Lunes, 3 de abril de 2017

Priests are Catholicism’s greatest figures: shepherds who manage the relationship with the divine. But their numbers have been dwindling worldwide since the 1930s.

In Argentina, the Church lost 23% of its priests and nuns from 1960 to 2013. France and Spain have also seen a dramatic reduction in clergy. In Europe, the number of priests declined 3.6% between 2012 and 2015 alone.

The demands of the job are a killer combination today. Between restrictions on sexuality and the loss of priests’ social status, there are ever fewer seminarians and, consequently, ever fewer men of the cloth, particularly in remote regions of the world such as the Amazon, where there is one priest for every 10,000 Catholics.…  Seguir leyendo »

Red century. A hundred years after the Russian Revolution, can a phoenix rise from the ash heap of history?

What was Vladimir Lenin thinking on the long journey to Petrograd’s Finland Station in 1917?

Like everyone else, he had been taken by surprise at the speed with which the February Revolution had succeeded. As he traveled from Zurich across Europe to Russia, on board a sealed train courtesy of Germany’s kaiser, he must have reflected that this was an opportunity not to be missed.

That the weak liberal parties dominated the new government was to be expected. What worried him were the reports he was receiving that his own Bolsheviks were vacillating over the way forward.…  Seguir leyendo »

Europe is being torn apart; divided by the aftershocks of the financial crisis, Europeans seem able to find common ground only in a common enemy. To hear Geert Wilders of the Netherlands or the U.K. Independence Party in Britain tell it, the crisis is not just about refugees: The influx of primarily Muslims is a threat to Western civilization itself, on par with the Arab invasions of the seventh century and the Ottoman invasions of the 16th.

It’s no coincidence that my country, Germany, has also seen a resurgence of a once-common, but more recently discarded, term: “das Abendland.” In English it is usually translated as “the Occident,” but its literal translation is quite poetic: “the Evening Land.” The far right uses it as a synonym for Western Europe and its values; the anti-immigrant movement that sprung up at the height of the refugee crisis, usually referred to by its acronym Pegida, is known in full as Patriotische Europäer gegen die Islamisierung des Abendlandes (“Patriotic Europeans Against the Islamicization of the West”).…  Seguir leyendo »

In mid-March, ministers and high-level representatives from nations that have signed on to the Trans-Pacific Partnership, as well as China, Colombia and South Korea, met for the first time since the Trump administration withdrew from the trade accord. The signal from Viña del Mar, Chile, where the meeting took place, was clear: Multilateral trade and Pacific integration are alive and kicking.

The meeting, hosted by Chile as president pro tempore of the Pacific Alliance trade bloc (Chile, Colombia, Mexico and Peru), was a needed symbol of stability in increasingly uncertain seas. Protectionism, nationalism and populism are sadly on the rise worldwide.…  Seguir leyendo »

“Grande es Dios en el Sinaí”. Así comenzaba uno de los más célebres discursos de la historia de nuestro parlamentarismo, pronunciado por Emilio Castelar en el Congreso de los Diputados el 12 de abril de 1869, en pleno debate constituyente, a propósito de la libertad religiosa y la separación entre la Iglesia y el Estado. “El trueno le precede, el rayo le acompaña, la luz le envuelve, la tierra tiembla, los montes se desgajan”, afirmaba solemnemente el político gaditano. Y añadía: “Pero hay un Dios más grande, más grande todavía, que no es el majestuoso Dios del Sinaí, sino el humilde Dios del Calvario, clavado en una cruz, herido, yerto, coronado de espinas, con la hiel en los labios y, sin embargo, diciendo: ‘¡Padre mío, perdónalos, perdona a mis verdugos, perdona a mis perseguidores, porque no saben lo que se hacen!'”.…  Seguir leyendo »

Durante más de un siglo, con excepción de la dictadura y especialmente tras la recuperación de la democracia, la manera de abordar la cuestión catalana se ha regido por lo que podemos llamar el paradigma Ortega-Cambó. Hoy podemos asegurar que esta doctrina está agotada y requiere reemplazo.

De Ortega, el paradigma toma la idea de conllevanza. Esto es, el problema catalán no tiene solución. A lo sumo se puede conllevar. Ni la independencia ni la cabal y serena integración de Cataluña en España son posibles. Ambas partes han de conformarse con vivir en una situación de perenne empate. Siento enorme respeto hacia nuestro más alto filósofo, pero, en mi opinión, la conllevanza es solo una ocurrencia de phraseur.…  Seguir leyendo »

Empecé a cubrir la actualidad europea en los años ochenta. La sala de prensa del Berlaymont, sede de la Comisión Europea, era entonces muy acogedora: había un bar al fondo —que, no obstante, dejaba de servir durante las ruedas de prensa—. John Palmer, del diario The Guardian, hacía siempre la primera pregunta. Europa contaba con 10 países y nosotros, “los periodistas acreditados”, éramos mucho menos numerosos que hoy. En Atenas, por ejemplo, después de las grandes reuniones europeas, íbamos en grupo a comer brochetas de gambas en el Pireo. Era agradable y apasionante.

