Domingo, 2 de septiembre de 2018

Lazos que ahogan como sogas

En el opresivo universo totalitario de 1984, George Orwell recoge el rito diario de estigmatización del otro en un ceremonial bautizado como «Dos Minutos de Odio». Inspirado en la persecución estalinista del trotskismo en la extinta Unión Soviética, los habitantes de Oceanía estaban obligados a concurrir en este acto de exorcismo ante una pantalla con imágenes de Goldstein, al que profesan un odio cerval, aunque sólo sepan que merece ser odiado y que, por merecerlo, es designado «enemigo».

Como la realidad imita al arte, quienes participan de querencias despóticas suelen hacer su propia adaptación de la conocida distopía. Así, en la Cataluña que Orwell homenajeó tras intervenir en la Guerra Civil y que hoy es esa «masa de mentiras, evasivas, estupidez, odios y esquizofrenia» que configura el autoritarismo nacionalista al decir del propio autor británico, se ejercita cotidianamente ese rencor bilioso contra el disidente.…  Seguir leyendo »

Orgullo de especie

Mi liberada:

Tú eres una de las personas -se cuentan por millones- que no han leído ni leerán En defensa de la ilustración, el último libro de Steven Pinker, que acaba de traducirse al español. Como explica cualquiera de sus reseñas, el libro detalla las razones de que el mundo vaya a mejor y se inscribe en el movimiento anticenizos que fundó Matt Ridley hace ocho años al publicar El optimista racional. La tesis de Pinker sobre la buena marcha de las cosas tiene, sin embargo, un punto débil: ¡no irán tan bien las cosas cuando habrá menos lectores de este libro que no lectores!…  Seguir leyendo »

Defensa de Mauricio Rojas

Mauricio Rojas, nombrado ministro de las Culturas, las Artes y el Patrimonio de Chile por el presidente Sebastián Piñera el 9 de agosto de este año, tuvo que renunciar el día 13, es decir, menos de noventa horas después. Su velocísimo paso por el Gobierno se debió a una impecable operación de descrédito y calumnias de una izquierda que yo creía, ingenuo de mí, reformada y democrática. Me equivocaba: sigue siendo la misma que contribuyó, con su sectarismo extremista y retórica incendiaria e irreal en los tiempos de Salvador Allende, a destruir la democracia chilena y a llevar al poder al sanguinario régimen de Pinochet, que, por supuesto, la golpeó a mansalva.…  Seguir leyendo »

Cuidado con la renta básica

A cualquier Administración le cuesta mucho generar nuevos ingresos; ni los márgenes para gravar nuevas bases lo permiten, ni la posibilidad de hacerse simpático poniendo nuevos impuestos lo recomienda. De modo que un descosido en el gasto, en un momento dado, puede provocar daños irreparables. Esto viene a cuenta de la propuesta de renta básica que con una cierta alegría los partidos ponen sobre la mesa. Uno entiende que cuesta mucho oponerse a dicha propuesta de manera categórica, en un contexto poscrisis y visto lo que ha pasado con la redistribución de la renta.

Pero la responsabilidad manda, y obliga al menos a debatir tres cuestiones antes de abrazarse a la renta básica.…  Seguir leyendo »

Cuando se habla de modernización y de reformas tributarias, como se habla en estos días en Chile, creo que un escritor de libros tiene derecho a mencionar el tema incómodo, peligroso, que ha terminado por volverse incorrecto, como el de la memoria y sus posibles museos, del IVA a los libros. No voy a cometer el error imperdonable de pedir que ese impuesto retrógrado, de claro origen pinochetista, se suprima pura y simplemente. Dejo la petición seria, a sabiendas de sus nefastas consecuencias, para una instancia futura, pero me abstengo. Y me limito, por el momento, a explicar el efecto, de acuerdo con mi experiencia personal, que esa carga, esa joroba intangible, tiene sobre la lectura, actividad noble, antigua, y que se relaciona en forma directa con aquello que algunos todavía llaman «cultura».…  Seguir leyendo »

