Martes, 22 de agosto de 2017

“I want to tell you something, so listen to what I say. When a man is talking, a woman should obey. She shouldn’t say ‘yes’ and then forget the next day. She should appreciate his value if she wants him to stay.”

So goes the title track of “The Man,” a new album by the Egyptian singer Ramy Sabry. Since its release in June, the song seemed to strike a chord with listeners across the Middle East, amassing more than three million views on YouTube.

This summer, however, legislators in several Arab states appear to have tuned out. Over the past three months, significant legal reforms on women’s rights have advanced in a handful of countries in the Middle East and North Africa.…  Seguir leyendo »

A major international emergency is unfolding in northern Africa, and the world has yet to notice: Smugglers are abandoning hundreds of migrants as they attempt to cross the unforgiving sands and heat of the Sahara. In an effort to evade new patrols by the Nigerien military, the human traffickers are leaving their charges to die of thirst in isolation.

The European Union and the United Nations blame the smugglers for broadening “the death trap from the Mediterranean to the Sahara Desert.” But the dangers of the Saharan route have been exacerbated by the European Union’s own policy, which has pushed the hazards of irregular migration further into the desert and out of sight of the media and global attention.…  Seguir leyendo »

Alguien declaró hace poco que “cuando México manda a su gente, no envía a los mejores”. El hombre que dijo esto nunca conoció a Manuel Chaidez.

Manuel tenía apenas 16 años cuando llegó desde Sonora, México, a F-Bar, el rancho de mi familia ubicado en las afueras del pueblo de Snowflake, al norte de Arizona. Yo era un niño de unos 6 años y, para mí, Manuel parecía un hombre adulto. Por supuesto que no era más que un niño pero trabajaba como si mi familia dependiera de él. Probablemente así era. No podría haberse esforzado más si el rancho hubiera sido suyo.…  Seguir leyendo »

A comienzo de los años setenta, en una nota a la CIA en la que aconsejaba cómo socavar el Gobierno democráticamente electo de Salvador Allende, Henry Kissinger escribía sucinto: «Haced que la economía grite». Altos representantes de Estados Unidos admiten abiertamente que hoy en día se está aplicando la misma estrategia en Venezuela: el que fuera secretario de Estado americano Lawrence Eagleburger afirmó en Fox News que la atracción que los venezolanos sienten hacia Chávez» se mantendrá mientras la población de Venezuela lo vea capaz de mejorar su nivel de vida. Si en algún momento la economía se pone realmente mal, la popularidad de Chávez en el país sin duda bajará, y ésta es una de las primeras armas que tenemos contra él y que ya deberíamos estar utilizando: las herramientas para intentar empeorar la economía aún más, de manera que el atractivo de Chávez en el país y en la región disminuya (…) Todo aquello que podamos hacer para dificultarles la economía en este momento es una buena cosa, pero hagámoslo de forma que no entremos en conflicto directo con Venezuela si es posible».…  Seguir leyendo »

Once años del Gobierno de Evo Morales han dejado una profunda marca de división y polarización en Bolivia. Lo que una vez fue una promesa de inclusión, rápidamente se convirtió en una estrategia política en la que la confrontación de bolivianos, procedentes de distintos grupos étnicos y regiones, sería una receta para abusar del poder y concentrarlo en el Ejecutivo. Esa ha sido la carta de presentación del Gobierno, la persecución de aquellos que piensan de manera distinto, la impunidad de los corruptos, gobernar para unos pocos atados al sistema y el deseo de imponer políticas rechazadas por la gran mayoría de nuestro pueblo.…  Seguir leyendo »

El 17 de agosto de 2017 quedará grabado en nuestra memoria como uno de los capítulos de la historia universal de la infamia que el movimiento yihadista está escribiendo a sangre y fuego desde el 11 de septiembre de 2001 y que tiene entre otros hitos los atentados de Nueva York, Madrid, Londres, París, Bruselas, Niza y Berlín en los países occidentales, pero también Bagdad, Damasco, Casablanca, Túnez, Kabul o Bali en el mundo islámico.

Como se ha repetido en los últimos días, el atentado de Barcelona se inscribe en la lógica de aterrorizar a las sociedades occidentales y sembrar el miedo, pero también polarizarlas y dividirlas en campos.…  Seguir leyendo »

Tras haber llorado inconsolablemente, reafirmado que no tenemos miedo y no nos cambiarán, comprobado que son unos jóvenes macabramente chapuceros, reiterado que no hay atajos fuera del Estado de derecho para responder a la amenaza, parecería que por fin estamos dispuestos a cambiar. Pero pasada la humana descarga sentimental que provoca un golpe tan brutal como del pasado día 17 —acompañada desde el fatídico 11-S de repetidas proclamas de cada país occidental golpeado sobre unidad inquebrantable y asunción de lecciones aprendidas—, la cruda realidad nos hace dudar sobre la voluntad real de modificar las pautas de comportamiento que definen tanto nuestras políticas exteriores como interiores.…  Seguir leyendo »

Ante la oleda de atentados terroristas islamistas que Europa viene sufriendo desde mediados del siglo pasado, especialmente en las presentes décadas, parece conveniente recordar cómo y por qué surgió el Islam o Yihad.

