Viernes, 16 de junio de 2017

Vivir en los extremos de opresión y libertad ha sido el destino de Venezuela. Hace doscientos años, en su guerra de independencia (las más larga del continente), los venezolanos se mataban entre sí con indecible ferocidad: friendo las cabezas de sus enemigos, asesinando niños, ancianos, mujeres y enfermos, hasta perder la cuarta parte de su población y casi toda su riqueza ganadera. Pero extremas también, en su ambición e intensidad, fueron las hazañas de Simón Bolívar, libertador de futuras naciones (Ecuador, Venezuela, Colombia, Perú y Bolivia). Y no menos notable fue su contemporáneo Andrés Bello, quizá el mayor pensador republicano del siglo XIX en América Latina.…  Seguir leyendo »

The Trump administration’s Afghanistan policy review provides an opportunity to confront a central truth: No strategy, even with more troops, will succeed without reducing Pakistan’s support for the Afghan Taliban and the affiliated Haqqani network that is responsible for some of the deadliest attacks against the United States and its partners in Afghanistan.

After more than $30 billion in assistance to Pakistan since 2002, it is understandable that critics of the current United States policy toward Pakistan advocate a more coercive approach: slapping further conditions on assistance, imposing sanctions or listing Pakistan as a state sponsor of terrorism.

The trouble is that such “sticks” are unlikely to change Pakistan’s behavior, because its existential concerns are tied to broader regional priorities.…  Seguir leyendo »

In the long and tangled history of relations between Britain and Ireland, it has generally been the Irish who seemed troubled. British identity was fixed, solid and self-confident. Britain had, after all, imposed itself on much of the world. Ireland, on the other hand, was anguished, uncertain and divided. Brits could look across the Irish Sea with a mixture of perplexity and patronizing disdain: Why can’t the Irish settle down and stop being so obsessed with those maddening questions of nationality and identity?

So perhaps some of us in Ireland can be allowed a moment of schadenfreude as we look across the same sea and ask a similar question.…  Seguir leyendo »

Many Greeks were surprised when a mild-mannered former prime minister who tried to use unity and consensus to lead the country out of an economic and political impasse was seriously injured by a parcel bomb last month.

What followed was even worse: The attack was not greeted with unanimous condemnation, suggesting that Greece has a long way to go to heal divisions that were exacerbated by the economic crisis, that have shaped politics and that obstruct efforts to get Greece on its feet.

As Lucas Papademos, 69, lay in a hospital, members of a self-proclaimed anti-establishment movement threw pamphlets onto the hospital grounds proclaiming, “Die, Papademos, so we can celebrate.” (There were no arrests; there seldom are when members of the burgeoning anti-establishment scene attack police with gasoline bombs, stage sit-ins or vandalize property.) A senior official of the Athens journalists’ union wrote on Facebook that he would not be “at all upset” if the current governor of the central bank, Yannis Stournaras, were also the target of a bomb.…  Seguir leyendo »

La reciente oleada de elecciones en Europa parece corroborar la opinión de que el socialismo está en franca decadencia, quizá con la única excepción del Reino Unido, caso que más tarde comentaré. Sin embargo, esto no tiene que ser así necesariamente, por una razón muy clara: se requiere un partido de centro-izquierda para hacer el papel de oposición y alternativa de Gobierno al centroderecha. En el sistema político europeo, y en todas las democracias parlamentarias del mundo, existe un hueco a la izquierda del centro; si el socialismo no lo ocupa, otros lo harán. Muchos pueden pensar que el socialismo está llamado a desaparecer porque hace ya tiempo que alcanzó sus fines y debe ser sustituido en la izquierda por otras formaciones con distintos orígenes.…  Seguir leyendo »

Había ocurrido hace pocos días la matanza de Manchester y temíamos que el Derby pudiera ser escenario de otro gran atentado. Después de todo, allí se concentran miles de personas de todas las edades y de todas las clases sociales, desde la Reina hasta mendigos y carteristas, junto a otros muchos tipos llegados de países mas o menos lejanos. Corre el dinero, el alcohol, los afanes libidinosos, la ostentación vulgar y a veces (raras veces) la auténtica elegancia, a la par del esfuerzo deportivo, la incertidumbre de la competición, la belleza de obras de arte vivientes fabricadas con tradición y biología.…  Seguir leyendo »

No deja de sorprender que siendo la Declaración de Granada (2013) un buen texto, que situó a los socialistas por primera vez en la vía de la reforma federal de la Constitución, el tema estrella del inminente 39º Congreso del PSOE vaya a ser la traída plurinacionalidad. Nunca el socialismo español había ido tan lejos en la defensa de un federalismo cooperativo y pluralista. Granada sirvió para zanjar la crisis con el PSC cuando todavía este partido se mostraba vacilante sobre el derecho a decidir y vivía una fuerte tensión interna como resultado del envite soberanista. Desde entonces los socialistas catalanes no han hecho más que clarificar su posición.…  Seguir leyendo »

