Buscador avanzado

«El gobierno de la gente» no pasa de ser un eslogan. Todo en este Gobierno sanchista es un eslogan, sólo hay que hacer un repaso de la crisis de la covid y de cómo Moncloa intentó desde el primer momento gestionarla a través de eslóganes sin contenido.

Tengo que reconocer que mi preferido fue el de que no iban a dejar a nadie atrás. Mientras en España cerraban más de 10.300 empresas y autónomos y otras cientos de miles sobrevivían pese a la falta de ayudas y a la falta de sensibilidad, cuando no de humanidad, el Gobierno repetía este mantra cada semana en las sesiones de control sin pudor alguno.…  Seguir leyendo »

Es muy conocida la anécdota del escritor ampurdanés Josep Pla, en 1954 durante un viaje a los Estados Unidos cuando, al pasear con unos amigos por las grandes avenidas de Nueva York, ante el espectáculo de los letreros luminosos de neón en cines, teatros y grandes almacenes, irónicamente preguntó “Y todo esto ¿quién lo paga?”.

Algo parecido nos está ocurriendo a los españoles con el lío que se trae el Gobierno del PSOE y Unidas Podemos, ante el anuncio del famoso impuesto a los beneficios de la banca donde, a día de hoy, aún no sabemos quién será el “paganini” final de tan imaginativa iniciativa social.…  Seguir leyendo »

España vive días orwellianos. Todavía recuerdo la candidez adolescente con la que leí la sátira del comunismo Rebelión en la granja, de George Orwell. Tengo curiosidad por saber si continúa siendo un libro de referencia para los adolescentes de hoy.

La proposición de ley que introduce un gravamen temporal sobre las entidades financieras es arbitraria, ahuyenta la inversión y genera una inseguridad jurídica que daña la marca España y nuestra credibilidad como país. Las perjudicadas no serán las grandes empresas, que no tienen problemas de financiación, sino las pymes y los hogares, que encontrarán mayor dificultad de acceso al crédito y a costes superiores.…  Seguir leyendo »

Los principales bancos centrales han perdido el norte en cuanto a cumplir sus mandatos de estabilidad de precios. En abril, la inflación del índice de precios al consumidor (IPC) en Estados Unidos en 12 meses estaba en 8,3%, ligeramente por debajo del 8,5% de marzo, y el indicador de inflación preferido de la Reserva Federal de Estados Unidos, el índice de precio del consumo personal básico (que excluye alimentos y energía), estaba en 4,9%, por debajo del 5,2% de marzo. Pero lo que la Fed debería estar haciendo es lo contrario de lo que en realidad hace.

Después de aumentar la zona objetivo para la tasa de fondos federales 50 puntos básicos a 0,75-1% en su reunión de mayo, el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC por su sigla en inglés) indicó que mantendrá las alzas de 50 puntos básicos en sus reuniones de junio y julio.…  Seguir leyendo »

En el sistema bancario español, 2022 se recordará por ser un año en el que se van a producir (o se están produciendo ya) varios acontecimientos cuyo impacto en los resultados del sector son difíciles de estimar: la guerra de Ucrania, el fin del periodo de gracia de los créditos con aval del ICO y la subida de tipos de interés provocada por el incremento reciente de la inflación en la zona euro.

Este año, por primera vez desde octubre de 2008 (con un brevísimo paréntesis entre abril y julio de 2011), el Banco Central Europeo se está planteando subir los tipos oficiales de política monetaria, lo que provocará subidas en el euríbor (que ya se han producido y está en positivo) y en los tipos de interés de todos los activos financieros denominados en euros.…  Seguir leyendo »

The Bank of Viktor Orbán

A cold early April wind blew over Budapest as Hungary’s illiberal leader stepped on stage for an election victory speech. Having secured his fourth successive landslide, Viktor Orbán was jubilant as he addressed a small crowd of party faithful outside the Whale, a swanky fish-shaped convention centre by the Danube.

“We sure are in good shape”, he said to laughter and applause. “We won so big you can see it from the Moon”.

Nearby, a group of bankers with close links to the prime minister’s elite circle was similarly relieved. Orbán, Europe’s longest-serving government leader, for years had backed their effort to merge three of the country’s largest banks into a single institution, hoping it would serve his political goals as much as customers.…  Seguir leyendo »

Criptomonedas, stablecoins y la cripto-economía: el estado de la cuestión

Los cripto activos, que se caracterizan por el uso de blockchain, su naturaleza privada y su ambición de convertirse en un medio de pago e inversión, han crecido en popularidad desde el año 2008. Pretenden descentralizar las finanzas y eliminar el papel de los intermediarios financieros tradicionales. Hoy en día hay miles de criptomonedas en circulación y el blockchain, junto con los smart contracts que soporta, ha permitido el desarrollo de cientos de aplicaciones de finanzas descentralizadas (DeFi) que forman sus propios ecosistemas. Su popularidad y volumen de mercado ha crecido de tal manera que hace inevitable el escrutinio de los reguladores y de la sociedad en general para entender cómo funcionan estos mercados y su papel.…  Seguir leyendo »

Los bancos centrales en todo el mundo están considerando emitir sus propias monedas digitales. Aunque se suele citar a la inclusión financiera como uno de los principales motivos, esta no es una consecuencia automática. ¿Cuáles son el diseño y la implementación exactos de las monedas digitales de los bancos centrales (MDBC) para que quienes no están bancarizados accedan a los servicios financieros esenciales?

