Martes, 17 de noviembre de 2015

Opponents of the German government's refugee policy rallied in Berlin on Nov. 7. Credit Mehmet Kaman/Anadolu Agency, via Getty Images

In Europe, it took the right and the extreme right just hours to turn the terrible events of Paris into political fodder: On Saturday afternoon in France, Laurent Wauquiez, secretary general of the Republicans, the conservative party of former president Nicolas Sarkozy, demanded detention camps for some 4,000 people in France considered potential terrorists by the authorities.

And in Germany Markus Söder, the minister of finance in Bavaria and a leader of the Christian Social Union, the sister party of Chancellor Angela Merkel’s conservatives and the sharpest critics of her refugee policy, said: “The era of uncontrolled migration and illegal immigration is over.…  Seguir leyendo »

Mourners gather to lay flowers outside Le Carillon restaurant. Credit Tomas Munita for The New York Times

As President François Hollande of France has declared, the country is at war with the Islamic State. France considers the Islamist group, also known as ISIS, to be its greatest enemy today. It fights it on the front lines alongside the Americans in the Middle East, and as the sole Western nation in the Sahel. It has committed to this battle, first started in Mali in 2013, a share of its armed forces much greater than has the United States.

On Friday night, France paid the price for this. Messages expressing solidarity have since poured in from all over the Western world.…  Seguir leyendo »

The hardest thing to explain is the glaringly evident which everybody has decided not to see,” wrote Ayn Rand in her novel The Fountainhead. That there is a link, a connection, between the west’s military interventions in the Middle East and terrorist attacks against the west, that violence begets violence, is “glaringly evident” to anyone with open eyes, if not open minds.

Yet over the past 14 years, too many of us have “decided not to see”. From New York to Madrid to London, any public utterance of the words “foreign” and “policy” in the aftermath of a terrorist attack has evoked paroxysms of outrage from politicians and pundits alike.…  Seguir leyendo »

La matanza de inocentes en París ha traído al primer plano e ilustrado con mucha más claridad que nunca las cambiantes tácticas y metas militares del IS y una reorientación de su estrategia ideológica y ofensiva.

Se había instalado desde hace algún tiempo la creencia de que el IS estaba centrado en conquistar territorios y en establecer un califato en Oriente Próximo antes que en bombardear Occidente o derribar las Torres Gemelas de Nueva York. Atacar al «enemigo lejano» e intentar derrocar el orden capitalista era misión y convicción de Al Qaeda, no del mucho más reciente IS.

Recientemente, el IS o sus filiales han realizado atentados que contradicen tal punto de vista.…  Seguir leyendo »

Lo que más me sorprende es que, a pesar de la insensata acumulación de cadáveres desde el 11 de septiembre de 2001 hasta hoy, el mundo occidental parece haber perdido por momentos el sentido cronológico de la Historia, así como también la memoria definitivamente.

Porque hay una lógica implacable que guía estos acontecimientos, que supera todas las medidas de la locura. Una lógica que a muchos les interesa ignorar u ocultar. Dicha lógica consiste sencillamente en tener en cuenta la perspectiva histórica desde el final de la colonización.

Las sucesivas guerras, la derrota de 1948 frente a un Israel naciente, la invasión del canal de Suez y la debacle de la Guerra de los Seis días fueron marcando poco a poco y en profundidad el subconsciente colectivo de sucesivas generaciones de árabes.…  Seguir leyendo »

Para alejar la política de la Justicia

Una de las propuestas del programa de reforma del Estado presentado por Ciudadanos que ha suscitado más polémica ha sido la de supresión del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y la atribución de sus funciones al presidente del Tribunal Supremo y del Poder Judicial, asistido por dos adjuntos. He podido leer descalificaciones personales ("botarates", "ignorantes") y de otro tipo ("absurda", "barbaridad", "grandísimo error"). También nos alertan de sus consecuencias: "Acaba con la independencia judicial". Sin olvidar, el consabido ataque gremial que explica el merecimiento de los anteriores calificativos, por la condición de catedráticos de Derecho administrativo que reunimos algunos de los asesores.…  Seguir leyendo »

Were I a fundamentalist militant in Western Europe, or, indeed, in a number of other places, I would not be overjoyed at the success of the Nov. 13 suicide attacks in Paris.

Worry would be the more appropriate response.

The intelligence and security services of many European and other countries have already swung into action. Their activities will be of greater consequence than anything that happened in the original attacks — because they want to solve the mystery of exactly what happened in Paris, and because key suspects are already proving elusive, the dangers of a crackdown are growing by the hour.…  Seguir leyendo »

Se avecina en Argentina un nuevo comienzo, tal como escribimos hace más de un año. Los resultados de las elecciones presidenciales del 25 de octubre han dejado poco más que puntos suspensivos sobre quién será el nuevo presidente; no tenemos todavía nombre y apellido. Pero el nombre importa menos que haber despejado una duda existencial para el futuro democrático del país y de la región: los argentinos no hubieran querido un nuevo ciclo de la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner.

