Domingo, 5 de abril de 2020

Ante una de las mayores tragedias en décadas, la única opción para Europa es la unidad y la solidaridad. Por su naturaleza y su escala, la crisis de Covid-19 exige una movilización histórica de los Estados y de la Unión Europea en términos de gobernanza, determinación y recursos. Todo el mundo es consciente de que ningún país o continente será capaz de afrontar el reto sanitario por sí solo. De la misma manera, en un planeta en el que casi 4.000 millones de personas -la mitad de la humanidad- están confinados, nadie podrá luchar y superar por sí solo el desafío económico.…  Seguir leyendo »

El padrecito Stalin, con 20 millones de víctimas sobre su conciencia, sentenció cínicamente que, mientras que una muerte es una tragedia, un millón es estadística. El sucesor de Lenin olvidaba que ese millón de cadáveres encerraba un millón de tragedias, como apostilla el gran escritor británico Martin Amis en su estremecedor Koba, El Terrible, donde recrimina la complicidad de la izquierda totalitaria –entre ellos, su padre– con las atrocidades del sátrapa. Atendiendo a la dolorosa invisibilidad de los casi 12.000 fallecidos oficialmente en España por el coronavirus, recobra lúgubre vigencia el aforismo estalinista. Más cuando las víctimas de la pandemia agonizan en soledad y en soledad son sepultados envueltos en una mortaja de ausencia bajo el mármol frío del Registro.…  Seguir leyendo »

El hermano Justiniano

Recuerdo con exactitud las diez cuadras que había entre la casa de los Llosa, en la calle de Ladislao Cabrera, y el colegio de La Salle. Yo tenía cinco años y, sin duda, estaba muy nervioso. Ese día, mi primer día de colegio, las recorrí con mi madre que, incluso, me acompañó hasta el aula y me dejó en manos del hermano Justiniano. Este me presentó a quienes serían mis amigos cochabambinos desde entonces: Artero, Román, Gumucio, Ballivián. Al más querido de ellos, Mario Zapata, el hijo del fotógrafo que había documentado todas las bodas y primeras comuniones de la ciudad, lo matarían de una puñalada, años después, en una picantería de Cala-Cala.…  Seguir leyendo »

La emergencia sanitaria de la Covid-19, en su alarmante capacidad infectiva, no entiende de clases sociales y alcanza a ricos, pobres, poderosos y gente corriente. Pero se ceba sobre todo con las personas de avanzada edad.

Ante situaciones de emergencia de salud pública como la que vivimos, los servicios de urgencia aplican la fórmula del triaje, sistema de clasificación de pacientes para decidir quiénes reciben determinados tratamientos o utilizan recursos, como las UCI, que pueden ser determinantes para salvar vidas. Desde algunas organizaciones hemos alertado de la vulneración de derechos humanos y principios de la bioética que supone tener en cuenta criterios de edad o situaciones de dependencia, lo que puede dejar sin atención a las personas más vulnerables.…  Seguir leyendo »

Europa está sufriendo su mayor crisis desde la Segunda Guerra Mundial. Nuestros ciudadanos están muriendo o debatiéndose en hospitales saturados por una pandemia que representa la mayor amenaza de salud pública desde la gripe de 1918.

Europa se enfrenta a una guerra distinta de las que hemos conseguido evitar en los últimos setenta años: una guerra contra un enemigo invisible que está poniendo a prueba el futuro del proyecto europeo.

Las circunstancias son excepcionales y exigen posturas contundentes: o estamos a la altura de las circunstancias o fracasaremos como Unión. Es un momento crítico en el que incluso los países y los Gobiernos más europeístas, como es el caso de España, necesitamos pruebas de compromiso real.…  Seguir leyendo »

De unas palabras atribuidas a Demócrito, el biólogo francés Jacques Monod extrajo el título principal de su extraordinario libro El azar y la necesidad. Ensayo sobre la filosofía natural de la biología moderna. La cita completa atribuida al filósofo de la sonrisa es la siguiente “Todo cuanto existe es fruto del azar y la necesidad”. Más allá de discutir la relevancia de la cita en la situación actual, me gustaría regresar a los pasajes más inquietantes del libro de Monod que me introdujeron a la apasionante discusión sobre si los virus son o no seres vivos. Se sabe que son entidades biológicas constituidas con material genético que infectan células donde se reproducen múltiples copias de estos entes.…  Seguir leyendo »

Nos gustaría que la historia se dirigiera por los progresos del espíritu y que los seres humanos mejoráramos pensando; pero ocurre que la enfermedad, la desdicha, el fracaso o la culpa son más bien quienes impulsan la historia social y la historia individual a empujones, a puros golpes y patadas.