Múnich-1

Gracias al túnel del tiempo -y a las fotografías gigantes de la exposición del adyacente Centro de Documentación sobre el Nacional Socialismo- estoy aquí, al pie de las escalinatas de la Führerbau o Casa del Führer de Múnich, hoy, jueves 29 de septiembre de 1938. Sobre mi cabeza, dominando el pórtico de este imponente edificio de líneas rotundas y columnas dóricas, emblema de la arquitectura del Reich, tengo un enorme águila de bronce con la cruz gamada. De la terraza cuelgan dos gigantescas banderas: a mi izquierda, la del Reino Unido; a mi derecha, la de Francia. En cuestión de horas va a decidirse el futuro de Checoslovaquia.…  Seguir leyendo »

1. La guerra de los lazos: algo más que un fetichismo

Si algo demuestra la historia es que las independencias no se consiguen colgando lazos, sino colgando de ellos a los que se oponen a la secesión. Y quizá por eso Europa huye de ellas como alma que lleva el diablo y el proceso secesionista catalán no ha cosechado ni un solo apoyo internacional.

Al nacionalismo callejero, en fin, la fuerza se le escapa por el fetichismo de los lazos de plástico amarillo, una parafilia política vistosa pero intrascendente y sin resultados concretos en la práctica.

Más grave es el hecho de que ese fetichismo haya sido diseñado y esté siendo fomentado y protegido por los poderes públicos catalanes.…  Seguir leyendo »

Recuerdo las malas mujeres. Apenas habían entrado en la pubertad ya las llamaban malas mujeres. Se juzgaba con severidad su comportamiento. Eran descaradas, atrevidas, alegres, desafiantes e irreverentes. O no eran ninguna de estas cosas y se las juzgaba de todos modos. El simple hecho de convertirse en mujeres ya las ponía en el punto de mira. Desde pequeñas las habían alertado de los peligros que conlleva el hecho de provocar el deseo de los hombres: tápate, sé modesta, no hagas gestos obscenos en presencia de un hombre, no te maquilles, muévete con decencia. Cuando te sientes cierra las piernas y recógelas. …  Seguir leyendo »

A few weekends ago, Naka Nathaniel stood up during a Mass in Atlanta and confronted his priest about the Roman Catholic Church’s response to the Pennsylvania sexual abuse cover-up. In an Op-Ed essay last week, Mr. Nathaniel wrote about balancing his already complex relationship with Catholicism with his role as a father raising a 9-year-old son in the Catholic faith. He concluded that the church can no longer be reformed from within. “I’m mad at the church administration,” he wrote. But, he added, “I’m also angry at the congregation. I’m upset with the people who aren’t demanding that every member of the clergy resign.”

We published more than 900 responses to the essay, many raising the same issues as Mr.…  Seguir leyendo »

A memorial, in San Juan, P.R., in June called “Project 4,645," was a collective initiative from social media reacting to a study published in The New England Journal of Medicine that estimated that 4,645 people died in Hurricane Maria and its aftermath. The official death toll is now estimated to be 2,975. CreditCreditErika P. Rodriguez for The New York Times

The wind and rain began lashing New Orleans in the early hours of Aug. 29, 2005, while President George W. Bush was on vacation at his ranch in Texas. As the levees buckled and water poured into the city, the federal government tarried. Later, Hurricane Katrina’s long pall — the more than 1,800 related deaths, the devastation and the slow federal response — would come to haunt Mr. Bush’s presidency, cratering his approval rating.

President Trump, who has overseen his own hurricane crisis after last year’s storms in Texas and Puerto Rico, has largely escaped the presidency-defining censure that dogged Mr.…  Seguir leyendo »

Who Gets a Second Chance

Stand-up comedy is inherently based on second chances. That’s one thing I’ve learned from more than a decade of doing it.

You try a joke again and again until it’s presentable, but various audiences hear it in all its flawed and misbegotten amoeba-like early attempts.

So maybe it makes a certain amount of sense that the comedian Louis C. K. decided it was time for his second chance roughly nine months after The New York Times reported that five women accused him of engaging in sexual misconduct — specifically, they said that he masturbated in front of them or asked if he could.…  Seguir leyendo »