Jueves, 15 de septiembre de 2016

“Hungary is not far away from issuing orders to open fire on refugees,” said one of the European Union’s foreign ministers on Tuesday, and called for the country to be suspended or even expelled from the EU because of its “massive violation” of the EU’s fundamental values.

And it’s true that Hungary has built a 175-km razor-wire fence along its southern border to keep migrants out. It has deployed 10,000 police and soldiers along that border, and is recruiting 3,000 “border-hunters” equipped with pepper spray and loaded pistols to help them in their task. And on Oct. 2 it will hold a special referendum asking Hungarians: “Do you want the European Union to be able to mandate the obligatory resettlement of non-Hungarian citizens into Hungary even without the approval of the National Assembly?”

The answer that Prime Minister Viktor Orban wants is “no,” and he is certain to get it.…  Seguir leyendo »

On July 27, just minutes before my flight from Brussels to Newark was due to take off, a United Airlines staff member approached and asked me to leave the plane. I felt humiliated by the unspoken assumptions of nearby passengers, but I was not shocked: I knew that Turkey was canceling people’s passports to punish those it regarded as critics of its increasingly authoritarian government.

Back in March, the government seized control of the English-language newspaper Today’s Zaman, of which I was the editor in chief. I had fled Istanbul, my hometown, to avoid further repercussions, but the state was not satisfied with forcing journalists like me into exile.…  Seguir leyendo »

The landmark deal last week between Secretary of State John Kerry and his Russian counterpart Sergei Lavrov is, in many ways, a major breakthrough. It may well save lives. Against the backdrop of what has been the worst war of the 21st century, that’s a prize worth seizing.

The problem: The effects will be strictly limited. The agreement is really several significant, but limited, tactical deals – on aid, on local ceasefires and on coordination against certain Islamist groups that both Washington and Moscow don’t want to see as part of the long-term future of Syria.

That’s something, to be sure.…  Seguir leyendo »

At first glance, Guatemala’s recent steps to root out organized crime look impressive: Working with the United Nations, the country’s attorney general has dismantled a major criminal network tied to the political party led by the former president Otto Pérez Molina, who now sits in jail — along with his vice president and some 200 other disgraced cabinet ministers, congressmen, civil servants, businessmen, bankers, lawyers and judges.

But looks can be deceiving. Guatemala still faces formidable resistance to change from organized crime, powerful business executives, and corrupt judges and politicians. Ordinary citizens, meanwhile, are reluctant to participate in transforming a political system that they don’t yet trust.…  Seguir leyendo »

I started working to help refugees in 1975 after watching TV images of Vietnamese refugees hanging from the landing skids of helicopters that took off from the roof of the US Embassy in Saigon.

As an American, I was acutely aware these refugees were fleeing an abusive conflict in which my country was heavily engaged.

Over the years, I have called on various US administrations to assist refugees in all corners of the globe — not just those displaced as a consequence of American actions, such as Iraqi and Afghan refugees, but Bhutanese refugees in Nepal and the lost boys of Sudan.…  Seguir leyendo »

The UK has pledged to send a further 100 troops to South Sudan as part of the UN’s peacekeeping mission there, increasing its total contribution to 400. This will likely have little benefit for the South Sudanese caught up in the conflict but may have significant implications for the UK military.  Contributing further to what some would consider an already failing mission will make the UK military complicit in that failure − it needs to consider the reputational damage increased deployment of troops may bring and the positive influence it could instead exert on these missions.

The decision by the UN to increase the total number of peacekeeping troops to 17,000 following a recent spike in violence in South Sudan seems to be premised on a flawed idea that more peacekeepers will bring more peace.…  Seguir leyendo »

When world leaders meet in New York next week for summit meetings hosted by the UN and the U.S. to tackle the global refugee crisis, they must redouble their efforts to resolve those conflicts driving the global exodus and to prevent new conflicts before the emergency is compounded. Additionally, leaders should commit to resettle at least 10 per cent of the world’s refugees annually, share responsibilities more equitably, increase support for front-line states facing the greatest challenges, and respect fully the rights of refugees.