He recibido muchas cartas de amigos estos días. De pronto todos tenemos tiempo, cuando creíamos averiguado que esa mercancía se había vendido toda hace mucho -con nosotros dentro- y, en consecuencia, nuestras vidas andaban alienadas (a veces, alienadas en hermosos y constructivos trabajos, que habrían sido infinitamente más hermosos y constructivos si no nos hubieran exigido cada minuto y cada aliento).…  Seguir leyendo »

Si un virus se propaga a través de gotículas respiratorias expulsadas por la nariz y la boca no parece aventurado suponer que cualquier protección facial será de utilidad para contener el contagio, en la doble vertiente de la salvaguarda personal y de evitar que un portador de la enfermedad contamine a un individuo sano. De hecho, la adecuada dotación de mascarillas (cubrebocas o barbijos, como se dice en los países hispanoamericanos) y otros equipos de autopreservación ha sido en los momentos álgidos de la emergencia la reclamación más candente de los profesionales sanitarios, conscientes del peligro al que los somete el permanente contacto con pacientes infectados.…  Seguir leyendo »

Amancio, sálvame

El miércoles por la noche me avisaron del periódico: «Va a salir Pablo Iglesias en Telecinco a las nueve menos cuarto». Miré el reloj y puse el televisor. Eran las 20.44 y aún sigo sin creer lo que vi y escuché. Había un señor con mofletes vivarachos, de aspecto desaliñado, con gafas e incipiente barba blanca, preguntándole a una señora flaca de mediana edad: «¿Te gusta tirarte pedos?». Ella le contestó que no y él repitió varias veces la palabra y dejó una nueva pregunta, flotando ante millones de espectadores: «¿Y entonces por dónde sacas los gases?».

Sin solución de continuidad, entró la careta del informativo y Pedro Piqueras, con traje y corbata negro, acordes a las circunstancias, informó con su empaque y buena dicción de siempre, que ese día habían muerto en España 864 personas por el coronavirus, lo que situaba el cómputo fatídico por encima de los 9.200.…  Seguir leyendo »

1. Porque cuando se defiende la idea de que es indecente criticar al Gobierno en tiempo de crisis lo que se está diciendo en realidad es que es indecente criticar al Gobierno en tiempo de crisis aunque las medidas del Gobierno estén agravando la crisis.

2. Porque ningún ciudadano libre debería aceptar órdenes de quienes consideran que lo decente es defender al Gobierno aunque su actuación sea indefendible.

3. Porque prohibir las críticas al Gobierno, pero permitir al mismo tiempo las alabanzas al Gobierno es, en el mejor de los casos, hipócrita. Si el objetivo es no entorpecer la labor del Gobierno, que no entorpezca nadie: ni con críticas ni con halagos.…  Seguir leyendo »

Si solo fuésemos un conjunto de moléculas adosadas a un cuerpo tendría sentido celebrar el ejemplo de Asia y de sus “exitosos” programas de aislamiento y vigilancia digital. Solo entonces uno aplaudiría las reflexiones de tipos como Byung-Chul-Han (La emergencia viral y el mundo del mañana) que apelan a una radicalización de las medidas de confinamiento y de estricto control social para Europa.

Fue la temerosa Europa que hoy admira los resultados del “estado policial digital” chino la que demostró tiempo atrás que la ventaja del esclavo (nunca se equivoca) es inferior a la virtud del hombre libre (arriesga su vida).…  Seguir leyendo »

Staffers from the Secretary of Health take the temperature of Venezuelans returning to the country from Colombia at the Simon Boliviar International Bridge in Cúcuta on Saturday. (Schneyder Mendoza/Afp Via Getty Images)

After years of seeing millions of migrants on the move, the world is now facing a serious crisis of immobility. With diagnosed covid-19 cases now over the 1 million mark, 140 countries have closed their borders to some or all foreign travelers.

