Sábado, 15 de octubre de 2016

Dorancel Vargas Gómez, bautizado “el Comegente” por la prensa de Venezuela, no es, como también lo llamaron, un “Hannibal Lecter de los Andes”. Sí mató y descuartizó a cinco hombres; sí devoró sus restos bajo un puente a fines de los años noventa.

Pero él no posee un intelecto privilegiado; ni seduce a sus víctimas como el personaje del cine, vestido con una braga de presidiario. No. Dorancel es un campesino iletrado y un victimario sin conciencia; el primitivo instrumento de dos fuerzas que siempre lo dominaron: la ignorancia y la locura.

Esta semana, sin buscarlo, el asesino que llevaba años olvidado ha vuelto a ser noticia en América Latina.…  Seguir leyendo »

Jordi Évole y su programa Salvados (La Sexta) se han embarcado durante 24 horas en un antiguo velero de lujo, el Astral, para contar en toda su crudeza la magnitud de la tragedia del tráfico de personas en el Mediterráneo. El barco está siendo utilizado ahora por la ONG Proactiva Open Arms con la misión de acudir al rescate de los miles de refugiados que cada día son abandonados a su suerte en alta mar por las mafias organizadas, desalmados que se aprovechan de la desesperación de quienes buscan las costas de Europa para huir de la miseria y la guerra en este éxodo sin precedentes.…  Seguir leyendo »

Las comunidades autónomas, que gestionamos el 73% del gasto social en España, hemos permanecido en un espacio secundario en un país que acumula más de 300 días con un Gobierno en funciones. Más de diez meses en los que la incertidumbre sobre nuestro futuro y la sucesión de acontecimientos sociales, económicos y políticos no han sido suficientes para que el Gobierno del Estado haya convocado a las autonomías para perfilar entre todos cómo gestionar el periodo de transición hasta la constitución de un Gobierno que nos devuelva la estabilidad. Vivimos en un Estado autonómico en el que las autonomías muchas veces no cuentan para el Estado.…  Seguir leyendo »

Cuando se hizo público, en noviembre de 2012, que desde hacía algunos meses se estaban desarrollando conversaciones secretas en La Habana entre el Gobierno de Colombia y las FARC, Enrique Santos Calderón, hermano del presidente colombiano y figura clave en aquellos primeros contactos, dijo una frase que por estos días resuena con especial fuerza: “No se puede condenar a los colombianos a otros cien años de soledad y violencia”. Sus palabras connotaban una referencia a Gabriel García Márquez y su obra magnífica. Pero, de seguro, al citar al premio Nobel colombiano jamás Santos Calderón imaginó que cuatro años más tarde sería su hermano gobernante el otro Nobel que tendría Colombia, esta vez el de la Paz.…  Seguir leyendo »

Jean Baudrillard llamaba polución psíquica a la suma de pensamientos neuróticos que producen permanentemente los millones de individuos que componen una sociedad. Esa maraña de ideas contamina más, nos cuenta el filósofo, que la polución biológica o tecnológica.

Pero la polución psíquica es un concepto que inventó Baudrillard hace 20 años, cuando esa maraña de contaminación mental no contaba todavía con la expansión masiva que le han dado las redes sociales en el siglo XXI. La polución psíquica se ha digitalizado, llega en un instante a cualquier punto del planeta y se expande a velocidad 4G; hoy la neurosis de un grupo social, por ejemplo la que se genera en un aula universitaria, sale rápidamente de su ámbito y se convierte en tema de conversación, en preocupación, en urgencia de la sociedad en general.…  Seguir leyendo »

Algunos lectores me han venido interrogando estos días por el contenido de mi artículo «El expolio de la cultura en España». Me sugieren que debería concretar más lo que ha sucedido en el sistema educativo desde el inicio de la Transición, para que las dimensiones de esta tragedia puedan ser contempladas sin metáforas compasivas ni distanciamiento resignado. También me apuntan con algo de mordacidad que no culpabilice tanto a los políticos de la hecatombe de nuestro sistema educativo y que tenga en cuenta que la liquidación del saber humanístico es producto de un ciclo de la historia entre cuyas consecuencias se encuentra la construcción de un nuevo perfil del hombre civilizado de Occidente.…  Seguir leyendo »

