Buscador avanzado

La oposición cubana pide al mundo que aísle al régimen cubano por la dantesca ola represiva reciente. Algunos ponen sobre la mesa el ejemplo de Sudáfrica durante el apartheid. Rosa María Payá, una de las principales figuras opositoras al castrismo, clama ante el Congreso de Estados Unidos que se sancione individualmente a los represores.

Los líderes cubanos no necesitan irse tan lejos (en distancia, tiempo y proyecto político) como Sudáfrica. En Venezuela, por tantos años una especie de virreinato cubano, la estrategia opositora ha sido cercar internacionalmente al régimen con sanciones individuales, denuncias por violaciones de los Derechos Humanos y seguimiento al lavado de dinero producto de la corrupción, entre otros negocios ilícitos.…  Seguir leyendo »

El 11 de julio, numerosos cubanos salieron a protestar en distintas partes del país. Algunos de ellos se reunieron en frente del Capitolio de La Habana. Credit Ramon Espinosa/Associated Press

Importantes observadores venezolanos estiman que la dramática ola de protestas que el 11 de julio estremeció sorpresivamente a Cuba afectará al régimen de Nicolás Maduro en Venezuela y es anuncio de inminentes buenas noticias para mi país. Para ellos, el colapso del régimen cubano es inexorable y creará ondas de choque que en el futuro inmediato harán inevitable el retorno de la democracia venezolana. Yo pienso, quizá demasiado lúgubremente, que todo ello es todavía mucho suponer.

¿Cabe esperar alguna incidencia directa de los sucesos cubanos en la política venezolana? Y, por otra parte, ¿habrá algo que la oposición venezolana pueda hacer para acercar el fin de la opresión que los regímenes aliados de Caracas y La Habana ejercen sobre sus pueblos?…  Seguir leyendo »

Los presos políticos de Pedro Sánchez no están en Cataluña, donde los recién sentenciados dirigentes fueron juzgados en el marco de un Estado de derecho. Se puede estar a favor o en contra de esta decisión judicial, pero la misma ocurrió de acuerdo a los principios de la ley y a los estándares internacionales. Luego, la decisión de incendiar toda una región se circunscribe netamente a intereses políticos, no a la defensa de derechos humanos.

Donde sí tiene presos políticos el Gobierno de Sánchez es en Venezuela y en Cuba, porque cuando se es firmante de la Declaración Universal de los Derechos Humanos es para defenderlos en cualquier rincón del universo, como dice el nombre oficial del tratado.…  Seguir leyendo »

Resumen

Históricamente, Cuba ha padecido la dependencia económica de otros países, un hecho que continúa después de 60 años de la revolución. La dependencia con la Unión Soviética en 1960-1990 dio lugar al mejor período económico-social en la segunda mitad de los años 80, pero la desaparición del campo socialista fue seguida en los años 90 por la peor crisis desde la Gran Depresión. Este documento de trabajo analiza de manera profunda la dependencia económica cubana de Venezuela en el período 2000-2019: (1) antecedentes de la relación económica entre ambos países; (2) análisis de la severidad de la crisis venezolana; (3) evolución del comercio exterior cubano con Venezuela; (4) medidas de Donald Trump contra Venezuela y Cuba; (5) efectos del shock venezolano en Cuba; (6) ¿viene otro Período Especial en Cuba?;…  Seguir leyendo »

La más completa formulación de la política del actual Gobierno de Estados Unidos hacia Venezuela, Cuba y Nicaragua ha sido finalmente anunciada. No por el presidente Donald Trump, ni siquiera por el secretario de Estado Mike Pompeo, sino por John Bolton, asesor de Seguridad Nacional, en un acto de la Asociación de Veteranos de Bahía de Cochinos, en el hotel Biltmore de Miami, ante miles de exiliados cubanos, venezolanos y nicaragüenses. A continuación enumero diez razones para no compartir esa política.

