Buscador avanzado

The slaughter of 132 schoolchildren and nine adults in an army school in Peshawar on Dec. 16 by the Pakistan Taliban marked a new low in terrorist depravity. The massacre of the innocents brings to a head several pathologies that need addressing and to that end could prove a catharsis for Pakistan.

The intertwining of religious terrorism, colonization of the state by the army, and obsession with India as the existential threat has mutated into a virulent toxin feeding parasitically on Pakistan. The shock and horror must be channeled into a determination to do whatever it takes to root out the poison.…  Seguir leyendo »

The Saudi war in Iraq and lessons for PakistanIrak parece estar desmoronándose a pedazos con el rápido avance del  Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIS, por sus siglas en inglés) que amenaza con llevar al país hacia una división entre chiíes, suníes y entidades kurdas, mientras que simultáneamente difumina la frontera con su turbulento vecino en el oeste. Por otra parte, la insurrección ahora amenaza con extenderse a otros dos países vecinos, Afganistán y Pakistán, que ya se enfrentan a innumerables desafíos internos. Para la India, el mensaje es claro: sus intereses de seguridad nacional están en riesgo.

Después de casi cuatro décadas de guerra, Afganistán está, una vez más, tambaleándose al borde de un abismo.…  Seguir leyendo »

Tema: Tras los atentados de Bombay y la posible implicación en los mismos de grupos terroristas con base en Pakistán, las relaciones indo-paquistaníes han vuelto a la cuerda floja, poniendo en evidencia las graves diferencias existentes entre los dos países en un tema tan delicado como es el terrorismo.

Resumen: El análisis examina el clima de tensión surgido entre la India y Pakistán a raíz de la posible participación de grupos paquistaníes en los atentados de Bombay a finales de noviembre. Por un lado, se hace hincapié en que lo ocurrido en la capital financiera india es reflejo de una cierta vulnerabilidad del Estado indio y del poco consenso existente sobre el problema general del terrorismo en la región.…  Seguir leyendo »

Las divisiones conforme a las que fue compartimentado el mundo durante la Guerra Fría se han venido finalmente abajo por culpa de los recientes atentados terroristas de Bombay. Desde ahora, no vamos a considerar nunca más el sur de Asia como una zona distinta de Oriente Próximo. En estos momentos hay un único y extenso continuum, que abarca desde el Mediterráneo a las junglas de Birmania, con todo un sinfín de crisis: desde el conflicto entre israelíes y palestinos hacia el oeste, hasta el conflicto entre hindúes y musulmanes hacia el este, cada uno de ellos enlazado íntimamente con el de al lado.…  Seguir leyendo »

Bombay (que hubo de pasar a denominarse Mumbai a causa de las presiones de los fanáticos hinduistas) quedará grabado en la memoria de la humanidad. Tras los atentados allí ocurridos, hay que resaltar dos factores. Uno, el terrorismo de los fundamentalistas islámicos está a la ofensiva. Dos, no habrá solución al gigantesco arco de crisis que va desde el Mediterráneo oriental (Palestina) hasta el Mar de China, pasando por Afganistán, hasta que se produzca un acercamiento real entre India y Pakistán. Tal acercamiento no será del todo genuino mientras no se reduzcan de modo significativo las tensiones interestatales y la conflictividad generada por actores no estatales.…  Seguir leyendo »

Wriggling under the illumination of media scrutiny after accusations of its involvement in the slaughter in Mumbai, Jamaat-ud- Dawa's response last week was a workmanlike PR counter-move. Journalists were taken on a guided tour of the organisation's headquarters, 30 miles from Lahore, where a civilised lunch of spiced chicken and rice accompanied declarations of innocence, condemnation of the terrorist attack and claims to be nothing more than a charity group involved in relief work.

Terrorists? Not us, guv. But in the northwestern Pakistani city of Peshawar, just three weeks before the Mumbai attacks, the advice of PR gurus was noticeably absent when I met a leading official from the group.…  Seguir leyendo »

In the rush to blame Pakistan for the terrorist atrocity in Mumbai, a dangerous mistake is being made. The impulse to implicate Pakistan is of course understandable: the past is replete with examples of Pakistani and Indian intelligence agencies working to destabilise the historical enemy across the border.

But it is too soon to know who is behind the current attacks. Some or all of the attackers may indeed come from or have supporters in Pakistan. Equally, some or all may be Indian. The desire of some in India to ascribe guilt to Pakistan before the evidence is in is, therefore, an attempt to avoid introspection.…  Seguir leyendo »