Buscador avanzado

Este domingo 18 de septiembre, a las 12:30, saldremos a las calles de Barcelona, junto al Arco de Triunfo, convocados por la plataforma Escuela de Todos. En este artículo voy a intentar resumir las razones que nos mueven a participar activamente desde la izquierda jacobina en este acto convocado por tan ejemplares resistentes cívicos frente al oprobio nacionalista.

Como somos militantes de una izquierda consecuente, nuestra defensa del ideal de ciudadanía es innegociable. Cuando hablamos de derechos lingüísticos, estamos hablando de los derechos de los ciudadanos.

Primera lección que, en el culmen del delirio identitario, se ha olvidado: las lenguas y las culturas carecen de derechos.…  Seguir leyendo »

El último episodio de la pequeña política del País Vasco no ha interesado a nadie fuera de aquí, pero me permito exponérselo a los lectores de EL ESPAÑOL para que aprecien lo que significa vivir bajo un régimen nacionalista como el vasco. Un régimen que considera que todos los que no compartimos sus ideales no los entendemos. Que los despreciamos o, incluso, que no somos capaces de apreciar lo bueno.

Ya lo decía el fundador del nacionalismo, Sabino Arana: no está hecha la miel, es decir el eusquera, para la boca del asno, es decir el español que empezaba a llegar entonces de otras partes de España al calor de la primera industrialización.…  Seguir leyendo »

I often hear elite-level American intellectual types — pundits and academics and futurists and so on — express great optimism about Canada’s potential. The country is framed as a glimmer of hope in a bleak world, a dynamic, modern, urbane, democratic, multicultural, open-minded success story, free of the toxic nationalism and populist authoritarianism steering the rest of the planet into a ditch.

The great blind spot of such optimistic analysis has always been Quebec — a province housing 8.7 million of Canada’s 38.7 million citizens, and a place preoccupied with pursuing policies at odds with every flattering Canadian stereotype. On virtually any metric one might correlate with a promising, modern society — a hospitable business climate, an up-to-date education system, open and inviting communities, robust protection of individual liberties, a moderate and rational political class — Canada’s second-largest province marches unapologetically in the opposite direction.…  Seguir leyendo »

El PNV, a través de su Fundación Sabino Arana, entregará este domingo 30 de enero los premios anuales que llevan el nombre del fundador del partido. Lo hará con motivo de su nacimiento (el 26 de enero de 1865) y en una ceremonia que pretende ser el homenaje más vistoso de todos los que le tributan sus seguidores.

Ahora hace justamente un año escribí otro artículo con el mismo motivo en EL ESPAÑOL, El apellidismo en los premios Sabino Arana, donde expliqué que Arana significa ciruela o ciruelo en eusquera.

Cuál fue mi sorpresa cuando varios colegas, tras leerlo, me hicieron observar, un tanto sorprendidos, que Arana no es ciruela o ciruelo, sino valle.…  Seguir leyendo »

La utilización de la lengua como vía rápida de la construcción nacional, en definitiva, como ariete contra el 78, se ha extendido como un río recién desbordado su cauce. Se ha acelerado la carrera por convertir en inevitable, por el peso de los hechos gracias al paso de las generaciones, la secesión, en el mejor de los casos una confederación que trocee la soberanía, eliminando por decreto lo común en favor de lo particular en el exprimidor en el que se ha convertido la presente legislatura. En ‘Contra la España Vacía’, Sergio del Molino recuerda la diferencia entre el patriotismo constitucional y el nacionalismo: «Los titulares de los derechos son los individuos, no los territorios ni las lenguas».…  Seguir leyendo »

El Consejo Constitucional francés, trasunto de nuestro Tribunal Constitucional, ha tumbado la Ley Molac, por el nombre del diputado bretón que la impulsó en la Asamblea Nacional.

