Viernes, 25 de marzo de 2016

Cristianos en el siglo XXI

El individuo es una concreción espacio temporal de la naturaleza con conciencia. El hombre se debate y está zarandeado por su yo y la sociedad; su pensamiento, su religiosidad y su sentido de la libertad están condicionados y, en gran medida, determinados por cómo se vive en su país en su tiempo. A unos les tocan unos tiempos y unos espacios más dolorosos y sangrantes que a otros. Hay personas que flotan en la sordidez del ambiente y otras que se enfrentan a él; unas que viven en su microcosmos dentro de una campana; otras que viven desgarradas por los problemas del mundo universo.…  Seguir leyendo »

In the wake of the horrific attack on Tuesday at the Brussels airport and a metro station, there were immediate calls for more information sharing and greater coordination among the world’s intelligence agencies to detect terrorist plots before they can be executed.

It is an obvious and desirable goal. The only problem is that it runs counter to the deep-rooted culture of the spy agencies. Intelligence agencies exist to steal secrets of other countries and protect their own. Few outsiders can appreciate how deep that instinct for secrecy runs.

Despite the increased information-sharing between the two countries in the wake of the Paris attacks, in which killers based in Belgium murdered 130 people in November, many intelligence agencies regard the Belgian service as dysfunctional and incompetent.…  Seguir leyendo »

«Lo que es exagerado es insignificante», dijo Talleyrand. Pero este político que lo fue todo, este diplomático que lo vio todo, pertenece a una época en que la pasión revolucionaria o la contrarrevolucionaria fueron emociones manifestadas con un claro sentido de la historia. La moderación en el gesto y el control de las formas podían reclamarse a quienes tenían un gran proyecto de nación y también una idea precisa de los nutrientes ideológicos de su civilización. Con sus errores y aciertos, sabían que alzar un mundo nuevo sin estos recursos era edificarlo con material inservible y sobre tierra inútil. Para ellos, el exceso del lenguaje o la inflamación de los modales enmascaraban la flaqueza de argumentos, a la que se pretendía esconder con el aspaviento.…  Seguir leyendo »

Las pasadas elecciones nos dejaron un parlamento muy distinto a los anteriores. La irrupción de 109 nuevos diputados (de un total de 350) -y más de ocho millones de votos- dando respaldo a nuevas fuerzas políticas abrió un nuevo tiempo político en España.

Sin embargo, no todos interpretaron esa irrupción de la misma manera. Mientras unos entendimos un mensaje rotundo en favor del diálogo y la regeneración, otros parecieron percibir los cambios como una amenaza a las cómodas formas y costumbres del viejo stablishment. Mientras unos vimos en la mayor pluralidad una oportunidad para activar reformas abandonadas y construir amplios consensos, otros vieron en la fragmentación una perfecta escapatoria para acentuar, aun más, el inmovilismo o la confrontación.…  Seguir leyendo »

La historia se repite, la cadencia se acelera, el terror se expande, mientras sigue el despliegue de impresionantes guardianes del orden que, una vez más, llegan tarde a protegernos y lo compensan exhibiendo su parafernalia bélica. Las instituciones condenan, los políticos llaman a defender “nuestros valores” y nos conminan a la firmeza frente a un enemigo fantasmagórico, mientras la gente llora de dolor, se estremece de miedo, enciende velas, pinta grafitis solidarios o canta sus canciones en homenaje a vidas que se interrumpieron sin saber por qué.

¿Lo sabemos nosotros? Se multiplican diagnósticos expertos, igualmente repetitivos, que desembocan en recomendaciones vacías por lo genéricas e inoperantes porque son más de lo mismo.…  Seguir leyendo »

El pasado viernes 18 de marzo Bélgica se las prometía muy felices con la detención del yihadista Salah Abde-slam, de 26 años, considerado como uno de los cerebros de los atentados en París del pasado 13 de noviembre que costaron la vida a 130 personas. La operación se produjo en la multiétnica Bruselas, en el barrio de Molenbeek, próximo a la Grand Place, a la Estación Central y a la zona designada como europea, donde residen las organizaciones principales de la UE y que alberga un considerable número de población musulmana. Su dilatada y criticada captura no se planteó como un triunfo de los belgas, sino como el fin de una pesadilla europea.…  Seguir leyendo »

Soldados del ejército iraquí avanzan sobre Ramadi, donde ondeaba la bandera del Estado Islámico. Credit Osama Sami/Associated Press

Las bombas que explotaron en Bruselas la mañana del martes provocando la muerte de más de 30 personas son solo el último ataque terrorista en un continente que comienza a ver situaciones tan horribles como una nueva realidad. Horas después, el Estado Islámico reivindicó la autoría de los atentados.

