Buscador avanzado

¿Indultos legales inconstitucionales?

El indulto de los sediciosos independentistas y el anunciado para el expresidente de la Junta andaluza José Antonio Griñán han repuesto en el escenario la inveterada institución del indulto y, de paso, también la de su compañera la amnistía, modalidades ambas del ejercicio del 'derecho de gracia'. Se trata de instituciones heredadas de la monarquía absoluta que, en el caso del indulto, el Gobierno gestiona defraudando a la Constitución al incurrir en una escandalosa arbitrariedad encubierta mediante la aplicación de una ley obsoleta.

La amnistía 'olvida' el delito cometido y la correspondiente pena, mientras que el indulto sólo perdona toda o parte de la pena.…  Seguir leyendo »

El indulto como vicio

El Tribunal Supremo decidió hace unos meses no admitir los recursos contra los indultos a los reos secesionistas porque, en el caso de los partidos políticos, no existía una habilitación legal específica para que (incluso Vox, que había ejercitado la acción popular) pudieran atribuirse en el concreto ámbito contencioso-administrativo la defensa de intereses generales o colectivos. Esta habilitación expresa sí existe en algunas materias, como la medioambiental, para las que se creó una concreta acción popular. Como faltaba, los recurrentes tenían que probar un derecho o interés legítimo específico, más allá de una genérica defensa de la legalidad o la unidad de España, sus tierras y gentes.…  Seguir leyendo »

La expresión "hay jueces en Berlín" es una frase recurrente que invoca la esperanza en el control del poder por jueces independientes. Para presumir de Estado de Derecho ha de contarse con esa imprescindible garantía judicial porque, de lo contrario, si se advierte cómo se cierran los portones de entrada de los Tribunales a la hora de presentar reclamaciones contra las actuaciones del Gobierno, se quebrará la confianza de los ciudadanos.

Un reciente ejemplo de portazo del Tribunal Supremo resulta expresivo y es lo que me ha impulsado a tomar la pluma. Lo conocen todos los lectores. Me refiero a los autos que han inadmitido los recursos presentados contra los indultos que el Gobierno concedió a los condenados por haber atentado contra nuestro marco de convivencia y orden constitucional.…  Seguir leyendo »

No sé qué resulta más sorprendente. Que el debate sobre los indultos a los líderes independentistas catalanes se haya producido en los últimos meses en el eje derecha-izquierda o que el apoyo mayoritario se sitúe en este último lado. Progresista sería al parecer utilizar una antigualla de raíz absolutista y de excepción al normal funcionamiento del Estado de Derecho; progresista sería utilizarla a favor de condenados por una sedición con un punto de mira nada internacionalista: la escisión del Estado de una comunidad rica. Pulpo como animal de compañía.

Lo que sí tiene todo el sentido es que el debate sea político y no jurídico.…  Seguir leyendo »

Recordad los indultos

Entrar en la cabeza del doctor Pedro Sánchez solamente es posible con la literatura. Cómo se mantuvo firme hace apenas unas semanas, con el rictus oculto por la mascarilla, aguantando el vacile de Rufián. Podríamos tirar de términos dramáticos, como vejación o desprecio: pero si te despojas de la dignidad para seguir viviendo el sueño del muñeco que corona la tarta, nadie puede ofenderte. Claro que Gabriel Rufián, aparentemente, sí que vejó y despreció a Sánchez al recordarle el valor de sus promesas: la última fue decir que nunca apoyará un referéndum de autodeterminación, como antes aseguró que no habría indultos.…  Seguir leyendo »

Comenzó junio con el anuncio, más o menos velado, de la voluntad del Gobierno de conceder indultos a los condenados por sentencia firme tras el llamado juicio del procés. El debate público sobre la conveniencia de otorgar tal medida de gracia a quienes no han dejado de mostrar su firme voluntad de volver a cometer los hechos por los que fueron condenados no se hizo esperar y posiblemente nos acompañe aún durante muchos días. En el camino se han oído argumentos a favor y contra de los más diversos sectores de la sociedad, así como la intención de impugnar los decretos de concesión ante la sala Tercera del Tribunal Supremo.…  Seguir leyendo »

Le llamó el teatro de la palabra, el espacio donde lo más acendrado del separatismo catalán increpaba y tachaba, sin embargo, las palabras del presidente. Este no se inmutó, musitó palabras atropelladas de adherencias hacia la concordia y el espíritu constitucional precisamente cuando muchos niegan absolutamente tanto ese mismo espíritu como la Constitución que les ha dado la mayor dosis de autonomía y libertad que las regiones han conocido en su historia. La partitura que se ha empeñado en escribir busca afinaduras que no llegarán. Es un juego de todo o nada. Un enrevesado juego de suma cero que solo genera fricciones, desencuentros y demasiadas, tal vez, frivolidades que no ayudan a cohesionar un país que a algunos molesta.…  Seguir leyendo »

El miedo a la realidad

Los indultos, a la espera de resultados contantes y sonantes, no dan por finalizado el proceso. Pendientes del Supremo los recursos contra los indultos, presentados por los tres partidos de la oposición, el Tribunal de Cuentas, nueva inquisición económica según el enunciado nacionalista, ha cerrado los expedientes por presunta malversación de caudales públicos, con embargos y subastas de bienes a la espera.