Fue allí donde se aprobó, un par de meses antes, por una amplia mayoría de sus miembros. Pero bastó que 60 diputados la recurrieran para que en apenas quince días el Consejo sentenciara que la citada ley incumple el artículo 2 de la Constitución, que dice que la lengua oficial de Francia es sólo una: el francés.

Los impulsores de la Ley Molac pretendían utilizar en Francia las lenguas regionales para implantar un modelo de inmersión lingüística en el sistema público de enseñanza, como aquí se hace con el euskera y el catalán.…  Seguir leyendo »

"Había en él algo del parásito que adula a los ricos por recoger sus sobras, y un poquillo del bufón que divierte a los poderosos" (Pérez Galdós, Lo prohibido).

En su célebre obra El queso y los gusanos, el historiador Carlo Ginzburg detalla cómo transcurrió el proceso inquisitorial que condujo a la hoguera al molinero friulano Domenico Scandella, en 1599. La obra es un monumento de ese subgénero historiográfico conocido como "microhistoria". La conservación de los expedientes del juicio da acceso a un universo fabuloso e ignoto: la visión del mundo de un testigo secundario del siglo XVI.

Las pruebas revelan que la cosmología de Menocchio, pues así se hacía llamar el molinero, se había formado mediante limitadas (y extravagantes) lecturas y la asimilación de remotas tradiciones orales.…  Seguir leyendo »

Si el eusquera en lugar de ser una lengua fuera un individuo –que no lo es, pero a veces se le atribuyen derechos como si lo fuera–, podríamos afirmar con toda seguridad que quedó secuestrado por el fundador del nacionalismo vasco, que lo convirtió en rehén de su causa.

Mientras esa causa no alcance el objetivo final, el eusquera seguirá ganando espacios en la Administración vasca, en su educación y en su cultura como nunca los tuvo en toda su historia. Y seguirá perdiendo influencia como lengua viva en muchos pueblos pequeños mientras las estadísticas oficiales destacarán su conocimiento generalizado por edades y niveles.…  Seguir leyendo »

Los romanos trajeron el latín a la península Ibérica y el idioma fue aclimatándose al entorno. Su código asimiló vocablos preexistentes y de esa combinación entre la nueva norma culta y las palabras viejas nacieron dialectos que convivieron durante varios siglos. La filología considera que esos dialectos —gallego-portugués, asturleonés, castellano, navarro-aragonés, catalán, las distintas variantes mozárabes— adquirieron la categoría de lenguas cuando desapareció aquella que los había engendrado. Su evolución fue desigual y dependió mucho del peso político que iban adquiriendo sus respectivos ámbitos geográficos. Cuando Alfonso X sustituyó el latín por el castellano, este idioma asumió la hegemonía comunicativa en lo que tiempo después sería el Reino de España.…  Seguir leyendo »

Circula por las redes un chiste en el que un fundamentalista islámico se sube a un taxi y le pide al taxista que apague la música de la radio porque en tiempos del Profeta no había radio, a lo que el taxista le responde que se baje del taxi y espere a que pase un camello, porque en tiempos del Profeta no había taxis. Los anacronismos nos suelen llevar a estas contradicciones, y no nos faltan anacronismos últimamente en España. Los secesionistas catalanes llevan años paseándose por el mundo hablando del amargo final de la Guerra de Sucesión, que no de Secesión, y las añoradas libertades de los catalanes en el siglo XVIII.…  Seguir leyendo »

La tiranía lingüística y sus cómplices

Décadas de monopolio educativo y mediático en Cataluña han demostrado hasta qué punto es eficaz la mentira en el proceso de construir una mentalidad que sirva a ciertos intereses económicos y judiciales, alimentando los delirios más reaccionarios, justificados por un fundamentalismo democrático que tolera o fomenta la tiranía a fuerza de llenarse la boca de democracia. El discurso victimista de un nacionalismo perseguido durante el franquismo ha sido, en buena medida, fuente de legitimación del robo económico y político, al que la mayoría de los responsables parlamentarios y mediáticos ha hecho el juego, y de la propagación de un odio tribal que el optimismo de ese democratismo vacuo y puramente retórico, que parece valer para justificar cualquier cosa, creía superado en la Europa sin fronteras.…  Seguir leyendo »

