Domingo, 14 de abril de 2019

Para los anales quedan las elecciones norteamericanas de 1960 que propiciaron el primer debate televisivo de la historia. Kennedy y Nixon protagonizaron un cara a cara que -por cierto- el presidente Sánchez impedirá en España desmintiendo al candidato de ese apellido, si bien no de igual palabra. Pero también se evoca aquella cita con las urnas por el cartel de los demócratas enmarcando una instantánea de Nixon con aspecto de sujeto nada fiable bajo este explícito interrogante: «¿Le compraría un coche usado a este hombre?». Inevitablemente, esa duda también late en los comicios que Sánchez afronta como un plebiscito este último domingo de abril en el que, tarareando a Sabina, habrá votantes que, en la posada del fracaso, tendrán la sensación de que le han robado el mes y se preguntarán «cómo pudo sucederme a mí».…  Seguir leyendo »

Euromint

Mi liberada:

A principios de año escribí a Albert Rivera. Tengo con él una relación epistolar oscilante, de intercambio de opiniones sobre la política. Nada trascendente, pero cordial. Le escribí con una cierta incomodidad, porque iba a pedirle algo y ése siempre es un mal momento en las relaciones humanas. Mi relación con Ciudadanos tiene poco misterio. Colaboré en su fundación y desde que existe lo voto, salvo en unas europeas en las que eligieron una compañía inadecuada. Escribo sobre sus azares como lo hago de cualquier otro partido: lo que me parece. A veces me piden alguna opinión sobre sus decisiones, en razón de un supuesto plus de fundador.…  Seguir leyendo »

Todas sus cuentas en las redes sociales han desaparecido de pronto, se han cerrado.

Es el 4 de abril de 2019 y el mariscal Haftar acaba de dar a sus tropas la orden de “marchar” hacia Trípoli. Al día siguiente explica: “Voy a limpiar la ciudad de terroristas”. El tono es inequívoco.

Los que han cerrado sus redes sociales son los numerosos libios, procuradores, jueces, abogados y activistas con los que trabajo ya desde hace años, que se encuentran en Bengasi, Trípoli y otras ciudades y que, en la incertidumbre sobre lo que va a ocurrir, se esconden mientras esperan el fuego de mortero y los bombardeos.…  Seguir leyendo »

Cada época, cada cultura, cada siglo, forjan palabras con las que proponen su proyecto. El siglo XVII tiene su expresión e interpretación en términos como naturaleza y razón, con formulaciones características como ley natural, derecho natural, religión natural, contrapuestas a otras como derecho positivo, religión positiva, propias de las instituciones y poderes establecidos. Como reacción el siglo XIX formulará sus ideales con términos como historia y libertad y el siglo XX con estas otras dos palabras: liberación y autonomía.

El concepto de autonomía formado por las dos palabras autos (mismo, sí mismo) y nomos (ley) es una categoría política central en Grecia a partir de la mitad del siglo V.…  Seguir leyendo »

Cuántas botellas descorchará Vox en la fiesta de Sánchez

No hace mucho visité la cocina del CIS. Me refiero a la dependencia que cumple tal función, en un apartamento anexo al palacete que le sirve de sede, en el chaflán de la calle Montalbán. Ese apartamento del que, irónicamente, ya sólo quedan el pasillo y la cocina, tiene una tosca entrada independiente por Alfonso XI y sirvió de vivienda a Jorge Semprún, Carmen Alborch y otros ministros de Cultura, durante los primeros tramos de la Transición.

La otra ‘cocina’, la que siempre va acompañada de las comillas de la sospecha, es indetectable en el complejo engranaje burocrático de departamentos y actividades -desde la recogida y el procesamiento de datos, hasta las publicaciones científicas, pasando por la docencia- que dependen de José Félix Tezanos, el que fuera sociólogo de cabecera del guerrismo durante décadas y al que Alfonso Guerra dejó incluso de coger el teléfono, tras su vinculación a Pedro Sánchez.…  Seguir leyendo »

1. Amenazas de asesinato en la UAB (diciembre de 2018)

Un grupo de cincuenta radicales autodenominados Plataforma Antifascista se enfrenta a los estudiantes de la asociación estudiantil constitucionalista S’ha Acabat que habían montado una carpa informativa en la plaza Cívica de la UAB. Uno de los radicales se acerca a los miembros de S’ha Acabat, objetivo habitual de los grupúsculos más violentos de la universidad, y les chilla «cogeremos las pistolas y os reventaremos las cabezas hijos de puta».

2. La UAB se niega a renovar la inscripción de una asociación constitucionalista (septiembre de 2017)

A pesar de que llevaba dos años inscrita en el registro de asociaciones estudiantiles de la UAB, la universidad decide no renovar la inscripción de la asociación constitucionalista de Sociedad Civil Catalana (SCC).…  Seguir leyendo »

A destroyed building in the Tawahi district of Aden, 26 March 2019. CRISISGROUP/Peter Salisbury

For an American who had a hand in shaping U.S. Mideast policy during the Barack Obama years, coming to Yemen has the unpleasant feel of visiting the scene of a tragedy one helped co-write.

It is a scene whose most heartrending aspects are not easily accessible to a visitor. It is still possible to travel north, to the war-battered capital, Sanaa, now controlled by the Houthi insurgent group, or up the Red Sea coast, where a catastrophic struggle for control over the port city of Hodeida still looms, but it’s a challenge. So when one of us recently ventured into the country, the journey went no farther than Aden, the southern port city over which the internationally recognised government regained control early in the conflict with the help of a Saudi-led coalition.…  Seguir leyendo »

A Chavista holds a sign that reads “With hunger and no job, with Maduro I remain. Long live the homeland” during a demonstration in support of Venezuelan president Nicolás Maduro Caracas, Venezuela – 9 March 2019. Hugo Passarello Luna / Hans Lucas

Ángela (not her real name) handles delivery of the state food rations known as CLAPs in her working-class neighbourhood in Caracas. She is a lifelong supporter of chavismo – the left-wing populist philosophy and command economy preached by the late president, Hugo Chávez – and loyal to his successor, the embattled Nicolás Maduro. But today, with numerous outside powers backing opposition figurehead Juan Guaidó’s claim to the presidency and Venezuela sinking ever deeper into poverty and despair, she admits that she and her friends are “weary”. At what point in the U.S.-driven effort to asphyxiate the Maduro government, I wonder, might she finally give up the cause?…  Seguir leyendo »