Buscador avanzado

El caso Gürtel está compuesto por nueve procesos distintos y la sentencia hecha pública el 24 de mayo (Sección 2ª de lo Penal de la Audiencia Nacional) es una de esas piezas. En ella se condena a 29 procesados a un total de 351 años de cárcel y a los «cabecillas» del asunto, Correa y Bárcenas, a 51 y 33 años respectivamente. Pero, ¿qué se juzgaba allí? Busco y rebusco en los periódicos del viernes 25 de mayo y no encuentro respuesta. Allí se dice que el PP se benefició de 111.186 euros en la campaña de 2003 en el Ayuntamiento de Pozuelo y de 133.628 en el de Majadahonda.…  Seguir leyendo »

La sentencia dictada por la Audiencia Nacional sobre el caso Gürtel contiene tres párrafos demoledores en los que, en síntesis, se declara que el PP y el llamado Grupo Correa crearon, desde 1996, un "sistema de corrupción institucional" por el que este obtenía contratos públicos -con precios inflados- para sí o para otras empresas concertadas con él, a cambio de comisiones o regalos que se distribuían entre los corruptos, salvo en aquella parte que se destinaba al pago de gastos electorales del partido o a nutrir su caja B -un sistema opaco de contabilidad paralela que la sentencia afirma existe desde al menos 1989 y que se utilizaba, entre otras cosas, para que "personas relevantes del partido" recibieran sobresueldos-.…  Seguir leyendo »

De la letrina a las urnas

"Durante al menos los últimos veinte años el PP ha estado financiándose de forma ilegal, recibiendo donaciones en metálico de constructores y otros empresarios que a su vez obtenían adjudicaciones o contratos de las administraciones gobernadas por el partido".

"La caja B del partido consistía en una estructura financiera y contable, paralela a la oficial, existente al menos desde el año 1989, cuyas partidas se anotaban informalmente, en ocasiones en simples hojas manuscritas, como las  correspondientes al acusado Bárcenas, en las que se hacían constar ingresos y gastos del partido o en otros casos cantidades entregadas a miembros relevantes del partido".…  Seguir leyendo »

En las 1.586 páginas de la sentencia del caso Gürtel se juzga no una época. Se juzga una manera de concebir el ejercicio del poder. Los nombres son intercambiables. Se llamarán Correa, Bárcenas, Crespo, Ortega, López Viejo, etc. Es irrelevante. Son piezas en un mecano; en un sistema; en un esquema... que tiene el poder en el centro. Lord Acton acuñó la frase: "El poder tiende a corromper y el poder absoluto corrompe absolutamente". El único antídoto es el control. Y el más importante de todos, la certeza del castigo. El miedo. El miedo de que te pillarán y, si te pillan, el castigo será importante.…  Seguir leyendo »

El hombre que cambió Valencia llegó, contra pronóstico, de Cartagena. De temprana vocación política, Eduardo Zaplana Hernández-Soro (1956) recaló en las filas del PP después de la desintegración de UCD, donde había dado sus primeros pasos mientras cursaba la carrera de Derecho en Alicante.

Bien casado en Benidorm con Rosa Barceló, hija de un próspero empresario local con la que tuvo tres hijos, la mujer más famosa en su currículum político es sin embargo Maruja Sánchez, inventora del tamayazo avant la lettre. Sin la intervención de esta concejal socialista es probable que Zaplana no hubiera desarrollado su exitosa carrera política.…  Seguir leyendo »

Como portavoz adjunto del Grupo Popular en la Asamblea de Madrid, escucho permanentemente las lecciones de la oposición sobre regeneración política en la Comunidad de Madrid, así como las constantes denuncias del portavoz de Ciudadanos, Ignacio Aguado, acerca de los supuestos incumplimientos del acuerdo de investidura que firmó con Cristina Cifuentes.

El portavoz de Ciudadanos viene denunciando que el PP frena las iniciativas y que el PP sólo ha cumplido dos de los diez puntos que en materia de regeneración democrática contenía dicho acuerdo. Hay que decirlo claro: Aguado miente y lo sabe.

Cumplir un acuerdo depende de todas las partes y, con un Grupo Popular de Madrid en minoría, no se nos puede pedir que aprobemos lo que solos no podemos, pero sí exigir que presentemos o apoyemos propuestas en el sentido de esos puntos.…  Seguir leyendo »

Rajoy en la escalinata de Spielberg

El cartel de la última película de Spielberg, equívocamente titulada en español Los archivos del Pentágono, muestra a dos figuras de espaldas, al pie de una larga y empinada escalinata. Son los personajes que interpretan las megaestrellas Meryl Streep y Tom Hanks: o sea, la editora y el director del Washington Post, Katherine Graham y Ben Bradlee. Tuve la suerte de conocerles a los dos -mucho más a Bradlee- y debo decir que su caracterización es casi perfecta. Así eran una y otro: tímida y rocosa, ella; carismático y empecinado, él.

