Sábado, 21 de octubre de 2017

Quienes hemos vivido más años en el siglo XX que los que viviremos en este presente, pensamos a la caída del Muro de Berlín que el sistema democrático no solo se extendería por el resto de la Europa dividida tras la Segunda Guerra Mundial, sino también por Rusia y otros muchos países del mundo. Todo parecía marchar bien y solo había que dar tiempo al tiempo.

El siglo XX había sido terrible en violencia y totalitarismos, pero parecía que no iba a concluir mal. Así fue en apariencia. El siglo XXI, apenas nacido, empezó a dar síntomas de rebeldía, en muchos casos semejante, pero también distinta y diferente a la de su antecesor.…  Seguir leyendo »

Mañana se celebrarán sendos referéndum en las regiones del Véneto y Lombardía. En ambos casos se trata de consultas legales y no vinculantes, convocadas con arreglo al artículo 116 del Título V de la Constitución italiana que regula la relación entre las regiones y el Estado. La Liga Norte, que gobierna en ambas regiones, busca una participación importante que refuerce su demanda y le ayude a abrir un proceso de negociación con el Gobierno para lograr un mayor grado de autonomía regional

Lo interesante, y en cierto modo paradójico, es que ambas consultas tendrán lugar mientras se produce uno de los fenómenos políticos más interesantes en el panorama de los partidos europeos: la transformación de la Liga Norte en un partido populista siguiendo el modelo del Frente Nacional.…  Seguir leyendo »

Después de lo vivido, y de lo que previsiblemente viviremos, parece oportuno hacer desde este lado de España algunas consideraciones.

Cataluña tiene, como mucho, un 15% o 20% de ciudadanos que “no quiere” ser español. Y otro porcentaje similar al que el tema le tiene literalmente sin cuidado. Con eso hay que contar.

El PP tiene una excesiva matriz castellana. El PP ha de saber que se puede ser igual de español llamándose Olaguer, Oriol o Domènec, que llamándose Paco o José Antonio. Igual que acepta sin reticencias que en nuestro ejército haya nuevos españoles que se llaman Washington o Edson-James.…  Seguir leyendo »

Misioneros españoles por el mundo. No me refiero al estimulante programa de televisión, sino a esa gran familia de hombres y mujeres que han sacado de su espíritu lo mejor que tenían para poner en las manos de Cristo y que él lo enviara donde más lo necesitara. El Papa Francisco, como de costumbre, nos ha enviado el mensaje anual para la Jornada Mundial de las Misiones 2017: «La misión en el corazón de la fe cristiana».

En esa maravillosa e inmensa labor llevada a cabo por la Iglesia, sin límite de horizontes geográficos, culturales y sociales, destacan esos hombres y mujeres que, dejando a un lado muchas de las cosas que más quieren, aunque llevándoselas en lo más profundo de su corazón, tratan de meterse en las grandes heridas de la humanidad en entusiasmada disposición para curarlas, y si ello no fuera posible, al menos poner sobre ellas bálsamos que las defiendan de esas malignas infecciones que son el resentimiento, el odio, la venganza o una resignación negativa que aleje cualquier atisbo de poder alcanzar la cuota merecida de dignidad y esperanza.…  Seguir leyendo »

Rojo y gualda son los colores de la bandera de España y los de la señera de Cataluña. Esos dos colores también están presentes en las enseñas de las comunidades autónomas de Aragón, Valencia e Islas Baleares. Además, la Ley 33/1981 de 5 de octubre (B.O.E. del 19/10/81), que regula el Escudo de España, al describir sus cuarteles indica que: en el tercero, de oro, cuatro palos, de gules o rojo. Los colores rojo y gualda están unidos desde la Edad Media a la historia de España y constituyen una seña de identidad para sus habitantes. Esta coincidencia de colores no es fruto de la casualidad, sino la consecuencia natural de la pertenencia a un espacio geográfico bien delimitado y a una historia común que ha creado lazos de unión muy profundos más allá de avatares políticos e intereses partidistas.…  Seguir leyendo »

Los secesionistas han seguido una estrategia y más nos vale ser conscientes de ella. Ellos sabían que lo que pedían era ilegal y además imposible. No les interesaba debatir sobre la forma de cambiar la Constitución del 78 ni sobre hipotéticas alternativas políticas para resolver el problema que ellos mismos estaban creando. Lo que hicieron fue comportarse como si ya fueran un país independiente que está vinculado a España por algún accidente histórico que pronto se dejaría atrás. Un país independiente tiene derecho a que voten solo sus habitantes (en este caso los catalanes). Si tal cosa no llega a suceder será por la intervención de un poder externo malvado (en este caso España).…  Seguir leyendo »

El debate sobre la capacidad que tiene la escuela para inculcar una identidad nacional no es una cuestión que solo preocupe a los políticos. Trabajos clásicos sobre nacionalismo han destacado el papel histórico de la escuela en la promoción de una conciencia nacional. Investigaciones más recientes han defendido, además, que la escuela contribuye a modelar la identificación nacional de los individuos. Este argumento se ha aplicado a contextos en los que la transferencia de competencias ha permitido que gobiernos regionales dispongan de los dos principales agentes de socialización (escuela y televisión) para fomentar la identidad regional (en detrimento de la identidad nacional).…  Seguir leyendo »

El futuro del trabajo es un tema candente estos días. Ha inspirado una catarata aparentemente infinita de análisis, comentarios y conferencias, y fue uno de los asuntos prominentes que se abordaron en las reuniones anuales de la semana pasada del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial. Con buenas razones: las nuevas tecnologías -concretamente, la digitalización, la robótica y la inteligencia artificial- tienen implicancias de amplio alcance para el empleo. Pero, contrariamente a cómo se suele encuadrar la historia, un final feliz es posible.