Es necesario contextualizar esta violencia sin sentido. Los Estados Unidos y sus aliados occidentales golpean las bases del Estado Islámico en Siria e Irak. Puede que el grupo ya esté a la defensiva. Pero mientras tanto arremete y trata de extender su yihad global. Europa se ha convertido en el campo de batalla de esa guerra.…  Seguir leyendo »

Police in the Molenbeek neighborhood of Brussels following the attacks in Paris, November 16, 2015. John Vink/Magnum Images.

The devastating suicide bombings in Brussels on Tuesday morning have raised new questions about jihadist networks based in Belgium, which were also believed to be behind the attacks in Paris in November. The attacks at the main Belgian airport and in the Brussels subway came just a few days after Salah Abdeslam, the prime suspect in the earlier Paris attacks, was arrested in the Molenbeek neighborhood of Brussels; and Belgian authorities have suggested that there may be other connections to the Paris attacks as well.

Why has Belgium become such a focus of European jihad? And why has it been so difficult for Belgian authorities to contain the problem?…  Seguir leyendo »

Les attentats à Bruxelles sont une suite logique et quasi attendue de ce qui s’est passé le 13 novembre à Paris. C’est une même rage, une haine sans limite de l’Occident qui animent ces enfants européens issus de l’immigration maghrébine. Pourquoi tant de cruauté ? Pourquoi ces assassinats aveugles ? Comment devient-on un monstre qui sacrifie sa vie en tuant le maximum de personnes autour de soi ?

Beaucoup d’éléments et de facteurs divers contribuent à fabriquer un monstre, c’est-à-dire quelqu’un qui renie son humanité et fait le malheur autour de lui. La plupart des terroristes qui ont commis des attentats en Europe sont des enfants d’immigrés.…  Seguir leyendo »

Il y a dans la mesure récemment imposée par l’Allemagne à propos des réfugiés, en plus de tout ce qui en a été dit depuis, un terrible aveu implicite qui révèle aussi quelque chose de l’époque tout entière.

Que propose-t-elle donc que l’on fasse sur le sol de la Turquie ? Il s’agit, si l’on a bien compris (et l’on ose à peine prononcer le mot) d’un échange. Un échange qui, tel qu’il est présenté, a quelque chose de magique ou plutôt d’opaque, de massif et aussi d’exporté, et qui, pour toutes ces raisons, a quelque chose à coup sûr de scandaleux.…  Seguir leyendo »

L’hypothèse d’une «islamisation de la radicalité», telle qu’elle a été défendue par Olivier Roy fait polémique. Ayant été le premier à proposer cette analyse, dès le mois de mai 2015, à l’occasion d’un entretien accordé à la revue Regards, publié ensuite sur Mediapart (1), je ne me ferai pas le défenseur acharné de cette formulation. Elle se voulait plus pédagogique que conceptuelle, énonçant un problème plus qu’elle ne le résout. Les querelles de mots peuvent être sans fin. On peut s’y épuiser sans jamais vaincre ni convaincre. Ces querelles signalent d’abord notre difficulté à penser avec des mots anciens la complexité du drame auquel nous faisons face.…  Seguir leyendo »

Extrait de la série «Jua Kali» (2015) de Tahir Carl Karmali. Photo Courtesy of the artist

Felwine Sarr est un jeune économiste, enseignant à l’université Gaston-Berger de Saint-Louis, au Sénégal. Passionné de philosophie et de science sociales, il est aussi romancier, musicien, éditeur. De ce profil atypique vient sûrement l’originalité de son dernier essai Afrotopia, publié chez Philippe Rey le 10 mars. Selon lui, le continent continue d’être perçu au travers du regard extérieur, occidental : «sous-développé», en retard, toujours en position inférieure. Faut-il décoloniser notre façon de voir l’Afrique ? Un objectif que Felwine Sarr adresse surtout aux Africains, les premiers concernés.

S’affranchir des critères occidentaux, ça veut dire quoi ?

Il s’agit de sortir de critères qui instaurent une dominance de l’économie, des catégories qui ne sont que quantitatives, statistiques, comparatives, et de réfléchir à une réalité en train de se faire et qui est mue aussi par de l’immatérialité.…  Seguir leyendo »

Nápoles es la ciudad más singular que he topado en mi vida. Allí fueron a vivir gentes tan dadas a la vida tranquila como el músico Rossini, que ganó sus buenos dineros que luego le servirían para convertirse en usurero. O el desgraciado Leopardi, el poeta de la mala suerte, que la leyenda napolitana garantiza que falleció tras comerse un helado en el Gambrinus, uno de esos hermosos cafés de otra época que nosotros liquidamos en bien de la especulación inmobiliaria. Y muchos más que dejaron huella.

