Domingo, 8 de octubre de 2017

En la deriva suicida a la que arrastra el independentismo a Cataluña, cada vez son más apreciables las similitudes con la película La Ola. En esta desasosegante cinta, un carismático profesor desarrolla con sus alumnos un programa sobre los postulados en que se funda una tiranía. Se vale de unas sugestivas clases en las que subraya sus elementos más atractivos -camaradería, ideales, uniformes, parafernalia exterior…- hasta que el plan se desborda y precipita la catástrofe. El alumnado adopta el supremacismo totalitario que aplasta irremisiblemente a quien se interponga en el camino de La Ola (alias de la pandilla). Al fin y al cabo, como explicó Ortega en su obra de referencia y se ha visto estos días en las algaradas catalanas, la masa no desea la convivencia con lo que no es ella.…  Seguir leyendo »

Mi liberada:

La prensa extranjera, del Times al Economist, ha reaccionado con drama y teatro a la acción de fuerza del pasado 1 de octubre. La policía impidió el referéndum planeado por el gobierno rebelde de Cataluña cuando desbarató en las vísperas la logística del experimento y deshizo la apariencia de legalidad y sentido que pudiera tener. Luego cumplió parte de las órdenes de los jueces cerrando varios de los lugares de voto y requisando urnas. A veces esta operación tuvo que hacerse venciendo la resistencia de manifestantes que trataban de impedir el cumplimiento de la ley. Y como dijo el liliputiense que actúa hoy de delegado del Gobierno en Cataluña, tras haber pasado brillantemente por el nacionalismo y sus negocios, hay que pedir disculpas por el uso de una fuerza tan desproporcionada que incluso llevó a un hombre al hospital.…  Seguir leyendo »

En 1976, yo y 677.455 bebés nacimos en España. Hoy, aquellos que vivimos, tenemos la misma edad que nuestra democracia: 41 años. Aprendimos a caminar en democracia, fuimos al colegio en democracia y nos enamoramos por primera vez en democracia. A mis hijos deseo criarlos en democracia. También deseo morir en democracia, pero ahora dudo de que esta sobreviva sin interrupciones a mí y a mis hijos. Los acontecimientos en Cataluña son la gota que ha colmado el vaso del desasosiego colectivo.

Además de un niño del 76, soy historiador y sociólogo profesional, licenciado por la Universidad de La Laguna y doctorado por la Universidad de Harvard.…  Seguir leyendo »

La grave tensión que se vive en Cataluña no debería ocultar la única evidencia que permite albergar alguna esperanza: nada irreparable ha sucedido todavía. Antes de que la situación siga degradándose, los líderes que nos han arrastrado hasta este punto deberían responder a la pregunta que les dirigimos como ciudadanos sobrecogidos por un horizonte al que no queremos enfrentarnos: ¿el objetivo que se proponen es que siga sin suceder nada irreparable, o, simplemente, la victoria de su programa? Si la respuesta es esta última, reconozcámoslo de inmediato: ninguna solución es posible. No estaríamos representados por líderes que se conforman con lo posible sino por fanáticos que desprecian el coste de lo improbable.…  Seguir leyendo »

El contundente mensaje del Rey, inequívoco en señalar la culpabilidad de las autoridades de la Generalitat, no nos puede hacer olvidar los errores cometidos por el conjunto de las instituciones españolas, empezando por el Gobierno, que podían haber abortado mucho antes el desarrollo de unos acontecimientos largamente anunciados. Si la situación es de “extrema gravedad”, en palabras de Felipe VI, es porque demasiados frenos y cortafuegos han fallado. Porque no estamos ante el clásico golpe ejecutado de forma sorpresiva, urdido secretamente con el propósito de subvertir la legalidad de un día para otro. Si algo no se les puede reprochar a los partidos y entidades separatistas es que hayan escondido la naturaleza de sus planes.…  Seguir leyendo »

Pude disfrutar, a mi juicio, de la mejor maestra durante mi infancia y adolescencia españolas. Esclarecido y deslumbrado. La «madre» Mercedes Unceta intentaba asegurarse, y asegurarnos a sus párvulos, de que todo internamente funcionaba según nuestros conocimientos. Por eso ella quería que fuéramos «sabios».

Las diversas crisis que estábamos viviendo debíamos resolverlas con la verdad. Gracias a los diversos conocimientos «que como sabios» íbamos adquiriendo, llegaríamos un día a la supresión de las celadas, engañifas, trampas, trincheras, epidemias, plagas, grandes enfermedades, hambrunas y miserias. Es decir a la paz y a la salud universal.

Para la «madre» Mercedes la ciencia lo preveía todo.…  Seguir leyendo »

“Todo se ha perdido, incluso el honor”, con esta frase lapidaria comenzaba el artículo que el director de La Vanguardia Agustí Calvet, más conocido por su seudónimo de Gaziel, publicó el 21 de noviembre de 1934 –o sea, mes y medio después de la balconada de Companys- bajo el título La clara lección.

Las palabras que escribió a continuación reflejan cuál era la pérdida: “El desastroso final del primer ensayo autonomista realizado en Cataluña. Las Cortes de la República acaban de rematarlo: el Estatuto queda suspenso sine die”.

