Buscador avanzado

Samuel Paty, the French history teacher, who was beheaded after showing his students caricatures of the prophet Muhammad. Photograph: Picasa 2 7/Flickr

Since that fateful morning of 7 January 2015, and the Charlie Hebdo massacre, it sometimes feels as if we French are living our lives between terrorist assaults, each as vile as the previous but each more poignant in its viciousness and symbolism. When we think this can’t get any worse, a new attack proves us wrong.

In the past five years, Islamists in France have targeted and murdered journalists, cartoonists, policemen and women, soldiers, Jews, young people at a concert, football fans, families at a Bastille Day fireworks show, an 86-year-old priest celebrating mass in his little Normandy church, tourists at a Christmas market...…  Seguir leyendo »

I will always remember that Wednesday of January 2015 when I saw, for the first time in my life, Parisians suddenly freezing, right in the middle of street crossings, after a phone call had just told them the news.

They all had one thing in common: they looked lost as they stood still on the pavement, lost and uncomprehending. I remember a young man in particular, on rue Montmartre. He kept repeating "Non, non, non, non" with as much rage as desolation in his voice.

That was around midday. Later in the day, when the names of the murdered started filtering out, scenes in the street took another intensity.…  Seguir leyendo »

Taking time out from the White House summit on countering violent extremism last week, Paris Mayor Anne Hidalgo spoke with The Washington Post’s Lally Weymouth about the Charlie Hebdo terrorist attacks, anti-Semitism in France and other topics. Excerpts:

Q. You went to Denmark last weekend to lend moral support to Copenhagen’s Mayor Frank Jensen after a gunman inspired by [the Islamic State] attacked a literary forum and a synagogue. Do you feel the Danish killer was inspired by the attack in Paris on Charlie Hebdo and the kosher market?

A. Yes. There is a very clear link between the two attacks.…  Seguir leyendo »

No recuerdo si fue en Tirana o en Kosovo donde un intelectual local me explicó que Alejandro Magno, el Gran Alejandro, pertenecía a Albania. En Damasco, aquel Damasco que yo conocí y que ya no será posible volver a admirar, un grupo de arrebatados trataban de convencerme sobre la necesidad de revisar la Biblia para encontrar las mentiras de la tradición judía y apreciar la superioridad del Corán. El dominico más vehemente de quienes me dieron clase –sin mucho éxito, todo hay que decirlo– sostenía que Voltaire había muerto ahogado en sus propios vómitos y pidiendo perdón a la Iglesia Católica Apostólica y Romana.…  Seguir leyendo »

Sí se puede, aunque no se deba

No, no es lo mismo poder que deber; y en España y Francia sí se puede, aunque no se deba. A Dios gracias, y tras muchos años de sufrimientos, en países como Francia o España, sí se puede criticar hasta lo más sagrado para cualquiera. Y se debe poder llegar a escribir o decir cualquier blasfemia sin que nadie deba esperar por ello ser ejecutado en su puesto de trabajo de un tiro en la nuca.

Ha pasado un tiempo prudencial y espero que nadie me acuse de opinar en caliente. Detesto las viñetas satíricas que todos tenemos en mente blasfemando e insultando, ya sea a Mahoma o a Jesucristo.…  Seguir leyendo »

Yihad, sociedad, religión

Los horribles asesinatos del pasado 7 de enero en París han dado lugar, entre otras múltiples secuelas, a que no pocos opinantes, mediante lo que -a mi entender- no es sino una sucesión inaceptable de sofismas, se hayan lanzado a una renovada crítica del cristianismo. En efecto, si yihadismo es igual a fundamentalismo islámico, fundamentalismo islámico igual a religión islámica, religión islámica igual a religión y la religión mayoritaria en España es la cristiana católica, entonces resulta que esta última es la responsable histórica y actual de cuantas rémoras sociales quepa imaginar. Ello, tanto en relación con el progreso técnico y científico, como en lo que respecta al desarrollo de los derechos fundamentales y las libertades públicas.…  Seguir leyendo »

Rendez-vous quand le sang sera encore versé et qu’on sera tous de nouveau solidaires. L’attention, la proximité, tout se tempérera, tout se dissoudra puis on se donnera rendez-vous à la prochaine tuerie. Il y aura des étreintes et il y aura la conviction que la liberté d’expression doit être défendue à tout prix, car c’est le fondement de tous les droits. Et avant, tous ceux-là, où étaient-ils ?

