Buscador avanzado

Toby Melville/Reuters

As Brexit and its attendant chaos hurtle toward us, one of the most darkly humorous features of contemporary British politics (a competitive field) is the ubiquity of parliamentarians, pundits and business titans who wail and gnash at our ceaseless political tumult but appear utterly incurious about the conditions that produced it.

Ten years on from the start of the financial crisis, they cannot entirely ignore the many ways in which politics has been reconfigured by the 2008 crash and its aftershocks. Such stalwart defenders of a certain brand of “common sense” capitalism have watched in horror as ill-mannered upstarts — on both the right and the left — build power at the fringes.…  Seguir leyendo »

Nous ne comprendrons l’élection de Donald Trump que si nous la considérons dans le contexte d’une rupture croissante, aux Etats-Unis, entre l’élite libérale et les gens du cru et ordinaires. La même rupture est apparue en Europe. On peut observer ses effets en Grande-Bretagne, dans le vote pour le Brexit, et en France, dans l’effondrement de l’establishment politique et l’ascension progressive de Marine Le Pen. C’est une rupture que les médias ne font qu’exacerber. Aux mains de gens instruits et cosmopolites, pour une très large part, les médias n’ont pas de sympathie, dans l’ensemble, pour ceux qui paient le coût réel des politiques libérales – ceux qui « perdent leur pays » face à des forces mondiales qui dépendent de la protection d’Etats centralisés.…  Seguir leyendo »

Quienes asistieron al congreso laborista de Manchester en el que se eligió al nuevo líder vieron que Ed Miliband mostró una expresión de alegría, pero también de preocupación, cuando supo que había ganado a su hermano David. La satisfacción por su éxito no era ajena a la envergadura de sus retos: no solamente construir una oposición que aglutine al desencantado electorado laborista, sino además servir de inspiración para las formaciones progresistas en Europa, que atraviesan su peor momento desde la segunda guerra mundial.

Una de las grandes paradojas que nos ha traído la crisis mundial ha sido que la izquierda no ha sabido rentabilizar electoralmente las consecuencias del colapso de un sistema esencialmente inspirado en ideas liberal-conservadoras.…  Seguir leyendo »

En primer lugar, demócratas liberales [la denominación del tercer partido británico] es un nombre que no tiene sentido. ¿Quiere decir demócratas liberales en contraste con demócratas autoritarios? ¿O en vez de antidemócratas liberales? Y su abreviatura, Lib Dems, está aún más vacía de contenido. Parece el resultado de un acuerdo incómodo, que es exactamente lo que es. Cuando el Partido Liberal, un partido de gran tradición, se fusionó en 1988 con el recién creado Partido Socialdemócrata, una escisión del Partido Laborista (que entonces no era tan liberal como ahora), a la nueva entidad la llamaron "Demócratas Sociales y Liberales". La prensa lo redujo a "SLIDS" [por sus siglas en inglés], o "Las ensaladas".…  Seguir leyendo »

El nuevo laborismo no fue la acuñación de un término jugoso concebido para disimular una vaciedad política. Por el contrario, se produjo desde el principio un diagnóstico convincente sobre por qué era menester innovar en la izquierda del centro político junto con una nítida agenda política. En líneas esenciales, cabe consignar lo siguiente.

Los valores de la izquierda - la solidaridad, la reducción de las desigualdades, la protección de la población vulnerable, en unión de una creencia en el papel clave de un gobierno activo en pos de tal empeño-permanecieron intactos, pero las políticas diseñadas para perseguir tales fines debieron modificarse radicalmente en aras de los cambios profundos que se registraban en la sociedad en su conjunto.…  Seguir leyendo »

Por Anthony Giddens es sociólogo británico. Traducción de María Luisa Rodríguez Tapia (EL PAÍS, 25/07/07):

El largo adiós ya ha terminado, y Gran Bretaña cuenta con un nuevo primer ministro. Tony Blair se ha ido. ¿Desaparecerá con él la filosofía política que le caracterizó, la Tercera Vía?

La Tercera Vía es una etiqueta que designa la necesidad de poner al día el pensamiento de centro izquierda dadas las grandes transformaciones que está experimentando el mundo y, sobre todo, la influencia de la globalización, la interdependencia creciente de la economía mundial.

La Primera Vía es la izquierda socialdemócrata tradicional, que dominó las ideas y las prácticas políticas en el primer periodo de posguerra.…  Seguir leyendo »

By Oliver Kamm (THE TIMES, 12/09/06):

THIS MONTH marks the 25th anniversary of the founding of the women’s peace camp at Greenham Common. Supporters have paid tribute. “The Greenham women and other protesters stopped the development of a new generation of nuclear weapons in Europe,” according to Clare Short. They were “exactly the kind of people who would have formed part of a resistance against Fascism and totalitarianism”, declared Julie Christie. Even sceptics recall the campaigners much as 1066 and All That describes the Royalists.

But the Greenham women were not “wrong but wromantic”. They were wrong and wridiculous. Every one of their claims about cruise and Pershing missiles was either demonstrably false at the time or has been refuted by history.…  Seguir leyendo »

By Oliver Kamm (THE TIMES, 25/04/06):

“I HOPE NOBODY votes for the British National Party,” declared David Cameron at the weekend. “I would rather people voted for any other party.”

It does not belittle the issue of principle to point to Mr Cameron’s political calculation. The Tories have a chequered history in confronting racism in their own ranks. In 1992 a black Conservative candidate suffered racist abuse from his own constituency association. In 2001 an MP claimed ministers wished to turn the British into a “mongrel race”. Mr Cameron needs to show that the party is purged of such sentiments.

The urgency of confronting racism conceals an oddity in Mr Cameron’s words, however.…  Seguir leyendo »