulnerabilidad de los bancos) y su principal causa (la pérdida de competitividad de la periferia) muestra notables avances.…  Seguir leyendo »

Una segunda mirada

La noche electoral, o al día siguiente, quien interpreta los resultados puede caer en una muy habitual tentación: limitarse a sumar escaños. Pueden ser los escaños de un mismo partido, para ver quién ha ganado, o de un partido con sus afines, para intentar saber los posibles pactos para formar gobierno. Pero sumar escaños a veces no es suficiente para comprender lo sucedido e, incluso puede contribuir a malinterpretarlo, especialmente en elecciones tan fragmentadas como son las locales o las autonómicas de anteayer. En ocasiones, los aparentes ganadores que reflejan estas simples sumas no lo son tanto y los perdedores tampoco; es preciso, pues, matizar.…  Seguir leyendo »

Religión y violencia

La religión, ¿es una fuente de paz o una fuente de violencia? ¿Es un factor de cohesión y concordia en la sociedad civil o un factor de división y de enfrentamiento? Como consecuencia de una cierta fascinación por el pluralismo y ante los hechos terribles de los fundamentalismos que impulsan a realizar acciones asesinas en nombre de Dios, ha aparecido la pregunta de fondo por la relación entre estas dos magnitudes. Más aún, surge la pregunta de si no es fuente de violencia toda pretensión de verdad y la afirmación de Dios como Absoluto ante el cual las demás realidades quedarían relativizadas y capitidisminuidas.…  Seguir leyendo »

No pasa un día sin que el mundo nos envíe el eco de alguna catástrofe en la que los musulmanes son a la vez los actores principales y las víctimas más numerosas. Como una colección macabra, hemos recogido al azar, durante una sola semana, algunas de estas tragedias internas del mundo musulmán, cometidas por musulmanes contra otros musulmanes, y perpetradas siempre en nombre del islam. En Kabul, los talibanes atacan un hotel frecuentado por afganos; en Pakistán, unos suníes asesinan a unos peregrinos ismaelitas, de la secta chií; en Yemen, un conflicto interno enfrenta a los chiíes locales apoyados por Irán con los saudíes que reivindican el wahabismo.…  Seguir leyendo »

Es probable que durante este año veamos grandes cambios en la composición de los tres niveles de nuestro Gobierno. El recién llegado –que alguno habrá– se enfrentará al eterno problema de la relación entre él, el político, y sus colaboradores, los técnicos. La actualidad del asunto la ilustra una anécdota reciente: este periódico daba cuenta no hace mucho de una reunión de “barones” de uno de los grandes partidos (el otro llamaba “coroneles” o “capitanes” a sus homólogos; dejo al lector el análisis del significado de esos títulos). El caso es que los barones acusaron a su líder de que “en el Gobierno primasen los técnicos y no los políticos” y se quejaron de no haber encontrado, en la comparecencia de un cargo de la Administración, “el mensaje político que esperaban”.…  Seguir leyendo »

Austerity vs nominal GDP Growth 2009 to 2014

Una falacia común impregna la cobertura informativa de la prensa mundial sobre las negociaciones entre el gobierno griego y sus acreedores. La falacia, que se ilustra en un comentario reciente de Philip Stephens del diario Financial Times, es que “Atenas no logra o no quiere –o las dos– poner en aplicación un programa de reforma económica.” Una vez que esta falacia se presenta como hecho es natural que la cobertura se centre en que nuestro gobierno, en palabras de Stephens, “está desperdiciando la confianza y buena voluntad de sus socios de la eurozona”.

No obstante, la realidad de las negociaciones es muy distinta.…  Seguir leyendo »