Y algunos de los párrafos siguientes resumen bien la lección: “La culpa capital, la causa suprema de nuestra desventura, se debe a nosotros, a los catalanes todos, a Cataluña en peso y muy especial a sus partidos políticos más representativos”.…  Seguir leyendo »

1.- El autoengaño respecto a Europa

El independentismo catalán sobrevaloró desde el primer día del proceso el atractivo del romanticismo de su causa entre unas elites europeas poco deseosas de sumar a la amenaza de los populismos de izquierdas y derechas la de los viejos nacionalismos disgregadores. Más allá de algunas pequeñas victorias propagandísticas (las imágenes de los desalojos policiales del pasado domingo) y del previsible apoyo de los partidos nacionalistas europeos, la reacción de Europa a la crisis catalana ha sido de estricto apoyo a la ley, la democracia y los procedimientos constitucionales. Es decir al Gobierno central. El wishful thinking, en definitiva, ha reinado a sus anchas en Cataluña alimentado por tertulianos y presentadores de TV3, periodistas de Catalunya Ràdio, medios de prensa escrita como La Vanguardia, Ara o El Punt Avui y microfamosos de alcance local.…  Seguir leyendo »

Cuando aterricé en el Moscú de los años 90, todavía quedaban en la vida cotidiana muchos resabios soviéticos: caídas de la línea telefónica cada dos por tres, probablemente pinchada por algún funcionario ocioso del KGB; la escasez de bares y restaurantes donde tomar algo; las colas en las tiendas; la costumbre de guardar toda bolsa de plástico, por si acaso, porque no abundaban; y la desconfianza entre la gente común de conversar con un extranjero.

Con Vitali costó un mundo quebrar la pared de hielo. Aquel hombre, que podía haber sido mi padre o un abuelo temprano, solía llevarme en coche a hacer algún recado de tarde en tarde.…  Seguir leyendo »

El agua no está ni fría ni caliente. Simplemente, no hay. Si los independentistas celebran su salto de independencia unilateral, no tendrán agua en Europa para acomodar su caída. Ningún actor relevante reconocería una declaración de independencia unilateral ni simpatizaría con un Govern decidido a adentrarse en un terreno donde no rige la ley. La torpeza con que el Gobierno español manejó el 1-O no evitó la celebración de un referéndum ilegal y sin garantías. Las lamentables imágenes de las cargas policiales generaron perplejidad y una ola de comprensión en la opinión pública europea hacia las reivindicaciones catalanas, pero la cuestión de fondo permanece inmutable: la DUI sería inaceptable.…  Seguir leyendo »

Alors que sa voisine, la Corée du Nord, devient de plus en plus belliqueuse, le Japon se lance dans une élection générale impromptue. Beaucoup questionnent la décision du premier ministre Shinzo Abe de dissoudre la Diète et de faire appel à la population. La décision paraît en effet très opportuniste.

Après un été qui avait vu la popularité de Shinzo Abe chuter en raison notamment de deux scandales de trafic d’influence, il avait réussi à redresser la barre grâce à un remaniement de son cabinet et surtout à sa capacité à utiliser la crise nord-coréenne pour se présenter comme un pilier de stabilité dans la tempête.…  Seguir leyendo »

On Sept. 26, Saudi Arabia granted its female citizens the right to drive, reversing a decades-long prohibition. The latest in a number of changes shaking the conservative foundations of the kingdom, this widely publicized reform occurred in the wake of dozens of high-profile arrests. While Saudi Arabia commonly imprisons independent political voices, the recent arrests were unusual in several ways.

The Saudi regime is in the midst of profound political change. Understanding its latest decisions requires a nuanced look at its fragmented politics and the regime’s liberalizing agenda.

Why are these arrests unusual?

While some media outlets reported these arrests as targeting “Islamists,” those detained in fact represent a broad range of ideological affiliations.…  Seguir leyendo »

I cannot turn my thoughts from the news article I happened to see a few days ago. A man in his 70s accidentally dropped two thick wads of cash in the street. Two people who happened upon this bundle of money and shared it between them were caught by the police, made to give up the money and charged with theft.

Unlike that man, I belong to the generation that never experienced the Korean War. Crossing the border to the North was already impossible before I was born, and even now it is forbidden for Southerners to meet or have contact with Northerners.…  Seguir leyendo »

Carbon dating of an ancient Indian document, the Bakhshali manuscript, has recently placed the first written occurrence of the number zero in the third or fourth century A.D., about 500 years earlier than previously believed. While the news has no practical bearing on the infrastructure of zeros (and ones) underlying our high-tech civilization, it does remind us how indebted we are for this invention. But to whom is this debt owed? And how should it be repaid?

Chauvinistic politicians might loudly trumpet India’s role (as they have, more controversially, in the case of the Pythagorean theorem), but the history of zero remains unsettled enough to still be the subject of continuing quests.…  Seguir leyendo »

Climate images have never been able to convey our full planetary danger until now. The extraordinary recent four-punch sequence of hurricanes — Harvey, Irma, Jose and Maria — threatened the lives of millions of people, obliterated their homes and has raised doubts that some places will ever recover. The rest of us have a newly immediate sense of catastrophes of biblical proportions. As meaning-hungry creatures we search for explanations. No wonder some have embraced the apocalyptic narrative of total destruction by an angry deity. And no wonder that climate-change rejecters like President Trump have increasing difficulty defending their position.

Even before the hurricanes we had experienced a drumbeat of storms, floods, droughts and wildfires that rendered global warming not just a remote future danger but an immediate one.…  Seguir leyendo »

L’Allemagne a apporté, dimanche 24 septembre, un cinglant ­démenti aux spécialistes trop pressés qui nous assuraient que la vague populiste était déjà sur le déclin. Dans l’un des pays les plus prospères du monde, où le tabou de la xénophobie et du nationalisme de droiteest le plus fort et qui manifeste un engagement profond pour l’intégration européenne, un électeur sur huit a donné sa voix au parti populiste de droite, xénophobe et antieuropéen Alternative pour l’Allemagne (AfD).

L’une des leçons à tirer de ce scrutin est la suivante : si nous voulons combattre le populisme, nous devons comprendre que les forces qui le portent sont autant culturelles qu’économiques.…  Seguir leyendo »