Buscador avanzado

Diferentes líderes políticos firmaron en la capital de Bolivia una suerte de manifiesto germinal, iniciando una concertación internacional de claro espíritu iliberal y populista. El lamentable texto, que posee la misma altura ética, política y literaria, fue rubricado por dos influyentes políticos españoles: José Luis Rodríguez Zapatero, ex presidente de España y ferviente partidario del régimen bolivariano liderado por Nicolás Maduro, y Pablo Iglesias, vicepresidente del actual Gobierno de España.

La naturaleza, el espíritu y los objetivos del texto se traslucen con la fuerza de todo lo grosero en el último párrafo: «Reunidos en La Paz con motivo de la toma de posesión de Luis Arce como presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, país que se ha convertido en referencia internacional de la respuesta ciudadana al golpismo, los firmantes de esta Declaración, gobernantes, ex presidentes y líderes progresistas en nuestros respectivos países de Iberoamérica y Europa, afirmamos nuestro compromiso histórico de trabajar conjuntamente por la defensa de la democracia, la paz ,los derechos humanos y la justicia social frente a la amenaza que representa el golpismo de la ultraderecha».…  Seguir leyendo »

Antes de ser presidente de Estados Unidos, Donald Trump construyó un personaje de telerrealidad cimentado en el slogan “Estás despedido”. Ahora, es él a quien el pueblo estadounidense despidió de su cargo. Y, la derrota de Trump también ha asestado un golpe demoledor a los populistas nacionalistas en Europa y otros lugares. ¿Podría llegar a ser letal este golpe?

Los pantanos que fecundan el nacionalismo populista no han sido drenados. Demasiadas personas siguen frustradas por la pérdida percibida (o esperada) de su condición económica y social, y se sienten ignoradas o difamadas por los políticos de la corriente principal. El estancamiento salarial, la desindustrialización y la injusticia económica continúan siendo desafíos serios.…  Seguir leyendo »

Hace más de tres años me tocó vivir en Londres la noche del referéndum sobre el Brexit. Recuerdo todavía el entusiasmo de los partidarios del desenganche con Europa cada vez que se anunciaba una victoria de sus posiciones en cualquier distrito. Contrastaba con la escasa épica de quienes apostaban por la continuidad en la Unión, incapaces de jalear o animar a la concurrencia cuando el escrutinio les resultaba favorable. Me vino este recuerdo al leer días pasados un artículo de Timoty Garton Ash publicado en estas páginas, en el que animaba a los europeístas británicos a emprender la lucha por regresar a Bruselas.…  Seguir leyendo »

"El siglo XX comenzó con una utopía y terminó con nostalgia. El siglo XXI no se caracteriza por la búsqueda de novedad, sino por la proliferación de nostalgias", escribió la filóloga ruso-estadounidense Svetlana Boym en el ensayo Nostalgia and its Discontents. La nostalgia moderna no es solamente una rebelión contra la idea del tiempo, la historia y el progreso, o una idealización del pasado; muchas veces la nostalgia crea una suerte de utopía del pasado, alejada de los hechos. Hablamos poco de aquellos políticos que reescriben la historia y crean nostalgia de un pasado ficticio para vender políticas e ideologías.

La nostalgia, síntoma de nuestra época vertiginosa, es un arma que los mesías seculares administran en grandes dosis, ya que puede reconstruir las patrias perdidas con determinación paranoica, obsesionar con grandes símbolos y facilitar la renuncia al pensamiento crítico, que sustituye con la vinculación emocional.…  Seguir leyendo »

The politicians who want to return us to an imaginary past are seizing control of our very real future.

In country after country, right-wing populists/nationalists are taking power or holding onto it. In Britain, Theresa May, the relatively moderate Conservative prime minister, is being forced out of office, likely to be replaced by a more hard-line Brexiteer such as Boris Johnson. Indian Prime Minister Narendra Modi, Australian Prime Minister Scott Morrison, Hungarian Prime Minister Viktor Orban and Israeli Prime Minister Benjamin Netanyahu have all just been reelected. In the Philippines, allies of President Rodrigo Duterte swept the Senate elections. In Brazil, Jair Bolsonaro won the presidency.…  Seguir leyendo »

Jorge Herralde y sus secretarias. Colita Barcelona

1. Cala Pola en Tossa de Mar

Piénsenlo: en bañador no tienen donde colgarse el puto lazo. Además, Cala Pola es un pequeño paraíso, sobre todo en junio y septiembre, cuando la densidad de familias con niño disminuye hasta niveles tolerables para un adulto.

2. Manel

En Cataluña hemos llegado treinta años tarde a The Smiths, pero hemos llegado. Y su versión autóctona, a mí, me gusta. Lástima que sean tan vagos y lleven tres años sin sacar disco.

3. Como Camarón

La mejor canción catalana de los últimos veinte años. Mucho mejor en su versión choni original que en su versión orquestada, con sección de cuerdas y demás pijadas.…  Seguir leyendo »

¿El populismo todavía está en ascenso? Esa pregunta se cernirá sobre las elecciones en Israel, India, Indonesia, Filipinas, España y la Unión Europea en los dos próximos meses. Sin embargo, será inapropiada, ya que la verdadera contienda es entre nacionalismo e internacionalismo.

