Domingo, 10 de diciembre de 2017

Ante el empecinamiento del PSOE por que se remodele la Constitución, buscando impenitentes el encaje de esos nacionalismos que desencajan España, el presidente Rajoy evoca la actitud flemática, en consonancia con su propio carácter, del párroco aquel de la localidad onubense de Beas al que sus feligreses rogaban que accediera a sacar en rogativa a la Virgen de Clarines para que se acabara la pertinaz sequía que asolaba al pueblo.

Al cabo de algunas semanas, y harto de las requisitorias que recibía a cada paso que daba, este cura con fama de trabucaire tiró la teja y dio su brazo a torcer.…  Seguir leyendo »

Mi liberada:

Hace unos días la televisión pública dio publicidad a la performance de un par de gansas sobre la prostitución después de que hubiera hecho algo de camino en las redes bajo el hashtag #holaputero. Como tantas otras veces se produjo el equívoco. Un determinado vídeo alcanza visibilidad en las redes y la televisión se hace eco porque cree que esa visibilidad es noticia. Y lo que sucede es que, solo gracias a la televisión, se producen la verdadera noticia y el verdadero furor en la redes. Este procedimiento de inclusión en el espacio público tiene la lamentable y, en un primer momento, falsa justificación de la audiencia.…  Seguir leyendo »

Para Walter Benjamin, París era la capital de Europa. Para el contestatario e irónico Robert Menasse, último Premio del Libro Alemán, debería serlo Bruselas. Una esperanza frágil. El propio Menasse rebaja tan elevadas expectativas en una entrevista en el Frankfurter Allgemeine Zeitung contando una bonita historia sobre la tarde que pasó con un corresponsal alemán en un café de periodistas lleno de humo. Allí pudo observar cómo al reportero en cuestión su redacción de Fráncfort le rechazaba un artículo sobre el programa espacial de la UE con el siguiente comentario: “No escribas de forma tan complicada. Cuenta solo qué nos costará esta vez a los alemanes”.…  Seguir leyendo »

Puestos a desacreditar ha tocado el turno a la situación de los Derechos Humanos en España. Como en todos los Estados democráticos sería falso afirmar que no se producen vulneraciones de los derechos fundamentales, porque los Convenios internacionales y las Constituciones son obras humanas, aplicadas por seres humanos, y por tanto sujetas a errores, omisiones en su protección o interpretaciones diversas.

Pero cuando se dice desde la tribuna política que se vulneran los derechos humanos se está aludiendo a otra cosa, a su violación sistemática. Una afirmación que ha entrado a formar parte de la justificación de los que pretenden alcanzar la independencia por vías inconstitucionales.…  Seguir leyendo »

El debate parlamentario sobre el establecimiento de una renta mínima para las familias sin recursos ha animado la discusión sobre la fragilidad de la última red de protección. A diferencia de lo que ocurre en la mayoría de países europeos, España no cuenta con una prestación que cubra el riesgo general de pobreza. Plantear, por tanto, la homologación del sistema con nuestro entorno más próximo no parece una temeridad. Especialmente, cuando las estadísticas oficiales revelan que más de un 22% de la población está por debajo del umbral de pobreza.

Frente a la necesidad de cubrir este importante vacío sorprenden las reacciones en contra, casi viscerales, de algunos de los actores implicados en el debate.…  Seguir leyendo »

Baladine Klossowska, judía por origen, aristócrata polaca por matrimonio, parisina por vocación, tuvo dos hijos ilustres. De su educación había de cuidarse el más grande poeta de su tiempo, que era a la sazón su amante. Como todos los poetas, Rainer Maria Rilke exigía el sosiego que la indolencia regala. Baladine disponía de recursos para garantizarlo. A cambio, Rilke resultó ser un maestro prodigioso. Y los dos hermanos se instalaron enseguida en el vértice de las vanguardias. Ilustres erotómanos ambos, Pierre Klossowski en literatura y Balthasar Klossowski (Balthus, por su apócope familiar de infancia) en pintura entraron hace mucho en el Olimpo.…  Seguir leyendo »

El pasado lunes visitó Madrid el expremier británico Gordon Brown, un escocés poderoso y político decisivo para que en Escocia no prosperase el referéndum de independencia en el 2014. Su mensaje fue conciso: los graves problemas para la economía los provocan los «riesgos políticos»: el nacionalismo y el populismo. Se explayó en la descripción de estos fenómenos en el Reino Unido y en EEUU, y dejó caer juicios poco complacientes con el proceso secesionista en Catalunya. Otro anglosajón de origen suizo, Raphael Minder, autor de un concesivo libro titulado ‘The Struggle for Catalonia’, corresponsal en España de ‘The New York Times’, ha declarado a la revista ‘Ethic’ que «el independentismo ya no puede defender un mensaje de prosperidad», un diagnóstico en toda regla sobre la impotencia del independentismo catalán, al que este periodista observa con una mirada poco severa.…  Seguir leyendo »

Este artículo no podría publicarse en ninguno de los diarios nacionales cuyos presidentes le deben la supervivencia. Tampoco encontrará eco alguno en las televisiones que llevan años forrándose gracias a su patronazgo. Y en el PP o en los despachos gubernamentales circulará, a hurtadillas y entre cuchicheos, para eludir la delación de sus hechuras. Pero ya es hora de decir bien alto que el ridículo internacional que acaba de hacer España, al tener que retirar la orden europea de busca y captura contra Puigdemont, es la culminación del naufragio político al que nos han arrastrado la incompetencia y el despotismo de Soraya Sáenz de Santamaría.…  Seguir leyendo »

1. Abstenerse de competir con ellos

El nacionalismo catalán es contradictorio. Se vende a sí mismo como “burgués, de clase media y comerciante” pero abomina del libre mercado tanto como cualquier diputado de Podemos. Véanse por ejemplo los aspavientos de indignación del nacionalismo cuando algún osado insinúa la posibilidad de liberalizar los horarios comerciales en la comunidad. Ni los linces están tan protegidos en España como los tenderos locales ineficientes en Cataluña.