Se recuerda por estos días que hace 50 años que salió la primera edición de Cien años de soledad, en Buenos Aires, editada por Sudamericana. García Márquez ya había publicado nada menos que El coronel no tiene quien le escriba, pero no encontraba editor para los Buendía y —como él mismo ha contado— su mujer, Mercedes, vendió “sus joyitas” para mandar el original, por correo, a Paco Porrúa, pero no alcanzando el dinero envió solo la mitad. La respuesta fue que parecía todo muy bueno, pero que por favor enviara el comienzo, porque había enviado la segunda parte… Así nació lo que ya entonces bautizó Carlos Fuentes como “el Quijote americano”.…  Seguir leyendo »

No es cierto que la idea de nación plurinacional sea una incógnita muy difícil de explicar en términos políticos. En España hemos tenido una breve experiencia de nación plurinacional. Lo fuimos durante la breve –y desastrosa– experiencia de la Primera República, en el año 1873, cuando la República tuvo cuatro presidentes distintos en menos de ocho meses. Y ese año de 1873, Cartagena no sólo fue una nación soberana durante seis meses, sino que se declaró independiente del resto de España y enarboló una bandera roja que antes había sido enseña del Imperio Otomano. La moneda propia que acuñó el soberano cantón de Cartagena –«rodeado por los centralistas», según rezaba la inscripción en el reverso– se cotiza ahora muy bien entre coleccionistas y numismáticos.…  Seguir leyendo »

Al igual que a finales del siglo XVIII, con la Revolución Industrial, hubo incontables innovaciones y transformaciones tecnológicas que nos condujeron a un cambio de época en la historia de la Humanidad, desde finales del siglo XX y, sobre todo, a comienzos del XXI, estamos asistiendo a otra revolución que quedará registrada como tal en el futuro.

Estos cambios, que se producen en todos los órdenes, obligan a una adaptación social, cultural e incluso de valores. En el área sanitaria, en concreto, ha aparecido un nuevo tipo de paciente que era casi desconocido hace apenas tres décadas: el paciente crónico. Este paciente requiere de muchas atenciones y servicios porque el objetivo no es sólo alargar su esperanza de vida, sino que la disfrute en las mejoras condiciones.…  Seguir leyendo »

Tras el túnel de la dictadura, las elecciones del 15 de junio de 1977, las primeras democráticas desde la Segunda República, fueron el primer elemento de ruptura con el régimen franquista. Después de 40 años de ser tratados como súbditos de un poder absoluto, los españoles accedían no sin dificultades a la condición de ciudadanos. Los obstáculos eran relevantes: la convocatoria electoral se producía en un contexto en el que los aparatos del Estado franquista permanecían intactos. Sin depuración alguna.

Las Fuerzas Armadas comandadas por generales que habían intervenido en el golpe contra la República y que se declaraban vencedores de una cruzada; la jerarquía católica así la había bendecido como una guerra contra el comunismo y la masonería; el poder judicial estaba integrado por jueces mayoritariamente depositarios de una ideología y de una cultura jurídica antagónicas con el Estado de derecho; la policía tenía una relación simbiótica con el régimen y la práctica de la tortura era una de sus señas de identidad, y el empresariado vivía cómodamente con un sistema que negaba la libertad sindical y le garantizaba su hegemonía económica.…  Seguir leyendo »

Pour qui se penche sur les textes fondamentaux de l’Union européenne (UE), une évidence ressort: l’Europe est un projet de promotion de la mobilité. L’intégration européenne est ainsi pensée comme une conséquence de la multiplication des échanges et des rencontres entre les populations des différents pays. Et, plus fondamentalement encore, elle est aussi supposée assurer l’intégration économique et sociale des acteurs et des citoyens grâce à la libre circulation des personnes, biens, services et capitaux. En bref, la mobilité en Europe est conçue comme une solution.

Ce modèle d’intégration européenne basé sur une approche très libérale de la mobilité semble pourtant atteindre ses limites.…  Seguir leyendo »

Chaque nouvel attentat relance le débat sur les causes du terrorisme islamique et donc sur les mesures à prendre. Mais avant de se lancer dans de grandes théories plus ou moins idéologiques, il faut partir de faits simples : qui sont les terroristes ? Qu’apportent donc les trois derniers attentats en Grande-Bretagne à notre connaissance sur la radicalité ? Au-delà d’une confirmation de tendances lourdes, il y a un fait nouveau : l’implication d’une organisation islamiste qui existait déjà.

Les derniers attentats confirment les tendances lourdes que l’on retrouve ailleurs, même s’il y a une grande diversité dans le profil des terroristes.…  Seguir leyendo »