De hecho, la película se llama en inglés The Post y no The Pentagon Papers porque Spielberg no hace cine sobre la historia política sino sobre las historias humanas -no es un historian sino un storyteller- y ha utilizado un episodio clave en el pulso entre el poder y la prensa sólo como telón de fondo de un tortuoso conflicto personal.…  Seguir leyendo »

Colaborando con la injusticia

La tortura es inmoral pero muchos inmorales no la aplican porque resulta ineficaz. A eso alude más o menos subrepticiamente la sentencia: "Y cantó La Parrala...", siendo La Parrala en sí perturbadora leyenda de mujer flamenca y luego célebre copla. Este viernes, en el juicio que trata de esclarecer si el Partido Popular de Valencia se financió ilegalmente hace una década, el conseguidor Álvaro Pérez cantó. Quiero decir que, como ya hicieran Francisco Correa y Pablo Crespo, sus jefes en Gürtel, confesó su participación en una trama delictiva.

Supuestamente, el PP de Valencia gastó más de lo que podía (por ley y por músculo financiero) en tres campañas electorales de hace una década.…  Seguir leyendo »

El retorno de Luis Mariano

Igual que ya ocurriera en el juicio del 11-M, la causa de la búsqueda de la verdad sobre la financiación ilegal del PP no sólo está teniendo que sortear los “obstáculos tradicionales” que, como diría Cabarrús, protegen los intereses creados, sino que, durante la declaración de Rajoy, tropezó con la torpeza de los abogados encargados de interrogarle.

Especialmente lamentable fue, en el fondo y en la forma, el papel de José Mariano Benítez de Lugo, el viejo paladín togado de las causas progresistas, que había tenido el mérito de convencer al tribunal de la pertinencia de la testifical del presidente del Gobierno, pero vino a morir en la orilla tras haber vadeado el río.…  Seguir leyendo »

En el diario ABC del 5 de junio se publicó una encuesta de GAD 3 en la que se señalaba que la corrupción política preocupa más que la seguridad ante la amenaza yihadista (62,5% frente al 50,3% de los encuestados). En parecido sentido, los resultados de mayo del barómetro del CIS revelan que vuelve a repuntar la preocupación por la corrupción y el fraude: en marzo era el principal problema para el 18,9% de los encuestados, en abril se redujo al 17,5, pero en mayo volvió a elevarse hasta el 26,7.

Podría pensarse que la pesadumbre de la ciudadanía crece porque piensa que la corrupción, lejos de reducirse, va en aumento.…  Seguir leyendo »

España en el camión de la basura

Las trayectorias de una política con asentada fama de honradez -Cristina Cifuentes- y un juez tildado de tan ambicioso como justiciero –Eloy Velasco- se entrecruzaron el martes por la mañana en un mismo vahído. Veremos cuánto tardan una y otro en reponerse del sofoco, pero una doble sensación de bochorno se acumula en la ya recargada mochila de cualquier observador avispado.

Que la presidenta que trazó una frontera imaginaria entre el antes y el después de su encumbramiento al liderazgo del PP de Madrid, identificando a sus predecesores con la corrupción y guardando para sí la bandera de la limpieza, apareciera envuelta en una de las telarañas de ese sucio pasado era ante todo descorazonador.…  Seguir leyendo »

Los crímenes del número 8.808

Cuando el miércoles felicité con un tuit a Pedro García Cuartango y toda la redacción de El Mundo por haber alcanzado la cota de los 10.000 números, proclamando a la vez mi “orgullo” como arriba firmante de los 8.808 primeros, un querido amigo, adicto a la numerología, me advirtió de que, deliberadamente o no, estaba haciendo una referencia maliciosa; pues ese es también el número de la Newbury Road de Portland en el que se cometen los sádicos crímenes de la película Untraceable, que tanto éxito de taquilla tuvo en 2007, con el nombre castellano de Rastro oculto.

El que la trama de la película, protagonizada por Diane Lane en el papel de una agente del FBI especializada en delitos informáticos, abriera el debate sobre las barbaridades que cabe cometer en internet y la función del periodismo para evitar fomentarlas, podría alentar esa teoría enrevesada.…  Seguir leyendo »

La alarma y el rechazo social ante la corrupción y la actuación contundente de la Justicia hacen que en nuestro país, hoy en día, ya nadie pueda ni tan siquiera pensar seriamente en delinquir impunemente en el ejercicio del servicio público. La Justicia en España funciona y que se destapen todos estos casos que estamos conociendo es un síntoma de que nuestro sistema trabaja en la línea adecuada, de manera constante y certera en la lucha contra la corrupción. Sin embargo, la dilación en la resolución de los procedimientos judiciales, crea un goteo informativo que desgasta a los partidos políticos y agota, muchas veces, la confianza de los ciudadanos.…  Seguir leyendo »

La tercera dimisión de Aguirre era inevitable porque se quedó aislada de la élite de su partido. Se ha producido de manera que condensa el funcionamiento perverso de los partidos en España. En su dimisión, Aguirre dijo: “Contra la corrupción no basta la acción de la justicia”, tiene razón. “Los ciudadanos tienen derecho a exigir que los políticos asumamos toda la responsabilidad”, en eso se equivoca.

