Jueves, 15 de agosto de 2019

Las políticas del miedo

Este verano está siendo difícil. Hay una sensación de depresión colectiva palpable en el ambiente a la vista del aumento de la incertidumbre global, la deriva populista y la incapacidad de nuestros dirigentes de afrontar los retos que tenemos a la vuelta de la esquina. El miedo es quizá el sentimiento más destructivo que albergamos los seres humanos; ya sea el miedo a lo que nos deparará un futuro que intuimos peor que el presente, el miedo a los que son distintos a nosotros, el miedo a perder nuestra identidad, nuestro trabajo o las cosas que son importantes para nosotros. Y todo está cambiando tan rápido que es difícil no tener miedo a algo; si los mayores sienten miedo ante un mundo que ya no reconocen y que les resulta hostil, los jóvenes también temen la precariedad, la falta de estabilidad o el desarraigo que acompaña muchas veces a las oportunidades que ofrece la globalización.…  Seguir leyendo »

«¡Hay que estar preparados!», dice el septuagenario padre de una familia que emplea los sábados afinando puntería en una surtida armería de Oklahoma City. Él, la madre y el hijo, de mediana edad, cargan fundas con munición. «Muchacho, nunca se sabe», sonríe con camaradería. Se han fogueado unas horas en el cobertizo, donde se ubican las pistas de tiro. Es una arraigada costumbre. Primero, se reciben los tapones higienizados con los que soportar el ruido de una veintena de tiradores y después, los amables empleados de la armería ofrecen un póster con el que cubrir la diana: de una caricatura del dictador de Corea del Norte o de un payaso-psicokiller con dos granadas en las manos.…  Seguir leyendo »

35.000 personas al día usan dos puentes legales y 400 puntos de cruce informales como éste para llegar a Colombia. World Vision

La ONU estima que cuatro millones de venezolanos han huido de sus hogares para buscar refugio en países vecinos como Colombia, Ecuador, Brasil y Perú. Abandonar su país de origen no es solo otra historia de la migración, es una cuestión de supervivencia.

Vida o muerte. Eso es lo que está en juego cuando una familia o un individuo deja su país. El éxodo masivo de refugiados y migrantes provenientes de Venezuela parece una herida abierta. Migrante es su estatus, pero quienes eligieron salir de su país son niños, niñas, adultos mayores, mujeres, hombres, adolescentes y jóvenes en busca de esperanza.…  Seguir leyendo »

El mantra del “diálogo”, siendo en política todo tan pasajero, va viéndose sustituido por la colectivización de la empatía. Es otro baluarte emocionalista. Ni el Estado ni sus estrategias fueron concebidos para generar empatía. Tampoco la Unión Europea. Ni tan siquiera los sistemas electorales. Las instituciones no tienen por qué ser empáticas, sino rigurosas, sólidas y cohesivas. Hacerse el simpático tiene el riesgo de que la gente se acabe dando cuenta. Haciéndose el empático el peligro es que uno acabará pareciéndose más al otro que a sí mismo. De forma casi inconsciente, el político que tiene por prioridad la empatía acaba siendo un demagogo.…  Seguir leyendo »

El proyecto socialdemócrata ha realizado sucesivas reformulaciones para intentar adaptarse a los tiempos cambiantes, aunque algunas fueron tan poco afortunadas como la tercera vía de Blair y Giddens, que suponía una negación de algunas de las esencias de la socialdemocracia. Dos personas de background tan diferente como Borja Balagué (Larga vida a la socialdemocracia; 2019) y el profesor francés de Harvard Philippe Aghion (Repenser l’État;2012) descalifican con similares argumentos la tercera vía de los laboristas británicos.

En la actualidad un proyecto socialdemócrata remozado debe mantener como uno de sus objetivos principales redistribuir la renta y la riqueza. El objetivo se justifica al constatar que la posición que un individuo ocupa en la distribución de la renta está determinada en un porcentaje muy elevado por el azar (el medio en el que nace y avatares fuera del control del afectado).…  Seguir leyendo »

Es la palabra más usada, abusada, roída, raída, prostituida últimamente, tras haber sido luz y faro de la humanidad. Pero desde que la izquierda la convirtió en consigna, su desprestigio no puede ser mayor. Progreso, del latín progressio, «avance hacia delante» por antonomasia, ha ido unido a mejora, ampliación, liberalismo, pero manipulada por la «progresía» ha devenido en «progre» que casi es un insulto, equivalente al «facha» en el otro extremo del espectro ideológico, es decir «avance hacia atrás». No se sulfuren los progresistas, si me lee alguno, pero ¿puede llamarse progreso a la colectivización de la agricultura soviética, con la gran hambruna que siguió; a los gulag; a los juicios de «disidentes»; a la «gran marcha» de Mao, con decenas de miles de «muertos»; a la «revolución cultural» de su mujer, con la clase urbana cavando en el campo; a la tiranía hereditaria de Corea del Norte; a las pilas de calaveras en Camboya (¿dos millones de muertos?); al castrismo, incapaz de vivir sin la ayuda soviética; a la Venezuela chavista, en la que faltan no ya alimentos y medicinas, sino también gasolina, cuando pinchas el suelo y sale petróleo?…  Seguir leyendo »

