Buscador avanzado

El candidato presidencial de izquierda peruano, Pedro Castillo, saluda a sus simpatizantes desde el balcón de la sede de su partido en Lima el 15 de junio de 2021. (Gian Masko/AFP vía Getty Images)

El populismo de derecha ha sido a menudo el centro de atención desde 2016, cuando Reino Unido decidió abandonar la Unión Europea y Donald Trump fue elegido presidente en Estados Unidos. Sin embargo, el populismo de izquierda también está prosperando, como lo demuestran las elecciones recientes en México y Perú.

Ya sea en Estados Unidos o Europa, el populismo de derecha casi siempre es más fuerte en las zonas deprimidas rurales y obreras. Ese sin duda es el caso en Estados Unidos y Reino Unido, donde millones de electores de la clase trabajadora dejaron de votar por partidos de centro-izquierda y comenzaron a apoyar a conservadores populistas.…  Seguir leyendo »

Peruvian leftist presidential candidate Pedro Castillo gestures at supporters from the balcony of his party's headquarters in Lima on June 15. (Gian Masko/AFP/Getty Images)

Right-wing populism has often been the center of attention since 2016, when Britain voted to leave the European Union and Donald Trump was elected. But left-wing populism is thriving, too, as recent elections in Mexico and Peru show.

Whether in the United States or Europe, right-wing populism is almost always strongest in rural and depressed blue-collar areas. That’s certainly the case in the United States and Britain, where millions of working-class voters stopped voting for center-left parties in favor of populist conservatives. It’s also true in places such as Poland, where the conservative populist Law and Justice Party coalition has performed best in rural Poland close to the old Soviet Union and poorly in relatively prosperous cities.…  Seguir leyendo »

Eva y Juan Domingo Perón en la Casa Rosada, en Buenos Aires, en 1950. Credit Associated Press

El populismo está en todas partes, pero América Latina es su paraíso. Cristina Fernández de Kirchner se presentó sin tapaboca en la inauguración del Congreso argentino. López Obrador, en México, dice que no lo usará hasta cuando “no haya corrupción ya”. Las normas se establecen para las mayorías pero los líderes populistas están por encima de ellas. El pueblo debe ver a sus líderes y adorarlos. El “pueblo con la fe en Dios, luchando contra los Caínes”, dice Daniel Ortega, presidente de Nicaragua.

El populismo es una marea creciente. Al regreso del kirchnerismo con Alberto Fernández en Argentina y del nacionalismo mexicano de la Cuarta Transformación obradorista, se suma el de Evo Morales en Bolivia a través de su delfín Luis Arce.…  Seguir leyendo »

People queue at a polling station on 11 April 2021 in Huaraz, Peru. Peruvians are voting amid a surge in cases of COVID-19 and an economic and social crisis pushed by the pandemic. Photo: Getty Images.

The spectre of populism – both of the left and right variety – has hung over Latin American politics and economics since the 19th century but, for the last two decades, a new wave of populist movements and leaders has developed as a result of ongoing economic dislocation and popular anger at the political class.

Although too early to assess the impact of the recent elections in Ecuador and Peru on populism’s future in the region – with 18 presidential candidates in Peru only narrowly being winnowed down for a 6 June 2021 run-off with the two leading candidates boasting just a combined total of around 30 per cent of the vote – for many countries in the region the long-term effect of COVID-19 on economic growth and social mobility casts a dark shadow.…  Seguir leyendo »

De izquierda a derecha: Los presidentes Andrés Manuel López Obrador de México, Nayib Bukele de El Salvador y Jair Bolsonaro de Brasil. Credit Agence France-Presse vía Presidencia de México — Getty Images; José Cabezas/Reuters; Eraldo Peres/Associated Press

Es extraño. La violencia criminal aumenta, los femicidios continúan y la respuesta contra el coronavirus ha hecho de México el tercer país con más muertes en el mundo, pero el presidente Andrés Manuel López Obrador mantiene un firme apoyo entre la población. Brasil ve a Jair Bolsonaro en pleno pico de popularidad mientras se encamina a ser la nación con más víctimas por el virus. Y a Nayib Bukele, que dirige El Salvador desde Twitter, avanza contra la institucionalidad y la prensa libre del país, lo adoran en masa.