La coherencia de la reconciliación pasa por no molestar a los beneficiarios, lo que valida el redoble de Arcadi Espada: "El Estado sigue creyendo que España tiene una deuda que pagar a los nacionalistas", y coloca de nuevo al Gobierno en una posición mutante, que va del "no podemos hacer nada en contra del tribunal", "el tribunal no es jurídico", "la sentencia no es firme" y "cuando lo sea, puede ser recurrida".…  Seguir leyendo »

Las tres falacias del indulto

Entre los diferentes argumentos que tanto el Gobierno como sus partidarios han deslizado estos días entre la opinión pública a propósito de los indultos a los presos del 1-O, hay tres que son absolutamente confusos y que no contribuyen en nada a que se pueda conformar un discurso racional por parte de la ciudadanía, más bien todo lo contrario. Son éstos: la venganza de la ley, la concordia y el interés superior de España, que podría calificarse también como utilidad pública o interés general.

Para intentar aclarar el primero, utilizaré la metáfora a la que alude José Castillejo en su espléndido libro Democracias destronadas, una obra que debería ser lectura obligatoria entre nuestros bachilleres.…  Seguir leyendo »

¿Después de Sánchez, Companys?

Resulta que en los casos de Cuixart, Jordi Sánchez, Rull, Turull y Forn "se echan en falta gestos o declaraciones" que "hagan evidente su voluntad de reconducir sus reivindicaciones políticas por las vías establecidas".

Pero no sólo eso. Resulta que en el caso de Cuixart el Gobierno advierte que "ha expresado reiteradamente… que volvería a cometer los mismos actos… incluso ha publicado un libro titulado 'Ho tornarem a fer' ('Lo volveremos a hacer')".

Los informes del gobierno reiteran una y otra vez que, en estos cinco casos, no hay el menor atisbo de "arrepentimiento" ni "razones de justicia y equidad" para concederles el perdón.…  Seguir leyendo »

El orden de los factores

Leo a Junqueras, que dice: «El indulto es un triunfo porque demuestra la debilidad del Estado». Otro de los presos independentistas detenido, Cuixart, pontifica: «Será el preludio de la derrota que sufrirá España en Europa». Teniendo en cuenta la incapacidad que demostraron para analizar la realidad catalana, española, europea y mundial cuando se aventuraron a declarar la independencia de Cataluña, creo que en principio no debemos sentirnos amenazados por sus inconsistentes bravatas más dirigidas a la galería secesionista que a la mano que les da de comer y las tolera. El problema es que esos falsos, teatrales y tolerados alardes de fuerza no son tampoco inocuos en la medida en que alimentan la fantasía del éxito secesionista ante su propio electorado, provocando que la situación no amaine sino que se prolongue indefinidamente, lo cual ya encierra un grave daño.…  Seguir leyendo »

La ley reguladora del indulto sólo parece exigir razones de justicia, equidad o utilidad pública para los indultos totales. Sin embargo, puesto que todos han de motivarse, como medidas extraordinarias y excepciones a la separación de poderes que son, el TS, al menos desde 2013, ha extendido esa exigencia a todo tipo de indultos, añadiendo que han de derivarse coherentemente de los hechos que aparecen en el expediente, para así evitar casos de error material patente, de arbitrariedad o de irracionabilidad lógica. Es la única forma de controlar que no se cubra el expediente con razones falsas, absurdas o inventadas. Esos cajones justificativos –justicia, equidad, utilidad pública– son lo suficientemente amplios como para incluir un casuismo enorme y es muy fácil sortear la arbitrariedad, pero eso no impide que la sintamos reptar bajo los énfasis.…  Seguir leyendo »

El indulto de palabras que engañan

Andamos a vueltas con cuestiones que nos tienen perplejos, y que nos dejan un trasfondo de extrañeza cuando con palabras que expresan realidades de gran nobleza vemos que pueden ser utilizadas de muchas maneras, incluso torticeras. Esta es la calculada ambigüedad con la que en estos días vemos que se trata el asunto de unos indultos que tienen toda una profunda carga de complejidad. Porque los indultos que un gobierno puede estudiar y, eventualmente, conceder tienen un itinerario que es claro en nuestro ordenamiento jurídico dentro de un Estado de derecho como es España. Y no se pueden arbitrariamente conceder o negar desde un caprichoso uso y un interesado cálculo que no tiene que ver con las palabras manidas en este festival de una extraña piedad, apelando a sentimientos sagrados y enormemente delicados, para venir a la postre a tapar los verdaderos motivos que se exhiben impudorosamente desde una pretendida magnanimidad.…  Seguir leyendo »

¿Por qué tenemos que pedir perdón?