Du Parlement européen, des chefs d’Etat, de Matteo Renzi, Angela Merkel, François Hollande et David Cameron, j’attends qu’ils organisent, un mois après l’attentat contre la rédaction de Charlie Hebdo, un conseil européen consacré à ceux qui paient et ont payé le prix fort en défense de la liberté d’expression, ceux qui vivent sous protection policière, qui ont subi des menaces et des agressions, qui ont été victimes de chantages et de violences en tout genre.…  Seguir leyendo »

Certaines voix ont récemment imputé aux journalistes de Charlie Hebdo une attitude «imprudente» dans leur traitement de l’islam. Mais la verve de Charlie Hebdo s’est exercée contre toutes les religions, sans en épargner aucune. Soit on estime qu’ils ont été imprudents ou provocateurs aussi par rapport au christianisme et au judaïsme, soit on leur accorde la même liberté à l’égard de l’islam. La première posture est sans doute défendable, et alors il faut l’expliciter et l’argumenter. Mais demander plus de «prudence» spécialement à l’égard de l’islam relève d’une dangereuse singularisation et équivaut à considérer que ce n’est pas une religion «comme les nôtres», ce qui est exactement la position de ceux qui stigmatisent l’islam en tant que tel - même si c’est parfois avec de bonnes intentions (de la «stigmatisation positive» ?).…  Seguir leyendo »

It is easy to discuss the deadly attack on Charlie Hebdo as an attack on freedom of expression. But are we supposed to be surprised that a global terror organization known for its brutal disregard for human rights and humane values would attack a media outlet that has specialized in provoking it?

Just as much of the social media in the Arab/Muslim world has routinized anti-Semitic rants, there is a global industry of outlets dedicated to all things anti-Muslim. In any given week, French, European (and increasingly Indian) journalists, bloggers, tweeters and others regularly express all sorts of things that are offensive or provocative to Muslims or at least the most devout and fanatical among them.…  Seguir leyendo »

On sait depuis longtemps que la République est la religion de l’Etat français et que ses trois commandements fondamentaux sont inscrits au fronton de tous ses bâtiments publics. Lors de la grand-messe du 11 janvier, humoristes, artistes et hommes politiques nous ont donc exhortés, au nom de la République, à préserver et incarner «l’esprit Charlie» et à faire de la «pensée libre» une cause nationale. Ce fut un grand moment de «spiritualité républicaine» où il a surtout été question de «liberté» et de «fraternité».

Mais «l’esprit Charlie» n’est pas sans faiblesse. Il revendique pour ceux qui s’en réclament le droit de s’exprimer sur tous les sujets avec la plus totale irrévérence; il tient pour acquis son droit à «haïr avec tendresse» ceux que ses caricatures prennent pour cible et il défend l’idée et la pratique qu’on puisse rire d’absolument tout.…  Seguir leyendo »

Como consecuencia del espantoso y brutal atentado contra el semanario Charlie Hebdo por parte de los fanáticos islamistas, uno de los principales temores que surgen en Europa y en el mundo civilizado en general, tiene que ver con el eventual auge de la islamofobia y la exacerbación de grupos radicales ultraderechistas y xenófobos. ¿Es este un miedo legítimo? Claro que sí. Y también un peligro real que puede socavar los cimientos de una sociedad que hasta el momento viene luchando no sólo por la libertad de expresión sino por la aceptación del diferente, del cultural e ideológicamente distinto.

Con todos sus errores y horrores, la sociedad occidental y los valores que defiende han permitido una coexistencia mucho más tolerante y pacífica que las surgida en otras partes del globo.…  Seguir leyendo »

As the dust begins to settle on those recent horrendous events in Paris, a clearer sense of perspective is starting to creep in round the edges. The Pope suggests that those who are too provocative to Islam can expect “a punch”. And even a co-founder of Charlie Hebdo says that its murdered editor’s urge to provoke had “dragged the team to its death”.

As the original editor of Private Eye, who over the years has probably contributed as many words as anyone to its “satirical” pages, I’m afraid that I have looked askance at much of what has been said and written about these events in recent days.…  Seguir leyendo »

Y ahora también se sumó el Papa al debate, colocándose decididamente del lado de las palomas de la libertad de expresión. Ello por medio de una serie de polémicas y atípicas apreciaciones acerca de no provocar ni insultar la fe de los demás. “No puede uno burlarse de la fe de los demás”. “En la libertad de expresión, hay límites”, afirmó el Pontífice, admitiendo que “no se puede reaccionar violentamente", pero considerando “normal” que pudiera haber una respuesta ante ciertas provocaciones. Completó la idea con una analogía; si alguien dice una mala palabra en contra de su madre, bien podría “esperarse un puñetazo”.…  Seguir leyendo »

Es fácil calificar el atentado mortal contra Charlie Hebdo como un ataque a la libertad de expresión. Pero, ¿debe sorprendernos que una organización terrorista internacional conocida por su brutal desprecio por los derechos humanos y los valores humanitarios haya atacado a un medio que se ha especializado en provocarla?