Sin embargo, cuando decía fuera de mi círculo profesional que me ocupaba de los asuntos europeos, mis interlocutores más benevolentes me miraban con un aire afligido y compasivo, un poco como en un entierro: “¡Qué mala suerte!…  Seguir leyendo »

En el año 1928 una gran parte de la población de Estados Unidos se sentía descontenta. La tecnología y la globalización habían puesto a los agricultores en una precaria situación: los vehículos de motor habían desplazado a los animales de carga y generado un excedente agrícola que presionaba a la baja precios y salarios, y al que no podía darse salida por el competitivo precio de las importaciones, que se percibían como una amenaza.

En paralelo, la inmigración mexicana se consideraba un problema. A los numerosos mexicanos que decidieron quedarse en los territorios incorporados a Estados Unidos tras la guerra de 1848 se sumaron los exiliados y desplazados por la revolución mexicana de 1910-1920.…  Seguir leyendo »

Al sur de Creta, en mitad de un mar de viejos olivos que abrazan columnas romanas, están las ruinas de la ciudad de Gortina. Homero la menciona para contar sus naves entre las que fueron a Troya. Allí se conserva uno de los textos jurídicos griegos más antiguos, una compilación de reglas sobre la familia, los esclavos y la economía inscrita en trozos de piedra. Cinco siglos después, los romanos los reutilizaron en la construcción del Odeón. Las Leyes de Gortina aún pueden verse junto a los restos del teatro; doce columnas y seiscientas líneas en dórico arcaico que se leen alternativamente de derecha a izquierda y de izquierda a derecha.…  Seguir leyendo »

La actualidad, que nos impregna y nos apasiona, impide a veces entender hasta qué punto somos herederos de una larga historia. Las generaciones jóvenes la desconocen demasiado a menudo porque la enseñanza ya no habla de ella, aunque nos condiciona. Un ejemplo de ello, como está de actualidad, es la celebración del sesenta aniversario de la Unión Europea, en Roma. ¿Creen de verdad que nuestra Europa solo tiene sesenta años?

En este momento estoy leyendo una obra histórica extraordinaria, «Reformations» (Reformas), de Carlos Eire, un universitario estadounidense de origen cubano que se sitúa en el siglo XV en nuestra Europa naciente, la de los humanistas que darán lugar al Renacimiento y a la época de las Reformas en el seno del mundo cristiano.…  Seguir leyendo »

La próxima visita de los Reyes de España a Japón, que se inicia mañana, 4 de abril, va a ser –lo han sido todas– una visita positiva y tendrá como base la sólida relación de amistad y afecto entre las dos familias reinantes.

Este viaje estaba previsto para el mes de abril del año pasado, pero se canceló como consecuencia de nuestra situación política, con un gobierno en funciones y un largo periodo de investidura. La cancelación del viaje se entendió bien en Japón, pero con algunas reservas, que han sido superadas sin dificultad, y la visita se ha concretado por vía diplomática con una celeridad sorprendente para los hábitos japoneses, lo cual confirma el perfecto entendimiento de la Corona española con los emperadores de Japón y su familia.…  Seguir leyendo »

“Los impuestos son el precio que pagamos por vivir en una sociedad civilizada” (Oliver Wendell Holmes).

Pocos fenómenos provocan tan unánime antipatía como la riqueza ajena y los impuestos. No me parece necesario, por manifiesto, extenderme en demostrar la generalizada aversión popular a los tributos; por otra parte, a los ricos se les detesta tanto como se les envidia, por eso la respuesta afirmativa a la interrogante que sirve de título a este artículo suscita una amplia coincidencia, no sólo porque resulta en principio evidente, sino porque satisface un inconfesable deseo de revancha. Como las apariencias pueden ser engañosas, antes de dar la cuestión por sentada conviene detenerse a contemplar algunos aspectos necesitados de consideración.…  Seguir leyendo »

Una universidad emprendedora, tecnológica y comprometida socialmente ayuda al desarrollo de su entorno, porque le transfiere conocimientos científicos y tecnológicos para convertirlos en aplicaciones comerciales. En España, esta transferencia es poco eficiente. Los investigadores españoles crean conocimiento pero lo rentabilizan poco, algo falla. Se da por hecho que la universidad debe fomentar empresas ‘spin-off’, al estilo Silicon Valley. Pero la universidad no sale a vender sus conocimientos, sino que espera que las empresas vengan a buscarla; o es el investigador quien, a sus expensas, se aproxima a ellas. Mi tesis es que se puede transferir de forma más eficiente a las empresas.…  Seguir leyendo »

Cuenta la leyenda que el rey Canuto llevó a sus aduladores al mar, para mostrarles que ni siquiera un rey podía dar órdenes a las olas, que las leyes de la naturaleza son más poderosas que los mandatos de los hombres. Tanto peor para Donald Trump, que realmente cree que sus decretos pueden contener las olas.

Más que aduladores, Trump está rodeado de empresarios amigos que, lo mismo que su tonto e ignorante rey, creen que negando el cambio climático podrán recuperar los días de riqueza y gloria del carbón, el petróleo y el gas. Se equivocan. La codicia no revertirá el cambio climático antropogénico, y los decretos de Trump no detendrán el abandono mundial de los combustibles fósiles y la adopción de fuentes de energía de baja huella de carbono, como la eólica, solar, hídrica, nuclear, geotérmica, etcétera.…  Seguir leyendo »