Domingo, 25 de marzo de 2018

Un hombre que participó en una manifestación durante la sesión del Congreso de Perú para aceptar la renuncia del expresidente Pedro Pablo Kuczynski’ el 22 de marzo de 2018 Credit Mariana Bazo/Reuters

Después de casi veinte años de tratar de reconstruir su democracia, Perú todavía sigue luchando por encontrar una fórmula que le permita al gobierno funcionar sin corrupción. En los últimos años, una sucesión de presidentes peruanos están prófugos o en prisión. Y en la crisis política más reciente, Pedro Pablo Kuczynski, antes de cumplir dos años en la presidencia, se vio obligado a renunciar el miércoles 21 de marzo. Es hasta ahora la víctima de más alto perfil en la interminable progresión de escándalos que se ha extendido por toda América Latina.

Kuczynski no tuvo más remedio que dar un paso al costado tras la revelación de unos videos en los que aparecen funcionarios del gobierno ofreciendo sobornos a legisladores de la oposición en el Congreso para intentar evitar su destitución.…  Seguir leyendo »

The March for Our Lives, Washington, D.C., March 24, 2018

I. New York City

“She hid under her desk. She didn’t know what was going on,” Heidi said of her twelve-year-old daughter Melinda, who stood at the March for Our Lives in New York City with Deanna, her nine-year-old sister, holding a sign that read, Enough is enough. Her phone had been in her book bag, so for twenty minutes she couldn’t contact anyone. While they waited as the school was on lockdown, a pregnant teacher rubbed her belly. It turned out to be a false alarm, but Melinda and her classmates were shaken. “This has become such a common occurrence,” Heidi told us, looking at her daughters.…  Seguir leyendo »

Oba Ewuare II, traditional ruler of the kingdom of Benin, at his coronation in 2016. This month he issued one curse and revoked others in a bid to encourage victims to testify against human traffickers. Credit Pius Utomi Ekpei/Agence France-Presse — Getty Images

Human traffickers have officially been cursed. On March 9, Oba Ewuare II, the traditional ruler of the kingdom of Benin, in southern Nigeria, put a voodoo curse on anyone who abets illegal migration within his domain. At the same time, he revoked the curses that leave victims of trafficking afraid that their relatives will die if they go to the police or fail to pay off their debt.

Before being smuggled into Europe, women and girls in the area, which falls in present-day Edo State, are made to sign a contract with the traffickers who finance their journey, promising to pay them thousands of dollars.…  Seguir leyendo »

Francis, the Anti-Strongman

One recent Friday evening, Pope Francis presided over a penitential service at St. Peter’s. After the Gospel was read he strode beneath the great dome and knelt at a wooden booth, while other Catholics did likewise throughout the basilica. “I am a sinner,” he had said shortly after his election in 2013, and five years later the self-description still holds: Before going into the booth to listen as others confessed their sins, he confessed his own.

In recent centuries, the pope has been both symbol and cipher for an authoritarian ruler. As Western governments became more expressive of the will of the governed, the leader of the Roman Catholic Church has been seen, by contrast, as a figure vested in bulletproof pre-modern absolutes, immune to electoral or popular pressures, accountable to God alone.…  Seguir leyendo »

Don’t Delete Facebook. Do Something About It.

On March 16, as the buzzer sounded in perhaps the worst upset in N.C.A.A. tournament history, and my beloved University of Virginia went down to the 16th-seeded University of Maryland, Baltimore County, I had one thought: I need to deactivate my Facebook account. I did not want to endure the taunts and trash talk of my friends who cheer for Duke.

I do this often. When I need to focus on a project or relax a bit, I turn off the noise that comes from Facebook — the constant stream of disturbing faces, angry comments and shallow pulls on my precious attention.…  Seguir leyendo »

Protesting against the suspended president Dilma Rousseff, in São Paulo, Brazil, in July 2016. Credit Nelson Almeida/Agence France-Presse — Getty Images

La historia es así: el gobierno anuncia otro aumento en la tarifa del transporte público, así que unos cuantos brasileños toman las calles, marchan unos kilómetros y después la policía decide que ya fue suficiente. Acto seguido, hay una especie de exhibición pirotécnica, con gas y explosiones. Todos se van a casa; algunos después de una corta estancia en la estación local de policía, otros más con unos moretones de recuerdo.