¿Qué sucede aquí? Si me lo permiten, diré que es infantilización.

Las crisis recurrentes y sistemáticas en que vivimos han plagado nuestra época de tales incertidumbres que no vemos un futuro claro ni esperanzador.…  Seguir leyendo »

Un fantasma recorre la región de América Latina. Es el fantasma del populismo. Ha estado alojado en la región de América Latina desde mediados del siglo XX y cada cierto tiempo renace. Si tiene éxito, el tradicional clivaje de derecha e izquierda habrá sido sustituido por la oposición entre populistas y no populistas. A menudo se llama populismo a una oferta electoral que promete bienestar fácil; en ocasiones se emplea esa misma palabra para aludir a los movimientos de masas por fuera de las instituciones; y, en fin, suele hablarse de populismo para designar programas desarrollistas en manos de líderes carismáticos.…  Seguir leyendo »

El 7 de octubre, aproximadamente el 46% del electorado brasileño votó por Jair Bolsonaro por presidente. Esto significa que casi 50 millones de brasileños respaldaron a un político que propugna una retórica populista radical de derechas, marcada por el autoritarismo, la xenofobia y la misoginia. ¿El éxito de Bolsonaro augura una nueva era de política radical de derecha en América Latina?

El resultado de las elecciones brasileñas es ciertamente motivo de preocupación. Aunque Bolsonaro, quien proviene del mundo militar, fue el favorito, pocos pensaron que lograría más del 40% de los votos en la primera vuelta. En lugar de un resultado ajustado entre Bolsonaro y Fernando Haddad del Partido de los Trabajadores (PT), que terminaría con la victoria de Haddad, todo indica que Bolsonaro será el próximo presidente de Brasil.…  Seguir leyendo »

Andrés Manuel López Obrador, el candidato de Morena a la presidencia de México, en Uruapan, Michoacán, el 8 de junio de 2018 Credit Reuters

Tras un retroceso durante los últimos diez años, el populismo está regresando a América Latina. El 17 de junio, los colombianos eligieron a un presidente de un partido populista de derecha. El 1 de julio, es probable que los mexicanos elijan a un presidente de un movimiento populista de izquierda creado por su candidato.

Los movimientos populistas comúnmente comparten dos características. Proveen una inclusión desigual, pues movilizan a grupos previamente excluidos al tiempo que crean obstáculos, incluso dificultades, para sus opositores. También cuestionan públicamente, e incluso dejan sin efecto, a instituciones que limitan las facultades formales de la presidencia.

A pesar de sus distintas prioridades en materia de políticas públicas, los dos movimientos que están en ascenso en Colombia y México dividen el sistema político en términos de buenos y malos, indios y vaqueros.…  Seguir leyendo »

Hasta hace poco, parecía que América Latina había eludido el enorme tiburón blanco del populismo, justo cuando América del Norte y Europa se lanzaban al mar haciendo la vista gorda. Sí, el régimen chavista de Nicolás Maduro continúa encarcelando ciudadanos y destruyendo la economía de Venezuela; y Evo Morales en Bolivia y Daniel Ortega en Nicaragua siguen cambiando las reglas del juego para poder ser reelegidos indefinidamente. Pero la derrota electoral del peronismo kirchnerista pareció marcar un giro en Argentina. Lo mismo hizo la destitución de Dilma Rousseff en Brasil, y el reemplazo de sus fallidas políticas económicas por un enfoque que reconoce que la deuda fiscal y los déficits no pueden continuar aumentando para siempre.…  Seguir leyendo »

Eva Perón saluda a sus seguidores durante un acto público en Buenos Aires EN 1950. AP.