Ante la imposibilidad legal de la reelección indefinida, los populismos de izquierda latinoamericanos, embebidos en una bonanza económica de manufactura china, nunca rehusaron modificar Constituciones para mantenerse el poder.…  Seguir leyendo »

Viernes 13, terror en París

La vida cotidiana entrecruza alegrías y penas. El día 13 de noviembre de 2015 discurría como cualquier otro viernes. Hasta el comienzo de la noche, los proyectos de miles de parisinos eran los normales de un fin de semana en cualquier país; en las esferas oficiales, evaluar los acuerdos de la última asamblea de la Unesco o los preparativos de la próxima Cumbre del Clima eran las prioridades. Nada presagiaba lo que, instantes después, escenificaría el horror en su sentido más amplio e insospechado para los ciudadanos normales y corrientes. La violencia y su expresión terrorista como negación de la humanidad hizo, de nuevo, acto de presencia.…  Seguir leyendo »

Entender el Islam

Después del necesario duelo por los inocentes asesinados en París se impone la reflexión. Si hemos de convivir con el islam deberíamos esforzarnos en conocerlo. En el judaísmo y el cristianismo hay un fuerte elemento privado, de conciencia y ética personal; el islam, por el contrario, es, antes que nada, una religión colectiva y una forma de vida. No concibe dogmas complicados ni misterios impenetrables para la inteligencia humana, como la religión cristiana. Antes bien es una religión diáfana que estimula una relación rectilínea entre Dios y el creyente, sin interposiciones. Las creencias del islam son simples y claras: Allah creó el mundo y lo rige hasta que determine su fin.…  Seguir leyendo »

Daesh, the Arabic acronym for Islamic State, can be viewed as the most disruptive start-up ever devised. It uses modern technology to spread its message, radicalizing people in a matter of weeks rather than months or years. It also enables its recruits and acolytes to organize unprecedented attacks through undecryptable communications.

Yet this new technology, and the changes in the way digital information flows, also offer an opportunity to defeat Daesh. The rise of smartphones has created new trustworthy sources of information and forged pathways that can disrupt radicalization. The innovative ways to organize and get information can help reveal the bankruptcy and incoherence of extremist positions — if the right resources can be created.…  Seguir leyendo »

Parisians love the outdoors. Not the communing-with-nature kind of outdoors, but the never-ending exploration of the living museum that is the city they call home.

Like an elusive lover who clings to mystery, Paris never completely reveals herself. It is a process of perpetual seduction. Even 13 years after moving here, there is always beauty waiting to be discovered. As I walk around a corner, I still anticipate that something pleasurable might happen.

There are also new relationships to forge. In my neighborhood, not far from the scene of last Friday’s deadly terror attacks on the concert hall and restaurants, there is a half-mile long street called the Rue des Martyrs, or Market Street, crammed with 200 shops, ateliers and bistros.…  Seguir leyendo »

Guerra sin lenguaje

Los ataques de París han dejado sin palabras al mundo. Los calificativos se agotaron en minutos por la brutalidad de la actuación terrorista. Fue la sorpresa en la noche, el relato fragmentario de lo que ocurría, la suma escalofriante de víctimas, el temor a que pudieran venir “otras réplicas” –en palabras de Manuel Valls– lo que desbordó el lenguaje. Las advertencias sobre una amenaza latente tampoco permitían imaginar algo así. Los asesinatos de enero no podían ser meros avisos de lo peor. Las detenciones y la frustración de otros atentados conferían una cierta sensación de seguridad. Cuando menos, de que el yihadismo no era imbatible.…  Seguir leyendo »

Un niño lleva la bandera francesa y una rosa cerca del Bataclan, la sala de conciertos donde hombres armados mataron a 89 personas. "Golpearon el corazón de París", dijo un trabajador. Credit Pierre Terdjman para The New York Times.

Al igual que millones de personas, he seguido con obsesión las noticias desde París, y he dejado otras actividades para concentrarme en este terrible acontecimiento. Es la reacción humana natural. Pero hay que aclarar algo: también es la reacción que buscan los terroristas, y no todos parecen entenderlo.

Por ejemplo, Jeb Bush declaró que “se trata de una acción organizada para destruir la civilización occidental.” No, no es cierto. Es una acción organizada para sembrar pánico, que para nada es lo mismo. Lo único que logramos con aseveraciones así, que no dejan clara esa distinción y hacen parecer que los terroristas tienen más poder del que en realidad tienen, es favorecer la causa de los yihadistas.…  Seguir leyendo »

Desde los ataques terroristas de enero contra el semanario satírico Charlie Hebdo y un supermercado kosher, los parisinos sabían que la barbarie acechaba a la vuelta de la esquina y que volvería a golpear. Pero una cosa es saber algo, anticiparlo, y otra enfrentarse a la triste realidad. En la noche del viernes, la realidad nos golpeó con toda su fuerza. Estamos en guerra. Sería erróneo (incluso peligroso) no admitirlo. Y para ganar, se necesitarán claridad, unidad y firmeza.

