Viernes, 27 de marzo de 2020

El lecho de Procusto

Vengo repitiendo machaconamente desde hace bastantes años que el socialismo en Europa, su cuna, está de capa caída. En Francia y en Italia, los otrora poderosos partidos socialistas han desaparecido; y en Alemania y Reino Unido, sus feudos originales, donde Marx residió la mayor parte de su vida, donde produjo sus libros más clásicos y llevó a cabo lo más destacable de su actividad política, los partidos herederos de su pensamiento, el socialdemócrata y el laborista, arrastran una vida lánguida con un papel secundario y un electorado menguante. Situaciones parecidas se dan en otros países de fuerte tradición socialista como Austria, Dinamarca o Suecia.…  Seguir leyendo »

No es el primer virus global (todos, en cierta forma, lo han sido), pero sí el primer virus de la globalización. El primero retransmitido minuto a minuto, contagio a contagio. Un virus que empieza –supuestamente– en un mercado de Wuhan (China) y termina cerrando el mundo. Un virus así es la plasmación más evidente de la teoría del caos que enunciara proféticamente el matemático Edward Norton Lorenz en los años 60, y cuyo efecto más conocido es el «efecto mariposa» (una pequeña perturbación inicial, como el aleteo de una mariposa en el Amazonas, mediante un proceso de amplificación, podrá generar un efecto considerablemente grande a corto o medio plazo en el otro lado del mundo).…  Seguir leyendo »

Mi abuelo fue un hombre bueno de los que no salen en los periódicos. Murió ayer en su residencia, no sabemos si contagiado o no del maldito virus, cargado de años y con una vida ya cumplida. Cuando la muerte llega así, tras una existencia larga y feliz, no hay motivos para impugnarlo todo. Al contrario, incluso para los que no somos creyentes, el dolor sirve como testimonio a favor de un mundo que desearíamos seguir compartiendo con quien lo ha dejado.

Por supuesto, los que quedamos lloraremos. Sucede cada vez que muere alguien justo que, como en el poema de Borges, ignoraba estar salvándonos mientras tomaba café o llevaba a sus nietos a mirar las tortugas de la Estación de Atocha.…  Seguir leyendo »

A medida que se van desvelando los avisos llamando a la prudencia que profesionales de la salud dieron a Sánchez, más responsable se le puede considerar de los trágicos resultados de la pandemia. La capacidad de controlarla se tuvo al principio, pero Moncloa no quiso hacer caso porque las prioridades ideológicas eran intocables. Basta revisar la hemeroteca desde que apareció el coronavirus para demostrar que al presidente lo que más le importaba era su programa político, en el que destacaban la aprobación de la ley de libertad sexual, conseguir el apoyo independentista a los presupuestos, ganar la batalla cultural a favor de la eutanasia, o transmitir una imagen de bonanza económica.…  Seguir leyendo »

No me considero una ciudadana dócil y además creo que estoy razonablemente bien informada. Puedo ver la situación en que se encuentra la sanidad madrileña, entender cómo ha llegado hasta donde está y saber que no es (o no solo) por culpa del virus. Igual que puedo valorar algunas de las decisiones que se tomaron al inicio de esta crisis en España, cuando había información suficiente para hacer ciertas cosas y cancelar ciertas otras y se eligió sueño, que diría Jabois.

Sin embargo, sé que no es el momento de la cacerola ni del pataleo. Es el momento de gobernarnos con altura, que diría Rosalía, por citar una fuente políticamente fiable.…  Seguir leyendo »

El coronavirus está poniendo en peligro la vida económica mundial. Las medidas de distanciamiento social, cruciales para combatir la epidemia, están reduciendo bruscamente la demanda en sectores como el transporte, los restaurantes, los hoteles y los espectáculos. Otras industrias tendrán dificultades para producir por la interrupción de los suministros (empleados que no pueden ir a trabajar, empresas cerradas debido a brotes de la enfermedad). Se espera que esta caída directa de la producción sea breve, probablemente de unos meses. Y, aunque los Gobiernos no pueden impedirla, sí pueden aliviar las dificultades económicas durante la epidemia y evitar que cause daños prolongados en la economía.…  Seguir leyendo »

El mundo de la comedia ha desarrollado su propia acepción para el término cuarentena. Se refiere al periodo de prudente silencio que el gremio pacta mantener hasta que una determinada tragedia, individual o colectiva, pueda ser utilizada como material cómico. El cómico Gilbert Gottfried se saltó una de las más tensas cuarentenas cuando, en el roast que el Friar’s Club de Nueva York dedicó a Hugh Hefner en 2001, decidió bromear sobre el 11-S cuando tan sólo habían transcurrido tres semanas desde los atentados. Los abucheos fueron instantáneos. Años más tarde, la cómica Sarah Silverman pudo incluir en su película Jesus is Magic (2005) su propuesta de nuevo eslogan para la compañía American Airlines sin causar tanto revuelo: “American Airlines: Los primeros en impactar contra las Torres”.…  Seguir leyendo »