Según el Banco Mundial, en el mundo hay 1700 millones de personas adultas que no están bancarizadas. Sin acceso a los servicios del sector financiero formal, se ven obligadas a recurrir a alternativas, que a menudo implican costos o riesgos significativos.…  Seguir leyendo »

Hasta el pasado 20 de enero, Sareb actuaba sometida a los principios de transparencia y de gestión profesional, con obligación de optimizar el valor de sus activos. A partir de dicha fecha (entrada en vigor del Real Decreto-Ley 1/2022) el mandato de Sareb es algo más complejo, ya que a los principios anteriores une los de sostenibilidad y utilidad social. «En cumplimiento del principio de sostenibilidad, Sareb elaborará estrategias de cesión de inmuebles a entidades públicas o a entidades no lucrativas, en las que ponderará la utilidad social de estos inmuebles dentro del objetivo de maximización del valor, de forma coordinada con los departamentos ministeriales competentes en la materia», dice el Decreto-Ley recién aprobado.…  Seguir leyendo »

En las últimas décadas, el trabajo de los banqueros centrales se convirtió en una actividad algo aburrida y frustrante. En la década de 1990 se les concedió independencia, porque esa parecía ser la mejor manera de garantizar la estabilidad de precios. La opinión predominante (en aquel entonces) era que dejar a los gobiernos en control de la política monetaria daría lugar a un estímulo económico que, en última instancia, acabaría impulsando una inflación más alta, sin agregar ningún aumento apreciable en la producción o el empleo. La solución fue nombrar tecnócratas prudentes como banqueros centrales, cuya única tarea sería fijar y cumplir un objetivo de inflación.…  Seguir leyendo »

En la cumbre climática COP26 del mes pasado, cientos de instituciones financieras declararon que pondrían a trabajar billones de dólares para financiar soluciones para el cambio climático. Sin embargo, una barrera importante se interpone en el canino: el sistema financiero del mundo en realidad impide el flujo de financiación a los países en desarrollo, creando para muchos una trampa financiera mortal.

El desarrollo económico depende de inversiones en tres tipos esenciales de capital: capital humano (salud y educación), infraestructura (electricidad, digital, transporte y urbana) y negocios. Los países más pobres tienen niveles más bajos por persona de cada tipo de capital y, por lo tanto, también tienen el potencial de crecer rápidamente si invierten de manera equilibrada en cada uno de ellos.…  Seguir leyendo »

De una u otra manera, la conducta de los bancos centrales tendrá que cambiar por la crisis climática, pero debería hacerlo solo debido a que este creará nuevas limitaciones e impulsará nuevas formas de actividad económica pública y privada. La función primaria de los bancos centrales no debería cambiar, ni ellos tendrían que adoptar metas “verdes” que podrían socavar la búsqueda de sus objetivos tradicionales: la estabilidad financiera y la estabilidad de los precios (que en Estados Unidos es un mandato doble de estabilidad de los precios y un máximo nivel de empleo).

El cambio climático será un tema global definitorio en las próximas décadas, ya que todavía estamos extremadamente lejos de alcanzar un mundo resiliente y con bajas emisiones de carbono.…  Seguir leyendo »

La cumbre de la COP26 que se celebra esta semana en Glasgow ofrece una oportunidad vital para establecer una senda clara hacia un mundo de carbono cero. Eliminar las emisiones de carbono es la única vía para contener un cambio climático de consecuencias catastróficas. Aunque la puerta para que esta transición permita cumplir a tiempo los objetivos del Acuerdo de París se está cerrando rápidamente, lo importante es que todavía sigue abierta.

Esta transición puede conllevar algunos costes, pero también presenta oportunidades. El progreso tecnológico ha reducido considerablemente el coste de la energía solar, que se ha convertido en una de las fuentes de electricidad más baratas jamás conocidas.…  Seguir leyendo »

¿Cuántas veces han oído decir que la Reserva Federal de Estados Unidos tiene un mandato dual para promover tanto la estabilidad de precios como el máximo empleo? ¿Sabían que el argumento es falso? Según la Ley de Reforma de la Reserva Federal de 1977, la Fed también tiene un tercer mandato: garantizar tasas de interés de largo plazo moderadas.