El informe «Beneficios Económicos de la Red Natura 2000 en España», realizado por la empresa Tragsatec, tutelada por el Ministerio para la Transición Ecológica, muestra la implantación de la Red Natura en un amplísimo territorio nacional y omite el perjuicio que supone para importantes sectores de actividad y miles de ciudadanos.

Indica el informe que la Red Natura está formada por 1.863 espacios, un 27% del territorio, 14 millones de hectáreas terrestres y más de 7 millones de hectáreas marinas; una llamativa diferencia con respecto a la aportación de los países más avanzados de la Unión Europea. La mayor parte de esta superficie es de propiedad privada y no hay partidas presupuestarias destinadas a indemnizar a los titulares de bienes y derechos.…  Seguir leyendo »

«Entre los años 1980 y 1991 la República de El Salvador, estuvo sumida en una guerra que hundió a la sociedad salvadoreña en la violencia, dejó millares de muertos y la marcó con formas delincuenciales de espanto. El 16 de Enero de 1992 las voluntades reconciliadas firmaron la paz e hicieron brillar de nuevo la luz, para pasar de la locura a la esperanza. La Comisión de la Verdad brota del reconocimiento de las partes sobre el desplome del comunismo que alentaba a una de ellas y acaso de la desilusión de la potencia que alentaba la otra». (1)

A instancia de dos ONG a finales de este año se celebrará en nuestra Audiencia Nacional la vista oral contra el coronel salvadoreño Inocente Montano que ocupaba el cargo de Viceministro de Defensa, cuando en la madrugada de un 16 de noviembre de 1989 un comando del ejército salvadoreño asesinó en la sede de la Universidad Centroamericana (UCA) al jesuita español Ignacio Ellacuría y a otras siete personas.…  Seguir leyendo »

Uno de los datos más llamativos del último informe del Banco de España sobre el estado de la economía nacional, el correspondiente al segundo trimestre del año, es el incremento de los tipos hipotecarios en 30 puntos básicos. Y digo llamativos, pero no sorprendentes, porque este aumento en el coste de las hipotecas no es más que la consecuencia lógica y anunciada por el desbarajuste producido por los pronunciamientos judiciales en la materia y por la aprobación de la intervencionista nueva Ley de Crédito Hipotecario, promulgada el 15 de marzo y en vigor desde el pasado 14 de junio.

Ese aumento de 30 puntos básicos viene a suponer la friolera de 211 euros anuales para un crédito medio de 125.000 euros, lo que nos llevaría a tener que pagar 6.330 euros más en intereses para una hipoteca a 30 años.…  Seguir leyendo »

Jawaharlal Nehru salutes the flag as he becomes independent India's first prime minister on Aug. 15, 1947, during the Independence Day ceremony in New Delhi. (AP/AP)

Were I a biographer of the Buddha or a historian of the Mughals, there would be little overlap between my politics and my profession. However, as a historian of modern India, I find there is a continual and often agonizing tension between how I think as a scholar and how I feel as a citizen. The past few days — following the government’s decision to scrap the special status of Kashmir — have been, even by Indian standards, extraordinarily tumultuous for my country and its people.

Meanwhile, I was asked to write this essay to coincide with the anniversary of my country’s independence from British colonial rule.…  Seguir leyendo »

Un póster de Fidel y Raúl Castro en un puesto de frutas y verduras en Santiago de Cuba en diciembre de 2018CreditYamil Lage/Agence France-Presse — Getty Images

En enero de 1959, cuando era un estudiante de 11 años, me enteré del triunfo de la Revolución cubana por la madre de un amigo. Su esposo era un brillante economista marxista. “Por fin se hará justicia: todos pobres, pero todos parejos”, dijo la señora. Años después, ella me dio a leer Escucha, yanqui, el libro del sociólogo C. Wright Mills en el que exhibía la responsabilidad de Estados Unidos por haber explotado y menospreciado a los cubanos.

Supe entonces que el agravio histórico databa de la guerra de 1898 y, tras la invasión de bahía de Cochinos en 1961, presentí —como tantos otros— que se volvería insoluble.…  Seguir leyendo »