The number of refugees and internally displaced now stands at more than 65 million, the largest figure ever recorded.…  Seguir leyendo »

Los políticos españoles están dibujando, y no sólo por su incapacidad para los acuerdos, uno de los frescos más lamentables de nuestra historia reciente. El sectarismo de unos, la cerrazón de los otros y la incapacidad para ver por encima de sus campanarios respectivos los intereses más generales nos muestran una clase dirigente superficial y soberbia, egoísta y vanidosa; dispuesta a devolver a los ciudadanos la responsabilidad de solucionar armónicamente la voluntad plural de éstos, expresada repetidamente en las urnas. Los que en el futuro escriban sin pasión ni favoritos esta página de nuestra historia, verán en un primer plano una lucha grotesca con argumentos pueriles entre políticos profesionales, exclusivamente preocupados por dar argumentos, mejor diría munición, a los más cercanos, a los más convencidos, sin preocuparse por todo lo que no se pueda encerrar en las fronteras partidarias.…  Seguir leyendo »

En nuestra historia contemporánea, las crisis de régimen han venido precedidas de períodos en que al malgobierno se sumó un profundo desprestigio de los gobernantes ante la opinión pública. Tal fue el caso en 1808, con unos monarcas y un valido vistos como paradigma del despotismo y de la inmoralidad; en 1931, con otro monarca, frívolo y militarista de guardarropía, responsable de la dictadura, y en 1975, al morir Franco.

La historia se repite hoy, con el agravante de que lo que se encuentra en juego no es el régimen, sino la supervivencia del Estado. Lo ha puesto de relieve Puigdemont, al hacer el llamamiento a la Diada.…  Seguir leyendo »

Un viejo apotegma escolástico afirma en latín “nihil volitum quin praecognitum”, que traducido al lenguaje actual sería “no se quiere (ama) aquello que no se conoce previamente. Pues bien, en pleno siglo  XXI nuestros políticos siguen haciendo bueno este latinajo, al menos en todo aquello que se refiere a la ciencia y tecnología, probablemente los motores más importantes actualmente para el progreso económico y social de un país.

En el momento político y económico convulso en que se encuentra nuestro país, la clase política está más pendiente de sí misma que de lo que realmente importa y da valor a su propia existencia, que es la de trabajar por conseguir el progreso y bienestar para los ciudadanos que les han dado su confianza.…  Seguir leyendo »

La globalización se ha estancado. Los datos de comercio y flujos de capitales lo confirman. Por primera vez desde la II Guerra Mundial, es decir, por primera vez en una generación, llevamos ya siete años con crecimiento débil o negativo en intercambios económicos internacionales. En los últimos 70 años hemos sufrido periodos de estancamiento de cuatro años, como después de la primera crisis del petróleo entre 1974 y 1978, e incluso de seis años, como sucedió después de la segunda crisis del petróleo, entre 1980 y 1986, pero nunca nos habíamos acercado tanto a estar una década en punto muerto.

Muchos creen que el detonante de esta parálisis ha sido la crisis financiera global de 2008, que trajo consigo un enorme aumento en el desempleo, la desigualdad y el conflicto social, sobre todo en Estados Unidos y Europa.…  Seguir leyendo »

A veces tengo la impresión de que la causa de que sigamos con un gobierno provisional tras dos elecciones infructuosas es que hablamos distintos idiomas. No me refiero al catalán, vasco y gallego, también oficiales en sus respectivas comunidades, sino al común, al español, que hablamos todos, pero está visto que no entendemos. O no queremos entender. Basta oír a Urkullu, a Junqueras, a Colau, a Puigdemont, a Iglesias, a Santamaría, a Sánchez, a Rivera, a cualquiera de los líderes que han surgido de las Mareas, de las Convergencias, de las infinitas ramas del nacionalismo y de la izquierda, para darse cuenta de que, aunque todos usan las mismas palabras –ciudadanía, derechos, modernización, participación, regeneración, ética, plurinacionalidad y, sobre todo, la más excelsa de todas, democracia–, están hablando de cosas muy distintas que llevan a las metas más dispares.…  Seguir leyendo »

EL 11-S se presentaba aciago para los próceres separatistas. Conocedores de la dificultad que significa mantener el reto rupturista en las calles, directamente proporcional a la tensión social, en lugar de un solo desfile en Barcelona hemos sufrido procesiones en cinco lugares distintos.

Si en la performance de 2014 los asistentes fueron 794.000 y en la de 2015 fueron 530.000, en las de 2016 hubo 292.000, según se deduce del recuento llevado a cabo por Societat Civil Catalana. Y eso que los cálculos están basados en unos generosos 2,2 personas por metro cuadrado, y que el máximo en los cinco recorridos es de 363.000 manifestantes.…  Seguir leyendo »

No es posible creer que la democracia interna de los partidos nos hubiera librado del bloqueo institucional en el que estamos. Cualquier tipo de organización humana busca el liderazgo como fórmula de buen funcionamiento. Esto genera una oligarquía; es decir, un grupo de poder que toma las grandes decisiones que luego comunica al resto. Un partido no iba a ser menos; y aún es más impensable cuando se busca la eficacia en la disputa por el poder.

