Buscador avanzado

Estamos acostumbrados a que, cuando aparece una nueva ley, lo que nos llega es la disputa que genera y poco sobre su contenido. Supimos sobre la reforma universitaria de Bolonia por los anti-Bolonia y su ocupación de la Universitat de Barcelona, cuando cualquier persona que haya estudiado en universidades estadounidenses o británicas –donde todavía se sitúan las mejores universidades del mundo– y es consciente del abismo que hay respecto de las españolas, sabe que son urgentes unas reformas estructurales en el mundo académico español.

Este año hemos tenido noticias de la LEC por las huelgas organizadas por los sindicatos, por las caras largas de sus líderes, así como por algunos periodistas que parecía que tuvieran ganas hace tiempo de reñir a los maestros.…  Seguir leyendo »