Martes, 18 de julio de 2017

Ayu is a 34-year-old Indonesian maid, and the head of a pro-Islamic State network in Hong Kong. She recruits, raises funds and spreads propaganda for the group. She is just one of several dozen Indonesian domestic workers in East Asia known to endorse jihad.

Ayu — I’m using a pseudonym, because she fears trouble from the police — became pregnant young, ran away from abusive in-laws and left her baby behind to go work in Hong Kong in 2003. She consumed alcohol and drugs to numb depression. In late 2011, after losing her job as a maid for the third time, she went to Macau, sleeping on the streets for months, until she overdosed.…  Seguir leyendo »

En 2011, Ben Trumble dejó la selva boliviana y se llevó una mochila que contenía cientos de viales con saliva. Había pasado seis semanas siguiendo a los indígenas mientras se movían por la selva, lanzándole flechas a los jabalíes. Estos hombres eran miembros del pueblo tsimané, que vive como lo hacían nuestros ancestros hace miles de años: cazando, buscando comida y cultivando pequeños terrenos.

Trumble les había pedido a los hombres que escupieran dentro de los viales varias veces al día para poder mapear sus niveles de testosterona. Quería descubrir si los cazadores eran recompensados con un pico de testosterona, y así fue.…  Seguir leyendo »

Un expresidente que va a la cárcel produce una sensación inquietante, un leve desequilibrio, como si en alguna parte del simbólico edificio de la nación se hubiera retirado una pieza y ahora no se sabe cómo se comportarán las restantes.

En los últimos 16 años, el Perú ha tenido una racha de cinco presidentes constitucionales. Récord absoluto en un registro que ya va para los dos siglos. El primero, Valentín Paniagua, fue designado de urgencia en medio del derrumbe del régimen de Alberto Fujimori, dejó un buen recuerdo pero gobernó menos de un año. Alejandro Toledo, su sucesor, tiene orden de captura internacional y vive en California, a la espera que un juez estadounidense decida su destino.…  Seguir leyendo »

La independencia es una aspiración legítima. El problema es en qué marco se expresa y a través de qué formas. Las formas representaron la primera conquista del Estado liberal frente al Antiguo Régimen, una puerta que abriría mucho tiempo después la llegada del Estado constitucional que se caracteriza por una idea básica: la supremacía de la Carta Magna. Da pudor recordar cosas tan obvias.

Desde que se inauguró ese insólito y solemne (las formas mal entendidas) proceso de desconexión promovido por las instituciones catalanas, hemos visto proliferar, como dijera Tocqueville, muchas copias históricas y muy pocos originales. Veamos algunas.

La primera copia surge por la utilización en Cataluña del viejo instrumento del Antiguo Régimen denominado ‘lettres de cachet’.…  Seguir leyendo »

En las últimas semanas hemos asistido a una importante polémica sobre el diferente trato que las autoridades comunitarias han dado a las últimas crisis bancarias española e italiana. Recordemos que mientras el Banco Popular fue vendido al Banco Santander sobre la premisa de que el accionarado de aquel sería el que cargaría con el coste de la venta al Santander, en el caso de Italia, a pesar de que el Mecanismo de Resolución europeo puesto en marcha en fechas recientes prohíbe ayudas del Estado a la banca, tuvimos que contemplar atónitos cómo el Ejecutivo italiano se saltaba este mismo mecanismo al poner el Gobierno Gentiloni encima de la mesa 5.000 millones de euros (al tiempo que comprometía otros 12.000) para sanear dos bancos italianos, Banca Veneto y Banca Popolare de Vicenza, que por otra parte pasaban a integrarse en Intesa San Paolo, segundo banco del país.…  Seguir leyendo »

El pasado martes 27 de junio, Juan Manuel Santos dio uno de los discursos más importantes de su carrera. Esa mañana, en Mesetas —una población en el departamento de Meta, tal vez una de las zonas más conflictivas de Colombia— anunció el inicio del desarme definitivo de las FARC, después de un largo y complejo proceso de paz. En el momento más comentado de su alocución —y de toda la ceremonia— dijo que había valido la pena ser presidente solo por vivir ese día. Quienes lo conocen saben que esta frase encierra varias paradojas.

