Miércoles, 3 de junio de 2020

La emergencia climática y el medio ambiente son los espacios preferidos de la izquierda para interferir en nuestra vida diaria. Lo más llamativo es que las soluciones que el gobierno propone generan impuestos y dificultades en la economía; son ineficientes o simplemente absurdas.

No es casualidad que nada más entrar en la fase final de las limitaciones de las libertades ciudadanas con el estado de alarma, al Ejecutivo se le ocurra poner en circulación una ley “ecologista”, la Ley de residuos y suelos contaminados. Una ley que traslada a los consumidores toda una serie de obligaciones y costes que son responsabilidad de las administraciones y que ya pagamos mediante los cánones o tasas de recogida de basuras.…  Seguir leyendo »

No es esto, no es esto

Los tristes acontecimientos que hemos visto estos últimos días en el Congreso, los enfrentamientos viscerales entre derecha e izquierda, me han llevado a releer un artículo que Ortega y Gasset escribió recién proclamada la II República (Un Aldabonazo) y rescatar algunas reflexiones que plasmé en mis Memorias heterodoxas de un político de extremo centro; un canto a la moderación y una advertencia, un ruego más bien, sobre lo peligroso que sería recaer en la tentación de resucitar la política de bloques, la lucha a muerte entre las dos Españas.

Comienza Ortega exhortando al Gobierno de entonces, una coalición de republicanos y socialistas, a no falsificar la República: «Lo que España no tolera es el radicalismo –el modo tajante de imponer un programa–.…  Seguir leyendo »

Vuelven los fachas. Estaban justo ahí, apolillados, con sus codos artríticos. El desconfinamiento los ha ido sacando de su encierro doble: el del coronavirus y el interno, porque el facha se esconde en su caverna y, cuando sale, trata de camuflarse en la selva demócrata. Una pulserita por aquí, un cuello del niqui por allá. Porque llevar tirantes con la banderita te puede salir caro, como nos enseñó Rodrigo Lanza. Pero hoy en día, con el coronavirus, a falta de éxitos deportivos fulgurantes, pueden llevarla a las caceroladas.

Ésta sería la lectura que hace mucha gente de las manifestaciones contra la gestión del Gobierno de Sánchez durante la pandemia.…  Seguir leyendo »

Cuando las instituciones no funcionan, hasta los imperios se derrumban. El ejemplo claro lo podemos contemplar estos días en los noticiarios, pues nos muestran como en Estados Unidos manifestantes descontrolados saquean comercios, destruyen propiedades y se enfrentan a las fuerzas de seguridad causando heridos y muertos en uno y otro bando. Y la razón es clara. Los participantes en esas protestas no confían en que los tribunales americanos den una respuesta justa a una intervención policial dudosa, en la que un ciudadano de color resultó muerto.

Estamos en un momento de intensa tensión social en España, con miles de fallecidos por causa de la pandemia, una crisis económica profunda, y un futuro incierto a causa de los continuos cambios de rumbo de aquellos que nos gobiernan.…  Seguir leyendo »

La sexta prórroga del estado de alarma sigue la línea de polémica de las dos anteriores. En ellas me pareció claro que el mantenimiento del estado de alarma era la solución jurídicamente correcta. Sin embargo, en esta sexta estoy confuso y no sé muy bien si estoy a favor o en contra. Me siento como aquel alcalde de la Transición que decía “no sé si ya soy de los nuestros”. Mi duda surge por las “importantes modificaciones” que nos dice el Gobierno que podría tener el nuevo período de alarma; en especial, no veo claro que sea posible delegar en el ministro de Sanidad la competencia para determinar que “unos territorios salgan antes que otros de la alarma por la evolución que tengan» y se me escapan las ventajas del estado de alarma sobre la legislación ordinaria (en primer lugar, la Ley Orgánica 4/1986, de Medidas Especiales en Materia de Salud Pública) para permitir que las Comunidades Autónomas tengan “manos libres” para marcar los ritmos de la desescalada.…  Seguir leyendo »

Volver a Granada

Aunque la covid-19 lo cambie todo, no creo que el conflicto político catalán desaparezca en la “nueva normalidad”. Ya lo hemos visto a lo largo de la crisis sanitaria: la tensión nacionalista del Govern y de Esquerra no ha cesado, preocupados ambos por su recíproca competencia y por mantener encendida la llama de su reivindicación independentista. Es más, todos sabemos que la estabilidad del Gobierno —en lo que se refiere a los apoyos de su investidura— depende de la política territorial que se aplique y más en concreto del desarrollo de la mesa bilateral creada con Cataluña y de las negociaciones permanentes con el PNV.…  Seguir leyendo »

Durante cinco días consecutivos recibí la noticia de que algún conocido había muerto. Es la primera vez que me pasa algo similar y espero sea la última. Aunque tristemente tengo que reconocer que dada la perspectiva actual, esto apenas comienza. Un tío doctor muy buena gente, un viejo amigo con quien pescaba, el colega de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) a quien había llegado a apreciar por su ponderación, el padre de una amiga y un periodista admirable. Estas son solo algunas de las amistades con las que ya no cuento. Demasiadas vidas esfumadas en cuestión de días. Lo que advertíamos que vendría llegó y las mentiras del régimen de Daniel Ortega cayeron por su propio peso.…  Seguir leyendo »

El rostro de la brutal y lenta muerte de George Floyd, perpetrada en Mineápolis por un policía, pone en evidencia, una vez más, la profunda enfermedad cultural consustancial al modelo de vida en común norteamericano.