1. En el conflicto entre Estados Unidos, Cuba, Nicaragua y Venezuela pesa considerablemente la dimensión simbólica. Desde Washington, La Habana, Caracas, Managua y, por supuesto, Miami, esos diferendos se asumen como inercias o continuaciones de la Guerra Fría.…  Seguir leyendo »

El dominó venezolano

La tragedia venezolana no tiene precedentes en Latinoamérica. Algunos consideran que Venezuela puede convertirse en otra Cuba, pero lo más probable es que Cuba acabe pronto convertida en otra Venezuela. Estamos frente a la repetición del efecto dominó que derrumbó a los regímenes del campo socialista en Europa Oriental, cuando hizo implosión la economía soviética. Las relaciones económicas entre estos Gobiernos funcionaban bajo lo que se conocía como Consejo Económico de Ayuda Mutua (CAME). Fidel Castro copió el CAME y se inventó la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA) para salvar su régimen con el petróleo venezolano. La implosión económica de Venezuela ha desatado un efecto dominó que pone en jaque a los regímenes de Nicaragua y Cuba y a toda la extrema izquierda continental.…  Seguir leyendo »

En el centro de La Habana en 2016, un hombre muestra su tatuaje de Fidel Castro. Credit Tomás Munita para The New York Times

Es difícil decir si el desplome de la aeronave de Cubana de Aviación en La Habana de hace unas semanas o las elecciones simuladas del 20 de mayo en Venezuela son ejemplos contundentes del fracaso del socialismo del siglo XXI que Raúl Castro y Hugo Chávez promovieron con tanta vehemencia. Ambas son tragedias que cobraron muertes evitables y reflejo de lo que les espera a ambos países.

Cuba pagó muy caro los éxitos iniciales, y quizá duraderos, de su revolución: educación, salud y dignidad. Sin embargo, desde el comienzo —a excepción de unos cuantos años entre el colapso de la Unión Soviética y el fin de sus subsidios a Cuba en 1992 y el advenimiento del apoyo venezolano en 1999— siempre encontró a alguien que pagara la factura.…  Seguir leyendo »

En el centro de La Habana en 2016, un hombre muestra su tatuaje de Fidel Castro. Credit Tomás Munita para The New York Times

It is difficult to say whether the Cubana de Aviación airliner’s crash in Havana a few weeks ago or the mock elections in Venezuela on May 20 are the best illustration of the utter bankruptcy of the 21st century socialism that Hugo Chávez and Raúl Castro have so loudly touted. They are both tragedies that have cost avoidable deaths and caricatures of what is to come in both countries.

Cuba paid a heavy price for the initial, and perhaps enduring, successes of its revolution: education, health and dignity. But from the very beginning — with the exception of a few years between the collapse of the Soviet Union and the end of its subsidies to Cuba in 1992 and the advent of Venezuelan support in 1999 — it always found someone to pay the bills.…  Seguir leyendo »

A finales de 1971, Salvador Allende recibió la visita de Fidel Castro. Este recorrió Chile y agitó el país durante 25 días en lo que posiblemente haya sido la visita de Estado más larga de la historia. El intento de convertir un gobierno electo en revolución fue una provocación que acabó con el gobierno y la vida de Allende. Fidel Castro no confiaba en los militares y por ello entrenó y armó a miles de militantes de izquierda. El golpe de Pinochet fue para Castro una lección que corrigió en Venezuela, donde en vez de improvisar un ejército se propuso controlar al existente.…  Seguir leyendo »

Nicolás Maduro ha demostrado en muy poco tiempo que puede hacer con el sistema político venezolano lo que él quiera. Antes de la instalación de una Asamblea Constituyente perpetua, que desahució el poder legislativo legítimo, Maduro se sabía en desventaja y postergó indefinidamente las elecciones. Luego, con la subsiguiente fractura de la oposición y el paso de una parte de ella al abstencionismo, anunció elecciones para fines de 2018. Ahora, con todos los poderes en la mano y el movimiento opositor neutralizado, adelantó las elecciones presidenciales para el 22 de abril y luego las pospuso para el 20 de mayo.