Tras eliminar el plomo de la gasolina, la reducción espectacular en los niveles corporales de plomo de millones de personas desde la mitad de la década de 1980 es un caso ejemplar de cómo políticas pública y privadas externas al sistema sanitario han mejorado nuestro bienestar y nuestra salud. Hoy la inmensa mayoría de los fetos ya no están prácticamente expuestos a él. Lo demuestran miles de análisis en sangre de cordón umbilical. Igual ocurre en todas las otras edades. Los beneficios biofísicos, cognitivos y económicos han sido bien cuantificados. Los beneficios humanos e inmateriales son percibidos por quien lo intenta.…  Seguir leyendo »

Responder con eficacia y justicia a la gravedad de una pandemia sin precedentes para los millones de personas que la sufrimos en todo el planeta requiere valores (honestidad, civismo, solidaridad), conocimiento (ciencias, humanidades) y acción (política, social y personal). La ambición ética, política y económica de la respuesta nos atañe a todos: instituciones, organizaciones sociales, empresas y ciudadanos. Y la confianza entre todos debe ser lo más amplia posible; para una cultura latina como la nuestra, confiar en las instituciones suele ser un reto. Aceptemos con tranquilidad que todos podemos errar, también los científicos y los políticos. En los próximos meses, máxima prudencia, serenidad y comprensión.…  Seguir leyendo »

La grandeza de Galdós no se explica sólo por su maestría literaria. Por supuesto, domina los recursos técnicos del narrador realista: la capacidad de observación; la precisa evocación de ambientes, sin necesidad de farragosas descripciones; la creación de personajes que parecen vivos, cada uno con su peculiar lenguaje; la invención de tramas que captan el interés del lector; el adecuado ritmo narrativo…

Todo esto y mucho más lo posee Galdós pero no es suficiente para justificar su categoría. Detrás de todo ello está la actitud básica con que mira a sus personajes. Una comparación nos ayuda a precisarlo: Quevedo y Valle-Inclán, dos genios indiscutibles, disfrutan muchas veces zahiriendo a sus personajes, haciendo su caricatura, deshumanizándolos.…  Seguir leyendo »

Desde hace un tiempo parece que muchas democracias occidentales eligieran a líderes políticos cuyas características respondieran a las que Mark Twain señalaba, irónicamente, como necesarias para triunfar en la vida: ignorancia y confianza. Nos vamos acostumbrando a tener gobernantes simples para sociedades simples. A vivir en la ficción de sociedades que funcionan como películas de dibujos animados, como versiones hollywoodienses de los cuentos de los hermanos Grimm, donde todo es claro y sencillo, bueno o malo, blanco o negro; y además termina bien. Hasta que llega un virus global que lo pone todo patas arriba y pone de manifiesto, brutalmente, la complejidad de nuestra estructura social, y la correlativa complejidad de cualquier solución eficaz para problemas importantes.…  Seguir leyendo »

En su mensaje a los españoles ante la crisis provocada por el Covid-19, el Rey nos alentó a tener confianza en la capacidad de la sociedad española para superar las dificultades y recuperar “su pulso, su vitalidad, su fuerza”. De fondo oigo el ruido de la cacerolada contra el Jefe del Estado promovida por los nacionalistas y Podemos, en un repugnante ejercicio de oportunismo político, sobre todo cuando viene de un partido que está en el Gobierno y que debería dar ejemplo de lealtad institucional y sentido de Estado en uno de los momentos más difíciles de la historia reciente de España.…  Seguir leyendo »

Figura 5. Mapa de riesgos globales, 2020

Tema

La pandemia de COVID-19 ha alterado radicalmente las expectativas energéticas, tanto económicas como geopolíticas. La gobernanza climática también se ha visto afectada en un año clave para elevar la ambición.

Resumen

Este documento analiza el impacto de la crisis del coronavirus en la geopolítica del gas y el petróleo, en la evolución del Pacto Verde Europeo y en la gobernanza climática, concluyendo que, si bien la prioridad de gobiernos y ciudadanos es sin duda la lucha contra el coronavirus, el radical cambio del contexto a corto plazo no debe distraer a la política energética y climática de sus retos a medio y largo plazo.…  Seguir leyendo »

Istiklal Street in Istanbul, one of the most visited avenues in Turkey, is almost deserted Thursday over concerns about the spread of the coronavirus. (Tolga Bozoglu/EPA-EFE/REX/Shutterstock)

Over the past two weeks, Turkey has been witnessing a lethal tug of war between reason and belief — one that shows us again how dangerous politicized religion can be.