Sobre un arraigado marco mental que en España confunde progresismo con la defensa de la diversidad por la diversidad (como si Hitler fuera algo mejor sólo por ser diferente de Gandhi), tanto las instituciones nacionales como las autonómicas han dejado que los distintos nacionalismos periféricos, allí donde existen, coopten la administración periférica (local y autonómica) y acaben imponiendo una realidad pública (la que vemos reflejada día a día cuando miramos un cartel o un panfleto informativo, cuando inquirimos a un funcionario, cuando vemos la televisión autonómica o cuando tratamos de acceder a algún puesto laboral ofertado por la administración) monocolor por monolingüe.…  Seguir leyendo »

Derechos lingüísticos en Cataluña

¿Alguien se imagina que en Gales o en Escocia todos los alumnos de educación infantil no recibieran ni una hora en inglés, solo dos en primaria y tres en secundaria? pues bien, eso es lo que ocurre en Cataluña: los alumnos toman todas las clases en catalán su primeros años escolares –a veces introducen alguna hora de inglés pero jamás ninguna en español–; y el resto de su educación obligatoria todas en catalán excepto dos o tres en español y en inglés, pese a que la lengua de la mayoría de la población catalana es el español.

Según el Instituto de Estadística de Cataluña (2008), el 55% de la población tiene el español como lengua materna; el 31,6% el catalán; el 3,8 ambas y el 9,6 restante, otras lenguas.…  Seguir leyendo »

Comparece de nuevo el nacionalismo catalán ante este permanente y solemne tribunal de la historia en que desea convertir la simple actualidad política. Muy engañado estaba el que pudiera pensar que, tras los expresivos resultados de las elecciones del 25 de noviembre, las milicias propagandísticas de este proyecto habrían de deponer el gesto o de suavizar el lenguaje. Muy errado andaba el que pudiera suponer que, tras el fiasco sufrido por quien se presentaba como encarnación de la voluntad de un pueblo y como celador de la identidad de una nación, llegaría una reflexión serena, menos impulsada por la glotonería de la imaginación y más atenta a la dieta de los hechos.…  Seguir leyendo »

EL pasado verano fue un verano raro en Cataluña. Culturalmente hablando, cuando menos. Pese al calentamiento global a que el presidente Artur Mas y su consejero de Cultura Ferran Mascarell estaban sometiendo a la región con sus actos y declaraciones —el primero, convocando en Palacio a 300 altos cargos para decirles que son «los generales de un ejército que es la Generalitat y que tiene una gran misión»; el segundo, escribiendo en el diario más subvencionado de cuantos se subvencionan en la Comunidad, y son todos, que «los que luchan contra el catalán [entiéndase «el Estado español a través de sus aparatos políticos y judiciales»] (…) desean una sociedad catalana fragmentada en dos comunidades lingüísticas, anhelan una Cataluña socialmente dividida, suspiran por una Cataluña políticamente subordinada»—; pese al bochorno ambiental causado por esas y otras manifestaciones de la clase política autóctona, dos noticias vinieron a refrescar hasta cierto punto las mentes de los ciudadanos que todavía se precian de serlo.…  Seguir leyendo »

Me dan a leer una entrada en  la red donde un personaje, alto cargo que es o ha sido del Gobierno catalán, se indignaba con los acampados en la plaza de Catalunya y mandaba a los que de ellos no fueran catalanes o no muy catalanes que se vayan a mear a su patria y que sólo los catalanes meen en Catalunya. El caso, aunque chusco, no es por ello menos trágico que aquel de cuando de niños nos hacían aprender la guerra de la Independencia de España frente al imperio napoleónico y la poesía del 2 de mayo que, tras exaltar la grandeza de España, al final se dirige a los caídos en la contienda: "En la tumba descansad, que el valiente pueblo ibero jura con rostro altanero que hasta que España sucumba no pisará vuestra tumba la planta del extranjero".…  Seguir leyendo »