Este objetivo no tiene nada de inusual. Los bancos centrales a lo largo de los años han intentado impedir aumentos repentinos de los rendimientos de los bonos gubernamentales. En los años 1930, por ejemplo, el Tesoro de Estados Unidos quería que la Fed limitara los rendimientos de los bonos, lo que llevó a un acuerdo según el cual la Fed acordaba mantener condiciones de mercado ordenadas.…  Seguir leyendo »

Desde comienzos de 2020, los bancos centrales en todas las economías avanzadas han tenido que elegir entre priorizar la estabilidad financiera, una inflación baja (normalmente del 2%) o la actividad económica real. Sin excepción, han optado a favor de la estabilidad financiera, seguida por la actividad económica real y, por último, la inflación.

Como resultado de ello, el único banco central entre las economías avanzadas en aumentar las tasas de interés desde el comienzo de la pandemia del COVID-19 ha sido el Norges Bank de Noruega, que elevó su tasa de política de cero a 0,25% el 24 de septiembre. Si bien ha sugerido que es probable que haya un incremento adicional de la tasa en diciembre, y que su tasa de política podría llegar al 1,7% hacia fines de 2024, esto no hace más que poner de manifiesto la extrema reticencia de los responsables de las políticas económicas a implementar el tipo de aumentos de la tasa de interés que se necesitan para alcanzar una meta de inflación del 2% de manera consistente.…  Seguir leyendo »

A juzgar por la frecuencia con que en los discursos de los banqueros centrales están apareciendo frases como «crecimiento equitativo» y «la huella distributiva de la política monetaria», es evidente que las autoridades monetarias se sienten bajo presión por los crecientes cuestionamientos al incremento de la desigualdad. Pero ¿se le puede echar la culpa del problema a la política monetaria? ¿Es realmente la herramienta correcta para la redistribución del ingreso?

Hay una serie continua de comentarios recientes que señalan la política de los bancos centrales como un factor importante de desigualdad. El razonamiento básico es que los bajísimos tipos de interés vienen impulsando un alza de precios de acciones, inmuebles, obras de arte, yates, etcétera, que beneficia en forma desproporcionada a los más pudientes, y en particular a los ultrarricos.…  Seguir leyendo »

La pandemia en el sector financiero

La crisis sanitaria y social del Covid-19 pilló al sector bancario por sorpresa, pero no desprevenido. Entre sus muchos efectos colaterales, la pandemia ha propiciado un escenario donde la banca tradicional ha podido mostrar su función más macroeconómica ayudando a amortiguar el golpe. La coyuntura de los últimos meses incluso le ha permitido reivindicar su papel más social frente a nuevos competidores como las fintech y las bigtech –que la crisis ha aupado de manera exponencial— sin que sonara a farol.

Aunque para la banca el confinamiento fue igual de inesperado que para todos, su capacidad de reacción y lograr cumplir como servicio esencial ha sido crucial.…  Seguir leyendo »

Según el Banco de Pagos de Basilea, más de un 80% de los bancos centrales está investigando o desarrollando una moneda digital. Se trata de unidades de cuenta de la moneda de cada país emitidas por su banco central en formato digital. Su utilización puede limitarse a entidades financieras o ser abierta al público. Según sea su diseño, esta puede ser anónima o no.

Esta es la respuesta al avance de las criptomonedas. Los bancos centrales acusan a las criptomonedas de ser activos especulativos y de facilitar el lavado de dinero y los cibercrímenes.

También aparece el argumento comodín del medioambiente.…  Seguir leyendo »

A fines de febrero, tras treinta años de debates en el Congreso brasileño, entró en vigor la Ley Complementaria N.º 179, que otorga «autonomía técnica, operativa, administrativa y financiera» al Banco Central de Brasil (BCB). Tan divisiva ha sido la cuestión que hubo que reemplazar el término tradicional «independencia» por otro políticamente más aceptable, «autonomía». Pero a pesar de esta y otras concesiones, al día siguiente de la promulgación, dos partidos políticos plantearon una demanda de inconstitucionalidad ante la Corte Suprema.

¿Por qué insistir entonces en la autonomía del BCB?

La nueva ley de autonomía pone fin a un prolongado proyecto institucional que comenzó con la adopción de una nueva constitución en 1988.…  Seguir leyendo »

Maquiavelo en las ruinas de Greensill Capital

El colapso de Greensill Capital —una empresa de servicios financieros con sede en Londres— ofrece una advertencia oportuna, aunque costosa, sobre varias tendencias actuales. Claramente conviene tomar con cautela la fanfarria que rodea a la innovación financiera, pero también hay que prestar más atención al turbio mundo del cabildeo corporativo, la regulación del riesgo y otras cuestiones que residen en la intersección del capitalismo y el gobierno.

Supuestamente Greensill trató de que el ex primer ministro británico David Cameron convenciera al gobierno saudita de presionar a los inversores para que aportaran más fondos a SoftBank, para que SoftBank, a su vez, pudiera dar un mayor apoyo financiero a Greensill.…  Seguir leyendo »