Buscador avanzado

Arrimadas y la adolescencia de Ciudadanos

A la espera de si la Sala de Apelaciones del Tribunal Supremo enmienda la plana este jueves al juez Llarena y libera a Junqueras, como si las urnas pudieran lavar sus fechorías al modo de aquella piscina probática de Jerusalén a la que un ángel descendía y agitaba el agua sanando enfermos, cuando un eventual regreso a funciones ejecutivas facilitaría la comisión de los delitos que le tienen entre rejas, la triunfadora de las elecciones catalanas del 21-D y líder de Ciudadanos (Cs), Inés Arrimadas, está renuente a someterse a la sesión de investidura.

Con la coartada de que sus escaños no suman para armar Gobierno, renuncia por anticipado a una ocasión de oro.…  Seguir leyendo »

Cuando Zapatero no las tenía todas consigo a pocos días de las elecciones de 2004 afirmó en una entrevista en EL MUNDO: "Gane o pierda, yo soy el futuro". Arrimadas hoy, con su voz rota y entusiasmo intacto, debe apropiarse de la expresión: gobierne o no, ella es el futuro. Porque al final el futuro es siempre la razón y la concordia. Ciudadanos es el primer partido en Cataluña. Rompió hace una década la barrera del silencio y ayer se elevó sobre tanto ruido y toda la chatarra tribal. La victoria de Arrimadas será considerada simbólica porque tendemos a pensar que la Historia sepulta al que no obtiene el báculo del poder.…  Seguir leyendo »

1. “Ciudadanos, a la caza del voto aznarista” decía el diario Público el pasado jueves. Según Paula Díaz, la redactora de la noticia, los de Rivera “entusiasman al ala más ultra del PP”.

2. Ya que para el diario Público Mariano Rajoy es un resabio del franquismo, el “ala ultra” del PP debe de ser Mordor. Y Albert Rivera, el Sauron de la política española.

3. O el Saruman. Porque Sauron sería Aznar.

4. La derecha, por cierto, es la única que tiene “ala ultra”. La izquierda nunca tiene ultras. En la izquierda lo que hay son “tendencias”, “sensibilidades”, “colectivos”, “ramas” o, como mucho, “familias”.…  Seguir leyendo »