Domingo, 14 de enero de 2018

El orgullo de don Rodrigo

El convento vallisoletano de Nuestra Señora de Porta Coeli es conocido popularmente como el de las dominicas calderonas en recuerdo de su bienhechor y mecenas, don Rodrigo Calderón, marqués de Siete Iglesias, a quien Felipe III mandó ajusticiar en 1621. Tras su ejecución en la Plaza Mayor de Madrid, las religiosas recogieron su cadáver y lo enterraron en la clausura del beaterio, donde su momia ocupa una espléndida sepultura fúnebre.

Caballero de mérito y de oficio, cuya insolencia contrapesaba la indolencia de su protector, el duque de Lerma, don Rodrigo fue paje en la casa ducal y escaló rangos hasta ser su Secretario, nivel prevalente desde el que adquirió títulos y mercedes hasta su defenestración y degüello «en nombre de la moralidad administrativa, política y económica».…  Seguir leyendo »

Proceso, deshecho

Mi liberada:

El presidente en funciones de la Generalidad de Cataluña, Mariano Rajoy Brey, convocó elecciones autonómicas cuyo resultado ha dado una mayoría parlamentaria favorable al retorno a la presidencia del hombre al que Rajoy destituyó, Carles Puigdemont i Casamajó, fugado de España a causa de sus cuentas pendientes con la Justicia. El fugitivo ganó esas elecciones por la torpeza política y jurídica del Estado español, que ni le detuvo ni fue capaz de obligarle a volver a España, facilitándole hacer así una intensa y exitosa campaña electoral. La misma y perseverante torpeza permite ahora al fugitivo dirigir las negociaciones para su investidura, que ya cuenta con el asentimiento de una mayoría de diputados electos.…  Seguir leyendo »

‘Che’ Guevara, el mito desteñido

Hace casi cuatro décadas, cuando aprendía el abecedario, me tocó decir mi primera consigna política, la misma que repiten todavía cada mañana miles de niños cubanos: “Pioneros por el comunismo, seremos como el Che”. Con la diferencia de que hoy la figura del guerrillero está muy cuestionada en muchas partes del mundo, menos en Cuba.

El hombre que posó para tantos fotógrafos, que quedó inmortalizado en un retrato con boina y mirada perdida, no está superando bien el juicio de la Historia. En estos tiempos, en que la violencia y la lucha armada son cada vez más reprobadas públicamente, emergen los detalles de sus desmanes y las víctimas de aquellos años comienzan, finalmente, a ser escuchadas.…  Seguir leyendo »

Todavía no resulta suficientemente obvio: hemos heredado el machismo. Hombres y mujeres. En la educación, en las costumbres, en las leyes que nos gobernaron, en los libros que hemos leído y, especialmente, en los que no hemos podido leer.

“Las mujeres siempre hemos sido pobres”, confirmaba Virginia Woolf en Una habitación propia, donde se ha encarnado magistralmente la actriz y escritora Clara Sanchís, una obra que, para nuestra fortuna, seguirá recorriendo nuestro país en los próximos años y que sigue funcionando como despertador apenas un siglo después de que se escribiera.

Contra nosotros, contra sí misma clamaba Virginia Woolf, contra las incontables generaciones de conformistas e inmóviles, ya fuesen mujeres adocenadas y, sobre todo, hombres interesados en que su poder prevaleciera sobre la otra mitad de la humanidad.…  Seguir leyendo »

Caravaggio era un cabrón. Lo denunciaron, arrestaron, sentenciaron una y mil veces, por los más diversos motivos, como atacar y herir a un hombre a espada, lanzarse sobre un camarero que le había malservido unas alcachofas, o arrojar —con puntería— una andanada de piedras a un guardia. Golpeó con un cayado a un hombre recio, y, ya entrenado en el mal, mutiló y mató a otro, en una pelea en Roma. Huyó a Nápoles con muy buen ritmo. Caravaggio fue muchas cosas. Pobre como una rata. Homosexual atormentado. Líder de una banda. Famoso. Criminal polivalente. Aficionado al tenis (que entonces se llamaba pallacorda).…  Seguir leyendo »

Puigdemont, ese “eterno novio sin arrugas”

El miércoles constataremos la primera consecuencia práctica de la mayoría absoluta, revalidada por el bloque separatista catalán: cuatro de los siete miembros de la Mesa del Parlament pertenecerán a partidos empeñados, al menos hasta ahora, en la vía unilateral de la ruptura con España. A partir de ese momento la nueva legislatura sólo puede oscilar entre lo malo, lo peor y lo pésimo.

