Buscador avanzado

La muerte de Lee Kuan Yew a los 91 años, en el Estado que fundó, invita a reflexionar sobre esta experiencia única. ¿Singapur es realmente un Estado o, como decía el economista Milton Friedman, un «asunto de familia»? Cuando se jubiló el fundador, puso al mando a su hijo, el actual primer ministro. Este me contestó que Singapur era realmente un Estado porque tenía un Ejército y una política exterior, pero la flota estadounidense es la que protege en realidad la Ciudad.

En cualquier caso, Singapur es un éxito económico desconcertante porque no encaja dentro de ninguna categoría clásica, ni socialista, ni liberal.…  Seguir leyendo »

Todos los líderes políticos se preocupan por su legado. Lee Kuan Yew, quien dirigió Singapur directa o indirectamente durante más de medio siglo – y seguía teniendo influencia hasta su muerte a los 91 años – pasó más tiempo en el poder que muchos otros, que le hace pensar en su legado. Varios volúmenes de memorias dan fe de la preocupación de Lee por su legado, aunque el extraordinario éxito de Singapur bajo su liderazgo habla por sí mismo. Él puede ser o no del agrado de las personas – y para muchas no lo era – pero no se puede negar la notable y duradera prosperidad y estabilidad de la ciudad-Estado.…  Seguir leyendo »

La muerte de Lee Kuan Yew, el padre fundador de Singapur, ofrece una oportunidad para reflexionar sobre su legado -y, quizá más importante, sobre si ese legado se ha entendido correctamente.

Durante sus 31 años como primer ministro, Lee diseñó un sistema único de gobierno, equilibrando intrincadamente autoritarismo con democracia y capitalismo estatal con libre mercado. Conocida como "el modelo Singapur", la marca de gobernancia de Lee suele caracterizarse erróneamente como una dictadura unipartidaria sobreimpuesta a una economía de libre mercado. Su éxito a la hora de transformar a Singapur en una ciudad-estado próspera suele ser invocado por los regímenes autoritarios como un justificativo para su control férreo de la sociedad -algo que en ningún lugar es más evidente que en China.…  Seguir leyendo »

Lee Kuan Yew was a great man. And he was a close personal friend, a fact that I consider one of the great blessings of my life. A world needing to distill order from incipient chaos will miss his leadership.

Lee emerged onto the international stage as the founding father of the state of Singapore, then a city of about 1 million. He developed into a world statesman who acted as a kind of conscience to leaders around the globe.

Fate initially seemed not to have provided him a canvas on which to achieve more than modest local success. In the first phase of decolonization, Singapore emerged as a part of Malaya.…  Seguir leyendo »

With China accelerating its military modernization, Russia continuing its slow-drip incursion into Ukraine, and an expanding section of the Middle East devolving into chaos, it has once again become fashionable to argue that the United States is in decline. Strangely, Americans are often far quicker to accept this diagnosis than their counterparts abroad.

One of the most vigorous dissenters from this pessimism was the founding father of Singapore, Lee Kuan Yew, who died on Sunday at age 91.

Although Mr. Lee will be most remembered for his achievements at home — transforming a poor, corrupt, fledging city-state into a first-world commercial and diplomatic hub — he was also an astute observer of world order, widely regarded as the Henry A.…  Seguir leyendo »