Sin duda, la división nacionalista-internacionalista está siendo impuesta por la fuerza por los propios populistas, particularmente el presidente norteamericano, Donald Trump, cuyo desdén instintivo por las leyes y las instituciones internacionales es claro desde ya hace tiempo. Pero también está siendo explotada por políticos más convencionales, incluidos algunos en la más multilateral de las instituciones, la Unión Europea, que está experimentando un cambio profundo en su dinámica política interna.…  Seguir leyendo »

A casi nadie se le escapa que el procés se ha llevado buena parte de la izquierda política social y sindical catalana y amenaza con hacerlo con el conjunto de la izquierda española. En Cataluña los conflictos sociales se soterran, se obvian o se olvidan, se deterioran los servicios públicos, se consolidan los recortes y se retrocede en bienestar sin importar al Govern ni a ninguno de sus consellers. Esto mismo se va extendiendo a otros sitios de España, donde cuesta hablar de los problemas de la gente, de cómo resolverlos, ya que el conflicto catalán lo ocupa todo, entre el hartazgo de la gente y la impotencia de ver sus demandas postergadas.…  Seguir leyendo »

Aunque el comienzo del nuevo año traiga siempre consigo una cierta esperanza de renovación, no parece que 2019 vaya a darnos demasiada tregua. Apenas habíamos dejado de discutir sobre los gilets jaunes franceses cuando Jair Bolsonaro tomaba posesión de la Presidencia de Brasil, Quim Torra, llamaba a la sublevación en un mensaje navideño y las encuestas confirmaban el potencial electoral de Vox. Por lo demás, nadie sabe qué desenlace conocerá en las próximas semanas un Brexit que lleva casi dos años y medio socavando las bases constitucionales de la venerable democracia británica. Frente al denominado Nuevo Optimismo, que con Steven Pinker y el fallecido Hans Rosling a la cabeza llama la atención sobre el progreso sostenido del bienestar humano, las distintas formas del populismo apuntan en la dirección opuesta: hacia un malestar difuso que evoca en el cuerpo político la desagradable memoria de los años de entreguerras.…  Seguir leyendo »

En el prólogo de A Sangre y Fuego. Héroes, bestias y mártires de España, Manuel Chaves Nogales consigue eclipsar los nueve relatos que contiene la obra que prologa. Su propio libro. Ese prólogo es un desgarro lúcido y sereno, un legado de compromiso político con la libertad e independencia personal del que nos conviene tomar nota. Y recordar. Porque hoy, aunque suene desconcertante, su descripción de la España que derivó en enfrentamiento civil es un necesario recordatorio de la estupidez humana y de la capacidad colonizadora del totalitarismo. Que conviene no infravalorar. Su firmeza humanista, republicana y liberal, constituye una referencia intelectual sólida e ineludible.…  Seguir leyendo »

Es más complicado

Una de las peores calamidades traídas por el nacionalpopulismo que, de una u otra forma, se abre paso en todas partes es la imposición de la idea de que los problemas, hasta los más complejos, tienen fácil solución. Para los charlatanes al mando, basta voluntad política, audacia suficiente y una pequeña dosis de un indefinido diálogo para hacer frente a desafíos como la emigración, el cambio climático, el envejecimiento de la población, la desigualdad económica o la equiparación de géneros.

La realidad es bien diferente. La mayoría de esos retos exigen planificación a largo plazo, trabajo sistemático y proyectos pactados en difíciles negociaciones que obligan a renuncias dolorosas.…  Seguir leyendo »

El historiador Eric Hobsbawn, ya fallecido, describió el siglo XX como la “era de los extremos”, en la que el socialismo de estado condujo al gulag; el capitalismo liberal condujo a depresiones cíclicas, y el nacionalismo condujo a dos guerras mundiales. Luego predijo que el futuro equivaldría a una prolongación del pasado y del presente, caracterizada por “una política violenta y cambios políticos violentos” y por “la distribución social, no el crecimiento”.

La historia tal vez no se repita, pero frecuentemente rima. La famosa frase de la ex primera ministra británica Margaret Thatcher de que “no hay tal cosa como la sociedad”, sino solamente “hombres y mujeres individuales” en efecto rima con la visión mundial divisiva y el comportamiento interesado de los demagogos populistas de hoy.…  Seguir leyendo »

La mala economía engendra mala política. La crisis financiera global y la fallida recuperación que le siguió dieron alas al extremismo político. Entre 2007 y 2016, el apoyo a partidos extremistas en Europa se duplicó. En Francia la Agrupación Nacional (ex Frente Nacional), en Alemania Alternative für Deutschland (AfD), en Italia la Liga, en Austria el Partido de la Libertad (FPÖ) y en Suecia los Demócratas: todos estos partidos hicieron avances electorales en los últimos dos años. Y ni siquiera mencioné a Donald Trump o el Brexit.