Seguí a Santos varios meses del año pasado para escribir un perfil que publiqué en la revista Gatopardo unas semanas antes de que recibiera el premio Nobel de la Paz, en diciembre.…  Seguir leyendo »

Para la izquierda la religión era una superstición. Quizá algo más, pero fundamentalmente, superstición. No una cualquiera, como un espejo roto, sino de la peor naturaleza, retorcida, al servicio de la injusticia. La religión no solo impedía la mirada limpia de los males sociales sino que, además, los disculpaba y hasta condenaba la rebelión. El otro mundo compensaría los padecimientos terrenales. Peor, los padecimientos eran parte del guion. Sufrimientos e injusticias encajaban dentro de un orden moral armónico a los ojos de Dios, aunque ininteligible para nosotros. La religión era la sinrazón que cosía un mundo de sinrazones. La antítesis de la aspiración ilustrada.…  Seguir leyendo »

En la primavera de 1974, Roland Barthes viaja a la China de Mao con un pequeño grupo de sus amigos de la revista Tel Quel: los escritores Philippe Sollers, Julia Kristeva y Marcelin Pleynet, todos maoístas fanáticos. En 1974, Barthes tiene 59 años. Su estado de ánimo no es bueno: tiene migrañas, duerme mal, sufre ataques de pánico. En China nada le llama la atención: la ópera le aburre, el paisaje le recuerda las interminables llanuras de la Francia central y las supuestas conquistas de la revolución le traen sin cuidado. Un día, en Shanghai, una multitud sigue a Barthes y a su grupo por los muelles: nadie ha visto por allí a un europeo en los últimos veinte años.…  Seguir leyendo »

Cada vez que un juez celebra juicios, al finalizar cuelga la toga en un armario que tiene en su despacho. Una toga que, por cierto, se paga de su bolsillo. Como si un médico de la sanidad pública se tuviera que pagar la bata blanca.

Un juez suele celebrar tres, cuatro, cinco o más juicios en una mañana. Los juicios terminan, a veces tarde, pero el trabajo no. Las sentencias hay que dictarlas. En cada resolución judicial hay que dar respuesta razonada a todas las peticiones. Un policía para detener a alguien le dirá: «queda usted detenido». Pero para hacer lo mismo un juez tendrá que dictar un extenso auto explicando por qué se detiene a esa persona.…  Seguir leyendo »

Durante la mayor parte de la historia el ritmo de crecimiento de la población mundial ha sido muy lento. Hasta principios del siglo XIX no se alcanzaron los 1.000 millones y fueron necesarios 125 años más para llegar a los 2.000 millones. Pero durante el último medio siglo la población mundial ha entrado en un periodo de crecimiento acelerado, aumentando de 3.000 a más de 7.500 millones. El ritmo de crecimiento es tal que en el momento de escribir estas líneas somos casi 47 millones de almas más que a finales del año pasado (resultado de contabilizar alrededor de 77 millones de nacimientos y cerca de 30 millones de defunciones).…  Seguir leyendo »

En 1969 cuando Max Aub visitó España después de 30 años de exilio se sintió muy decepcionado. Nadie le preguntaba por la guerra civil ni por la República. Todos parecían vivir conformes o resignados con el dictador. Aunque todavía no se denominara así, Aub ya detectaba los efectos del desarrollismo diseñado por los tecnócratas franquistas afines al Opus Dei, un cambio de modelo económico que a sus ojos convertía a los españoles en alegres consumidores de Seat 600 y de algo llamado vacaciones pagadas. En la República una nueva ley había establecido las vacaciones retribuidas en siete días, un gran avance.…  Seguir leyendo »

Twenty years ago, Fareed Zakaria analyzed the rise of “illiberal democracy” — a form of government with free and fair elections but without “the rule of law, a separation of powers, and the protection of basic liberties of speech, assembly, religion, and property.” Now illiberal democracy seems to be rising, so that even long-standing liberal democracies in Western Europe and the United States seem to be falling under its spell.

Some people blame democracy for empowering a mass of “people” whom elites look at with fear. Books and articles questioning rule by “the people” have proliferated, as have arguments that democracy ought to be limited.…  Seguir leyendo »

The United States is getting more involved in Somalia, the nation in the Horn of Africa that has been wrestling with violent conflict and political instability for nearly three decades. Since June, the United States has conducted multiple military operations against al-Shabab militants in the country, pledged $126 million in humanitarian assistance, and announced plans to reestablish  permanent diplomatic representation in the capital in hopes of helping to stabilize the government.

Somalia’s central government’s failure has continued for years — despite hosting a large African Union peacekeeping force and many international military advisers, and receiving a significant amount of development aid.…  Seguir leyendo »