Lunes, 6 de febrero de 2017

«When sorrows come they come not single spies but in battalions«. Nunca tan apropiada la cita de Shakespeare. Las desgracias -y los espías- cuando llegan, no llegan solos. Cuando todavía estamos en plena digestión del mayúsculo escándalo que supone la atribución por parte de la comunidad de inteligencia de Estados Unidos de una indubitada responsabilidad a Rusia y a su presidente en los ciberataques que han tratado de perturbar la pureza del proceso electoral en las elecciones presidenciales de 2016, conocemos la noticia de que las autoridades de los Países Bajos han optado por volver al recuento manual de votos en las elecciones legislativas del próximo 15 de marzo para evitar el riesgo de ciberataques.…  Seguir leyendo »

Como resultado de su gran familiaridad con las leyes, puede que el subconsciente le haya jugado una mala pasada al exjuez Vidal. Gracias a su explícita e inesperada declaración sobre la ilegalidad de la recogida clandestina de datos fiscales por parte del Gobierno catalán, la ciudadanía catalana ha podido percibir lo que está en juego en el largo envite en el que está comprometido el soberanismo nacionalista. A pesar de las apariencias, no es un problema de relación con el Estado, la independencia; ni es tampoco un problema de democracia, el derecho a decidir. Es un problema de libertades individuales y de derechos fundamentales, que afecta a los valores y principios que rigen en una sociedad democrática.…  Seguir leyendo »

El pasado 3 de febrero Xavier Vidal-Folch publicaba el artículo Artur Mas no es un delincuente en el que defendía la necesidad de que se exculpase al expresidente de la Generalitat por su participación en la consulta del 9 de noviembre de 2014. El artículo, como es habitual en el autor, es brillante y provocador. Vidal-Folch condena políticamente al señor Mas, al tiempo que realiza un voluntarioso ejercicio a favor de su inocencia (penal). Sostiene, sin embargo y a mi parecer, una tesis errónea.

El núcleo del artículo versa sobre si Artur Mas incurrió en un delito de desobediencia al mantener la consulta suspendida por el Tribunal Constitucional y hacer todo lo necesario para que se llevara a cabo.…  Seguir leyendo »

Hace poco nos visitaron unos amigos españoles. Les enseñamos los encantos de Zúrich: el lago, el casco antiguo, las instalaciones para el blanqueo de dinero de la plaza Parade. Aunque les gustó, mostraron cierta inquietud: “Es bonito, sí. ¿Pero por qué hay tanto silencio en medio de la ciudad?”.

Nuestros visitantes tenían razón. Suiza es silenciosa. Invertimos mucho dinero en vías de ferrocarril que no chirrían y detestamos a quienes utilizan un soplador de hojas en vez de un rastrillo. Amamos nuestro silencio y lo imponemos sin titubeos. Después de adoptar medidas para moderar el tráfico en el centro de la ciudad, Basilea ha tenido que sustituir sus antiguos camiones de la basura, con motor de gasolina, porque ahora parecían demasiado ruidosos.…  Seguir leyendo »

La llegada de Donald Trump a la presidencia de la mayor potencia mundial está produciendo escalofríos en la inmensa mayoría de cancillerías del mundo. En primer lugar, por su afición a mostrar sus opiniones a través de las redes sociales, en particular de Twitter: por lo que supone de inmediatez y riesgo de reacciones irreflexivas o insuficientemente informadas, y, por consiguiente, de imprevisibilidad y ruptura de las formas tradicionales en las relaciones internacionales y usos diplomáticos, tan apegados a la discreción y a los códigos implícitos. De seguir así, es indudable que tendremos que afrontar un período de sobresaltos e incertidumbre desconocido desde hacía mucho tiempo, entre otras cosas porque por mucho que un comentario en Twitter sea limitado y, por ende, incompleto, no dejaría de ser la opinión de una figura con un gran poder a su alcance (militar, económico, financiero, comercial, etcétera).…  Seguir leyendo »

En los países anglosajones, es costumbre realizar un análisis de los 100 primeros días de cada legislatura para evaluar el cumplimiento de las promesas electorales por parte del Gobierno. Mariano Rajoy, investido presidente el pasado 29 de octubre, termina este periodo de gracia hoy lunes 6 de febrero.

La evaluación es sencilla: el Gobierno aún no ha implementado ninguna de las medidas en materia de ciencia propuestas durante la campaña electoral. Desde luego, el motivo no estriba en que la I+D en España no tenga problemas. La necesidad de aplicar estas medidas es apremiante. Muy apremiante.