Es verdad que las tensiones económicas no alcanzan para explicar esta explosión del extremismo político.…  Seguir leyendo »

¿Cómo debemos enfrentarnos a las ideas que consideramos peligrosas? En particular, ¿de qué manera debemos combatir la ola de nacional populismo que amenaza a Occidente? Un suceso reciente nos ilumina sobre estas preguntas que tanta ansiedad despiertan. La revista New Yorker había invitado a Steve Bannon, el más notorio ideólogo populista del momento, a su famoso ciclo de conferencias. Cuando se supo que el director de la revista -David Remnick, uno de los más prestigiosos periodistas del mundo- iba a entrevistar a Bannon ocurrió algo que era previsible. La indignación se condensó en las redes sociales y se convirtió en un tumulto general que obligó a Remnick -después de consultarlo con su redacción- a retirar la invitación al fundador de Breitbart News y a dar explicaciones por escrito.…  Seguir leyendo »

Este título sería una traducción libre de lo que dice la eurodiputada del grupo Liberal ALDE Sophie In’t Veld en un artículo recién publicado en The Guardian. El reto se lo lanza al exasesor que le montaba las campañas a Trump, Steve Bannon.

A modo de aprovechategui Made in USA y como si no tuviéramos suficiente en el Viejo Continente con la cosecha de líderes iluminados que brotan por toda la Unión, ahora nos llega del otro lado del charco el que aspira a ser el mentor de todos esos inspirados. Bannon anuncia que quiere ponerse al frente del trabajo de años de todos los ultraderechosos, xenófobos, brexiteros radicales, nacionalistas y descontentos con la Europa actual, bajo el paraguas único de un experimento llamado The Movement (El Movimiento).…  Seguir leyendo »

El tema migratorio y la ausencia de políticas económicas sensatas están alimentando todo género de populismos, nacionalismos extremos y graves tensiones sociales que acabarán poniendo en riesgo los sistemas democráticos y permitirán el resurgimiento de actitudes y comportamientos muy cercanos al totalitarismo.

Los casos de los presidentes de Gobierno, Victor Orbán en Hungría y Andrzej Duda en Polonia (un personaje manipulado abiertamente por Jaroslaw Kaczynski, presidente del partido ganador Ley y Justicia) son dos claros e inquietantes ejemplos de este fenómeno pero no ciertamente los únicos. El claro ascenso de partidos nacionalistas en el resto de Europa es un dato negativo que no se puede minimizar.…  Seguir leyendo »

La actitud frente al comercio dice mucho de la forma en que un político ve a su país y al mundo. La autarquía franquista de posguerra tenía una relación clara con la idea de que España era la «reserva espiritual de Occidente»: la superioridad moral de quien cree estar por encima del materialismo del resto de las naciones. El proteccionismo (en parte obligado por las circunstancias políticas del momento) era para el régimen no sólo una política económica, sino también una forma de profilaxis. Se trataba de mantenerse inmaculado hasta que llegara la oportunidad de retomar la vieja labor evangelizadora. Consecuencia: a finales de los años 50 España era el país más pobre, junto a Portugal, de Europa occidental.…  Seguir leyendo »

La situación que vive Venezuela desde hace ya unos años guarda paralelilsmos con lo que hemos vivido en Cataluña en fechas recientes. Sólo la diferencia en los resultados puede hacer que a algunos se les escapen las similitudes. De modo que tal vez merezca la pena fijarse en primer lugar en aquello que ha llevado a Maduro a sobrevivir políticamente (de momento) mientras Puigdemont se convierte cada vez más en una caricatura de la que ya se ríen en toda Europa.

Como ha explicado recientemente Antonio García Maldonado, algunos rasgos del poder han cambiado pero su naturaleza sigue siendo básicamente la misma.…  Seguir leyendo »

Parece que fue ayer cuando celebrábamos entusiasmados la llegada del nuevo siglo, y han pasado ya diecisiete años sin cumplirse ninguno de los pronósticos. Con la caída del Muro berlinés y el anuncio de que «la historia se había acabado» (Fukuyama), al haberse impuesto la democracia como sistema político y el mercado como norma económica, nos prometíamos una paz eterna y un progreso ininterrumpido mundo adelante. De tal sueño nos despertó, el 11 de septiembre de 2001, el desplome de las Torres Gemelas neoyorquinas, corazón de Occidente, advirtiéndonos de que había un mundo al margen del nuestro que pedía entrada y exigía sitio.…  Seguir leyendo »

La Constitución roza los 40 años, la edad del demonio meridiano contra el que proviene el salmo 91. El azote que devasta en las horas centrales del día, las de mayor calor, cuando uno está más débil. En la tradición monacal, a esa hora se produce el peor ataque: la acedía, la tentación por la que el monje se vuelve perezoso y descuidado… y pierde la esperanza. España vive una crisis de acedía democrática, de pérdida de ilusión en algo que nos una; es un tiempo de echar las culpas siempre al otro, de pereza e incluso de crispación para convivir.…  Seguir leyendo »