Sábado, 23 de mayo de 2020

En la crisis del Covid-19 muchos gobiernos han declarado abiertamente que sus decisiones políticas están basadas en la evidencia científica. La ciencia ha sido el mejor aliado para luchar contra un coronavirus nuevo que se expandía rápidamente. Pocas veces ha tenido la ciencia un papel tan relevante y visible a la hora de influir sobre decisiones políticas de gran calado. Y muchos hemos querido ver en ello una prueba de que, por fin, las decisiones políticas se basan en la mejor evidencia disponible. Los políticos han descubierto las bondades del método científico y ya no habrá decisiones arbitrarias ni partidistas.

En España, esta semana le ha tocado el turno a los anticuerpos, es decir, las defensas que el organismo desarrolla contra el virus.…  Seguir leyendo »

Europa tras la pandemia

¿Cuál será la respuesta de fondo que la Unión Europea dé a esta crisis? ¿Qué voluntad demostrarán los países del continente para afrontar los desafíos que ya teníamos antes de la pandemia y que siguen ahí, esperándonos más allá del corto plazo? No resulta demasiado aventurado pensar que de la respuesta a estas preguntas dependerá, en buena medida, la estabilidad política y democrática y el futuro de nuestras sociedades. Es histórica la trascendencia de las decisiones que las instituciones europeas y los Gobiernos nacionales adopten en los próximos meses.

Desde el punto de vista del análisis del quién es quién en esas decisiones, conviene no olvidar que, en estos años, hemos convertido demasiadas veces a un ente llamado “Bruselas” en la bruja mala del cuento.…  Seguir leyendo »

La pandemia del coronavirus exige confinamiento. El mandato gubernamental impone la distancia física, que conlleva el distanciamiento emocional. Un muro invisible se ha levantado entre los hombres y profundiza la individualización. La justificación de tal mandato es primero científica: evitar el contagio. “Quédate en casa” es un eslogan insoslayable en los medios que produce miedo al otro y angustia. La segunda legitimación es moral (“este virus lo paramos todos”) y apela a una comunidad cívica, en realidad una sociedad de individuos encerrados. Este civismo se teje del interés bien entendido: mi encierro contribuye al control del contagio. La virtud privada y el temor supervivencial generan beneficios públicos.…  Seguir leyendo »

Las últimas semanas compruebo con decepción que cuanto mejor va la curva de la covid-19, más lamentable es la respuesta de los partidos políticos a la crisis. Porque a estas alturas, todos los grandes, cada uno a su manera, han decidido evidenciar que su aportación al mayor reto que ha conocido nuestro país en la historia reciente va a ser cortoplacista, irresponsable y dirigida en exclusiva a un posible rédito político personal o de partido. Tres han sido para mí las imágenes que simbolizan este vodevil político. Cada una de un partido diferente, pero respondiendo a los mismos intereses espurios.

La primera es la de “los cacerolos» del barrio de Salamanca.…  Seguir leyendo »

El control de la calle

El canciller del Imperio Austríaco, Klemens von Metternich, al igual que una buena parte de los plenipotenciarios que acudieron al Congreso de Viena, estaban convencidos de que la agitación provocada por la Revolución Francesa y las Guerras Napoleónicas había quedado atrás. Consideraban que lo conveniente era tender una especie de puente temporal entre 1789 -fecha del estallido revolucionario- y 1815 -fecha en que Napoléon había sido derrotado en Waterloo-, como si nada hubiera ocurrido. Se restauraría el Antiguo Régimen, lo que restablecería el poder absoluto del monarca, y se mantendrían las estructuras propias de una sociedad estamental.

No tuvieron en cuenta, en medio de los grandiosos banquetes y lujosos bailes que caracterizaron aquella cita diplomática, que el viento de la historia soplaba en otra dirección y que la burguesía, que había estado en el origen de los planteamientos revolucionarios -cosa diferente es que a partir de la ejecución de Luis XVI todo se radicalizara y perdiera el control del proceso-, no iba a cejar fácilmente en su lucha por el poder político -el económico ya lo tenía- que conllevaba la eliminación de los privilegios estamentales y la configuración de un Estado, cuya arquitectura tenía como pilar fundamental una Constitución en la que se recogieran los derechos y libertades de los ciudadanos.…  Seguir leyendo »

Un traje vacío no miente

Los que queremos interpretar el mundo en vez de cambiarlo -pues no somos candidatas a Miss Mundo ni marxistas- tenemos que dar ejemplo. Tomemos a Sánchez. Es comprensible el estupor que en cualquier espíritu sano provoca su falta de palabra. Pero ni mienten ni dicen verdad los trajes vacíos. Sobrepongámonos pues al torbellino que el Fraudillo de España desata en las mentes limpias: incredulidad, indignación, risa nerviosa, desasosiego. Arranquemos este caso, de una vez por todas, del parámetro verdadero-falso, inservible con la Nada.