Unos días después, hay otra manifestación. Y luego otra más. La historia se repite unas cuantas veces hasta que todos están cansados, satanizados o suficientemente intimidados. Las tarifas siguen siendo indignantes y subirán de nuevo el año próximo.…  Seguir leyendo »

Una mujer con una máscara y un tapabocas participó en una manifestación en Caracas, el 8 de febrero de 2018, para protestar por la crisis de salud pública en Venezuela. Credit Ariana Cubillos/Associated Press

En Venezuela, la salud pública se ha convertido en una causa de mortalidad. La estadísticas también llegan sin anestesia: 76 por ciento de los hospitales no cuentan con servicio de agua. Solo el 47 por ciento de los quirófanos están funcionando. La escasez de material quirúrgico es de 79 por ciento y la falta de medicinas alcanza un 88 por ciento. Los resultados de la Encuesta Nacional de Hospitales 2018 son aterradores. Pero hay que ir más allá de las cifras. Hay que ponerle un nombre, una cara y una edad a cada número. Hay que sumar la muerte y contarla.…  Seguir leyendo »

La fuga del independentismo

En su libro La España Musulmana, Claudio Sánchez Albornoz historia la peripecia ejemplar de algunos jueces. Entre ellos, aquel que se negó a inhibirse en la causa que concernía a un favorito de Al-Hakam alegando que los demandantes habían probado su derecho y no cabía marcha atrás. Si al emir le apetecía anular una sentencia ajustada a justicia, podría hacerlo, desde luego, pero ateniéndose «a otros motivos». No lo hizo. Digerido el lógico entripao, aquel nieto de Abderramán El Justo, padre de la dinastía Omeya de Córdoba, concluyó que, para que exista justicia cierta, el poderoso también debe someterse a sus dictados, por muy amigo que sea del Trono.…  Seguir leyendo »

Mi liberada:

La revolución de las sonrisas ha acabado siendo la de las lágrimas. Quien a hierro (sentimental) mata a hierro muere. Desde el 1 de octubre, circa, en todas las esquinas de Cataluña hay un hombre o una mujer que llora. Ha llorado Oriol Junqueras, ha llorado Marta Rovira, ha llorado Carme Forcadell, ha llorado Xavier Domènech, ha llorado Carles Campuzano, ha llorado García Albiol, ha llorado el futbolista Piqué y ha llorado Jordi Turull por citar a los especialistas más caudalosos. Yo creo que ni auténticos especialistas en los fluidos como mis amigos Santiago González (Lágrimas socialdemócratas, La Esfera, 2011) y Manuel Arias Maldonado (La democracia sentimental, Página Indómita, 2016) podrían prever hasta dónde iban a llegar las aguas.…  Seguir leyendo »

En qué consiste una extraordinaria novela de amor

Lolita es una novela profunda y brillante, llena de matices y sugerencias, de inagotables lecturas, entre las que no cabe la apología de la violación. No obstante, tanto su recepción, desde Lionel Trilling hasta Nina Berberova, como el imaginario que generó, ayudada por la película de Kubrick, vulgarizaron su contenido y la convirtieron en una aparente historia de amor de la que surgió el mito de Lolita: adolescente seductora y provocativa, según la RAE.

Poco a poco, los cambios sociales han modificado esta interpretación hegemónica centrando la atención en el rapto y el abuso de la protagonista. Acorde con esta sensibilidad, en la nueva portada de Henn Kin para Anagrama encontramos la imagen de una niña atravesada por una cuerda para juguetes, subrayando su carácter de objeto, su indiscutible condición de víctima.…  Seguir leyendo »

Razones para el optimismo

No siempre ha parecido que el mundo iba de mal en peor. Tuvimos un momento de enorme optimismo en la década de los noventa del siglo pasado. La abolición del apartheid, la caída del muro de Berlín, la disolución de la Unión Soviética, el fin de la guerra fría y la conclusión en Europa de la Unión Económica y Monetaria Europea tras la reunificación alemana, llevaron a Francis Fukuyama a publicar, en 1994, su libro El fin de la historia y el último hombre. En él argumentaba que el combate ideológico había terminado, y el mundo caminaría poco a poco hacia la extensión del modelo occidental: el libre mercado y la democracia se extenderían inexorablemente.…  Seguir leyendo »