El debate actual suele cobrar ribetes melodramáticos, cuando pronostica un futuro en el cual las máquinas expulsarán a los humanos del trabajo.…  Seguir leyendo »

En su famoso “trilema político de la economía mundial”, el economista de Harvard Dani Rodrik expone un problema irresoluble: la integración económica global, el estado-nación y la democracia son tres elementos que no pueden darse simultáneamente en su máxima expresión. A lo sumo, podemos combinar dos de los tres, pero siempre a expensas del restante.

Hasta hace bien poco, el Consenso de Washington que nació en los años ‘80 —cimentado en principios como la liberalización, la desregulación y la privatización— representaba el canon económico por excelencia. Si bien la crisis del 2008 lo puso en jaque, los países del G20 convinieron evitar una respuesta proteccionista.…  Seguir leyendo »

Venezuelans went to the polls  Sunday to elect 23 new state governors. According to the polling, opposition candidates aligned with the Democratic Unity Roundtable (MUD) stood to win  13 to 16 of those states. That didn’t happen.

In the midst of the country’s deep economic crisis, soaring crime rates,  and constant protests and counterprotests, an opposition sweep would have been unsurprising. But late Sunday night, Venezuela’s election commission announced that the ruling Socialist Party of Venezuela (PSUV) had achieved a stunning upset, capturing 17 governorships, with one governorship remaining contested.

President Nicolás Maduro quickly accepted the official results and declared victory, while opposition leaders alleged that the results were fraudulent.…  Seguir leyendo »

In late September, Prime Minister Abe Shinzo dissolved Japan’s House of Representatives and called a snap election. At the same time, Tokyo Gov. Yuriko Koike announced the formation of the new Hope Party, which aimed to win enough seats to replace Abe and his Liberal Democratic Party (LDP).

The next twists? The leader of the largest opposition party, the Democratic Party, disbanded his party and encouraged its candidates, many of them incumbents, to “apply” to run under the Hope banner. Unhappy with the Hope party’s requirements that they support its center-right platform on national security and constitutional revision, a group of Democratic Party incumbents then decided to form their own party, the Constitutional Democratic Party of Japan.…  Seguir leyendo »

El pasado domingo por la tarde, un destacado dirigente independentista aseguraba en privado, con toda certeza, que la respuesta del president Puigdemont sería un no a la independencia más o menos elíptico, que permitiría al presidente Rajoy eludir la aplicación del artículo 155 de la Constitución. La madrugada del lunes siguiente, lo que decían los periódicos era muy distinto. Unos informaban de que la respuesta presidencial sería “ni sí ni no”, mientras que alguno -más certero-adelantaba que no habría respuesta a la pregunta del Gobierno y que, en su lugar, se formularían ciertas exigencias: 1) Una mediación. 2) Un encuentro de ambos presidentes de igual a igual.…  Seguir leyendo »

Un spectre hante l’Europe du XXIsiècle, le nationalisme. On le croyait dissous dans l’océan des marchés mondialisés, dépassé par les processus d’intégration régionale, dévalué par l’interdépendance et invalidé par les leçons de l’histoire.

On le retrouve au Bundestag avec les 90 nouveaux députés du parti eurosceptique Alternative pour l’Allemagne (AfD), on entend rugir le lion britannique chez les partisans d’un Royaume-Uni global libéré de l’ancrage européen, on redoute le réveil des vieux démons irlandais, on déplore les régressions politiques polonaises et hongroises et l’on s’inquiète, à juste titre, de la tension croissante entre les nationalistes catalans, minoritaires et donc partisans d’une stratégie de la fracture, et ceux de Madrid, majoritaires et donc incapables d’accepter la réalité plurielle du vieil Etat espagnol.…  Seguir leyendo »

No further from our offices at The Times than the northern reaches of our own country, a crisis is unfolding that’s bigger than Brexit. It could even bring violent civil conflict to one of our more important European allies, and threaten the very existence of the kingdom of Spain.

Relations between Catalonia and the rest of Spain are at breaking point.

Democratic politics in the Iberian peninsula has seized up due to a catastrophic failure of the leaderships of both the Spanish and Catalan governments. Political midgets and tinpot nationalists on both sides have puffed themselves into an entirely avoidable High Noon and nobody has the statesmanship or courage to block their ears to the cheers of the mob and lead their deluded followers back to safety.…  Seguir leyendo »

Watching Catalonia and Spain feels like watching a Pedro Almodóvar movie where all the characters start to act freakily. It could be Women on the Verge of a Nervous Breakdown (in this case, a country on the verge of a nervous breakdown) or Tie Me Up! Tie Me Down! (a film about what, in the end, ties us to one another rather than separates us). Don’t get me wrong. Catalonia is a serious matter. But it is also hard not to see the hysteria, the hyperbole, the manipulation. Emotions sweep away reason; radical gestures lead to more radical gestures; passion drenches everything; the picture becomes one great confusing swirl.…  Seguir leyendo »

The Brooklyn-born playwright and critic Lionel Abel, who cut his political teeth in left-wing circles in Greenwich Village in the 1930s, remarked in his memoirs that during the Depression years, New York City “went to Russia and spent most of the decade there.” Leaving aside Mr. Abel’s taste for the mordant, he had a point.

For a few decades — from the 1930s until Communism’s demise as an effective political force in the 1950s — New York City was the one place where American communists came close to enjoying the status of a mass movement. Party members could live in a milieu where co-workers, neighbors and the family dentist were fellow Communists; they bought life insurance policies (excellent value for money) from party-controlled fraternal organizations; they could even spend their evenings out in night clubs run by Communist sympathizers (like the ironically named Café Society on Sheridan Square in Greenwich Village, a showcase for up-and-coming black performers like Billie Holliday).…  Seguir leyendo »