Buscador avanzado

Edificio del Parlamento de Marruecos en Rabat.

Tema

El partido Reagrupamiento Nacional de Independientes (RNI) ha obtenido una triple victoria en las elecciones parlamentarias, municipales y regionales celebradas en Marruecos el 8 de septiembre de 2021.

Resumen

Como venía destacándose desde 2016, la figura de Aziz Ajanuch, ministro de Agricultura desde 2007 y figura clave en las tres últimas legislaturas, ha logrado la victoria de su partido, el Reagrupamiento Nacional de Independientes (RNI), en las elecciones parlamentarias, municipales y regionales celebradas simultáneamente en Marruecos a principios de septiembre. Con su amplia victoria se dibuja así la nueva arquitectura política que regirá el país durante la próxima legislatura y que deberá sentar las bases del “nuevo modelo de desarrollo” que el país se ha dotado para el horizonte de 2035.…  Seguir leyendo »

The emblems, numbers of the political parties and photos of candidates participating in the election appear on the walls ahead of the 8 September election, in Khemisset, Morocco on 5 September 2021. Photo by Jalal Morchidi/Anadolu Agency via Getty Images.

Morocco’s experience with Islamists sets it apart from its neighbours. While Egypt and Tunisia have resorted to military and constitutional means to remove Islamists from power, Morocco’s moderate Islamist party, the PJD, were removed by the country’s citizens through the ballot box, without any direct intervention by the monarchy. This is the first time since the Arab Spring protests of 2011 that an Islamist party has been removed from power through the electoral process.

A PJD loss was expected, but even the most seasoned observers – and probably the authorities themselves – did not expect such a significant loss for the party.…  Seguir leyendo »

Marruecos, un dilema imposible

Abdelilah Benkirane, líder del islamista Partido de la Justicia y el Desarrollo (PJD), vencedor de las elecciones de octubre de 2016 en Marruecos, quiso formar Gobierno siguiendo su lema: “Ni sumisión ni confrontación”. A los “poderes fácticos”, se entiende, a los que designó durante la campaña electoral como el tahakkum, el mando a distancia. El problema es que entre esas dos negaciones quedaba un muy estrecho margen de maniobra. Cuando la correlación de fuerzas es tan desequilibrada es difícil lograr un acuerdo que no acabe en sumisión o confrontación. Benkirane ha sido víctima de ese dilema imposible. En su actuación durante los cinco años de gobierno evitó la confrontación.…  Seguir leyendo »

Las elecciones legislativas de Marruecos de 2016

Tema

El 7 de octubre de 2016 el Partido de la Justicia y el Desarrollo revalidó su victoria en las elecciones legislativas de Marruecos.

Resumen

Después de cuatro años al frente de un gobierno de coalición, en una cohabitación subordinada a la Monarquía, el Partido de la Justicia y el Desarrollo (PJD) volvió a ganar en las elecciones legislativas de Marruecos por mayoría simple. La campaña electoral estuvo polarizada entre los vencedores y el Partido de la Autenticidad y la Modernidad (PAM), que se presentaba como la alternativa liberal y secular respaldada por la Monarquía frente al modelo islamista y conservador del PJD.…  Seguir leyendo »

A Moroccan youth walks past a wall depicting the symbols of the political parties running for the parliamentary elections in Morocco on 7 October 2016. Photo by Getty Images.

Unusually for the Arab world, Moroccan elections have the merit of not being entirely predictable. This is partly because conducting public opinion polls ahead of voting is prohibited, but also because the 'dirty tricks' department of the Ministry of Interior has reined in its horns in recent years. King Mohammed VI of Morocco is understood to want a genuine political arena to develop, in order to balance, if not counterbalance the ultimate political authority the palace still enjoys. The 2011 general election victory of the Islamist-led government of the Party for Justice and Development (PJD) was seen as an experiment in affording greater executive leeway to a popularly elected party.…  Seguir leyendo »

El viernes pasado, más de 16 millones de marroquís se habían registrado para votar y estaban de nuevo llamados a las urnas. Esta vez se trataba de participar en las segundas elecciones legislativas convocadas tras la Primavera Árabe, que también llegó en el 2011 a las principales ciudades del país norafricano. Unas elecciones marcadas por una dura campaña en la que destacaron sospechas de ataques terroristas, acusaciones de injerencia palaciega y episodios de relaciones extramaritales.

La principal contienda tenía lugar, según los medios, por una parte entre los islamistas moderados del PJD (Partido de la Justicia y el Desarrollo), ya en el poder como líder de una coalición gubernamental (se hicieron con el voto urbano en las elecciones del pasado otoño) y, por otra, parte del círculo más cercano al rey Mohammed VI, liberales adscritos al PAM (Partido de la Autenticidad y de la Modernidad).…  Seguir leyendo »

Marruecos ha pasado en los últimos años de un autoritarismo apoyado en el aparato de represión a un autoritarismo institucionalizado y legitimado por los antiguos y nuevos partidos de la oposición (PJD). La nueva fórmula no puede responder ni a las necesidades de una democratización auténtica ni a las de la integración de las corrientes islamistas. En efecto, ese nuevo autoritarismo de rostro humano simplemente parece haber invertido el funcionamiento del antiguo concentrando la decisión desde arriba en una oligarquía tecnocrática y concediendo poca importancia a las formas y a la negociación con las formaciones políticas -a diferencia del antiguo, que ponía buen cuidado en llegar a cierto consenso con esas elites-.…  Seguir leyendo »

En el mundo occidental se mitifica la palabra «elecciones». Bien es cierto que sin ellas no hay sociedad libre ni democracia posible, pero celebrarlas tampoco garantiza la seguridad de que tan deseables objetivos se logren. Todos sabemos, aunque se finja normalidad, cuán eficaces son los mecanismos de control, disuasión, inducción y chantaje, directo o indirecto, que los regímenes dictatoriales ejercen sobre sus súbditos y sin embargo, vemos que la prensa europea (la más interesada por cercanía e historia) y, en menor grado la americana, presta atención a tales ceremonias en los países islámicos, a sabiendas de la escasa o nula credibilidad de esos lances cosméticos cuya meta es más la imagen exterior que el intento de resolver nada o dar cauce a los deseos populares en ningún terreno.…  Seguir leyendo »

Poco a poco Marruecos aprende a hacer valer la democracia. Las elecciones legislativas de este viernes (7 de septiembre) serán probablemente una prueba para la democracia que busca el país, fuerte signo de la renovación política por la que ha pasado Marruecos desde la llegada al trono del rey Mohamed. Numerosos partidos presentan candidatos. Pero todas las miradas están puestas en el resultado que obtendrá el partido Justicia y Desarrollo, de influencia islamista.

Todo el mundo tiene presente el ejemplo argelino de principios de la década de 1990: la gran victoria del Frente Islámico de Salvación, la interrupción del proceso y la guerra civil que causó más de doscientos mil muertos y cuyas secuelas son todavía hoy visibles.…  Seguir leyendo »