Para ello es preciso retroceder al siglo VII después de Cristo, cuando la mayoría de los árabes eran nómadas, vivían en la península de Arabia agrupados en tribus y tenían sus viviendas en los oasis del desierto, aunque, contrastando con estas primitivas formas de vida, existían las ciudades de La Medina y La Meca en las que habitaban poderosos comerciantes que llevaban una vida lujosa. Ésta última, rodeada del desierto y situada a pocos kilómetros del Mar Rojo, en lo que hoy es Arabia Saudí, era muy rica porque, al estar situada en un cruce de las rutas de caravanas que traficaban con mercancías, desarrollaba un gran comercio.…  Seguir leyendo »

Dentro de pocos días, el próximo lunes, se cumple el décimo aniversario de la muerte de Francisco Umbral. Umbral fue un personaje famoso, un rostro conocido, con sus gafas de montura gruesa, su bufanda, su media melena, incluso un escritor televisivo cuando las televisiones han prestado escasa atención a la literatura. Un rostro de escritor conocido cuando la mayoría de escritores son anónimos; otra cuestión es que la mayoría no leyesen sus libros. Mi aversión por el personajismo, más aún por un famoseo que a menudo encubra mediocridad y arribismo, hizo que me alejase del personaje Umbral.

Cuando él ya no estaba, me fui acercando a sus libros, a sus escritos, descubriendo su obra, esa escritura con un estilo lírico y barroco, la complejidad que posee una obra difícil de emparentar con escuelas o corrientes, incluso que en ocasiones traspasa los géneros.…  Seguir leyendo »

No sabemos si son miles o decenas de miles los habitantes de Europa susceptibles de radicalizarse hasta convertirse en asesinos, pero aunque los dispuestos a inmolarse para esparcir el terror no pasaran de unos cuantos cientos, la conclusión es tan desagradable como obvia: debemos vivir encadenados al terror. No al miedo, si lo podemos evitar, y debemos hacer lo posible para evitarlo, pero sí el terrorismo. Por desgracia, los hechos de Barcelona y de Cambrils no serán los últimos, sino un eslabón, el más doloroso porque nos ha golpeado más de cerca, de una larga cadena, la que comenzó en Niza y prosiguió por otras capitales europeas.…  Seguir leyendo »

The widespread Russian protests against corruption, inspired by opposition leader Alexei Navalny, made global headlines earlier this year. The roots of dissatisfaction often are more personal than political, however, as many Russian citizens have been protesting to defend the ownership and use of private property.

What are Russians protesting, and what do they want the government to do? Here’s a rundown:

1) Russian citizens protest crooked housing deals

The real estate scams reportedly involved upward of a half-million Russians who invested in new apartments. Some companies collected funds from “shareholders” in these buildings and promised to build condominiums — then disappeared without building the units or returning the money.…  Seguir leyendo »

Le saviez-vous ? D’ici un mois, soit plus précisément le 24 septembre, auront lieu les élections allemandes. Rarement elles n’ont suscité aussi peu d’intérêt, tant la victoire d’Angela Merkel paraît assurée. A l’aube de son quatrième mandat, la chancelière n’a guère de soucis à se faire. D’ailleurs, elle ne s’en fait pas. Sa campagne sera réduite au strict minimum et le débat entre majorité et opposition risque de tourner court.

Aujourd’hui, première puissance européenne, l’Allemagne s’ennuie. Mais son ennui n’a rien à voir avec celui que l’ancien journaliste du Monde, Pierre Viansson-Ponté, décrivait, pour la France, dans son célèbre article du 15 mars 1968.…  Seguir leyendo »

Le jihadisme au Sahel doit être replacé dans son contexte historique. Les classes politiques africaines et l’Organisation de l’unité africaine (OUA) ont choisi, au lendemain des indépendances (dans les années 1960), de reproduire le cadre territorial hérité de la colonisation et ont entériné le principe de l’Etat-nation. De ce fait, elles sont demeurées dans l’épure d’une combinatoire biséculaire, associant l’expansion du mode de production capitaliste et l’universalisation de l’Etat-nation comme mode d’organisation politique à l’échelle du système international. Cette séquence s’est paradoxalement accompagnée de l’exacerbation de formes d’identification sociale, dont l’ethnicité et la confession religieuse sont les deux principales manifestations sur l’ensemble du continent africain.…  Seguir leyendo »