Así como gran parte de los medios sociales en el mundo árabe/musulmán publican rutinariamente diatribas antisemitas, hay una industria global de medios que se dedican a todo lo que sea antimusulmán. En una semana cualquiera, periodistas, blogueros, tuiteros y demás de Francia, Europa (y cada vez más de la India) expresan toda serie de cosas que son ofensivas o provocadoras para los musulmanes, o por lo menos, para los más devotos y fanáticos de ellos.…  Seguir leyendo »

Bula, burla, burka

Ahora imagínate, mi añorado amigo, que un líder musulmán hubiera declarado, después de Charlie Hebdo: «Si alguien dice una mala palabra sobre mi madre, puede esperar un puñetazo. Uno no puede provocar, no se puede insultar la fe de los demás, uno no puede burlarse de la fe.» Pero el que lo declaró fue el Papa Francisco.

Ahora observa el motivo por el que el cómico Dieudonné M'bala fue detenido el otro día en París y va a ser juzgado por un presunto delito de apología del terrorismo. Dijo Dieudonné: «Yo soy Charlie Coulibaly.» Una frase que parodia, obviamente, el «Yo soy Charlie Hebdo», pero que resulta de interpretación oscura.…  Seguir leyendo »

La muerte. Conversaciones en Lyon

La pretensión era muy sencilla. Unos días en Lyon habían consentido una asimilación de opiniones, formuladas a la francesa, con ese respeto hacia las formas que permite no exaltarse, no interrumpir al otro, no herir si no es con florete, respetar al adversario aunque sus dicterios no lo merezcan. Todo eso me había ocurrido a mí en Lyon, una ciudad que habría que describir por lo somero pero que constituye algo que nosotros no logramos nunca por más que estuvimos en un trance de conseguir. En la Barcelona de los oprobiosos sesenta, en el Bilbao recién abierto al siglo XX, en el Madrid del gran sueño republicano, en la Valencia tranquila de la transición y que resultó tan golfa.…  Seguir leyendo »

La sumisión y la sangre

La mañana del 7 de enero me encontraba en el aeropuerto de Newark, a punto de embarcar de vuelta a México, cuando comencé a leer Sumisión, la nueva novela de Michel Houellebecq que acababa de descargar en mi Kindle horas después de haber sido publicada. Justo cuando leía la cita inicial de Joris-Karl Huysmans, el decadentista francés que la inspira, presté atención al sonido de una de las pantallas en la sala de abordaje. La reportera de CNN anunciaba que un grupo de encapuchados había irrumpido en la redacción de la revista satírica Charlie Hebdo, en París, y había asesinado a la mayor parte de sus redactores.…  Seguir leyendo »

Son días para releer el emocionante reportaje histórico que Stefan Zweig dedicó al enfrentamiento que se dio en Ginebra a mediados del siglo XVI entre el severo reformador Calvino y el librepensador Sebastián Castellio. Se recordará que, a partir de 1541, Calvino impuso una monstruosa teocracia en la ciudad suiza que, entre otras cosas, prohibía el baile, los juegos, el vino, la lectura de libros censurados y cualquier cosa que no se aviniese con la teología del reformador francés, que resultaron ser casi todas las que dan sal a la vida. Durante dos largas décadas, los ginebrinos vivieron hostigados por una policía eclesiástica que se aseguraba que nada en su conducta o pensamiento fuera contrario a la nueva doctrina.…  Seguir leyendo »

Reírnos de nosotros mismos

A raíz de los horrendos atentados de París se ha levantado cierta polémica acerca de si todos somos o no Charlie Hebdo. Como la primera opción (“Yo soy Charlie Hebdo”, apoyada por Mario Vargas Llosa en EL PAÍS del 9 de enero) fue la que tomaron muchos ciudadanos ya antes de que se convirtiera en postura oficial, el artículo de David Brooks en el New York Times (“Yo no soy Charlie Hebdo”, que EL PAÍS publicaba junto con el de Vargas Llosa) no tenía más remedio que llamar la atención y forzar la búsqueda de una “equidistancia” ponderada entre esas dos posiciones aparentemente enfrentadas, que se materializó en la secuela de Víctor Lapuente “No sé si soy Charlie Hebdo”(EL PAÍS, 10 de enero).…  Seguir leyendo »

El ataque a la revista francesa Charlie Hebdo fue un atentado contra la democracia, la libertad y los ideales que apuntalan a todas las sociedades libres. Al enfrentar a las fuerzas del extremismo y el terror, debemos tener el coraje de alzar la voz en defensa de esos ideales y de salvaguardar el derecho a decir lo que creemos. Pero también tenemos que preocuparnos por respetar el hecho de que los demás tienen el mismo derecho.

Charlie Hebdo no es la primera publicación que ha sufrido por publicar imágenes que algunos percibían como ofensivas contra el Islam. En 2005, cuando yo era primer ministro de Dinamarca, el periódico danés Jyllands-Posten provocó una polémica internacional al publicar doce bocetos del profeta Mahoma.…  Seguir leyendo »