In fact, Pew Research Center estimates suggest that 93 percent of the world’s people live in countries with sudden new border restrictions. And from Albania to Zimbabwe, more than one-third of the global population is currently under lockdown or curfew conditions. These pandemic responses are disrupting long-established habits and patterns of movement within communities and countries, as well as global travel.…  Seguir leyendo »

Par ces temps si troubles, où l’immunité grégaire obtenue par la vaccination généralisée est détournée en immunisation de troupeau résultante de l’exposition de tous et toutes au Covid-19 – ce qui ne manquera pas d’entraîner l’élimination des plus vulnérables –, par ces temps de détresse où les médecins en Italie, en Espagne et même en France sont sommés de faire le tri entre ceux à qui ils donneront une chance d’être sauvés et les autres qu’on laissera mourir,

par ces temps si obscurs où les demandeurs d’asile aux frontières de l’Europe sont traités comme des ennemis à repousser et, si besoin, à abattre, tandis que ceux qui réussissent à passer en Grèce sont traités comme des criminels de droit commun, étant condamnés à des peines de prison ferme,

il y a une partie de la population qui est condamnée à la contagion généralisée : en premier lieu, les réfugiés et les migrants vivant partout en Europe et surtout en Grèce dans des conditions sanitaires déplorables dans des «hotspots», ou bien détenus dans de centres de rétention administrative (CRA), puis les sans-abri et enfin les personnes incarcérées.…  Seguir leyendo »

Pendant que le monde se confine et enterre ses morts emportés par le Covid-19, le président chinois Xi Jinping triomphe. La propagande présente sans relâche le commandant suprême victorieux de «la guerre du peuple» contre le coronavirus.

Et pourtant, après l’épidémie du Sras en 2003, après celle de peste porcine, après les divers virus qui ont attaqué les poulets et les autres catastrophes sanitaires qui sont nées en Chine populaire, nous pensions que les autorités de Pékin auraient tiré des leçons. Et nous sommes aujourd’hui obligés d’admettre que les logiques du pouvoir chinois ne sont pas celles attendues par la France et l’Europe qui en ont fait un partenaire privilégié.…  Seguir leyendo »

Mientras escribo este artículo no olvido que sí, que yo también soy uno de los cientos de miles de españoles que, de la noche al día, hemos pasado a ser teletrabajadores. Que hemos cambiado la oficina, el laboratorio o el aula por el salón, el dormitorio o incluso la cocina de la casa. Sin más transición ni explicaciones que la publicación fulminante de un Real Decreto.

El teletrabajo no es nada nuevo. Se calcula que en la Unión Europea el 5 % de la población activa teletrabaja normalmente al menos un 25 % de su jornada (4 % en el caso de España).…  Seguir leyendo »

Rally in support of keeping Crimea as part of Ukraine. Photo by Spencer Platt/Getty Images.

Russia’s ongoing occupation of Ukraine’s Crimean peninsula and support of separatist hostilities in the eastern provinces of Donbas have resulted in 1.5 million internally displaced persons, 3,000 civilians killed, and a growing list of alleged violations of international law and socio-economic hardship.

But Ukraine is struggling in its efforts to hold Russia accountable – either as a state or through individual criminal responsibility – as it cannot unilaterally ask any international court to give an overall judgment on the conflict.

So it focuses on narrower issues, referring them to authorised adjudication and arbitration platforms such as the International Court of Justice (ICJ), European Court of Human Rights, UNCLOS arbitration, and the International Criminal Court (ICC).…  Seguir leyendo »

Ali Bhutto Outside a pharmacy on M.A. Jinnah Road, Karachi, Pakistan, March 31, 2020

SOUTH ORANGE, NEW JERSEY—I live each day in a house on a street in suburban New Jersey, about a forty-minute train ride from New York City, the view from the front door changing only by the tiny increments of budding spring (all about a month early owing to another cresting disaster). Aside from weekly trips to the grocery, we’ve hardly left our house in twenty-one days, and there is a sense not only of being shut away from the world but of being out of it altogether—or adjacent to it, somewhere terribly familiar yet not quite the same.

The girls down the street are riding their scooters, and the boys next door are running around and yelling.…  Seguir leyendo »