Hay algo profundamente insólito en las palabras de Anna Hernández recogidas por el periodista Gabriel Pernau en Descubriendo a Montilla (RBA, 2010). Al menos en las que siguen: «Mis hijos saben catalán perfectamente, aunque cuando lo escriben hacen faltas de ortografía. Dan poco catalán, esta es la verdad; una hora a la semana es poquísimo. Pero ya lo supliré yo más adelante. Prefiero que sepan alemán». Por supuesto, que la teniente de alcalde del Ayuntamiento de Sant Just Desvern, representante del PSC-PSOE en un sinfín de consejos de administración de entidades y empresas públicas y, «last but not least», esposa de José Montilla piense de esta suerte, no tiene nada de extraño; al fin y al cabo, su razonamiento lo compartirían, seguro, muchos ciudadanos -siempre y cuando dispusieran, claro, de análogas posibilidades de elección-.…  Seguir leyendo »

Ha habido suficiente tiempo desde que se dieron a conocer los resultados de las últimas elecciones autonómicas y desde que quedó claro que podía haber una nueva mayoría en el Parlamento vasco como para que los partidos hayan podido exponer sus argumentos, al igual que lo han podido hacer los analistas políticos. En el momento posterior a unas elecciones siempre aparecen argumentos sustanciales para interpretar lo acontecido, especialmente si viene acompañado de la posibilidad de cambio, y si el cambio es percibido como un viraje radical según algunos parámetros. Es lo que sucede en Euskadi. Ello permite aprovechar la circunstancia para proceder al repaso de cuestiones básicas en el funcionamiento de la democracia.…  Seguir leyendo »

La ilusión de la normalidad tiene ventajas definitivas para la convivencia civil, pero es tantas veces sólo una ficción mal armada. En la cultura de la democracia el voluntarismo y la mala conciencia han alimentado una ficción particularmente perversa, porque predica la asunción colectiva, política e intelectual, de una pluralidad de lenguas y tradiciones que demasiadas veces queda sólo en el papel o en la falsa buena educación. La pedagogía democrática en torno a la realidad intelectual, histórica y social que ha ido haciendo a España ha sido profundamente deficitaria. No se tomó la decisión política de propiciar la redifusión para toda España de los canales autonómicos y no se ha hecho todavía: hay gente que sigue creyendo que los catalanes son raros por una maldición bíblica y hay buenas personas que ignoran profundamente de qué está hecha la matriz cultural de la que todos venimos, y de buena fe ignoran, y poco se ha hecho para reparar a fondo semejante absurdo, que sus maestros y referentes tienen orígenes vascos, gallegos o catalanes: desde Unamuno o Azorín pasando por Valle-Inclán o Cela y parando en Vázquez Montalbán.…  Seguir leyendo »

El balance que hacía Sergio Vila-Sanjuán sobre la participación catalana en la Feria del Libro de Frankfurt (La Vanguardia,14/ X/ 2007) parecía muy equilibrado a la vista de las noticias y opiniones que han ido llegando sobre tal acontecimiento. Además, Vila-Sanjuán habla con la autoridad de quien es el primer especialista en la historia del actual mundo editorial catalán y, precisamente, autor reciente de un libro sobre la feria de Frankfurt.

¿Cuál era este balance que consideramos equilibrado? Pues que la participación catalana ha tenido aspectos positivos y aspectos negativos. El principal aspecto positivo ha sido la promoción de la literatura en catalán como tal y, en concreto, la presentación a escala internacional de determinados escritores catalanes hasta ahora desconocidos fuera de Catalunya.…  Seguir leyendo »