Maduro, cuya impopularidad en Venezuela no pone en duda ningún analista o encuestadora de prestigio, buscará la reelección y nada impide que la consiga.…  Seguir leyendo »

Las imágenes no destacan por su novedad. Dos docenas de indios amazónicos —hombres, mujeres y muchos niños— acampan a cielo abierto al borde de una autopista. La voz en offinforma que estamos en Boa Vista, capital del Estado brasileño de Roraima, limítrofe con Venezuela. Pobreza, mendicidad, abandono: nada nuevo bajo el sol americano. Salvo por el detalle de su origen. Esos indios que, pese a todo, sonríen a la cámara, son warao. Uno de ellos, un hombre joven, resume su odisea. Semanas de viaje, a pie la mayor parte del trayecto, para recorrer los 900 kilómetros que separan Tucupita, la capital del Estado Delta Amacuro, de Pacaraima, primera población tras la frontera meridional de Venezuela.…  Seguir leyendo »

La mort de Fidel Castro, qui affirmait volontiers « Je suis la révolution », conduit tout naturellement à s’interroger sur la fin de son régime. Comme son « lider máximo », l’agonie de la révolution cubaine est bien longue. En dissonance avec les éloges en faveur de la Cuba castriste notamment en France, en Russie et au Venezuela chaviste, rappelons l’anecdote signalée par Marcel Niedergang (1922-2001) dans l’un de ses derniers articles en 2001 (repris par Le Monde du 26 novembre) : au fameux slogan « Le socialisme ou la mort ! » proclamé par le régime sur les murs de La Havane, des opposants ont répondu courageusement en écrivant furtivement « Quelle différence ? …  Seguir leyendo »

Lo que a Chávez le impuso el tirano Fidel Castro fue un maridaje entre la vieja y sanguinaria tiranía cubana y la naciente «Revolución Bonita» como le agradaba al tropero llamar a su revoltillo ideológico. De ese apareamiento resultó una provechosa resurrección del tiranosaurio cubano y de la arruinada isla, que por obra y gracia de los recursos petroleros inmensos con los que contaba Venezuela y por tanto Chávez que se adueñó de ella, pudo comprar conciencias en países e instituciones y reavivar ese enamoramiento de mucho «Huérfano» por una figura que les llene esa traumática carencia de paternidad.

Hoy cuando Raúl Castro ha resucitado como el más grande demócrata del continente americano y la mazmorra antillana se erige como una especie de Reino de paz, progreso y justicia a donde acuden presidentes y figuras relevantes del mundo a buscar consejo y apoyo de dos criminales y su banda de patibularios, ahora cuando la aterradora efervescencia de la violencia islamista obliga a reaccionar frente a esa expansión del terrorismo yihadista en todo el mundo hay que hablar claro y desempolvar la memoria.…  Seguir leyendo »

Un viejo tópico dice que una imagen vale más que mil palabras y vuelve a darle razón la fotografía de Obama y Raúl Castro en Panamá, consagrada ya como un ícono del fin de la guerra fría. De algún modo es nuestro muro de Berlín que cae, porque el conflicto que enfrentó a los dos mundos fue frío entre las grandes potencias, pero infortunadamente sangriento en nuestra América Latina. Es una historia dramática que recién se ha empezado a contar y que incluye tanto una oleada de golpes de Estado como un incendio guerrillero que se lanzó detrás del embrujo de “la revolución”, luego de la victoria de los barbados cubanos en 1959.…  Seguir leyendo »

Con su participación en la Cumbre de las Américas de Panamá, Barack Obama dio otro paso en una compleja jugada internacional y personal. No pudo anunciar la reapertura de Embajadas entre Cuba y Estados Unidos. Pero mantuvo un encuentro con Raúl Castro que él mismo calificó de “histórico”. Obama controla la secuencia con una obsesión en la cabeza: quiere visitar La Habana antes de abandonar la Casa Blanca. Quienes trabajan detrás de ese objetivo calculan que el viaje podría producirse en marzo. Una variable que Hillary Clinton, que acaba de lanzarse a la presidencia, tendrá que incorporar a su estrategia. Obama piensa poner un pie en la isla en plena campaña electoral.…  Seguir leyendo »