Las organizaciones tienden naturalmente a la oligarquía. Ya lo vio así Tocqueville cuando estudió la democracia en América, Ostrogorski y Michels al analizar los partidos de comienzos del XX; y Pareto y Mosca, que buscaron en las élites el comportamiento de las masas.…  Seguir leyendo »

Apoyo, sin demasiadas fisuras, la firma del acuerdo para una paz definitiva en Colombia, que se anunció el pasado 24 de agosto y que se materializará públicamente el próximo lunes 26 de este mes en Cartagena de Lidias. Luego deberá ser ratificada por el pueblo colombiano el domingo 2 de octubre. Bien sé que hay determinada oposición a lo acordado, especialmente representada por dos ex presidentes -Pastrana y Uribe-, bajo cuyos mandatos participé en misiones en la propia Colombia y en el exterior.

Recontado algunas veces quiénes me hicieron querer a Colombia. Destaco la figura de Augusto Ramírez O campo, antiguo alcalde capitalino y canciller de la República, que fue Alto Representante de Naciones Unidas para El Salvador (ONUSAL), con quien colaboré intensamente durante dos años.…  Seguir leyendo »

El mar del Sur de China es el Mediterráneo del este de Asia. Por sus aguas transita el 70% del comercio -incluidos productos energéticos, como gas y petróleo- de la zona, lo que representa un tercio del comercio mundial, y como vía de conexión entre el Índico y el Pacífico tiene valor estratégico fundamental. El 12 de julio, la Corte Permanente de Arbitraje (CPA) asestó un duro golpe en las pretensiones chinas de controlar buena parte de esas aguas. Pekín, que reivindica el 80% de los 3,5 millones de kilómetros cuadrados de esa superficie, baraja cómo encajar la bofetada jurídica.El panel de cinco expertos en Derecho Internacional Marítimo de este desconocido organismo -fundado en 1899, dormido entre 1946 y 1990 y con 121 países miembros– falló por unanimidad a favor de 14 de las 15 demandas interpuestas por Filipinas contra los «derechos históricos» chinos.…  Seguir leyendo »

¿Debemos alegrarnos de que los salarios continúen cayendo? Si nos centramos solo en los efectos sobre la competitividad de costes a corto plazo de las empresas, la respuesta sería que sí. Pero los salarios tienen otras funciones importantes, tanto para el buen funcionamiento de la economía y las empresas como para la existencia de una sociedad decente. Si las tenemos en cuenta, no está claro que sea una buena noticia. Al contrario, una economía de bajos salarios no construye una buena economía ni una sociedad justa y armoniosa. Pero antes veamos los datos.

La encuesta de costes laborales por hora trabajada del segundo trimestre que acaba de publicar el Instituto Nacional de Estadística confirma lo que ya había mostrado la del primer trimestre.…  Seguir leyendo »

Desde hace treinta años, los consumidores reciben los beneficios de enormes avances tecnológicos. En muchos países, la mayor parte de la gente lleva en sus bolsillos una computadora personal más potente que cualquier macrocomputadora de los ochenta. La Atari 800XL en la que durante la secundaria yo programaba juegos tenía un microprocesador con 3500 transistores; hoy, la computadora incluida en mi iPhone tiene dos mil millones. En aquel tiempo, un gigabyte de almacenamiento costaba 100 000 dólares y ocupaba el espacio de un refrigerador; hoy prácticamente no cuesta nada y se mide en milímetros.

Incluso con la enormidad de estos avances, es probable que veamos otros aún más veloces conforme todo el planeta (personas y cosas incluidas) se conecte.…  Seguir leyendo »

Han pasado veinticinco años desde que estalló la burbuja de activos de Japón -y han sido veinticinco años también de malestar con una «década perdida» tras otra-. Parte de la crítica que han recibido sus políticas económicas es injustificada. El crecimiento no es un objetivo en sí mismo; deberían preocuparnos los niveles de vida. Japón está un paso adelante en lo que concierne a contener el crecimiento de la población, y la productividad ha venido aumentando. El crecimiento de la producción por persona en edad de trabajar, especialmente desde 2008, ha sido superior que en Estados Unidos, y mucho más alto que en Europa.…  Seguir leyendo »

Este verano, una subasta de energía eléctrica en Chile atrajo propuestas exitosas de generadores eólicos dispuestos a proporcionar electricidad a $ 0,04 por kilovatio hora y generadoras solares a $ 0,03 por kwh, superando fácilmente a sus competidores del ámbito de los combustibles fósiles. Su éxito refleja las grandes reducciones de costes que han ocurrido a lo largo de los últimos seis años, en que han bajado en cerca de un 70% y un 30%, para la energía solar y eólica, respectivamente. Es inevitable que lo sigan haciendo.

Por supuesto, no siempre el sol brilla ni el viento sopla, pero es cada vez más factible solucionar los problemas de intermitencia, a medida que bajan los costes de las baterías y otros sistemas de almacenamiento de energía, y los medidores y otros sistemas de control inteligente permiten cambiar la regulación de parte de la demanda.…  Seguir leyendo »