Hay un parentesco directo entre lo que podríamos llamar el modelo chavista, copiado con variantes en Nicaragua, Bolivia o Ecuador, y el peronismo de mediados del siglo pasado en Argentina. Sólo que Chávez se valió solo, como cabeza única, y el general Perón necesitó del auxilio invaluable de su esposa, la Evita icono de musicales, novelas y posters, entronizada en los mismos altares donde se venera al Che Guevara, a John Lennon o a Marilyn Monroe.

Ella inventó la insignia del populismo: abrir las arcas del Estado para dar, sin control ni medida, haciendo de la beneficencia pública una gran función de Estado envuelta en una formidable parafernalia.…  Seguir leyendo »

There is a strange, embarrassed silence from Moscow about how it intends to celebrate the red letter year of 2017, the centenary of the Bolshevik revolution. One reason is this: left-wing populist uprisings have been faring so badly in Latin America that the communist founding myths, the storming of the Winter Palace, and the execution of the Romanov dynasty, just seem like the beginning of a grisly experiment that is still going devastatingly wrong.

When Fidel Castro seized power in 1959, the Russians were immensely proud. Marxism-Leninism, it appeared, had been successfully exported to the American continent, to the backyard of the Yankee superpower.…  Seguir leyendo »

Will Donald J. Trump follow the populist script for concentrating power by cracking down on critics? Or are the foundations of American democracy and the institutions of civil society strong enough to resist such an action? For answers, Americans should take a look at Latin America, where, starting in the 1940s, elected populists undermined democracy.

Populism is not an ideology but a strategy to get to power and to govern. Two of Latin America’s most influential populists, Juan Perón of Argentina and Hugo Chávez of Venezuela, saw politics as a Manichaean confrontation between two antagonistic camps, just as Mr. Trump does.…  Seguir leyendo »

¿Seguirá Donald Trump el guion populista de concentrar el poder mientras reprime a sus críticos? ¿O serán las bases de la democracia y las instituciones de la sociedad civil de Estados Unidos lo suficientemente fuertes para resistir tales acciones? Para encontrar respuestas, los estadounidenses deberían echar un vistazo a América Latina, donde, desde la década de 1940, los populistas electos han socavado la democracia.

El populismo no es una ideología, sino una estrategia para obtener el poder y gobernar. Dos de los populistas más influyentes de América Latina, Juan Perón de Argentina y Hugo Chávez de Venezuela, percibían la política como una confrontación maniquea entre dos campos antagónicos, tal como lo hace Trump.…  Seguir leyendo »

Los demagogos y populistas como el candidato presidencial norteamericano Donald Trump y la líder del Frente Nacional de Francia, Marine Le Pen, están incendiando la política occidental. En América Latina, en cambio, los líderes populistas están perdiendo apoyo: Cristina Kirchner de Argentina ha sido desplazada de la presidencia en las últimas elecciones; en Venezuela, los socialistas del presidente Nicolás Maduro sufrieron una derrota resonante en las elecciones parlamentarias; y la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, ahora enfrenta la perspectiva de un juicio político. Muchos especulan con que la "marea rosa" de populismo, que empujó a la región hacia la izquierda en los últimos 15 años, ahora se está revirtiendo.…  Seguir leyendo »

Cuando en 1959 estalló la revolución cubana, la América Latina entró en un ciclo histórico que, bajo la sombra de la guerra fría, abrió un dramático capítulo de enfrentamientos. De un lado, la magia romántica de la revolución; del otro, los golpes de Estado, en nombre del orden y la salvación del mundo democrático. En 1964, Brasil —la joya de la corona— cayó en el militarismo y luego, uno a uno, fueron derrumbándose unos y otros, con las solitarias excepciones de Colombia, Venezuela y Costa Rica. Algunos Estados vivían viejas dictaduras (Stroessner en Paraguay, Trujillo en Dominicana, los Somoza en Nicaragua), pero el resto fue arrastrado en esa dialéctica.…  Seguir leyendo »

Con motivo de la Fiesta Nacional española, algunos locuaces políticos españoles se han llenado la boca con la palabra “genocidio”. Cuentan con innumerables votantes que comparten –al igual que no pocos creadores de opinión- la errónea idea de que España cometió un genocidio en América. Es esta una visión basada en la ignorancia de los hechos históricos debida al pésimo tratamiento que la historia de la América española recibe en los manuales de enseñanza.