El patrón del PSOE sanchista es Poncio Pilato, santo para los coptos, cuya aportación a la historia del pensamiento está tardando en reconocerse.…  Seguir leyendo »

Existe un sesgo cognitivo denominado martillo de oro, cuya expresión más conocida se la debemos a Abraham Maslow —sí, el de la pirámide—, y que podemos formular así: «Si tu única herramienta es un martillo, tiendes a tratar cada problema como si fuera un clavo».

Es un concepto similar al de la expresión «deformación profesional», que describe la tendencia a ver las cosas desde el punto de vista de la propia profesión. Estos lentes u orejeras impiden tener una perspectiva más amplia y objetiva de las cosas, al desatender lo que queda fuera de su foco. Son, por lo tanto, unos lentes deformantes.…  Seguir leyendo »

El sentido del pacto con EH-Bildu para derogar la reforma laboral es quebrar el espíritu de la democracia de la Constitución de 1978. Un sistema empieza a fallar no por sus instituciones, sino por los agentes políticos que le dan vida, que sostienen el ánimo de consenso y respeto al adversario, que aceptan la existencia y la victoria del otro. Ese conjunto es al que Ackerman llama «época fría», un tiempo marcado por la primacía del consenso sobre el conflicto.

Esto supone en buena lógica liberal que la democracia se entiende como un modelo para la resolución de problemas, no para su creación.…  Seguir leyendo »

La crisis por la COVID‑19 dejará a muchos actores, públicos y privados, cargados de deudas insostenibles. Todavía estamos en la fase «prekeynesiana» (shock de oferta con shock de demanda derivado) de lo que probablemente será una depresión global. Pero una vez superada la peor amenaza del virus, habrá una combinación de ahorro precautorio de los particulares y renuencia de las empresas a comprometer gastos en capital, lo que profundizará la caída de la demanda agregada: fase keynesiana. Es probable que la única herramienta capaz de cubrir la diferencia entre la producción potencial y la efectiva sea el estímulo fiscal financiado con déficit, y monetizado donde sea posible.…  Seguir leyendo »

El 14 de marzo pasado Dinamarca cerraba sus fronteras. Fue uno de los primeros movimientos de una reacción en cadena seguido por la recomendación de la Comisión Europea que llevó al cierre tres días después de las fronteras exteriores de la Unión, excepto Irlanda, para “viajes no esenciales”, y de las fronteras nacionales de más de cien países en apenas un mes.

Se argumentaba que era una respuesta necesaria frente a la COVID-19. Ese mismo día Søren Brostrøm, director general de la Autoridad Sanitaria Danesa, sostenía en rueda de prensa que la decisión había sido política. Aunque se contemplaran razones de salud pública, la decisión final no tenía carácter técnico.…  Seguir leyendo »

La tecnología ha ido cobrando un gran protagonismo en la vida de los más jóvenes en la última década. Su uso extensivo ha desbancado a actividades de ocio como es la lectura, el deporte o las actividades artísticas tradicionales y las ha despojado de atractivo para muchos de ellos. La necesidad de inmediatez tecnológica y de conexión completa las 24 horas del día está condicionando el modo de relacionarse social y familiarmente.

Según estudios recientes, previos al estado de alarma decretado por la crisis sanitaria de la COVID-19, seis de cada diez adolescentes reconocían usar el móvil a todas horas, el 40 % afirmaba usar continuamente tablets y ordenadores y sobre el 20 % usaban regularmente la videoconsola como medio de ocio prioritario.…  Seguir leyendo »

The World Health Assembly (WHA) — the biggest event on the global health agenda — held on Monday and Tuesday this week, can be easily summed up: The Trump administration threatened to take the UN agency off life support as it fights a global pandemic — and Chinese President Xi Jinping threw it a new life line.

Xi — widely criticized for his government’s failure to sound the alarm over the situation in Wuhan, where the novel coronavirus outbreak began — was able to manipulate the 73rd WHA into a much-needed PR makeover for China. Meanwhile, the United States walked away, threatening to pull funding and membership from the World Health Organization (WHO) — potentially hobbling its ability to deliver a robust response to the ongoing Covid-19 pandemic.…  Seguir leyendo »

‘A border-free Europe is not the prerogative of tourists and Interrail travellers.’ A reopened beach near Thessaloniki, Greece, 16 May 2020. Photograph: Dimitris Tosidis/EPA

They said he was German, others Italian, but then again he might have been French. We may never know the true nationality of “patient zero” in Europe. And it doesn’t much matter, because the true patient zero in our continent is Europe itself.

From the first detection of the virus on European territory, Europe has been in a coma.

Long lockdowns and home confinement concealed the gravity of the patient’s condition. With the freedom to move around even within countries taken away, few dared to cross borders. Now, as countries ease restrictive measures, Europe’s true state of health is becoming clear.…  Seguir leyendo »