Y eso es algo que no tendría mayor trascendencia más allá del reino de taifas catalán si no fuera por la molesta manía de los Gobiernos españoles de acudir al rescate de cualquier sector empresarial catalán amenazado por la pujante competencia de las otras regiones españolas.…  Seguir leyendo »

Han pasado casi dos años desde que el entonces ministro de asuntos exteriores de Francia, Laurent Fabius, hizo sonar el mazo y declaró: “El acuerdo climático de París ha sido aceptado”. La próxima semana, el presidente Emmanuel Macron y el gobierno francés recibirán a líderes mundiales y actores no estatales para la cumbre One Planet, una reunión cuyo propósito es celebrar los avances hechos desde 2015 y fortalecer el apoyo político y económico al cumplimiento de los objetivos del acuerdo de París.

Dicho acuerdo, una hazaña histórica de la diplomacia que inició una nueva era de cooperación internacional en torno del clima, fue posible gracias a la acción de una variedad de fuerzas políticas y sociales.…  Seguir leyendo »

Knee-deep in muddy water on the rainforest floor, two British scientists strained to drive a long metal instrument between protruding tree roots. In the tropical humidity, probing the swamps was arduous exercise. Four Congolese recruits joined Greta Dargie and Simon Lewis, gave the instrument one last mighty push, and sank it through the muck.

They were searching for peat, a marshy soil made up of partially decomposed organic material that accumulates over centuries. Peatlands are one of the world’s most efficient natural “carbon sinks,” removing carbon from the atmosphere through plant growth. But if the peat is disrupted, the carbon escapes.…  Seguir leyendo »

This week, President Trump declared that his administration is recognizing Jerusalem as Israel’s capital in a move, he claims, that will “advance the peace process and work towards a lasting agreement,” reversing nearly 70 years of U.S. foreign policy. On this, not only is Trump wrong, but also his actions threaten to set the precedent for a new international system based on aggression rather than the rule of law.

Under the United Nations’ 1947 Partition Plan for Palestine, Jerusalem was never intended to be the capital of any country, but rather a shared city under an international regime with sovereignty resting with neither Israel nor Palestinians.…  Seguir leyendo »

Without much ado, Kazakhstan adopted a new military doctrine in September, replacing a 2011 document that had become dated. The new document states that Kazakhstan does not have enemies. Yet, Astana seems alarmed enough by Russia’s aggressive actions toward Ukraine since 2014 to have produced a doctrine that is an obvious reaction to Moscow’s hybrid warfare tactics, which include cyber-disruption and propaganda.

Kazakhstan is not alone in sensing that it now lives in a rapidly changing security environment that demands new policies. Belarus, another neighbor of Russia, introduced a new military doctrine in July 2016. But while Belarus made explicit that it is reacting to Ukraine’s fight against Russian-backed separatists and Moscow’s use of hybrid warfare, Kazakhstani authorities have not commented publicly on changes to their military doctrine.…  Seguir leyendo »

The Ebola crisis of 2014–16 mobilized unprecedented financial assistance for West Africa to strengthen outbreak surveillance to prevent another crisis. The region has developed an ambitious blueprint over the last two years, but the effort has now reached a tipping point for success. Careful and transparent transition planning, and sensitivity to the unique diversity of the region, will be key to realizing the potential and offering an excellent model for Africa in the future.

The West African region is recognized by the global public health community as being particularly vulnerable to infectious disease outbreaks, including those caused by diseases that jump the species barrier from animals.…  Seguir leyendo »

On both sides of my subway stop, an ad campaign for the local public radio station, WNYC, has rotated for a few months now. The ads use text message-like taglines: one about the station call letters being your safe word, and another that asks, “You up?” After this week, when two more WNYC hosts were suspended as of Wednesday and placed under investigation for “inappropriate conduct”—Leonard Lopate and Jonathan Schwartz, joining John Hockenberry, who we learned over the weekend was also accused of workplace harassment—the station’s ads now read like leaked transcripts of unwanted sexts.

That’s how I read them. My AIM window once used to light up with messages from my editors and other writers at all hours, though it was one editor who was responsible for most of the late-night notes.…  Seguir leyendo »

My nephew Aziz, a bright young man who returned to Ramallah this summer after studying in London, called me on Thursday morning, the day after the decision by the United States to recognize Jerusalem as the capital of Israel.

“I don’t know what can be done,” he said, with obvious pain in his voice. I didn’t have much to propose. I had just heard an announcement from the nearby mosque calling on people to go to the center of town at noon. There we could gather to denounce the American decision. I suggested to my nephew that we go together and see what was happening.…  Seguir leyendo »

“Nuestras relaciones con la muerte son íntimas”, escribió Octavio Paz, el poeta más celebrado del siglo XX en México, en su libro El laberinto de la soledad. “Más íntimas, acaso, que las de cualquier otro pueblo”.

En México, la muerte está en todas partes: en los cadáveres de las víctimas de los poderosos carteles del narco, en el modo descarado en el que la policía desaparece estudiantes que protestan, en las estrategias que emplean los políticos corruptos para desacreditar a periodistas cuyas investigaciones dañan su reputación. La muerte también está presente en el inmigrante que arriesga su vida para cruzar un muro y perseguir el sueño de una vida mejor.…  Seguir leyendo »