La sublevación antirracista que se extiende ahora en grandes ciudades del país, las cínicas reacciones de Donald Trump que, al tiempo que decreta un estado de sitio militar, tacha a los ciudadanos horrorizados por el crimen de estar manipulados por “la extrema izquierda”, acaban de demostrar que el país que eligió en 2008 a un afroamericano como presidente sigue siendo estructuralmente racista. Todo el inmenso trabajo de modernización igualitaria de la cultura americana desde los años sesenta del siglo pasado, el acceso a una ciudadanía basada en el respeto a la dignidad de los negros americanos, la movilidad social conquistada por partes de las capas medias negras, la visibilidad de una diversidad de tonos de colores en la política y en el business, o en el mundo del entretenimiento, no han debilitado los cimientos mentales que rigen Estados Unidos desde su nacimiento.…  Seguir leyendo »

Tengo un amigo poeta en Suiza que me invitó a dar una charla a sus alumnos en el instituto cantonal de Lugano. Era el año 2010 y acababa de ver la luz mi primera novela, Il figlio del figlio. Lo había publicado hacía poco un pequeño editor de Roma y luego, por pura casualidad, Maja Pflug, que después se convertiría en mi traductora, había encontrado un ejemplar (creo que el único que quedaba a la venta en toda Italia) y le había propuesto a la editorial Kunstmann que lo tradujera al alemán. Aquel día de hace diez años se me ha quedado grabado y, como pueden comprobar, despierta otros recuerdos que hoy siguen siendo muy importantes para mí.…  Seguir leyendo »

Un consenso que debe perdurar

De mis enfermedades de infancia guardo dos recuerdos tan entreverados que me vienen a la mente en un solo galope: la dulzura de mi madre y la voz, a la vez escéptica y tranquilizadora, del doctor Castilla, diciendo que no tenía nada serio, después de una auscultación minuciosa y de mirarme la garganta con una pequeña pero potentísima linterna, que me fascinaba de tal modo que alguna vez la pedí como regalo de Reyes. Ángel Castilla Polo, Médico Puericultor del Estado, como decía su tarjeta, era un médico competente, liberal y cultivado, en la mejor tradición institucionista, y es difícil pensar en alguien que trajera más seguridad a aquella familia numerosa que componíamos siete hermanos y una hermana.…  Seguir leyendo »

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, y Donald Trump, presidente de Estados Unidos, en la Casa Blanca en marzo de 2019.Credit Doug Mills/The New York Times

Asistimos a una suerte de paradoja central en la política. Líderes autoritarios como Jair Bolsonaro y Donald Trump han contribuido a desacreditar a las instituciones del gobierno que ellos mismos encabezan. Bolsonaro —el presidente de Brasil, a quien se le ha llamado el “Trump de los trópicos”— ha mostrado preocupantes tendencias dictatoriales y, en cierta medida, fascistas. Y, al igual que el presidente de Estados Unidos, denuncia frente a sus seguidores a los órganos del Estado que lidera.

La paradoja se profundiza cuando se recuerda que ambos líderes se postularon a la presidencia de sus países con una plataforma de ley y orden.…  Seguir leyendo »

Hace trece años comenzó su andadura la Fundación Villacisneros con la voluntad de ayudar a construir una sociedad mejor. Lo hicimos tomando como punto de partida los principios que inspiran el humanismo cristiano. Uno de los ejes principales de nuestra razón de ser es el apoyo a las víctimas del terrorismo y a sus demandas de Memoria, Verdad, Dignidad y Justicia. Desde nuestro nacimiento muchos han sido los cambios producidos en relación con estas reclamaciones, el principal de ellos la «disolución» de la banda terrorista el 3 de mayo de 2018. Hoy ya no peligra la vida de nadie por la amenaza de ETA, pero ¿hemos asistido los españoles al final de la banda que merecemos en un Estado de Derecho?…  Seguir leyendo »

¿Y si en España profesionalizamos a los jueces? Por extraño que pudiera parecer no constituyen un cuerpo profesional en el que la promoción hasta los puestos más altos esté regida por su capacidad objetiva ni por sus méritos previamente demostrados.
Son seleccionados por un tribunal de oposición como los mejores juristas de cada convocatoria y serán jueces hasta la jubilación.

Sin embargo, los jueces tienen un grave problema. Mejor dicho, dos: a veces no pueden abstraerse al influjo externo; y los partidos políticos no quieren dejar de ejercer esa influencia.