Los ciudadanos tenemos derecho a que los partidos funcionen de manera que exijan la responsabilidad de los políticos, que ellos han llevado a las instituciones, a través de sus órganos internos. Esta dimisión se ha producido como resultado de un forcejeo entre las élites del PP, no porque se hubiera convocado a la Junta Directiva Regional de Madrid del PP (el parlamento interno de este partido en Madrid) para debatir la situación creada, que hubiera sido lo lógico en cualquier país, y Aguirre previera una votación negativa que prefiriera evitarse.…  Seguir leyendo »

Cualquiera que rebobine aquella patética irrupción en la tertulia de la COPE -enero de 2014- en la que Ignacio González entró en un bucle de catorce minutos para reprocharme la falta de pruebas que avalaran la "basura" de las informaciones sobre su ático, comprobará que, aun antes de ser apartado de la presidencia de la Comunidad, era ya un auténtico zombie. Cual condenado en el corredor de la muerte, ha pasado estos tres años instalado en la rutina de quien se levanta cada mañana con la ansiedad de saber si estará amaneciendo el día de la inyección letal. Y el genio compulsivo de su Lady Macbeth, con quien también mantuve por entonces un tenso y desagradable coloquio, no ha debido precisamente de ayudarle a conciliar el sueño.…  Seguir leyendo »

En el sentido clásico del pensamiento político, la corrupción política era el abuso autoritario del poder, hasta llegar incluso a su ejercicio tiránico. En cambio, ahora el mencionado término hace referencia a otra cuestión como es el enriquecimiento ilegal o ilegítimo de los políticos. Un fenómeno que vino para quedarse en nuestro sistema democrático. Vivimos rodeados de porquería, como demuestra el hecho de que cada día nos desayunemos con la noticia de un nuevo procesamiento o un nuevo caso de corrupción.

La clase política supura corrupción por los cuatro costados, eso sí, para unos más que para otros. Tal es así, que si hacemos caso a los resultados del primer balance anual sobre delitos de corrupción en España realizado por el Poder Judicial, cada día se procesan dos personas por estos hechos.…  Seguir leyendo »

El Anacreonte de la guillotina

Cuando en la sesión de control del 22 de febrero Rajoy se revolvió contra Pablo Iglesias diciéndole "menos mal que usted no es Robespierre y esto no es la Convención porque tendríamos un problema", no pude evitar el respingo de quien sabe de lo que se está hablando. Pablo Iglesias acababa de soltar la retahíla de miembros del PP implicados en casos de corrupción -incluido el aun presidente de Murcia Pedro Antonio Sánchez- y, efectivamente, si esa escena se hubiera desarrollado durante los meses de Germinal, Floreal, Prairial o Messidor del año II de la República, es decir en la primavera de 1794, los mencionados o simplemente aludidos habrían tenido un "problema" a la altura del nudo de la corbata.…  Seguir leyendo »

Ayer presentó su dimisión el hasta entonces presidente de la Comunidad Autónoma de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, forzado seguramente por su propio partido que no pudo resistir las incompresibles e histéricas prisas de Ciudadanos. En efecto, como es sabido, el PSOE había presentado una moción de censura contra el presidente murciano por haber sido llamado ante el juez de instrucción en la condición procesal de «investigado» en el llamado caso auditorio. Posteriormente, la situación procesal de Pedro Antonio Sánchez se vio agravada al solicitar el juez Velasco de la Audiencia Nacional al Tribunal Superior de Justicia de Murcia que lo llamara también en la condición de investigado por uno de los flecos del caso Púnica.…  Seguir leyendo »

Un cadáver a los postres

El rictus de estupor que a Rajoy y a su equipo les ha producido la súbita muerte de Rita Barberá equivale a la mezcla de sorpresa y desconcierto con que el grupo de famosos detectives, invitados a la isla del millonario misterioso de Murder by death, descubren que se ha cometido un absurdo asesinato que no son capaces de aclarar. Estrenada en España en 1976 como Un cadáver a los postres y basada en una idea de Neil Simon, la película parodiaba el cine de misterio, igual que lo ocurrido estos últimos años en el PP parodia el maquiavelismo del poder.…  Seguir leyendo »

Como en algunos chistes, los 65 exalcaldes, ex concejales de Urbanismo, expresidentes o ex consejeros delegados de cajas de ahorros, y otros ex de relumbrón, se vieron de pronto rodeados ni más ni menos que por un hombre justo, cuyo nombre, Francisco Verdú, no le suena a nadie, y toda su estrategia de defensa se desmoronó.

Francisco Verdú era un alto cargo de Caja Madrid cuando alguien de la confianza del jefe supremo, Miguel Blesa, a su vez de toda la confianza de la cúpula del PP madrileño, inventó las tarjetas black, o sea, negras, para que los enchufados de Blesa, y después de Rodrigo Rato, se forraran con dinero presuntamente negro, a costa de los impositores de la caja.…  Seguir leyendo »