La prueba de fuego para saber hacia cual de esos tres escenarios nos dirigimos será la propuesta de investidura del nuevo presidente de la Generalitat. Cualquier opción implica que un separatista forme gobierno y continúe adelante con el “procés”, bien de forma explícita, bien de manera solapada, pero prolongando en todo caso la labor de erosión, zapa y voladura paulatina del Estado, mediante el uso espurio de los resortes institucionales que le serán de nuevo confiados.…  Seguir leyendo »

Carme Forcadell, actual presidenta del Parlamento catalán

1. Joaquim Xicoy (UDC, 1988-1995)

La presidencia del Parlamento catalán durante la tercera y la cuarta legislatura tras la restauración de la democracia recayó en un histórico del partido nacionalista democristiano UDC. Joaquim Xicoy fue, además, el primero de los presidentes de la cámara en ostentar el cargo durante dos legislaturas consecutivas y, junto con Ernest Benach, el que más años permaneció en él.

Xicoy fue una figura discreta que recibió las alabanzas de todos los partidos de la cámara catalana tras su muerte en 2006. Pasqual Maragall, presidente de la Generalitat por aquel entonces, alabó su trabajo en defensa del derecho civil catalán y Jordi Pujol recordó sus discretas reticencias a ocupar la presidencia del Parlament (algo que sólo puede ser considerado como una señal de inteligencia).…  Seguir leyendo »

No se lo han inventado las actrices que vistieron de negro en los Globos de Oro. Algunas mujeres valientes llevan décadas denunciando el acoso y sus consecuencias. Algunas, como la novelista Margaret Atwood, en novelas escritas hace más de 20 años. ‘El cuento de la criada’ y ‘Alias Grace’, dos de las mejores obras de la autora canadiense, recientemente adaptadas a la televisión, son dos alegatos contra la vieja historia del mundo: hay hombres que ejecutan, avasallan, abusan y dañan. Hay mujeres que aguantan, temen y callan. Puede que cueste mucho erradicar ciertas actitudes. Pero el silencio ya es historia.

La semana que viene sale a la venta un libro sobrecogedor, ‘Te encontré.…  Seguir leyendo »

Ocurrió el 27 de diciembre del 2002 en el Parlamento vasco. Jaime Mayor Oreja, a la sazón ministro del Interior y diputado en Vitoria, llegó tarde a la votación plenaria de los Presupuestos Generales de la Comunidad. Las puertas de la Cámara estaban ya cerradas. El PNV, EA e IU lograron aprobarlos. De haber estado presente en la sesión el político del PP, el lendakari Ibarretxe hubiera sufrido una derrota irreversible. Mayor Oreja reconoció su error de previsión admitiendo que su ausencia había dado dos años de estabilidad al Gobierno peneuvista. El retraso de un parlamentario redundó en la prolongación de una legislatura.…  Seguir leyendo »

On reading that 100 French women, including actor Catherine Deneuve, had penned a letter that claimed social media campaigns such as #MeToo were “witch-hunts” against men and threatened sexual freedom, the internalized misogyny was almost too much to bear. It was predictable that some women would dutifully side with men rather than the women who are exposing sexual harassment and abuse in almost every profession and industry imaginable.

Much of the outrage directed against Deneuve, et al. has mostly explained the anti-#MeToo sentiments of the signatories as belonging to another generation of women who were socialized to accept misogyny in a way younger women today reject.…  Seguir leyendo »

No Place for 200,000 People to Go

Will it affect my brothers?”

That was the first thing the 23-year-old Salvadoran woman asked me about the Trump administration’s announcement last Monday that it would not renew “temporary protected status” for nearly 200,000 immigrants from her country.

Her three brothers live here — two crossed by themselves in 2013 along with a wave of other unaccompanied minors, and the third is undocumented. They arrived after 2001, so none of them were ever eligible for the protection the White House is taking away. But their lives here — and the lives they fled in El Salvador — illustrate how disastrous it will be for their country to attempt to absorb 200,000 people who are required to return in September 2019.…  Seguir leyendo »

President Donald Trump is about to come face-to-face with his next quarterly brush with Armageddon. Should he, or shouldn’t he, scrap the Iran nuclear accord?

Any decision by him to «decertify» Iran’s compliance, will have only a cataclysmic impact on the key issues he has cited for ending the pact and snapping back a range of tough sanctions that would accompany any such action.

The President would not be helping American or Western security. He certainly would not be helping hundreds of thousands of demonstrators who have taken to the streets across Iran.

What such a decision will do is seriously compromise American relations with all its major European allies, as foreign ministers of most European countries suggested on Thursday morning in a tense Brussels meeting.…  Seguir leyendo »