Buscador avanzado

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, el 4 de agosto. Credit Esteban Collazo/Agence France-Presse — Getty Images

La Argentina está de nuevo muy cerca de desperdiciar una oportunidad. El presidente Alberto Fernández tenía todo dado para impulsar una reforma judicial que honrara sus promesas de regeneración institucional. Pero su propuesta llegó cargada de suspicacias y no mejora la causa principal de la debacle del poder judicial argentino: su politización. Al contrario, puede exacerbarla.

El 29 de julio, el presidente expuso los detalles de su proyecto, que incluye la fusión de fueros, un aumento sustancial de juzgados y fiscalías federales y la convocatoria de una comisión de “notables” para que propongan mejoras al funcionamiento de la Corte Suprema, el Consejo de la Magistratura, el Ministerio Público Fiscal y el juicio por jurados.…  Seguir leyendo »

Qué pasó con el hijo de Carlos Menem

El 15 de marzo de 1995, el hijo del entonces presidente, Carlos Menem, murió al costado de una ruta argentina cuando se estrelló el helicóptero que piloteaba. La justicia del país pronto concluyó que se trató de un accidente causado por la conducción temeraria del muchacho. Pero veinticinco años después, su madre aún sostiene que se trató de un atentado. Y muchos comparten sus sospechas: descreer de las conclusiones de la investigación judicial es algo usual en la Argentina.

Desde hace décadas, muchos jueces y fiscales argentinos son vistos como venales, cómplices del poder de turno. En particular aquellos que deben investigar casos sensibles —como las muertes del fiscal Alberto Nisman o del hijo de Menem— o actos groseros de corrupción que terminan impunes, con sus protagonistas libres, ante la mirada sorprendida, luego asqueada y, por último, resignada de la sociedad.…  Seguir leyendo »

Claudio Bonadio en junio de 2018 en Buenos AiresCredit...David Fernández/EPA vía Shutterstock

La crónica dura dirá que a los 64 años murió el juez argentino Claudio Bonadio, el magistrado que más lejos llegó para exponer cómo funcionó el esquema de corrupción y lavado de activos que imperó en la Argentina kirchnerista. Pero ese sería un resumen incompleto y, por tanto, falaz para explicar a uno de los hombres que mejor encarnó la politización de la justicia argentina.

Su muerte conlleva un mensaje contradictorio para la Argentina contemporánea: a diferencia de muchos de sus colegas persiguió al poder con valentía —una condición por demás inusual en el Poder Judicial del país, demasiado acomodaticio a quien ostenta la presidencia—, pero también lastimó la credibilidad e independencia de la magistratura.…  Seguir leyendo »

Faltan pocos días para que Alberto Fernández asuma la presidencia en la Argentina, y desde ahora varios jueces y fiscales ya están ofreciendo una nueva demostración de que se mueven al compás de la música política de turno. Protegen al poderoso que está por ascender y le caen duro al que abandona la Casa Rosada. Se trata de un verdadero clásico criollo que padeció Cristina Fernández de Kirchner en cuanto su coalición perdió las elecciones en 2015 y que hace muy probable que a partir de ahora un tsunami judicial caiga sobre el presidente saliente, Mauricio Macri, y varios de sus principales colaboradores.…  Seguir leyendo »

En agosto de 2018 se organizó una protesta frente al Congreso de Argentina, en Buenos Aires, contra la corrupción. Credit Gustavo Garello/Associated Press

Argentina atraviesa un año electoral que ha estado más marcado por casos judiciales que por propuestas de gobierno. Estos procesos, sin embargo, ocurren en medio de una crisis de credibilidad de la justicia argentina, que socava los potenciales avances contra la corrupción y debilita las instituciones democráticas. La ausencia de actores que se consideren fiables ha generado gran desconfianza.

La campaña electoral es una excelente oportunidad para que los candidatos presidenciales se comprometan a garantizar una justicia creíble, no promesas de reforma que se dilatan y difícilmente se aplicarán a los actuales escándalos. Quizás los candidatos puedan encontrar lecciones útiles en otros países de la región que han establecido organismos independientes apoyados por instituciones internacionales para brindar garantías de transparencia sobre la justicia.…  Seguir leyendo »

De izquierda a derecha: Taty Almeida, Nora Cortinas y Mirta Acuña de Baravalle, integrantes de las Madres de Plaza de Mayo, en una protesta a fines de abril, en Buenos Aires. Credit Eitan Abramovich/Agence France-Presse -- Getty Images

La compulsiva relación de Argentina con la justicia nuevamente sorprende con sus idas y vueltas en materia de derechos humanos. A más de 30 años del Juicio a las Juntas Militares por delitos de lesa humanidad entre 1976 y 1983, hay centenares de represores condenados, indultados y nuevamente condenados. Ahora muchos de ellos podrán recibir anticipadamente el beneficio de la libertad por un reciente fallo de la Corte Suprema de Justicia que les permite computar dos años por cada año transcurrido en prisión y ser liberados mucho antes de lo previsto en su condena.

Luis Muiña es el primer represor beneficiado.…  Seguir leyendo »

En esta foto de marzo de 2016, un grupo de Madres de la Plaza de Mayo marchan en torno al obelisco de Buenos Aires en su tradicional ronda de los jueves. El miércoles 3 de mayo, la Corte Suprema argentina redujo la sentencia de Luis Muiña, quien cometió crímenes de lesa humanidad durante la dictadura. Credit Victor R. Caivano/Associated Press

El 24 de marzo de 1976 el Ejército argentino derrocó a la presidenta Isabel Martínez viuda de Perón y se quedó con el país. Cuatro días después el hospital Posadas, uno de los mayores de Buenos Aires, fue ocupado por una unidad militar apoyada por tanques y helicópteros. La comandaba el coronel Reynaldo Bignone, quien seis años más tarde, ya general, sería el último dictador; Luis Muiña, entonces de 20 años, integraba un comando parapolicial que participó de la maniobra. Y allí se quedó: formó parte de un “grupo de tareas” que se instaló en el hospital, que secuestró, torturó y asesinó a sus trabajadores.…  Seguir leyendo »

El título de este artículo es un oxímoron casi perfecto: dos términos enfrentados, opuestos, incompatibles. Sin embargo, describen con precisión el programa legislativo que Cristina Fernández de Kirchner prometió el pasado viernes para el año 2013. Su discurso de apertura de las 131 sesiones ordinarias del Congreso argentino —prolongado, para ser sutil— apunta a las prioridades de un ejecutivo obsesionado con un modelo agotado.

Por primera vez en la década que lleva en el poder, la economía no parece ser una prioridad ya que el crecimiento no vuelve y la inflación, como siempre, daña a los pobres más que a los amigos del poder.…  Seguir leyendo »