A mi hotel, modesto, bello por dentro, había que entrar por un portal construido para caballerizas en ¡vía Toledo!, la más importante de la ciudad, pasar rejas que se abrían por control a distancia, un ascensor tembloroso y llegar a una segunda planta y descubrir tras tanto fárrago, que no desmerecía.…  Seguir leyendo »

“Por qué viniste a Alemania, y no a Italia?”, le pregunto a Jawad, un delgado chico de 16 años y ojos ilusionados que procede de Afganistán y está junto a los seis metros cuadrados cubiertos por mantas que constituyen el hogar de su familia en un centro de emergencia de recepción de refugiados, en un polideportivo de Berlín Este. Hace seis meses no hablaba alemán, pero ahora responde sin vacilar: “Italien hat kein Geld!” (“¡Italia no tiene dinero!”). Breve y sin rodeos. Un millón de recién llegados como él en un solo año han sacudido de tal forma a la Alemania rica, burguesa y liberal que un partido xenófobo y antiinmigrantes acaba de obtener la cuarta parte de los votos en un Estado oriental del país.…  Seguir leyendo »

Tras los atentados del 13 de noviembre en París, donde perdieron la vida 130 personas, Bélgica se puso en estado de alerta. Se encapsuló la capital, Bruselas, por el origen y la vinculación de algunos de los partícipes en aquellos atentados. Se buscó hasta debajo de las piedras a los terroristas. Las investigaciones no han cesado, y, sin embargo, como si de un reloj de precisión se tratara, a pesar de las medidas extremas, el terror se ha hecho de nuevo presente en el metro y en el aeropuerto de la capital belga el 22 de marzo. Los terroristas siempre tienen su agenda propia.…  Seguir leyendo »

En Acción Cívica, asociación apartidista que actúa como acusación popular en casos de desvío de dinero público, hemos dedicado muchas horas a la elaboración de propuestas contra la corrupción y para la racionalización del Estado, un esfuerzo que llevamos a cabo en colaboración con otras entidades surgidas de la sociedad civil como Fundación por la Justicia, Transparencia Internacional, Fundación Hay Derecho?, Xnet o Asociación para la Defensa de la Función Pública Aragonesa. Como resultado de este largo y elaborado proceso puedo concluir que la clave para la regeneración de nuestro país reside en la necesidad de despolitizarlo. Así de fácil y, a la vez, así de complejo.…  Seguir leyendo »

«No to the Killing of Ambassadors» is splashed in big letters across a pock-marked checkpoint in the desert between Misrata and Sirte in Libya. The reference to the attack against the United States in Benghazi makes you hopeful. But just an hour down the road, Sirte is controlled by the Islamic State in Iraq and Syria, along with about 120 miles of Libya’s coastline.

I just returned from Libya for the first time in over a year, and the situation is deteriorating. Libya should have showcased how the Arab Spring turned dictatorships into democracies. That’s what many, myself included, expected after Moammar Gadhafi’s brutal regime fell and a wave of good feeling swept across Libya.…  Seguir leyendo »

There’s something particularly disconcerting about watching a terrorist attack unfold in the heart of Europe from the vantage point of the Middle East.

The perpetrators of the Brussels attacks, recent experience strongly suggests, will turn out to be jihadi terrorists, and, in fact, the Islamic State has taken responsibility. They have struck again in Belgium, in the capital of the European Union, killing dozens and wounding scores more, sending shivers of insecurity across Europe.

Brussels is in lockdown; passengers who were en route to Belgium are being diverted to other points in Europe, and the sense of anxiety and vulnerability for people on the continent and even in the U.S.…  Seguir leyendo »

As Tuesday’s tragedy in Belgium made clear, air travel remains vulnerable to determined terrorists. Three plotters, at least one of whom wore a suicide vest, killed or maimed hundreds by striking the unsecured front of the Brussels Airport, the departures terminal. The attack sparked an important debate about extending the security perimeter, as airports like Israel’s Ben Gurion International and LAX have done to some degree.

But the check-in counter and the approaches to the airport aren’t the only danger zones. For terrorist groups around the world, smuggling a bomb onto a plane is still the Holy Grail. And as recent attacks demonstrate, terrorists are learning to exploit back-of-the-airport employees like baggage handlers and catering and cleaning crews to bring down aircraft.…  Seguir leyendo »