Salvador Illa afirmaba, en defensa de los indultos a los denominados presos del procés, que «uno y otro dolor requieren de reconocimiento y perdón mutuos». Los indultos se han situado, por empeño del Gobierno, en el escenario del denominado conflicto Cataluña-España. Han dejado de ser el ejercicio de una prerrogativa del Gobierno en el marco de la ley para ser, además, otra cosa: una decisión política de «pacificación». El presidente Sánchez lo ha expresado con claridad en su discurso del pasado lunes: «La razón fundamental de los indultos [...] es su utilidad para la convivencia». Y se añade que «la clara utilidad pública de esta medida» radica en que «es un mensaje sobre todo y ante todo para miles de personas que las apoyaron y que las siguen apoyando [a los presos del procés] como hemos visto, y que se sienten solidarias con su destino.…  Seguir leyendo »

«Reencuentro»: tal fue el título de la conferencia del presidente del Gobierno en el Liceu de Barcelona, cuyo propósito era preparar a la opinión pública ante la inminente aprobación de los indultos para los dirigentes del procés condenados por delitos de sedición, malversación de caudales públicos o desobediencia. Hay ciertas palabras que los lingüistas llaman autoantónimos, y que, según cómo se usen, pueden significar una cosa o exactamente la opuesta (por ejemplo conjurar, que puede ser «conspirar, uniéndose muchas personas o cosas contra alguien, para hacerle daño o perderle», o, por el contrario, «impedir, evitar o alejar un daño o peligro»).…  Seguir leyendo »

Indulgencia plenaria

La frase más sugestiva del padrenuestro es “no nos dejes caer en la tentación”. Para cada uno de nosotros hay una tentación irresistible, de la que no podríamos librarnos con nuestras propias fuerzas. Por eso rogamos a Dios que no nos someta a esa prueba de la que saldremos inevitablemente vencidos: ¡ahórranos la derrota! Schopenhauer interpretaba ese “no nos dejes caer en la tentación” como otra súplica: “No me reveles quién soy”. Me creo recto y virtuoso, pero de repente, inopinadamente, algo me tienta y descubro los límites de esa excelencia de la que me enorgullecía, mi íntimo parentesco con el cieno, no con el cielo...…  Seguir leyendo »

Un acto de fe

Es verdad: hay razones muy poderosas para oponerse a los indultos. Razones jurídicas, políticas, incluso éticas. No me refiero a los argumentos legales contra la medida apuntados por el informe del Supremo ;no soy jurista: doctores tiene la Iglesia. Tampoco pienso en quienes esgrimen indignidades, humillación y ofensas; eso no son razones, sino sentimientos y, si algo nos ha enseñado el procés, es que hay pocas cosas más tóxicas que la sentimentalización de la vida pública: se puede discutir sobre razones, pero no sobre sentimientos, y de ahí que la sentimentalización de la política sea la muerte de la política (al menos, de la política democrática).…  Seguir leyendo »

El espíritu constitucional

En casi 45 años de democracia, nuestro país ha sido capaz de hacer frente y salvar diferentes obstáculos a través del diálogo por la búsqueda de la convivencia de los españoles y las españolas. Nuestra democracia echó a andar gracias al generoso abrazo de hombres y mujeres que, sin compartir las mismas ideas, entendieron que la Constitución era el único marco posible. El indulto que el Gobierno de España concedió ayer en el Consejo de Ministros a los nueve condenados en el juicio del procés que permanecen en prisión forma parte de esa trayectoria democrática y no lo sustenta otra razón que la recuperación de la concordia y la reconciliación de la ciudadanía.…  Seguir leyendo »

El indulto a los independentistas catalanes y el eventual regreso de Carles Puigdemont no conllevaría un rechazo tan marcado en la opinión pública (salvo en la subvencionada CEOE y entre los obispos catalanes, huérfanos de feligreses) si estuviera claro que los políticos presos catalanes han asumido el fracaso del proceso secesionista.

Lo más llamativo en la crisis catalana es el empecinamiento en dos caminos que terminaron en el precipicio. El del diálogo marianista y el de la declaración unilateral de independencia.

A pesar de ello, el presidente Pedro Sánchez insiste en el diálogo (agravado con una mesa de tintes bilaterales con la Generalitat) y los separatistas, incluso desde la cárcel, se jactan de victorias parciales con el horizonte de un triunfo definitivo.…  Seguir leyendo »

Argumentarios

Quizás lo más preocupante de la cuestión de los indultos a los presos condenados por la sentencia del procés es el bajísimo nivel del debate público en torno a su concesión. Los argumentarios de los partidos han hecho estragos en un tema central para el futuro del Estado de derecho y de nuestra convivencia democrática, en primer lugar dentro de Cataluña. Como es sabido, los argumentarios son más bien consignas que se facilitan a los sufridos políticos que tienen que enfrentarse con preguntas incómodas acerca de problemas espinosos o/y complejos con la finalidad de que no se salgan ni un milímetro de la línea oficial, establecida normalmente por el líder del partido y sus asesores de comunicación.…  Seguir leyendo »