La hucha de Palme

La literatura en español puede enorgullecerse de una rica tradición de 'novelas sobre dictadores'. Varias de ellas suponen una cumbre de la literatura, comenzando con Valle-Inclán en su 'Tirano Banderas', Roa Bastos y su 'Yo el supremo', o Alejo Carpentier con el 'Recurso del método', entre otras; y siguiendo con las de los tres Premios Nobel de Literatura, Miguel Ángel Asturias y su 'Señor Presidente', García Márquez en 'Otoño del Patriarca', o 'La fiesta del chivo', obra del último Premio Nobel, Vargas Llosa. Nada comparable y nada mejor podemos encontrar en otras lenguas y en otras culturas. Estas novelas engrosan el número de géneros literarios -el género picaresco y el realismo mágico, con el que se entrecruzan algunas de estas grandes obras que nos son propios y que a la vez nos enorgullecen y nos sacuden con una desagradable realidad pública compartida a los dos lados del Atlántico.…  Seguir leyendo »

Hace tres años, el PP cambió la política que hasta entonces había sostenido hacia Cuba y la Posición Común Europea. El tema, que había sido uno de sus caballos de batalla para tiempos de oposición, comenzó a ser visto de manera distinta una vez en el Gobierno. Sin embargo, no cesaron las declaraciones de compromiso con la democratización de Cuba y con su exilio, como si los principios fueran los mismos de siempre, pese a que la política cambiara. Tan evidente fue ese cambio que el exministro de Asuntos Exteriores Miguel Ángel Moratinos pudo felicitarse a sí mismo por la continuidad dada por su sucesor, José Miguel García-Margallo, a su política hacia Cuba.…  Seguir leyendo »

Mares de infelicidad

Nunca dejará de sorprender el daño que el poder absoluto, concentrado en una persona, puede causar en la vida de los pueblos. Pero aún más misteriosa es la incapacidad de muchos pueblos para ver de frente el fenómeno, comprenderlo y evitarlo. Es el triste caso de un sector del pueblo venezolano, ciego al desmantelamiento de su propio país perpetrado por Hugo Chávez y su Gobierno en beneficio del régimen dictatorial más longevo del mundo actual: el de los hermanos Castro.

En su trato con Venezuela, la lógica de Fidel siempre fue económica y geopolítica. El petróleo venezolano estuvo en su mira desde el triunfo de la Revolución.…  Seguir leyendo »

A la luz de los recientes acuerdos entre EE UU y Cuba, que como mínima concesión aseguran la reanudación de relaciones diplomáticas, analistas de todo orden se han dedicado a considerar las consecuencias directas o indirectas de tamaña movida geopolítica. En ese ejercicio si se quiere vertiginoso ha salido a relucir inevitablemente el nombre de Venezuela, en parte por su hermandad de estos últimos años con Cuba, en parte por su circunstancia petrolera y en parte por su deslave republicano, que ha convertido a una nación democráticamente precoz en un contramodelo que ningún país vecino quiere imitar. En la mayoría de los casos, los analistas parecen discernir consecuencias nefastas para Venezuela, pero lo que más asombra es que bajo cualquier argumentación al país se le vea siempre como objeto de algo y nunca como sujeto de nada.…  Seguir leyendo »

En el fandango de locos que es nuestra América prosperó, hasta hace poco, la excéntrica costumbre de invitar al dictador cubano, Fidel Castro, a la toma de posesión de presidentes electos democráticamente. Si ya hemos dejado de hacerlo es solo porque el provecto y protervo comandante no está ya para esos trotes.

En Venezuela aún recordamos cómo la toma de posesión de Carlos Andrés Pérez, para su segundo y malhadado período constitucional (1988-1993), revistió la apariencia de una coronación monárquica. De todos los invitados a aquella apoteosis, Fidel Castro fue la estelar figura por quien se desmoñaron las damas del Country Club en su afán de estrechar la mano del Comandante durante un sarao muy mentado en aquel tiempo.…  Seguir leyendo »