Nos encontramos en medio de una legislatura perdida, fútil e insufrible. Mientras al país se le acumulan las dificultades, la política, lo que debería ser su solución, se ha convertido en el verdadero problema. Nuestra mayor preocupación, Cataluña, ha sido endosada a los jueces o, desde la otra parte, vive en el pintoresco limbo de Maastricht sin osar poner el pie en la realidad. Grupos de ciudadanos de distinta sensibilidad y condición reclaman en la calle lo que al parecer es incapaz de procesar el sistema de partidos. (¡Y esta exhibición de masas no ha hecho más que comenzar!). Tenemos un Parlamento cada vez más decorativo a la par que ruidoso, cuyo único fin consiste en escenificar desacuerdos, representar agravios y alimentar el espectáculo.…  Seguir leyendo »

Un domingo tranquilo en Salisbury, una ciudad con una de las catedrales más bonitas del Reino Unido, un padre y su hija fueron víctimas del primer ataque con agente nervioso cometido en Europa desde el fin de la Segunda Guerra Mundial.

Serguéi y Yulia Skripal todavía están en el hospital y un agente de policía que acudió en su ayuda también se encuentra en estado crítico. Sin olvidar a las otras 35 personas que tuvieron que recibir tratamiento médico por encontrarse en aquel momento cerca del lugar del ataque.

El ataque en Salisbury el pasado 4 de marzo fue un descarado intento de asesinato de civiles en suelo británico que puso en peligro a cualquier persona, de cualquier nacionalidad, que por azar se encontrase allí.…  Seguir leyendo »

Don Pedro Recio de Tirteafuera en el AVE o un 155 para Azaña

Un poco más de la del alba sería cuando dos hombres jóvenes de figura quijotesca -tanto por su estampa como por la naturaleza de su misión- me abordaron en la estación de Sans, tras descender como yo del AVE de Madrid. Enarbolaban mirada amiga y pensé que querían que nos hiciéramos un selfie. El encuentro tenía, sin embargo, mucha más enjundia. El más alto, de cabello rubicundo y frente despejada, se presentó con la jovial corrección de los libros de caballerías: «Soy el secretario de Estado de Administraciones Públicas… Venimos como todas las semanas a gestionar la Generalitat». Acto seguido me presentó a su más achaparrado escudero como el «Director General de Relaciones con las Comunidades Autónomas».…  Seguir leyendo »

1. Los agitadores de las redes sociales.

Son esos absolutos desconocidos más allá de su pequeño círculo de lo virtual, sin obra ni mérito ni talento conocido, pero con decenas de miles de seguidores en Twitter. Han incitado linchamientos, tergiversado argumentos, ridiculizado a los tibios, propagado mentiras virales y echado gasolina al fuego del procés a base de tuits incendiarios, demagógicos y esperpénticos.

No mencionaré sus nombres aunque cualquiera que ronde por Twitter los conoce ya. A día de hoy, siguen derramando su impostada indignación en las redes mientras aquellos a los que llamaron poco menos que “traidores” duermen en prisión.…  Seguir leyendo »

El presidente norteamericano, Donald Trump, está cumpliendo con sus promesas de poner a «Estados Unidos primero» a través del proteccionismo comercial. ¿Cómo debería responder Europa?

Trump ha exceptuado temporariamente a Europa de sus aranceles recientemente impuestos a las importaciones de acero y aluminio. Pero su Espada de Damocles -altos aranceles a las importaciones- todavía pende sobre Europa. Por cierto, ya ha prometido imponer aranceles a los autos europeos -con la mira puesta, en particular, en BMW y Mercedes- para ayudar a los productores de autos norteamericanos, aunque esto también afecte a los consumidores estadounidenses. Como siempre, los consumidores son políticamente menos poderosos que los fabricantes, ya que sus pérdidas per capita son menores que las ganancias per capita de los productores, y enfrentan más barreras para una acción colectiva.…  Seguir leyendo »