Buscador avanzado

Todos los años, durante el mes del orgullo LGBT+, me tomo un momento para ver a personas con buenas intenciones publicar su apoyo a las causas LGBT+. Observo cómo las redes sociales se inundan de arcoíris y eslóganes. Esos eslóganes van desde los desafiantes (“Estamos aquí, somos queer, acostúmbrate”) a los humorísticos (“Ser gay es como la escarcha. Nunca desaparece”). Sin embargo, el eslogan que siempre capta mi atención es uno muy simple, que expresa un hecho sencillo.

“Amor es amor”.

Una de las primeras veces que recuerdo haber visto este eslogan fue en una de mis primeras marchas del orgullo.…  Seguir leyendo »

Decía Ortega que las ideas se tienen y en las creencias se está. Durante años el Derecho, la Psiquiatría y la Religión sostuvieron un orden ilegítimo basado en un concepto erróneo de normalidad, que promovía la exclusión y reclusión de las personas LGTB en la categoría de lo abyecto, de lo intrínsecamente desordenado, y que todavía conserva vigencia en determinados ámbitos. Con el alma aún maltrecha por la creencia fanática y homicida de Orlando, y en plena celebración del Orgullo gay, cuya necesidad se hace más patente, no quería dejar de poner palabras a la barbarie, desde la profunda convicción como psiquiatra de que las palabras curan pero también pueden matar.…  Seguir leyendo »

Douleur, peine immense et colère : voilà les sentiments légitimes que nous devons aux victimes d’Orlando (Etats-Unis). Nous pouvons à présent discuter des détails et des dimensions du crime horrible commis par l’Américain d’origine afghane Omar Mateen, qui a coûté la vie à cinquante personnes dans un club gay ; un acte condamné par un grand nombre d’Arabes et de musulmans.

Concernant l’homophobie, il arrive que l’on puisse croire une prise de conscience collective sur le point de se réaliser dans les sociétés arabes, comme ce fut notamment le cas lors des récents événements révolutionnaires. Mais une partie de la population résiste et empêche la tenue d’une véritable discussion sur différents maux que nous avons en partage, tels la haine des minorités sexuelles.…  Seguir leyendo »

En España, hasta 1979 era delito ser lesbiana, gay, bisexual o transexual. Hasta 1989 se podía ser gay pero no se podía ejercer: darte un beso con un chico te podía llevar al calabozo. En 1991 empezaron a incluir a las parejas del mismo sexo en las leyes. Con la ley de matrimonio de 2005 y de transexualidad de 2007 empezamos a tener reconocida una mínima dignidad que, como colectivo, siempre había sido pisoteada por las instituciones.

En 1983, el 83% de la sociedad española consideraba que había que hacer desaparecer la homosexualidad. Hemos pasado a que el matrimonio igualitario esté aprobado por la inmensa mayoría de la sociedad y nos hemos creído que, de repente, habíamos acabado con una discriminación milenaria.…  Seguir leyendo »

Sobre los derechos de gays y lesbianas

El día que recibí una llamada del presidente Barack Obama para pedirme que sirviera como embajador de Estados Unidos en España y Andorra fue uno de los días de más orgullo de mi vida. No sólo porque constituye un honor servir a un presidente al que admiro de verdad o a un país que amo profundamente, sino porque mi nominación, junto con la de otros cuatro embajadores abiertamente gays, decía al mundo que Estados Unidos está comprometido con la defensa de la plena igualdad para lesbianas, gays, transexuales y bisexuales (LGTB).

Este Gobierno ha dejado claro, en palabras de la ex secretaria de Estado Hillary Clinton, que «los derechos de las personas LGTB son derechos humanos, y punto».…  Seguir leyendo »

Decir que he leído de un tirón, con apasionamiento, Mapa dibujado por un espía, de Guillermo Cabrera Infante, publicado por Galaxia Gutenberg en una cuidada edición a cargo de Antoni Munné, es quedarme corto. La inmersión en sus páginas ha sido para mí retroceder en el tiempo, un salto vertiginoso de medio siglo para vivir entre personajes que fueron mis amigos y otros muchos que frecuenté u oí hablar de ellos durante mis dos viajes de “turista revolucionario” a una Cuba que parecía encarnar la utopía de una sociedad libre, justa e igualitaria. Mi librito Pueblo en marcha,publicado en París en 1962, da buena cuenta de ello.…  Seguir leyendo »

On Saturday night I was in the Ukrainian capital, Kiev, performing at an Aids awareness concert. Some people might have preferred me not to come. Why? Because Ukraine, which waited so long for its own freedom, now threatens the freedom of gay people to express themselves in the most basic of ways – by taking part in a gay-pride parade or even speaking openly about homosexuality.

Draft law number 8711, due to be debated by the Ukrainian parliament this week, would make it an offence to talk about lesbian, gay, bisexual and transgender (LGBT) issues in the media. Even HIV advice to gay men could be banned.…  Seguir leyendo »