La “leyenda negra” tiene mucho de anticatalana en su origen italiano medieval, cuando el Reino de Aragón contaba con un imperio mediterráneo. Mutaría en antiespañola tras la conquista de América y el ascenso, en el siglo XVI, de la Monarquía Hispánica a la condición de potencia dominante en Europa Occidental.…  Seguir leyendo »

Podemos estuvo por América Latina. En Ecuador, Pablo Iglesias participó en el Encuentro Latinoamericano Progresista, foro organizado por el partido del gobierno, PAIS. No solo expuso sus ideas en el evento y ante la prensa. También se explayó con elogios para la llamada Revolución Ciudadana, enfatizando la “notable estabilidad política” lograda por Rafael Correa. Más aun, Iglesias expresó su deseo de aprender de los procesos de participación masiva que se ven en América Latina hoy, admitiendo que Podemos tiene un estilo latinoamericano. Ello sin importarle el mote de populista que ese estilo conlleva.

El evento fue una buena radiografía latinoamericana, con algunas implicaciones para España y, consecuentemente, para Europa en general.…  Seguir leyendo »

En 2005, durante la cuarta Cumbre de las Américas, el anfitrión Néstor Kirchner, junto con el presidente venezolano Hugo Chávez, le arruinaron a George W. Bush su proyecto de una gran zona de comercio continental. Cuando los gobernantes latinoamericanos se vuelvan a encontrar, en Panamá, el 17 y 18 de Octubre, su actitud será, sin duda, menos hostil. La idea de crear una zona de libre comercio ya no está en la agenda pero aún así no será fácil lograr un buen entendimiento regional.

América Latina durante la primera década de este siglo fue un terreno fértil para el neopopulismo de izquierda, especialmente en los ocho países de la Alianza Bolivariana para las Américas, ALBA.…  Seguir leyendo »

En el centro de Buenos Aires, las dos fachadas del edificio que alberga los ministerios de Sanidad y Desarrollo Social muestran sendos rostros gigantes de Eva Perón. El que da a los barrios pobres del sur, sonriente y compasivo. El que da a los barrios ricos del norte, enfadado, agitado y desafiante. Su imagen domina la capital argentina y su legado sobrevuela el futuro de Latinoamérica.

Poco antes de que Evita muriera, en 1952, el Congreso Argentino la nombró “Líder espiritual de la nación”, por su labor en favor de los descamisados en la Sociedad de Beneficencia que había fundado. En la cultura popular y la memoria colectiva de Latinoamérica, los Perón constituyen el populismo de las industrias nacionales protegidas y los programas sociales dispensados por un caudillo, financiados por una deuda insostenible que lleva a la inflación descontrolada, la corrupción, el caos y el descontento, y desemboca en un golpe militar.…  Seguir leyendo »

La izquierda es popular por naturaleza. Pero la izquierda populista no es izquierda. Es populismo de izquierdas. El contenido principal de esa política es la retórica, la demagogia, el engaño masivo y 'de izquierdas' es adjetivo del sustantivo populismo. Viendo dos noticias de la Prensa estos días pasados, aclaramos con dos imágenes esta pequeña disquisición conceptual. En una de ellas, Chávez, el presidente venezolano, en el último mitin de su campaña para aprobar un referéndum que afortunadamente ha perdido, anunciaba a voz en grito la posible nacionalización de los dos grandes bancos españoles en su país, si el Rey no se disculpaba con él.…  Seguir leyendo »