Los ciudadanos españoles no tienen por qué ver su honor dañado en ningún país, y mucho menos en un país miembro de la Unión a la que pertenecen todos ellos, en tanto que son ciudadanos europeos. Porque la Unión Europea se fundamenta en los valores de respeto a la dignidad humana, la libertad, la democracia, la igualdad y el Estado de Derecho; valores que son comunes a los Estados miembros en una sociedad caracterizada por el pluralismo, la no discriminación, la tolerancia, la justicia y la solidaridad. Así está recogido en el Artículo 2 del Tratado de la Unión Europea, Un Tratado que, como todos los demás que conforman el acervo comunitario, es de obligado cumplimiento y respeto para sus Estados miembros.…  Seguir leyendo »

In November 1951, as Bhumibol Adulyadej, 23, was heading back to Thailand to take his throne, a group of generals overthrew the royalist government and stripped the Constitution of the substantial powers it accorded the monarchy.

Bhumibol became king in 1946 but had been living in Switzerland, studying. His return home was supposed to be a celebration; it was greeted with a blow to the monarchy.

This was an inauspicious start, but it may have been a great blessing. King Bhumibol’s death on Oct. 13 concluded an extraordinary reign of seven decades, during which he arguably became one of the most popular and most respected monarchs in the world.…  Seguir leyendo »

Viajo con frecuencia a Madrid; como muchos sevillanos, en el hoy de hoy y en el de ayer. Por placer, pero sobre todo por obligación. Ciudad que abre el horizonte por dentro, que cualquier español ama, incluso pese a lo peor de sí misma, quizás porque no es sino lo peor de nosotros mismos, devuelto como en un espejo, ni siquiera deformante.

Viendo pasar por la ventanilla del tren los campos manchegos, los campos andaluces hasta llegar a Madrid o volver a Sevilla tengo siempre la sensación de estar recorriendo la médula misma de España, de una cierta España sin la que las demás no pueden entenderse del todo, porque, de una forma u otra, todas se engarzan a ella: punto central de tantas líneas; convergencia secreta; alma.…  Seguir leyendo »

Han pasado más de dos meses desde la fecha fijada por los tribunales para la devolución de los bienes de Sijena que fueron reclamados por Aragón. Como es sabido, se trataba de 97 piezas, 53 de las cuales, las que se conservaban en el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC), fueron restituidas el 26 de julio, mientras que permanecen en el Diocesano de Lérida las 44 restantes. Para justificar el incumplimiento de la resolución judicial –lo que resulta extraordinario en un estado de derecho, sobre todo por parte de una institución pública– se alega que las piezas que están en Lérida forman parte de una colección museística inscrita en el Catálogo de Patrimonio Cultural Catalán, por lo que disgregarla sería tanto como ir en contra de la legislación catalana.…  Seguir leyendo »

Ahora que acaba de morir a los 90 años el cineasta polaco por excelencia, Andrzej Wajda, no puedo resistirme a la memoria. Cenizas y diamantes, recuerdo hasta el cine madrileño donde la vi, el Rosales, y aunque creo que repetí otra hará treinta años o más, tengo el recuerdo vívido de la primera vez. Sería hacia 1966. Fraga y las gentes de su equipo se inventaron unos procedimientos harto singulares para que “las minorías de las minorías” madrileñas –en Barcelona debía ocurrir otro tanto– pudiésemos acceder a un cine que estaba prohibido para el público común. Eran sesiones extrañas y proyectaban, por ejemplo, todo lo mejor del cine soviético en unas versiones espantosas; pero es lo que había.…  Seguir leyendo »