De momento, el interés por generar cambios en el sistema de investigación español solo ha llegado en los últimos meses en forma de dos Propuestas No de Ley que Unidos Podemos y Ciudadanos han presentado en el Congreso, pidiendo respectivamente impulsar el sistema de I+D y la creación de un Pacto por la Ciencia.…  Seguir leyendo »

En nuestro panorama nacional emergen periódicamente y con desigual intensidad dos aspiraciones políticas de Cataluña: el nacionalismo y el secesionismo, que partiendo de un tronco común, el catalanismo, persiguen finalidades claramente diferenciadas.

El tronco común o «catalanismo» supone, en lo emocional, el amor y apego por todo lo catalán y se traduce no solo en el legítimo orgullo de pertenecer a ese pueblo, sino también en la exacerbación de un sentimiento de superioridad que suscita el falso dilema de tener que elegir entre sentirse catalán o español.

El «nacionalismo» supone convertir el catalanismo en la aspiración política, aparentemente legítima e injustamente preterida, de obtener un tratamiento singular y privilegiado del Estado español, frente al cual Cataluña se afirmaría como una entidad política, social y económica, distinta y diferenciable de las demás.…  Seguir leyendo »

Todo empezó en Wittenberg, una ciudad sajona, hace quinientos años, cuando el monje Martín Lutero puso en el pórtico de una iglesia una proclamación que criticaba al clero católico, el acto fundacional del protestantismo. En ella afirmaba que la salvación es un don de Dios recibido por la fe sincera, sin intercesión de la Iglesia; desafiaba a la autoridad papal al considerar que la Biblia era la única fuente legítima. No es seguro que el acontecimiento sucediese de esta manera espectacular, pero así es como los alemanes lo recuerdan y así lo celebrarán a lo largo de este año, en el que habrá mil conmemoraciones en cien ciudades alemanas.…  Seguir leyendo »

A finales del pasado año, el pleno de la Diputación provincial de Sevilla, acordó, con el voto a favor de los grupos socialista, comunista (Podemos incluido), Ciudadanos y la abstención del Partido Popular, retirar «de forma definitiva» la Medalla de Oro de la Provincia concedida a mi padre, José Utrera Molina, en el año 1969 por dicha institución. La noticia no debiera trascender el ámbito local o personal de la persona e institución concernidas, si no fuera porque constituye un peligroso precedente, claramente liberticida, de hasta qué extremos de persecución ideológica está dispuesta a llegar la izquierda –con el beneplácito o indiferencia del Partido Popular– con la aplicación de la denominada Ley de Memoria Histórica, que alumbró la mente sectaria de Rodríguez Zapatero y ha sido mantenida por la irresponsable abulia acomplejada del Partido Popular, posibilitando que próximamente pueda «celebrarse» la primera década de la misma.…  Seguir leyendo »

Los socialdemócratas fueron determinantes en la creación de los Estados del bienestar tras la Segunda Guerra Mundial y deben seguir siendo sus máximos defensores. Pero los enormes cambios económicos y sociales ocurridos desde entonces exigen nuevas e innovadoras políticas. Ahora, los sistemas de protección social deben servir a sociedades más complejas y en cambio permanente, lo que implica estrategias centradas en empoderar y formar a los ciudadanos, en un mercado que impone demandas crecientes de capacitación y flexibilidad.

En este sentido, la experiencia escandinava puede aportar lecciones para España. A principios de los años 90 los países nórdicos, enfrentados a serias crisis económicas, implementaron profundas reformas económicas y sociales para recuperar el crecimiento y garantizar la viabilidad de sus Estados del bienestar.…  Seguir leyendo »

En septiembre de 2016, con el acuerdo para desarrollar el proyecto Hinkley Point C, se inicia en el Reino Unido un nuevo ciclo inversor en reactores nucleares de tercera generación que el gobierno británico prevé conducirá a un parque de generación nuclear del orden de 14 Gw en 2035. En este documento de trabajo se examina este programa nuclear, en gran medida una singularidad en Europa Occidental, desde una perspectiva limitada a la política energética británica y, más concretamente, desde el nuevo marco para la política energética en el sector eléctrico que representa la “reforma eléctrica” incluida en la Energy Act 2013.…  Seguir leyendo »

Faire, vingt-cinq ans après, le bilan du traité de Maastricht, c’est d’abord observer à quel point il suffisait, en 1992, d’analyser l’évolution du serpent monétaire européen (1972-1978) et du système monétaire européen (1979-1993), puis les règles adoptées à Maastricht, pour prévoir ce qui allait se passer et qui s’est effectivement passé… en pire.