Lo que más necesitamos en este momento es claridad para el análisis. Apenas conocemos a nuestro enemigo, excepto por la intensidad de su odio y la profundidad de su crueldad.…  Seguir leyendo »

Pues bien, aquí está la guerra.

Una guerra de un nuevo tipo.

Una guerra con y sin fronteras, con y sin Estado; una guerra doblemente nueva porque mezcla el modelo desterritorializado de Al Qaeda con el viejo paradigma territorial que ha recuperado el Estado Islámico (ISIS).

Pero una guerra, en cualquier caso.

Y ante esta guerra que no deseaban ni Estados Unidos, ni Egipto, ni Líbano, ni Turquía, ni hoy Francia, solo podemos hacernos una pregunta: ¿qué hacer? Cuando nos cae encima una guerra así, ¿cómo responder y ganar?

Primera ley: llamar a las cosas por su nombre. Al pan, pan, y al vino, vino.…  Seguir leyendo »

Dix ans après les « émeutes » dans les banlieues qui avaient duré trois semaines, la France cherche toujours des « responsables » à la violence qui s’est répandue dans ces quartiers, reflet de l’immobilité spatiale et sociale de ses habitants. Le débat revient sur la question de l’intégration : la crise de l’école, le chômage, la frustration des jeunes…

Et dix ans après les « émeutes », c’est dans ces quartiers que les pouvoirs publics cherchent principalement les racines de ce qu’on appelle aujourd’hui la « radicalisation » des jeunes qui ont choisi le jihad comme la voie de l’intégration.…  Seguir leyendo »

Devant le Bataclan, dimanche 15 novembre, en hommage aux victime des attentat. Photo Albert Facelly pour Libération

La meilleure façon de tuer quelqu’un est de le viser au cœur. C’est ce que les terroristes ont fait en semant la mort dans la capitale, Paris, dont la seule évocation aux quatre coins du monde suffit à faire pétiller les yeux. Ils ont ainsi frappé dans ce qui leur paraissait le plus essentiel, le plus stratégique, le plus représentatif de ce qu’ils haïssent le plus, de ce qui leur paraît le plus menaçant. Et ce n’est pas les Champs-Elysées, ni la place de la Concorde, ni le Louvre ou encore le 16ème arrondissement qu’ils ont visés, non, mais trois lieux emblématiques, pas de ce que l’on associe traditionnellement à la grandeur de notre pays, à son Histoire ou à son glorieux passé, mais trois lieux qui incarnent la France d’aujourd’hui, telle qu’elle est, dans son mélange, son métissage, sa pluralité – c’est-à-dire sa grandeur présente ; là où bat son cœur.…  Seguir leyendo »

Un hommage aux victimes des attentats, devant l'Ambassade de France à Berlin, le 16 novembre 2015. Photo : Kay Nietfeld. AFP

Chers terroristes,

Oui, dans notre monde de mangeurs de pain et de buveurs de vin, nous considérons que même des criminels barbares comme vous méritent qu’on les qualifie de «chers», parce qu’on ne vous réduit pas à vos actes et que vos vies valaient plus que vos vices. Nous essayons d’être civilisés comme vous avez essayé d’être barbares, et ce n’est facile pour personne.

Quelle angoisse et quelle souffrance vous avez dû ressentir quand vous avez revêtu votre gilet plein d’explosif. Le communiqué de votre secte de fous nous a informés que vous aviez divorcé de notre bas monde parce que vous aspiriez au martyre et à l’au-delà d’Allah.…  Seguir leyendo »

Minute de silence à Paris, 16 novembre 2015.

Les attaques indiscriminées à Paris vendredi 13 novembre ne visent pas seulement la France ou son gouvernement. Et l’assaillant n’est pas un Etat étranger.

Les terroristes ne sont ni étrangers ni indigènes: ils sont entre deux mondes qui ne sont pas séparés sur le plan de la géographie – mais entre celui de la barbarie et celui de la civilisation. Leur action est un message d’anarchie plus que de prosélytisme. Il vise à détruire le fondement et le ciment de la société occidentale: c’est-à-dire le concept des droits de l’Homme.

Les droits humains sont bâtis sur deux principes fondamentaux. D’une part, ils sont universels et rassemblent ce qui nous unit, ce qui nous définit en tant que partie de la société humaine dans son ensemble, nous permet de communiquer, de nous comprendre et de nous aider les uns les autres.…  Seguir leyendo »