Recuerdo estar tumbado en la alfombra del piso de mis padres, cuando era un niño, viendo el programa de televisión ‘Más vale prevenir’, del periodista Ramón Sánchez Ocaña. Me gustaba. Se hablaba de medicina y estimulaba aún más mi vocación de médico. Su título era perfecto. Enganchaba. Y era interesante porque tal vez en el mundo de la investigación y de la clínica atrae más dedicarse a la curación que a la prevención. Es evidente que curar a un enfermo es uno de los actos médicos más bonitos y gratificantes que los profesionales de la medicina pueden experimentar. Pero ¿no sería mejor evitar que algunas enfermedades aparezcan?…  Seguir leyendo »

Think of the brain’s sensitive periods as blown glass: The molten glass is very malleable, but you have a relatively brief time before it cools and becomes crystalline. Put it back into the furnace, and it can once again change shape.

That is more or less what researchers have been able to do with the capacity for absolute musical pitch. Absolute pitch — the ability to detect or reproduce an exact note without hearing another note as a reference — is rare; only about 0.01 percent of the population has it.

Early musical training appears to be very important in the acquisition of this skill, and it is usually seen in people who started their training before the age of 6.…  Seguir leyendo »

Hay una razón por la cual los adultos no aprenden japonés ni kitesurfing. En agudo contraste, los jóvenes pueden aprender las cosas más difíciles de manera relativamente fácil. Polinomios, chino, skateboarding: ¡no hay problema!

La neuroplasticidad (la capacidad cerebral de formar nuevas conexiones neuronales y ser influido por el entorno) es mayor en la niñez y la adolescencia, cuando el cerebro aún está en desarrollo. Sin embargo, esta ventana de oportunidades es finita. En algún momento se cierra. O eso pensábamos.

Hasta hace poco, la sabiduría tradicional en los campos de las neurociencias y la psiquiatría indicaba que el desarrollo era un camino de ida únicamente, y que después de los años formativos era muy difícil, si no imposible, cambiar las experiencias y las capacidades.…  Seguir leyendo »

The point of town hall debates is that regular voters get to ask questions. In every town hall I’ve seen, the candidate turns to the voter, listens attentively and directs the answer at least partially back to that person.

The candidates do that because it’s polite, because it looks good to be seen taking others seriously and because most of us instinctively want to make some connection with the people we are talking to.

Hillary Clinton, not exactly a paragon of intimacy, behaved in the normal manner on Sunday night. But Donald Trump did not. Trump treated his questioners as unrelatable automatons and delivered his answers to the void, even when he had the chance to seem sympathetic to an appealing young Islamic woman.…  Seguir leyendo »

El propósito de realizar debates en un auditorio público es que los electores comunes y corrientes tengan la oportunidad de hacer preguntas. En todos los debates que he visto, el candidato voltea a ver al elector, escucha con atención y dirige su respuesta, por lo menos en parte, a esa persona.

Los candidatos se comportan así porque es una muestra de cortesía, porque se ve bien que aparenten tomar en serio a otras personas y porque la mayoría de nosotros instintivamente buscamos alguna conexión con las personas a las que nos dirigimos.

Hillary Clinton, que no se destaca precisamente por su emotividad, se comportó de esa manera el domingo por la noche.…  Seguir leyendo »

Back in 2012, Mexico was a mess, seemingly stuck in a death-cycle of dysfunction that looked even worse than the one gripping Washington today. The country’s Congress was deadlocked, and its many problems were spinning out of control. Since 2006, the war on drugs had claimed 60,000 lives. Life expectancy was the lowest among nations in the Organization for Economic Cooperation and Development. Corruption was leaching away 10 percent of gross domestic product, and vast monopolies were smothering the economy (companies run by just one man, Carlos Slim, accounted for more than one-third of the stock exchange). Oil production, on which the government depended for a third of its budget, had dropped by a quarter in just 10 years.…  Seguir leyendo »