La zone euro telle qu’elle a été conçue à Maastricht et dans les traités qui ont suivi n’aurait pu répondre aux attentes que si les structures socio-économiques de tous les pays avaient été parfaitement homogènes. Cela n’était évidemment pas le cas à l’époque, et l’est moins que jamais aujourd’hui.…  Seguir leyendo »

L’ECU sera une monnaie forte, parce que le taux d’inflation sera l’un des plus faibles au monde, et parce que la constitution de la future Banque centrale européenne (BCE), adoptée à Maastricht, ressemble à s’y méprendre à celle de la Bundesbank, la banque centrale allemande. De par ses statuts, la BCE aura pour mission pratiquement unique d’assurer la stabilité des prix.

Elle sera formellement indépendante du pouvoir politique. En fait, elle sera d’autant plus puissante qu’elle aura l’avantage d’étendre le champ de sa juridiction à l’ensemble de l’union, face à douze « petits » gouvernements et à une Commission de Bruxelles aux pouvoirs relativement squelettiques.…  Seguir leyendo »

Nous l’avons vite oublié, mais en 1992, cela faisait des décennies que l’inflation pointait en tête des inquiétudes des Français. Arrimé au mark allemand, le franc essayait de secouer son statut de monnaie faible dans un effort trop mesuré pour éviter, un an plus tard, une énième crise spéculative. La monnaie unique, c’était la fin promise de cette malédiction, et ça a marché. Le traité de Maastricht est un succès historique. L’euro existe ; c’est une monnaie stable qui sert chaque jour 340 millions de personnes dans 19 pays. On ne parle plus de crise des changes ni d’inflation.

Mais ce n’est pas un succès complet.…  Seguir leyendo »

Négocier un traité qui engage l’avenir de douze pays n’était certes pas aisé, il n’en demeure pas moins qu’en organisant une marche forcée vers l’unité monétaire en négligeant toute autre préoccupation, et notamment l’emploi, la Commission européenne, les banquiers centraux et les gouvernements qui ont élaboré le traité de Maastricht ont pris une lourde responsabilité.

Entre les risques que fera courir aux économies des pays membres la mise en oeuvre de ce traité et ceux d’un recul de la construction européenne, aucune option n’est vraiment satisfaisante. Il sera difficile à l’électeur qui entend dépasser des réactions purement émotionnelles de se prononcer sans éprouver un sentiment de malaise et d’inquiétude, qu’il vote « oui » ou qu’il vote « non ».…  Seguir leyendo »

L’économie européenne ne va pas bien : chaos à l’Est, langueur à l’Ouest, digestion lourde en Allemagne réunifiée. Dans cette passe difficile, deux bouées de sauvetage possibles ou espérées : la reprise internationale, qui rôde « au coin de la rue » depuis bientôt deux ans, une plus grande intégration de la petite Europe.

De tels espoirs, à terme proche, sont largement déraisonnables. Les trois ans d’embellie que nous avons connus jusqu’à la veille de la guerre du Golfe étaient une parenthèse qui devait presque tout aux circonstances : contre-choc pétrolier, mise en place du grand marché communautaire, déréglementation financière, absorption de la République démocratique allemande (RDA) par la République fédérale (RFA).…  Seguir leyendo »

When Justin Trudeau was elected prime minister of Canada — with a majority Liberal government, no less — it marked the hopeful end of nearly a decade of Conservative rule. “Sunny ways,” Mr. Trudeau said in his acceptance speech. “This is what positive politics can do.”

His victory received fawning international coverage: The son of another popular prime minister, and conventionally good-looking, he managed to say all the right things about climate change and feminism. Remember when he achieved gender parity with his cabinet appointments? Swoon.

The stereotype, inside and outside of Canada, is that Canadians are so polite and accepting that nothing like the bitter populism of Donald J.…  Seguir leyendo »

The day I left Yemen for the United States this past fall was a fairly typical one. On my way to the airport in Sanaa, I could hear the explosions of airstrikes. Out the car window, I could see people standing in long lines to get water and gunmen stationed at security checkpoints.

It had been a year and a half since Yemen’s war broke out. Somehow everyone I saw that morning had managed to survive the violence up to that point. More than 10,000 civilians had not.

On my first morning in California — where I am attending Stanford University — I woke up to the sound of birds chirping.…  Seguir leyendo »