Buscador avanzado

Desde que el pasado 25 de mayo George Floyd, un ciudadano negro norteamericano de 47 años de edad, murió en Mineápolis víctima de un nuevo caso de brutalidad policial, se han sucedido protestas y manifestaciones en EEUU y en muchos lugares del mundo para denunciar la situación de discriminación y violencia que sufre la población negra. Estas protestas han derivado en ocasiones en una furia iconoclasta indiscriminada contra estatuas y monumentos de personajes históricos vinculados al esclavismo o al racismo. Una violencia simbólica que también ha afectado a estatuas que representaban la herencia histórica y cultural española en EEUU.

Así, una ola de revisionismo simplificador y dogmático, fruto de la ignorancia o de agendas ideológicas ocultas, ha propiciado ataques contra símbolos que encarnan y reflejan distintos momentos de la historia.…  Seguir leyendo »

El ataque masivo de la pandemia ha provocado una tormenta inesperada que amenaza con destruir algunas de las características más comúnmente aceptadas de la sociedad occidental. No hablamos del coronavirus. Las protestas comenzaron a raíz del asesinato por parte de un policía estadounidense de una víctima negra más (son miles las víctimas mortales de la policía en EEUU). Pero el movimiento de protesta ha avanzado mucho más allá y se ha extendido por buena parte del mundo. En Inglaterra, la destrucción de una estatua de un célebre comerciante del siglo XVIII, Edward Colston, que hizo su fortuna a través del comercio de esclavos negros, ha alentado a numerosos exaltados a ir más allá en sus demandas para intentar eliminar todo rastro visible del pasado racial del país.…  Seguir leyendo »