Buscador avanzado

La película de Ryan Johnson, Puñales por la espalda, además de ser una espléndida comedia, protagonizada por el 007 Daniel Craig y la actriz hispano-cubana Ana de Armas, es un retrato de comportamientos shakespearianos y una exhibición de la libertad de testar anglosajona.

El vigente Código Civil español, que se debe en gran parte al jurisconsulto liberal Manuel Alonso Martínez, promulgado en 1889, es particularmente tuitivo, protector de las esposas (régimen de bienes gananciales, legítima heredera) y también de todos los hijos (herederos forzosos) por el hecho de la consanguinidad. Fue una reforma moderada de la sucesión de los mayorazgos del Antiguo Régimen en los que el hijo mayor varón asumía el compromiso de mantener a su madre y hermanas, dotar a sus hermanas casaderas y a las destinadas a Religión.…  Seguir leyendo »

En España vivimos 46,6 millones de personas y todos somos iguales ante la ley. Y lo somos porque poseemos una dignidad que nadie nos puede quitar porque venimos de fábrica con ella. No son los políticos ni los legisladores quienes nos la otorgan, pero ellos deben ocuparse de arbitrar los mecanismos necesarios para respetarla.

Además de la dignidad hay otra característica que nos convierte en iguales: todos somos hijos o hijas. Esto significa que la familia, concretamente la maternidad como origen de ella, nos convierte en iguales. Pero también existen otras que, afortunadamente, nos hacen diferentes: diversidad de razas, culturas, religiones, y de ello tenemos que estar orgullosos, porque además esa diversidad nos enriquece.…  Seguir leyendo »

Los millennials solo quieren amas de casa

Se suponía que los millennials, generalmente definidos como personas nacidas entre 1982 y 2000, eran la generación que forjaría lo que hemos llamado “un nuevo consenso” a favor de la igualdad de género. En febrero, Jeffrey Sachs, el escritor y profesor de la Universidad de Columbia, calificó las elecciones de 2016, donde una candidata femenina extremadamente calificada perdió contra un hombre con un historial de falta de respeto a las mujeres, como “un tropiezo” en el camino a una sociedad igualitaria en Estados Unidos, la cual se alcanzaría una vez que los votantes millennials superen en número a los ancianos conservadores.…  Seguir leyendo »

En Estados Unidos, la revolución de la igualdad entre hombres y mujeres todavía está a medio camino. En los últimos 50 años, el papel de las mujeres cambió radicalmente: casi el 60% de las estadounidenses están dentro de la fuerza laboral. Pero el papel de los hombres apenas se movió.

A pesar de toda la insistencia en la igualdad de dignidad y valor de hombres y mujeres, todavía consideramos el trabajo tradicionalmente masculino de sostén económico como más valioso e importante que el trabajo tradicionalmente femenino de cuidar a la familia. El resultado es un profundo desequilibrio socioeconómico, que impide el avance de mujeres y hombres por igual.…  Seguir leyendo »

En muchos países, es tiempo de graduaciones; un tiempo en el que una nueva generación de jóvenes brillantes y afortunados se pondrá sus birretes y sus togas, recibirá sus diplomas y oirá los consejos de sus mayores. Los discursos de graduación de muchos oradores harán hincapié en los logros de los nuevos graduados; otros recalcarán los desafíos que las futuras carreras les presentarán. Pero estas ceremonias académicas suelen pasar por alto un elemento crucial del éxito y la felicidad: la familia.

De hecho, las familias de los graduados (es decir, aquellas personas que les dieron amor y apoyo, sin importar la conexión biológica) son tan protagonistas de estas ceremonias como los graduados mismos.…  Seguir leyendo »

By Carol Sarler (THE TIMES, 02/01/07):

For those who like to begin every new year with predictions of the end of civilisation as we know it, here’s a cracker: married women are officially in the minority for the first time. Furthermore, the rise of the singleton is clearly going to continue with some ferocity, given her marked showing among the younger set: fewer than one in three women in her late twenties is married, compared with 85 per cent as recently as 30 years ago.

Thus, in a single generation, crumbles the aspiration that has steered centuries, during which marriage has traditionally been the highest aim of women (and their mothers), propelled by a truth universally acknowledged that a single woman in possession of good sense must be in want of a husband.…  Seguir leyendo »