Los partidos políticos colonizan las facultades de nombramiento discrecional de más de trescientos altos cargos judiciales, entre ellos los ochenta magistrados del Tribunal Supremo.…  Seguir leyendo »

El planeta después de la pandemia

Los científicos tienen pocas dudas: la destrucción de la naturaleza hace que la humanidad sea cada vez más vulnerable a brotes de enfermedades como la pandemia del COVID-19, que ha contagiado a millones de personas, causado la muerte de otros cientos de miles y devastado innumerables vidas en todo el mundo. También impedirá una recuperación económica de largo plazo, porque más de la mitad del PIB del mundo depende de la naturaleza de una manera u otra. ¿La crisis del COVID-19 podría ser el llamado de atención –y, por cierto, la oportunidad- que necesitamos para cambiar el curso?

Mientras que algunos políticos han dicho que una pandemia de esta magnitud no estaba prevista, muchos expertos creían que era prácticamente inevitable, dada la proliferación de enfermedades zoonóticas (causadas por patógenos que pasan de los animales a los seres humanos).…  Seguir leyendo »

Anti-integration protesters at the University of Mississippi awaiting the arrival of the first African-American student, James Meredith. Getty Images

This week, rioters have plunged many American cities into anarchy, recalling the widespread violence of the 1960s.

New York City suffered the worst of the riots Monday night, as Mayor Bill de Blasio stood by while Midtown Manhattan descended into lawlessness. Bands of looters roved the streets, smashing and emptying hundreds of businesses. Some even drove exotic cars; the riots were carnivals for the thrill-seeking rich as well as other criminal elements.

Outnumbered police officers, encumbered by feckless politicians, bore the brunt of the violence. In New York State, rioters ran over officers with cars on at least three occasions. In Las Vegas, an officer is in “grave” condition after being shot in the head by a rioter.…  Seguir leyendo »

Puede que las medidas de confinamiento decretadas como consecuencia de la COVID-19 empiecen a relajarse gradualmente, pero la ansiedad con respecto a las perspectivas mundiales en materia económica y social no deja de crecer. Existen buenas razones para preocuparse: ya empieza a sentirse una fuerte desaceleración económica y podríamos estar ante la peor depresión desde la década de 1930. Pero, aunque es un resultado probable, no es inevitable.

Para obtener un mejor resultado, el mundo debe actuar conjuntamente y con rapidez en la renovación de todos los aspectos de nuestras sociedades y economías, desde la educación hasta los contratos sociales y las condiciones laborales.…  Seguir leyendo »

Are we heading into another Depression

The Covid-19 lockdowns have led to the largest rises in unemployment since the 1930s. The Financial Times asked leading economists and market analysts what to expect and what might be done to avert turmoil

A fumbling fragmentation looks more likely than another Depression Robert Zoellick, former World Bank president and author of ‘America in the World’

The deep economic dive has shocked people. The pace and extent of recovery depends on the discovery and availability of treatments and vaccines. I suspect we will see slow revivals, episodic setbacks and costly adjustments — but not a decade of economic disaster. Many small businesses and some storied brands will not survive, while skilful adaptors and disrupters, especially in the digital economy, will emerge stronger.…  Seguir leyendo »

Resulta que no todos pasamos la cuarentena haciendo el amor con nuestras parejas. A pesar de las primeras predicciones de una explosión de natalidad provocada por el coronavirus, parece que durante el confinamiento no tuvimos tanto interés en las relaciones sexuales como algunos habían imaginado.

Justin García, un investigador del Instituto Kinsey de la Universidad de Indiana, descubrió en un estudio sobre hábitos sexuales globales, que abarcó el período que va desde mediados de marzo hasta mediados de mayo, que casi la mitad de los consultados dijeron que durante la pandemia tuvieron relaciones sexuales con menos frecuencia y que lo disfrutaron menos.…  Seguir leyendo »

President Jair Bolsonaro riding a horse during an event with supporters in Brasília on Sunday. Credit Ueslei Marcelino/Reuters

More than 30,000 deaths. Widespread social devastation. Overwhelmed hospitals. An economy on the precipice of disaster. In Brazil — the worst-hit country in South America, a new epicenter of the coronavirus — the situation is dire.

And yet its president, Jair Bolsonaro, lives in another reality.

The virus is “a little flu,” about whose spread he can do nothing other than to recommend chloroquine as a miracle cure. Now on his third health minister, Mr. Bolsonaro seems to actively oppose the measures of his own government. He has appeared at anti-lockdown protests and fulminated against state governors who adopted quarantine measures.…  Seguir leyendo »

Prime Minister Boris Johnson of Britain, right, leaving Downing Street with Dominic Cummings, his most senior aide. Credit Daniel Leal-Olivas/Agence France-Presse — Getty Images

Anyone else would have been sacked for it.

Twelve days ago Britain’s media and social media erupted in indignation and incredulity. Dominic Cummings, the prime minister’s most senior aide, had been exposed for breaking the strict lockdown rules he helped to write, and which everyone else had endured for the previous two months.

“Stay at home and save lives,” Prime Minister Boris Johnson ordered the country. It was an incantation, an instruction not a request, backed up by the law and the police.

Britain shut down. Police patrols issued instant fines, sending second-home owners, day trippers and park sunbathers back home.…  Seguir leyendo »