Turkish health-care professionals and scientists, led by the Turkish Medical Association, have been advocating fact-based policy responses to the coronavirus pandemic. But they face a powerful opponent in the country’s religious establishment. The government’s enormously influential Directorate of Religious Affairs, an agency that is supposed to regulate the role of Islam, has become one of the key institutions in the fight against covid-19 — and not always for the better.

It was clear from early on that the biggest threat would come from outside Turkey’s borders — and especially from those making their Islamic pilgrimages to Mecca.…  Seguir leyendo »

While the world is busy trying to contain the spread of the deadly coronavirus, Chinese authorities last week pulled credentials from journalists at three major media outlets: the New York Times, the Wall Street Journal and The Post. What is particularly shocking about this retaliatory move, after the Trump administration took action against several Chinese Communist Party-controlled outlets, is that for the first time, those foreign correspondents are also barred from reporting from Hong Kong and Macau.

This is an unprecedented decision. For decades, Hong Kong has long been known as a bastion of press freedom in the region. With protections by independent courts and civil liberties enshrined in Hong Kong’s Basic Law (equivalent to its Constitution), foreign media have been able to operate free from intervention from autocratic China.…  Seguir leyendo »

Will the coronavirus outbreak undermine the Chinese Communist Party’s rule? For China-watchers, this is a big question at the moment. Public health crises pose unique challenges to the Chinese government, not least due to the lack of free information flow and misaligned political incentives of central and local officials.

Some analysts believe this health crisis has revived political dissent. They point to new writings by intellectuals like political activist Xu Zhiyong, a legal scholar and civil rights advocate; and Tsinghua University law professor Xu Zhangrun, both of whom have criticized the government response to the outbreak and political injustice in general.…  Seguir leyendo »

Le confinement partiel de l’Europe a ressuscité l’idée que le capitalisme est décidément un système bien fragile et que l’Etat-providence est de retour.

De fait, la faille de notre système économique que révèle la tragédie du coronavirus est malheureusement simple : si une personne infectée est capable d’en contaminer plusieurs autres en quelques jours et si le mal possède une létalité significative, comme c’est le cas du Covid-19, aucun système de production économique ne peut survivre sans un puissant service public. En effet, les salariés au bas de l’échelle sociale contamineront tôt ou tard leurs voisins, et le patron ou le ministre lui-même finira par contracter le virus.…  Seguir leyendo »

George Weld

PENANG, MALAYSIA — Our train pulled into Butterworth at dusk, two hours behind schedule. We walked with the other passengers (half without masks, at least one or two coughing lustily) to the ferry launch across the water from George Town. Although there couldn’t have been more than twenty people waiting to board, there was somehow a crush at the gate. Once on deck, however, social distance was restored. The strait was calm and sunset pink. On our port side was Jerejak Island, where they tore down the old leprosarium to build a beachside resort.

C and I had spent February in Malaysia’s rainforests, visiting outposts of hunter-gatherers and autonomous Temiar villages.…  Seguir leyendo »

A crowded marketplace in New Delhi on Thursday, after a 21-day nationwide lockdown had been ordered.

On Tuesday evening, Prime Minister Narendra Modi ordered 1.3 billion Indians to stay inside their homes for 21 days in an unprecedented bid to stem the spread of the coronavirus in the country.

Soon after the first case of the coronavirus arrived in India in late January, India responded with restrictions on flights and screenings at its airports. Yet the country had more than 80,000 arrivals every day, mostly from Europe and the Gulf States, where the virus had spread. And across the country, millions of people live in proximity, in densely populated slums where access to health care is poor.…  Seguir leyendo »

Postal del coronavirus del 23 de marzo de 2020, en Bangkok, capital de TailandiaCredit...Mladen Antonov/Agence France-Presse — Getty Images

Era cierto: el mundo, al fin y al cabo, es plano. Ahora, tras tanta desmentida, lo sabemos. No tiene volumen, no se puede tocar, está todo en pantallas: televisores, computadoras, telefonitos varios. Nos dicen que es 3D porque solo tiene dos dimensiones. Este mundo plano es un relato permanente, historias que nos cuentan sobre nuestra historia. Ahora somos eso, somos esos.

Encerrados, solo sabemos lo que nos dicen otros. Dependemos de las redes y los medios. Nuestro barrio se ha transformado en un país lejano, que solo conocemos a través de ellos, nuestros corresponsales extranjeros. Es cierto que suele sucedernos pero, en general, mantenemos un pequeño porcentaje de experiencia propia, de mirada de primera mano; con el confinamiento lo perdimos.…  Seguir leyendo »